Cada quien cuenta su verdad

|




PARTE I

A pesar de todo, no ha dejado de resultar interesante la lectura de las experiencias, creencias y opiniones de los exgobernadores Enrique Burgos García e Ignacio Loyola Vera, así como las vertidas por el expresidentes municipal Armando Rivera y ahora el presidente del PAN Edmundo Guajardo Treviño. Cada quien cuenta su verdad histórica, la que les tocó vivir y lo que creen, según su particular apreciación, en materia política. Lo reitero, a pesar de todo lo desagradable y aborrecible que puede resultar la imagen del personaje que acompaña a los entrevistados.

Burgos se olvidó de los errores cometidos en su periodo de gobierno, lo que contribuyó a la derrota del PRI en el año de 1997. Errores que estuvieron en sus manos resolver y no lo hizo. Ejemplos, no permitió la solución del ambulantaje, a pesar de tener todos los instrumentos políticos y jurídicos en la mano. El conflicto de los maestros que no fue resuelto antes de las elecciones, y esperó la solución inmediata pasada la jornada electoral, el encono magisterial fue tremendo. Los asentamientos irregulares crecieron exponencialmente, promovidos, entre otros, por Martín Mendoza y Pablo González; no aceptó que se les procesara y estos se fortalecieron económica y políticamente, hubo muchos negocios con las tierras.

No podemos pasar por alto la soberbia de Fernando Ortiz Arana, que pensó en el proceso electoral como un simple trámite ya resuelto, olvidándose del electorado, al cual nunca conquistó; además de haberse rodeado de asesores y arribistas que le empañaron más su campaña (lo mismo que le sucedió a Manuel González). Así que Burgos tiene su parte de verdad, la cual resulta parcial por obvias razones. Asegura que los jóvenes decidieron la elección. Afirmación falsa, hoy en día se sabe que fueron los adultos, principalmente, los que participaron, aunque estimo que la unión de todos los votantes a favor de la Alianza, encabezada por José Calzada, le dio el triunfo; todos fueron necesarios y todos contribuyeron al éxito electoral. Particularmente nadie fue decisivo, todos fueron indispensables.

El “madreador”, mejor conocido con este mote en el ambiente político, Ignacio Loyola, no supo ni como ganó la elección en el 97. Nadie le apostaba un peso a su triunfo y los panistas echaron la cargada a favor de Francisco Garrido, quien competía por la presidencia municipal. A Ignacio lo dejaron solo, él no ganó, eso sí es cierto, él no ganó, para acabar pronto, ni su partido, perdió el PRI y Fernando. Lo curioso es que Ignacio piense que él sabía que iba a ganar. Si como no. Además de que hizo una campaña mediocre, nadie lo conocía y los panistas no lo apoyaron; de haber sabido que podían ganar los panistas seguramente su candidato hubiera sido otro, como Ramón Lorence, de tontos le hubieran dado la candidatura a Ignacio.

Pero, la historia fue distinta, los factores exógenos de la campaña panista fueron favorables, decisivos para el triunfo de Loyola. Ayudado por Ernesto Zedillo, expresidentes de la república. Y, existe una duda enorme de fraude, ahí le va, estimado lector. ¿Sabía usted que hubo doble impresión de boletas para gobernador en esa elección? Uno de los ejemplares desapareció; el argumento, que estaban defectuosas las boletas. La duda del fraude se sembró y nadie supo nada. En síntesis, no coincido con la sentencia de Loyola, en el sentido de que ganó PP, no el PRI. En realidad Loyola es un político circunstancial que resolvió sus problemas económicos siendo gobernador; Ignacio formaba parte del barzón, ¿lo recuerda?, debía 4 mil millones (de los viejos pesos, no se asuste). Ahora vive holgadamente, colecciona vehículos antiguos, construyó una enorme casa en el municipio de Pedro Escobedo, valuada en ese entonces arriba de los 11 millones de pesos. Por eso sus compañeros de partido no lo quieren nuevamente de candidato.

Vale el recordatorio para usted, por eso del “madreador”; el mote se lo ganó cuando su cuerpo de seguridad detuvo ilegalmente al señor Ignacio Guerra, a quien golpearon sin razón alguna y a preguntas de reporteros sobre la tortura de que había sido objeto don Ignacio, Loyola calificó la golpiza de “madriza” y no tortura, que esta había durado menos de 15 minutos, por eso la calificó de “madriza”. Ese fue el gobernador que ahora dice haber ganado las elecciones del 97. Si me lo permite, para no hacer cansada esta lectura, mañana seguiremos con el tema.










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

4 Comentarios en “ Cada quien cuenta su verdad”

  1. Gonzalo Ruiz Posada dice:

    Importante tu análisis Héctor.

    La selección de Ignacio Loyola Vera como candidato fue una petición de Ernesto Zedillo Ponce de León a Enrique Burgos García, quien tenía excelentes relacioines con Rodolfo Loyola, padre de Nacho. No olvidar que él le prestó a Burgos como casa de campaña, la casa familiar, conocida como la Zacatecana, en la calle de Independencia.

    Zedillo le bailó a Fernando a su propio hermano Pepe, para hecer más confusa la contienda, Chauyfet le decía a Cabrera, brazo derecho de Pepe Ortiz: usted es el bueno Licenciado.

    La huelga de los maestros fue orquestada por líderes chilangos, otra maniobra de Zedillo.

    La campaña de Nacho recibía dinero de Gobernación a través del Gobierno de Guanajuato.

    Después de la derrota de Fernando, Burgos fue premiado por sus diligencias en el DIF federal.

    Total la venganza de Ernesto Zedillo Ponce de León, el primer presidente PANista, se había consumado,a sus preferencias políticas se demuestran fehacientemente con el anuncio precipitado del triunfo de Fox, a Labastida no le dió oportunidad de decir siquiera “pío”.

    La adminsitración de Enrique Burgos García fue el semillero y escuela de los chuPANcabras, a saber: Paco Cevallos, Guadalupe Murgía, al candidatura de Nacho Loyola, Roberto Loyola Vera, trabajando con el Chepo Alcocer (quien por ciero e inexplicablemente fue dos veces candidato a la presidencia municipal por el tricolor???

    A Fernando lo perdió la soberbia de sentirse seguro, pero la traición de Zedillo fue tan severa, como la del Sumo Sacerdote que te sacrifica arrancándote el corazón.

    Lo admirable de Fernado ha sido, la denominada institucionalidad, y la disciplina, pues nunca repartió culpas, ni señaló otros responsables, se supo tragar el polvo de su derrota.

  2. Diego Parra dice:

    No hay que olvidar un detalle…Fernando estuvo como posible candidato a la presidencia de la república, disputándose con Zedillo…POR ESO Zedillo mete mucho las manos en la elección de Burgos. POR ESO BURGOS se hizo güey con muchos problemas y los dejó sin solución y POR ESO nos dan en la torre (a los priístas) en el 1997.

  3. laura lira dice:

    ES CORRECTA LA VERSION DE HECHOS, DE GONZALO RUIZ, Y HAY QUE LLAMAR A LAS COSAS POR SU NOMBRE , EL TRIUNFO DE LOYOLA FUE UNA CONCERTACESION DEL PRI AL PAN, POR PUGNAS INTERNAS DEL PRI, Y YO AGREGARIA QUE MENTONCES EMILIO CHAUFET , ENTONCES SRIO DE GOBERNACION, VEIA EN ORTIZ ARANA UN RIVAL CON POSIBILIDADES DE CANDIDATEARSE EN EL SUPUESTO CASO QUE GANARA LA GOBERNATURA,PARA SUCEDER A ZEDILLO, Y QUISO CORTARLE LAS ALAS , A ESTO HEMOS DE AGREGAR , LA RIVALIDAD DESDE SUS JUVENTUDES , CON BURGOS QUIEN ERA GOBERNADOR,Y HASTA ALCOCER PALACIOS SE REGRESO DE EUROPA PARA INTERVENIR EN LA DERROTA DE ORTIZ ARANA,PARA ESTO SE HIZO LA NEGOCIACION CON ELVA ESTHER GORDILLO , PARA MANEJAR A LOS MAESTROS,IGUAL QUE AHORA CON CALZADA,INCLUSIVE QUIEN NEGOCIABA ESTE PREFABRICADO CONFLICTO ERA EL SECRETARIO PARTICULAR DE BURGOS HERMANO DE IGNACIO LOYOLA,SIENDO QUE QUIEN LO DEBERIA HABER MANEJADO POR LOGICA ERA EL SRIO DE LA SEP ,PROAL DE LA ISLA (CUÑADO DE ORTIZ ARANA) Y DELIBERADAMENTE BURGOS LO HIZO A UN LADO , Y QUE CASUALIDAD QUE ENTONCES LOS DOS PRECANDIDATOS DEL PAN FUERO GENTE DEL EQUIPO DE BURGOS TANTO LOYOLA COMO EL YA FALLECIDO PRIMO DE EL JEFE DIEGOQ

  4. laura lira dice:

    ES CORRECTA LA VERSION DE HECHOS, DE GONZALO RUIZ, Y HAY QUE LLAMAR A LAS COSAS POR SU NOMBRE , EL TRIUNFO DE LOYOLA FUE UNA CONCERTACESION DEL PRI AL PAN, POR PUGNAS INTERNAS DEL PRI, Y YO AGREGARIA QUE MENTONCES EMILIO CHAUFET , ENTONCES SRIO DE GOBERNACION, VEIA EN ORTIZ ARANA UN RIVAL CON POSIBILIDADES DE CANDIDATEARSE EN EL SUPUESTO CASO QUE GANARA LA GOBERNATURA,PARA SUCEDER A ZEDILLO, Y QUISO CORTARLE LAS ALAS , A ESTO HEMOS DE AGREGAR , LA RIVALIDAD DESDE SUS JUVENTUDES , CON BURGOS QUIEN ERA GOBERNADOR,Y HASTA ALCOCER PALACIOS SE REGRESO DE EUROPA PARA INTERVENIR EN LA DERROTA DE ORTIZ ARANA,PARA ESTO SE HIZO LA NEGOCIACION CON ELVA ESTHER GORDILLO , PARA MANEJAR A LOS MAESTROS,IGUAL QUE AHORA CON CALZADA,INCLUSIVE QUIEN NEGOCIABA ESTE PREFABRICADO CONFLICTO ERA EL SECRETARIO PARTICULAR DE BURGOS HERMANO DE IGNACIO LOYOLA,SIENDO QUE QUIEN LO DEBERIA HABER MANEJADO POR LOGICA ERA EL SRIO DE LA SEP ,PROAL DE LA ISLA (CUÑADO DE ORTIZ ARANA) Y DELIBERADAMENTE BURGOS LO HIZO A UN LADO , Y QUE CASUALIDAD QUE ENTONCES LOS DOS PRECANDIDATOS DEL PAN FUERON GENTE DEL EQUIPO DE BURGOS TANTO LOYOLA COMO EL YA FALLECIDO PRIMO DE EL JEFE DIEGO, FRANCISCO CEVALLOS .LA RIVALIDAD ENTRE LOS TRES DUEÑOS DEL PRI EXISTE Y SON BURGOS , ALCOCER Y ORTIZ, A VER COMO SE REPARTEN AHORA EL PASTEL QUE GANARON CON CALZADA

Envía tu comentario