“AQUELLOS TIEMPOS”. NEGRITOS EN EL ARROZ.

|




 

Soy uno de los ciudadanos mexicanos más “fans” de la personalidad de Manuel López Obrador, desde “Aquellos tiempos” en que empezaba a descollar en la política mexicana…sus extraños y raros postulados en defensa del orden y la legalidad gubernamentales me convencieron de seguirlo, en la prensa, radio televisión, revistas, etc, y navegando en contra de la corriente de la “mayoría” que lo tildaba de casi loco, lo defendía a ultranza contra amigos o enemigos, y lo menos que me imputaban, era ser de las mismas características que aquel mal llamado “mesías tropical”.

Mi papel cívico actual es permanecer en la misma posición, salvo pequeños “negritos en el arroz” que no me permiten aceptarlo en un 100 por ciento…porque como el dice, “mi papel es actuar según el ideario JUARISTA”…y aquí es donde la puerca torció el rabo, pues conocedor y estudioso de la obra del Maestro Don Justo Sierra, nos proporciona un examen in extrémis, profundísimo de JUAREZ, su obra y su tiempo, en su libro del mismo nombre.

Muchos pasajes los ha estudiado, ni duda cabe, AMLO, pero ponerse a la altura de aquel soberbio INDIO, es punto menos que imposible, seguir algunos de sus ejemplos, entra en lo posible…JUAREZ no fue el más inteligente de los hombres de la Reforma colocados en su alrededor…pues Ocampo lo superaba…ni el más popular…como González Ortega…sin embargo Juárez era la ROCA en la que todos ellos se apoyaban…porque Juárez era el poseedor del sentimiento, de la esencia de los postulados de las Leyes de Reforma y del contenido de la Constitución de 1857.

Juárez a pesar de ser interiormente católico, anhelaba la separación de los poderes terrenales con los poderes espirituales,,,deseaba un gobierno total y completamente LAICO…pugnaba por la completa implantación de las LEYES…Reformistas y Constitucionales…únicos caminos hacia la felicidad del pueblo mexicano.

AMLO en su afán de rodearse de todo el mundo, buenos, malos y regulares, ha permitido que meten su tenebrosa cuchara las mal llamadas IGLESIAS…cosa que Juárez jamás hubiese permitido. Que dolor me produjo oír en la pasada reunión por la Dignidad de Mexico en Tijuana, la insulsa palabra de un pastor, vociferando la palabra dios, ¿cual dios?…¿el de los cristianos, el de los musulmanes el de los romanos, el de los griegos, el de los bantús???…no lo podía creer…Solalinde fué mucho más mesurado, él sí con todo derecho por ser un connotado luchador social…no metió para nada la decadente palabra.

Ojalá AMLO sea capaz de recomponer sus programas y respete a rajatabla el dictado de las LEYES…caiga quien caiga…aunque sea su cuatacho, el super delegado de Jalisco.-

Les abraza su amigo de “Aquellos Tiempos”…Mario RE.

 

 










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario