AMLO y su necedad de consulta popular del aeropuerto

|




consulta popular_mexico_politica_2014

En su reunión con los comensales, agremiados en el Colegio de Ingenieros, Andrés Manuel López Obrador, “simpáticamente” vuelve a reiterar en someter a consulta popular la construcción del nuevo Aeropuerto Internación de México, como se tratase de un juego de futbol. Sonriente pidió a los ingenieros que evalúen el dictamen, pero que sea “gratis”. Para que tenga los resultados el próximo 15 de septiembre.

¿Sabrá Andrés Manuel que participaron 200 especialistas en diferentes disciplinas para realizar el proyecto del NEIM? No es cualquier cosa lo que tendrían que revisar, analizar y dictaminar los ingenieros. El arquitecto mexicano Fernando Romero, junto con el inglés Norman Foster (FR-EE Fernando Romero Enterprise) y el equipo de 200 especialistas realizaron el proyecto del Aeropuerto. En enero 30 de 2015, Fernando Romero dio amplia entrevista a la Revista Forbes, en la cual se puede encontrar parte de la importante información. No es cualquier cosa la elaboración de un proyecto de la magnitud del aeropuerto de las dimensiones del que ya se encuentra en construcción, ya no es un proyecto, la obra está en ejecución, aunque ha bajado en su intensidad, ya es una realidad su ejecución, de ahí que no es propio se le denomine como proyecto, cuando la obra se está realizando.

Las funciones de los aeropuertos son varias, entre ellas el aterrizaje y despegue de aeronaves, embarque y desembarque de pasajeros, equipajes y mercancías, reabastecimiento de combustible y mantenimiento de aeronaves, así como lugar de estacionamiento para aquellas que no están en servicio.

Los ingenieros que se encontraban en el desayuno con el Presidente Electo ¿Tendrán los conocimientos en la materia? ¿Las y los ciudadanos de a pie que se pretende consultar sabrán algo al respecto para emitir su fundada opinión en pro o en contra de la construcción? ¡Por supuesto que no! Ninguno de los dos tiene los conocimientos de los expertos para ello. Se trata, pareciera, de una broma de muy mal gusto, pero que a López Obrador le ha dado buenos resultados electoral y popularmente; para él es un tema de vital importancia, tal vez más por su valor económico, que por la importancia que puede representar para la economía nacional, la generación de empleos y para el turismo. Andrés Manuel López, lo ha manipulado como un asunto político y no como un asunto de economía nacional. Eso de someterlo a consulta popular para que decida el “pueblo” si quiere un nuevo aeropuerto no representa más que una vacilada, nada serio, pero que a todos atrae y nadie quiere reconocerlo como tal, por temor a enfrentarse al Presidente de la República, quien de hecho manda “virtualmente” antes de tomar posesión, que será hasta el 1º de diciembre próximo.

¿O tal vez sea debido al interés de revocar algunos contratos millonarios para dárselos a personas de su confianza? Y es que, el aeropuerto tendrá un costo aproximado de los 11 mil millones de dólares, un supera negocio. Conste que ya nadie recuerda que la Auditoría Superior de Fiscalización, en uno de sus trabajos dijo que había irregularidades de mil millones aproximadamente, vamos entonces ese no es el motivo, o la razón para suspender la obra, aunque dicen que revisarán los contratos. De continuar la obra se estaría terminando allá por el año 2029, pero se estaría inaugurando en el 2020. De tal manera que todo indica que el problema es el dinero que se maneja para la construcción y no tanto la necesidad o utilidad que traería a México; por eso la simpleza de someterlo a consulta popular, bien sabe López Obrador que ahí la gana, a la mayoría de los mexicanos no les interesa y no saben nada de los beneficios de su construcción, simplemente obedecerían a la intención política de quien aún dirige el movimiento social de Morena, más aun habiendo ganado las elecciones con semejante votación, sabe Andrés Manuel que el resultado sería el mismo, por eso su necedad de la consulta ciudadana, a pesar del dictamen u opinión que emitirían los ingenieros, a quienes les pidió sea gratis su trabajo, cuando el proyecto tuvo un costo de mil 841. 7 millones de pesos. Seguimos con el populismo amloista sin que se den cuenta de ello los grandes actores o ¿Será por temor a reconocerlo y no desean ser sujetos al desprecio del Presidente de la República?

Héctor Parra Rodríguez

 










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario