Afecta a queretanos la mala planeación de obras

|




 ezequiel montes_qro_marcos_aguilar

Hace unos días el presidente municipal de Querétaro, anunciaba con “bombo y platillo”, que las obras de rehabilitación de la zona del Centro Histórico, serían detenidas por dos meses, debido al periodo de lluvias y ante el peligro de un socavón ¿Acaso no sabían del período de la naturaleza de las lluvias? ¿Acaso no saben que Querétaro capital está asentado sobre grandes rocas?

¡Qué poca responsabilidad de las autoridades! Mientras tanto los vecinos de las calles que están siendo rehabilitadas tendrán que esperar hasta después de septiembre para el reinicio de los trabajos que serían terminados en fin de año, con las molestias propias del tiradero de material y levantamiento del adoquín, ahora a esperar que la naturaleza cumpla con su responsabilidad del periodo de lluvias, culpable de la suspensión de los trabajos.

¿Quién planeó realizar estas obras públicas en pleno periodo de lluvias? ¿Acaso no hay responsabilidad de nadie por la pésima planeación de los trabajos en estos meses de lluvias?

O bien, los que conocen algo de obras saben que sí se puede trabajar en periodos de lluvia con los debidos cuidados; en el caso la empresa constructora debe tener experiencia en el ramo ¿Se imagina el país entero paralizado simplemente por ser periodo de lluvias? La explicación dada por el presidente municipal no resulta creíble.

La terrible molestia para los vecinos que habitan por esas calles será doble; cuya obra quedó paralizada por dos meses más del tiempo programado, lapso en el cual el material ahí acumulado, la tierra, los adoquines levantados, etcétera causarán más problemas a quienes se manifestaron por la realización de la obra ¿Será acaso el desquite de las autoridades por aquello de las manifestaciones de inconformidad de los vecinos? Seguramente dirán: ¡Ahora que se aguanten!

Tiempos de socavones en el país. Resulta que también las obras se suspendieron por la amenaza de un posible socavón a causa de las lluvias ¿A quién se le ocurrió semejante justificación para detener las obras durante dos meses? ¿Quién tuvo semejante idea que compró el presidente municipal? Ciudad capital no es susceptible de que haya socavones ¡Por favor! En la historia de Querétaro no ha existido un socavón en la ciudad capital. En muchos años las calles de la capital se han arreglado; que se quitó la tierra para poner empedrado; luego se quitó el empedrado para poner adoquín; y en algunas partes se puso concreto, en otras se quitó el concreto y se colocó asfalto. Total que las calles todo aguantan, han sido desmanteladas en infinidad de ocasiones. Aun recuerdo cuando en el sexenio del Ingeniero González de Cosió se ampliaron las calles de la Calzada y Corregidora; se tiraron casas completas, se metieron servicios públicos y nunca pasó nada. Por ello la justificación de la detención de la obra es verdaderamente inconcebible. Dos meses parada la obra que ya genera múltiples molestias a los vecinos de la zona y también a miles de automovilistas que han visto incrementado en tránsito por la zona.

Y el próximo lunes regresan miles de pequeños a clases, lo que hará que aumente más el tránsito vehicular, luego entonces las enormes molestias por la obra pública detenida por el supuesto periodo de lluvias y peligro de socavones ¿Quién asesora al presidente municipal? ¿Quién le vende las ideas que las compra con la mayor facilidad? Por eso el mismo ex presidente municipal Armando Rivera Castillejos, critica con sobrada razón a su ex pupilo.

La razón del socavón nadie la creyó ni por un momento, sin embargo es la causa de la suspensión de la obra. En días pasados un vehículo cayó en el “socavón” que cavó la constructora, no lo dejó protegido con la señalización adecuada. Nada pasó y el pobre automovilista se llevó el susto de su vida. El ficticio “socavón” fue el desnivel del adoquín que quitaron, más la base del mismo, al menos cincuenta centímetros de profundidad. Esos son, cuando mucho, los “socavones” que provoca la constructora, no por causa de la naturaleza. Otra equivocación más de la autoridad municipal que sola se desgasta, no requiere la ayuda de nadie, ni de críticas para que realicen erróneamente sus actividades y les salgan mal las cosas; y después culpan a la ciudadanía de sus actos equívocos y negativos ¡Así no se puede!

Héctor Parra Rodríguez

 










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario