Actualidad de Tomás Moro

|




 tomas-moro

El miércoles 5 de septiembre fue presentado un libro que bucea en el Renacimiento para traernos al México de 2018 a un pensador que reflexionó sobre la naturaleza del Estado y que, como hombre de poder, se implicó en las disputas de su tiempo. Se trata de Gobernar. La visión del Estadista de Tomás Moro, de Gerard B. Wegemer.

Si bien es en el panismo donde más se promueve el pensamiento de Tomás Moro, el libro aporta perspectivas de notable vigencia, pues muestra importantes claves para dotar de humanismo al ejercicio de dirección de los grupos humanos. Sobre todo en tiempos en que la escena pública se ha convertido en espectáculo y nos encontramos en la exacerbación del pragmatismo; sobre todo en tiempos en que hemos mandado de vacaciones a las ideologías.

Si Moro viviera hoy en México, criticaría acremente a los tecnócratas y, en general, a nuestra clase política. No sólo por los números duros que muestran a un país a la deriva, tronado y en un humillante subdesarrollo, hundido en el luto; un país cuyo naufragio exhibe la grave crisis de dirección que padecemos.

Para decidir a partir de diagnósticos acertados de la realidad, Moro recomienda a los gobernantes tener un pie en la historia y otro en la literatura. En general, nuestros políticos no leen. No leen ni la Constitución. No leen ni los asuntos que votan. Son intelectualmente mediocres, insensibles y sin imaginación. La literatura estimularía la prudencia y ayudaría a madurar el juicio, bienes tan caros que mucho bien harían a México.

Como nunca, la sociedad necesita una idea de futuro. Necesita una, dos, tres ideas de futuro que animen la conversación y estimulen la imaginación, que impidan que el narcisismo, el presente y el consumo constituyan las únicas utopías. Pienso que el péndulo comenzará a moverse hacia las reservas de horizonte y pronto florecerán nuevas utopías.

 










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

3 Comentarios en “ Actualidad de Tomás Moro”

  1. Julio Figueroa dice:

    Edad Media, Renacimiento y Edad Luz

    El sociólogo EMZ lee a Tomás Moro y el palabrero (que anda de paso con El Cid Campeador en la baja Edad Media) lee al sociólogo.

    1- ¿Cuáles pueden ser las claves para dotar de humanismo el ejercicio de dirección de los grupos humanos?
    2- Las vacaciones de las ideologías no me preocupan; me asombra la falta de responsabilidad crítica derrotada por el pragmatismo rampante.
    3- ¡Un país tronado, a la deriva, en humillante subdesarrollo, hundido en el luto!
    4- Un pie en la historia y otro en la literatura…
    5- ¿Una idea de futuro, dos, tres, para animar la conversación? La muerte.
    6- ¿Nuevas utopías? ¿Nuevos campos de concentración como en el siglo XX?

    Mi amigo Efraín lee a Tomás Moro en el mil 500 y yo ando con El Cid Campeador en el mil y pico. Con mis saludos de luz del XXI.
    Q, viernes 7-IX-2018.

  2. Julio Figueroa dice:

    Bien decía Paz:
    –Hay que estar en su siglo, pero no demasiado.
    En “Hombres en su siglo y otros ensayos”, 1984.

  3. Natalia Lonngi dice:

    Un gusto encontrar comentarios tuyos. Saludos, Julio.

Envía tu comentario