Apuntes al paso Q 9: ABRIR PUERTAS Y SALTAR AL RUEDO Y LAS TRANCAS

|




 

Krauze pide abrir puertas y saltar al ruedo político.

Quiere decir: ensayar en la práctica la vocación política de los críticos del sistema, supongo, con “vocaciones políticas no asumidas, frustradas, latentes”. Gente nueva de acción en el ruedo político. Pone el ejemplo de España: los nuevos políticos de Podemos y Ciudadanos. ¿Dónde están en México los nuevos políticos de 30-50 años?

(Esto mismo pensaba y decía Martagloria Morales Garza en Querétaro hace unos meses. GHR, ni joven ni viejo, un hombre maduro ha saltado de la ciencia a la política, aquí en Querétaro). Enrique pasa la estafeta:
–Mi generación ya no está para esas faenas. (Krauze nació en 1947). Los que siguen sí. (EK, “Saltar al ruedo”, Reforma, 18-XI-2018).
Es el Krauze con horizonte intelectual e histórico que quiero, con una suavidad crítica bien templada. Y es el Krauze del que difiero.

¿Saltar al ruedo para poner a tiempo “el reloj político mexicano (que) se ha atrasado más de cuatro décadas”? ¿Por qué ganó Obrador con abrumadora mayoría? Aquí difiero totalmente de Enrique Krauze por lo que omite. Como casi siempre, no en lo que dice, en lo que omite están mis diferencias.

Los números a favor casi absolutos del PRI-Gobierno de los años 70, 60, 50, 80… eran fruto de la maquinaria del poder del PRI.
Los números mayoritarios en favor de AMLO y Morena en 2018 son producto, ni más ni menos, de la democracia sin adjetivos que tanto ha ponderado Krauze. ¿Adjetiva y condena ahora su democracia sin adjetivos porque fue favorable a los adversarios? ¿Esos otros, adjetivados y condenados de antemano, no desean substanciar la democracia y ponerla a tiempo y en mejor equilibrio entre justicia, igualdad y libertad? ¿Por qué no conjuga Krauze la Libertad con la Justicia y la Igualdad?

Tienen la palabra-que-es-acto Enrique Krauze y López Obrador.

Mientras tanto, entre el estruendo y el silencio, las animadversiones y los malentendidos, las esperanzas y los peores augurios, las condenas y las porras, el reloj avanza inexorablemente hacia el primero de diciembre. ¿Y luego? No sé. ¿La democracia sin adjetivo, va manchada por unos y otros antes de haber sido enlace entre igualdad, justicia y libertad?

Q, Presidentes, domingo 18-XI-2018.
juliofime@hotmail.com

Correo y Fb de Jovita Zaragoza Cisneros sobre Krauze:
–Julio Figueroa, las respuestas no siempre van acompañadas de palabras. El silencio es respuesta, también. 
–La postura de Krauze es clara. Tanto como su rechazo a todo lo relacionado con AMLO. No necesita decir más y está en su derecho.
–La mirada de Krauze es parcial, no periférica, ni profunda, ni persigue un equilibrio en ella.
–Explico esto último: Nunca le vi o leí una crítica a profundidad sobre los presidentes o regímenes anteriores. No con la misma pasión que ahora le surge para advertir sobre y contra AMLO.
–Krauze está molesto, enojado. No necesité verlo en persona, la televisión captó su rostro demudado los días previos a las elecciones y después de ellas. Con eso lo dijo todo.
–Krauze no osa ir más allá de lo que su comodidad, también física, le permite. Un ejemplo de esto último: en el pasado temblor, habló de solidaridad y se lanzó a convocar voluntades para ayudar a la reconstrucción de Tlayacapan, Morelos. Lo que me transmitió su actitud, fue un oportunismo.
–Tlayacapan es un lugar con gran patrimonio estructural y sufrió daños serios. Pero, es también un lugar que ha atraído a una clase de media a alta, para ir de descanso, o vivir. Es decir, cuenta con recursos materiales y voces que ayudarán a que salga adelante. Había otros lugares de Morelos con una devastación dolorosa, marginados y a merced de la delincuencia y a la que Krauze no volteó. Tlayacapan le resultó más lucidor.
–Nada personal contra Krauze. Es una persona educada, hombre de familia y sus valores respetables. Pero en lo político, en su actitud y postura, no coincido ni le compro su crítica.
–A propósito de ello, parafraseo a EPN y su frase de “profundo sentido filosófico”: “hay vida después de aquí, o de la de presidente” (creo que así lo dijo). Yo digo también: hay otras voces después de Krauze. Por lo menos para mí, estimadísimo, Julio. Fraternal abrazo. (México, 18-XI-2018).
Respuesta de JF:
–Gracias por tus palabras públicas, estimada Jovita. Coincido contigo en lo que dices sobre Krauze en tres tercios menos un cuarto, je. Tlayacapan. Qué bueno que se solidarizó con Tlayacapan pero que malo que omitió el 90 por ciento restante afectado por el temblor. ¿No podía hacer más? Está bien, se entiende, pero no olvidar a los otros.
–Yo difiero de Enrique Krauze de lo que omite, no de lo que dice, las más de las veces. Y no pocas veces es más lo que omite que lo que dice.
–Por supuesto que hay más voces que la de Krauze, importantes y trascendentes. Pero la de Krauze sigue siendo fundamental, pienso.
–Un abrazo de luz, querida Jovita, y nos vemos este sábado 24 de noviembre 2018, si vivos, con tu esposo Guillermo, en el desayuno y encuentro ciudadano de Diálogo Queretano y sus invitados. Julio.
Q, martes 20-XI-2018.









Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario