HISTORIA y MEMORIA / MUERTOS QUE ALIMENTAN + ENNIO MORRICONE +

09 Jul 20 | Julio Figueroa | Clasificado en Nacional, Política | Sin Comentarios »

HISTORIA y MEMORIA
Andrés Garrido del Toral parafraseando a Nietzsche:
–El objetivo de la memoria es cambiar el presente.
Palabrero:
–Memoria e historia. ¿El fin de la memoria es cambiar el presente? No sé. Mantener los hechos y trascenderlos.
–¿Qué es trascender? Conservar lo esencial y transformarlo.
–La tradición no es un sillón para echar la siesta.
–La modernidad no tira todo el pasado a la basura.
–La trascendencia es una conjugación de modernidad y tradición, pasado, presente y futuro, lo viejo y lo nuevo. Fácil.

MUERTOS que ALIMENTAN
En la muerte del compositor y director italiano Ennio Morricone.
Su carta de despedida:
–Yo, Ennio Morricone, he muerto. Lo anuncio así a todos los amigos que siempre me fueron cercanos y también a esos un poco lejanos que despido con gran afecto.
–Hay sólo una razón que me empuja a despedirme de este modo y a tener un funeral privado: no quiero molestar.

_____________________________

+ Ennio Morricone + 1928 + 2020 +
–Yo, Ennio Morricone, he muerto.
–Quiero un funeral privado.
–No quiero molestar.
_____________________________

Musicalizó películas entrañables:
–Por un puñado de dólares. / La batalla de Argel. / El bueno, el malo y el feo. / Teorema. / Saco y Vanzetti. / Novecientos. / Días de gloria o Días del cielo (hora mágica). / Érase una vez en América. / La misión. / Los intocables. / Bugsy. / Cinema Paradiso. / ¡Átame! / Lolita (de Adrian Lyne, no la de Kubrick). / La leyenda del pianista en el océano (La leyenda de 1900). / Malena. / Baaria o Bagheria. / Los 8 más odiados…

Palabrero:
–La muerte de los nombres importantes o famosos, cercanos o lejanos, conocidos o desconocidos, en los mejores casos sirven para alimentar nuestro saber, empezando por nuestra ignorancia. ¿Qué alimentará nuestra partida? ¿Qué alimentos hemos procesado en vida? Dejaremos al paso, si algo dejamos, lo que hemos cogido y transformado del mundo, bien o mal. Pienso. En memoria de Ennio Morricone repaso las películas que musicalizó y que he visto (o no he visto) y no sabía, ignoraba o no había puesto atención en ello. Oímos la música sin oírla, la vemos como parte de las imágenes y la trama que estamos viendo. Mil gracias, Ennio.

–Tengo que ver una película que me alimente.
–Ver sin nostalgia, con melancolía.
–¿Cuál es la diferencia?
–La nostalgia endulza el pasado y suprime el lado amargo de las cosas; la melancolía, junto a la añoranza, mantiene la mirada crítica.

Tarde mágica. Lluvia suave. Luz viva. Invita a repasar la vida. ¿Gané o perdí? Las tres cosas. ¿Qué gané y qué perdí?

Hermosa carta. Amorosa despedida. Sin alzar la voz. Buen epitafio. “Yo, he muerto. No quiero molestar”.

–Por el contrario, espero que mi muerte sea la última molestia que les ocasiones.


Palabras públicas, actitudes privadas

09 Jul 20 | Julio Figueroa | Clasificado en Nacional, Política | Sin Comentarios »

AMLO puede tener y tiene varias faltas políticas (por lo menos desde 2006 para acá), pero no tiene la cola de negocios, transas y corruptelas de varios de los presidentes anteriores, del PRI y del PAN.
Esa es su fuerza nacional y sin duda también ante los altos funcionarios gringos, más halcones que palomas, con más intereses que amistades, democráticos e imperialistas.
Como nación, pienso, podemos confiar más en Obrador que en Salinas o Fox. Pero eso no quiere decir bajar la guardia y ser complacientes.
Nos decía el profesor Enrique Ruiz García en tiempos de Luis Echeverría:
–Uno es el discurso de los presidentes para las graderías del público y otra su actitud privada en la hora de las negociaciones duras ante los señores del gran capital y del poder.
¿Es o será distinto en este sentido nuestro actual presidente Andrés Manuel López Obrador?
Hasta ahora no hay muchas pruebas ni a favor ni en contra.
Aunque sí es uno su discurso público para el pueblo y otro su trato en corto: poco sabemos de sus tratos personales reales con los señores del dinero y con los de la casa de dios, así como con algunos personajes discutibles. Hay más sombras que luces.
Decía el profesor Ruiz García:
–Para las tribunas, el discurso incendiario y revolucionario; en privado, la genuflexión.
Pienso que no es el caso de Obrador. Pero las contradicciones políticas son humanas y se traducen en faltas políticas.
Por ejemplo, mentarle la madre al neoliberalismo en México y luego ir a pedir chiche al centro del sistema.
Condenar de un modo absoluto al pasado y estar anclado en el ayer.
La grandiosa narrativa política y la política dura a ras del suelo, lo posible y lo práctico.
Los discursos públicos los conocemos, no las actitudes y negociaciones privadas.
Hay que estar atentos.
Personalmente confío más en AMLO que en los políticos del PRI y del PAN. ¿Pero podemos confiar en los intereses políticos gringos, los señores del capital y de la guerra, como diría Bob Dylan?
Porfirio Muñoz Ledo:
–Andrés Manuel López Obrador se volvió a poner la banda presidencial como jefe de Estado ante el presidente Donald Trump. / Hay agravios que no se olvidan.

EPITAFIO / Gabriel Zaid

“Pensó que había nacido poeta.
Pensó que era realmente cuentista.
Pensó que con empeño llegaría a novelista.
Pensó que la ignorancia le ayudaría a ser crítico.
Desengañado, al fin, pensó que era editor.
Murió sin descubrir
que había sido ante todo un pensador.”

(Cuestionario, México, FCE, 1976, p. 254).

–Hombres de acción y pocas ideas.
–Buenos activistas y malos organizadores.
–Pobres pensadores y buenos realizadores.
–Individuos con metas claras y alcanzables.
–Grandes pensadores y malos activistas.
–Idealistas heroicos y carne de cañón y sacrificio.
–Buenos emprendedores con pobres resultados.
–Mediocres con buena fortuna y tino.
–Habladores sin hechos reales y trascendentes.
–Palabreros sin libros.
–Silenciosos efectivos y confiables.
–Mujeres consistentes en su decir y hacer.
–Personas coherentes sin aspavientos.
–Humanos contradictorios y geniales.
–Gente perversa, gente bondadosa.
–Gente astuta, gente lúcida.
–Humanos todos…


TRAS LA VERDAD “PRESIDENTES MITÓMANOS Y MANIPULADORES”

09 Jul 20 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | Sin Comentarios »

Derivado de la reunión que sostuvieron los presidentes de los EUA y México, se confirma la característica que distingue la personalidad de ambos mandatarios, su proclividad a la mentira y manipulación de las masas. Ambos forjaron exageradas las expectativas de la reunión; ambos se aprovecharon de cada uno. Derivado de la invitación que hiciera Trump a López, este justificó su viaje para agradecer el apoyo del presidente norteamericano para los mexicanos y la entrada en vigor del T-MEC. El otro, un simple capricho que pretende fortalecer su alicaída campaña por conseguir el segundo periodo al frente de la presidencia de aquel país. Cada uno con objetivos distintos, pretendiendo sacar ventaja mutua, aprovecharse. Lo que no puede perderse de vista, el vergonzoso y claro sometimiento de López hacia Trump. Derivado de sus discursos, lo que más destacan los medios de comunicación fueron las manifestaciones en pro y en contra de Andrés Manuel. Se asegura que aquellos que fueron en apoyo de López, eran “acarreados”, incluso se les pagó para apoyar al presidente mexicano. Al puro estilo morenista.

El mitómano de presidente Donald Trump, pareció olvidar las palabras de odio proferidas en el pasado que denigraba a los inmigrantes mexicanos, que amenazó con imponer aranceles paralizantes a México. Recibió “hipócritamente” al presidente Andrés Manuel López Obrador en la Casa Blanca con un lenguaje amable, calificando a México como un socio apreciado. Trump aseguró que la relación económica y de seguridad de los países estaba alcanzando nuevas alturas ¿Cuáles alturas? Del despotismo a la hipocresía.

¿Recuerdan cuando Trump llamó a los mexicanos “violadores” y criticaba a los inmigrantes que ingresaban ilegalmente a los Estados Unidos? El cinismo en todo su esplendor. Por su parte, López Obrador también tuvo palabras “amables o cordiales” para su homólogo Trump. Comentó en su discurso que leyó, que si bien los dos líderes tuvieran desacuerdos, era mejor encontrar un terreno común y evitar lanzar insultos. Otro cínico que durante su campaña política criticó acremente a Enrique Peña, por no responder a las ofensas de Trump; ahora, cual sumiso cobarde se arrodilló ante el norteamericano para llenarlo de elogios ¿Qué le debe o a qué le teme? También dijo: “En lugar de recordar los insultos, cosas así, en mi contra, hemos recibido de usted, el presidente Trump, un entendimiento y respeto”, dijo López Obrador. Era obvio que no habría confrontaciones entre mitómanos que se necesitan, populistas de polos opuestos que pueden convivir a expensas del pueblo de sus respectivas naciones; las ideologías contrarias coexisten. Presidentes abusivos, sus pueblos bien saben de sus trampas y mentiras. El encuentro entre ambos mandatarios fue anunciado como un festejo de confraternidad, para fortalecer los lazos económicos y del nuevo acuerdo comercial norteamericano. Si fuese cierto ¿Por qué no fue Justin Trudeau a la reunión? Bien sabía Trudeau que sería utilizado mediáticamente por ambos mitómanos, quienes necesitan el impulso político para levantar la popularidad que han perdido.

En sus discursos en la Casa Blanca, se lanzaron elogios tanto Trump como López Obrador ofrecieron los beneficios del nuevo acuerdo comercial ¿Era necesario? Por supuesto que no, solo fue el pretexto y aprovechar la mediatización que acaparó la atención de propios y extraños. En el caso de México, López logró que los mexicanos se olviden por un rato, de los enormes problemas que ha generado su política destructiva. La distracción es su fuerte, ahora más que nunca la necesita, cuando el país se cae a pedazos por su culpa. Vergonzoso el primer viaje de López al extranjero.

Por la mañana Andrés Manuel visitó el monumento a Abraham Lincoln y la estatua del expresidente y héroe mexicano Benito Juárez. La figura de López se vio empequeñecida. El presidente de la izquierda que fue abucheado por un centenar de personas, se hizo acompañar de varios millonarios empresarios mexicanos, a los que detesta por ser ricos; entre ellos Carlos Slim -uno de los hombres más ricos del mundo-, quienes participarán en una cena de trabajo con ambos mandatarios. Total, el mitómano e hipócrita de Andrés Manuel, abriendo las puertas a los multimillonarios que combate día a día por haberse enriquecido a “costillas del pueblo” ¿Quién entiende a este frustrado Presidente? De ahí que su especialidad sea la manipulación y la mentira.

Conclusión. La visita enmarcó el inicio del nuevo acuerdo comercial Estados Unidos-México-Canadá -T-MEC-, sin la presencia de Justin Trudeau, Primer Ministro de Canadá, quien despreció la invitación, desprecia a Trump. Tratado que entró en vigor el 1 de julio; reemplazó al antiguo Tratado de Libre Comercio de América del Norte, al que culpó Donald por el hecho de que empresas estadounidenses trasladaron su manufactura a México. Esa fue la razón que en su momento argumentó Trump y López fue a festejar.

Por cierto, habría que resaltar, no destacar, que Andrés Manuel sí puede leer de corrido un discurso ¿O solo lo hace frente a su controlador y dominante homólogo? Los estadounidenses lo obligaron a usar “tapabocas” y a realizarse la prueba del Covid-19, acciones que ha despreciado en México. Allá sí saludó a la bandera, lo que tampoco hace en México. Vaya contrastes del traidor. Por último, el asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, dijo que el T-MEC beneficiará a la industria manufacturera, la agricultura, la producción láctea y la ganadería. Mientras en México, el mismo Presidente López Obrador, se encarga de intimidar al empresario y logra que no inviertan en nuestro país. Doble discurso de los mitómanos. Lo mejor de todo, terminó la incógnita, las cosas continuarán igual, nada cambia, terminó la manipulación, mientras López Obrador continúa cavando la tumba de las inversiones.


EL JICOTE “T-MEC Y LA CORRUPCIÓN”

09 Jul 20 | Edmundo González Llaca | Clasificado en Nacional, Política | Sin Comentarios »

López Obrador no solamente ha sido el más neoliberal de todos los presidentes sino el más servil ante los Estados Unidos. Sus declaraciones son de vergüenza, después de que se negó a someterse a la prueba del corona virus, declaró que para el viaje sí aceptó el test completo para acatar las medidas de seguridad del vecino y poder así entrevistarse con Trump. Aquí no le importó abrazar y besar a niños en los mítines, ni le hace caso a las peticiones reiteradas de López-Gatell. Aceptada esta deprimente realidad, esperemos que esta incondicionalidad con el pelo de estropajo sirva para venderle el avión o al menos para que el Presidente se vea más presionado, por la aprobación del T-Mec, a cumplir con su reiterado compromiso de combatir la corrupción.
El Tratado enfatiza que, como objetivo principal para combatir la corrupción. es necesario construir un Estado de Derecho que brinde certeza y seguridad jurídica a las inversiones y al comercio. Esto significa que los acuerdos firmados por las autoridades sobre determinados proyectos no pueden anularse por encuestas patito, votaciones a mano alzada o decisiones discrecionales del Ejecutivo. Aún en el caso de que las autorizaciones hayan sido resultado de maniobras corruptas, deberá demostrarse ante los tribunales las irregularidades correspondientes y obtener de los órganos judiciales la cancelación y el derecho a fincar responsabilidades a proveedores privados y funcionarios. El Tratado será para los particulares un instrumento contundente para exigir las indemnizaciones correspondientes. Como sucedió con el aeropuerto de Texcoco, con la amenaza de ir a los tribunales internacionales los particulares hicieron su agosto recibiendo indemnizaciones por lo demás espléndidas. Las supuestas acusaciones de corrupción que hizo el Presidente, y que fue uno de los tantos motivos que adujo para cambiar la sede del aeropuerto, nunca se probaron, un buen número de proyectos se han echado para atrás, teniendo como única razón, su decisión.
Otra de las obligaciones adquiridas con el T-MEC es fortalecer las instituciones que luchan contra la corrupción. En este rubro el Presidente da muy malas cuentas. El Sistema Nacional Anticorrupción (SNA) que se supone que es la instancia principal de lucha contra la corrupción y el Instituto Nacional de Acceso a la Información, fundamental para la transparencia, han sido instituciones que el Presidente realmente ha mandado, de acuerdo con su grito de campaña: al diablo.
Las declaraciones 3 de 3, cruzada de la sociedad civil, para saber las propiedades de los funcionarios, sus posibles conflictos de interés y el pago de sus impuestos, se han despanzurrado y convertido en un franco chacoteo. La primera declaración que es puesta en duda, es la que corresponde a la principal controladora del gobierno, Eréndira Sandoval, quien chapolotea en un escándalo que no ha terminado de aclarar.
Nada mejor para entender lo que es una paradoja, que leer la historia de México. La conquista la hicieron los indígenas, la independencia los criollos, la Revolución los ricos terratenientes. Como colofón, el aumento de salario a los trabajadores y la lucha contra la corrupción, la impulsan los gringos. Me rindo.


EL GUARDIÁN

08 Jul 20 | Augusto Isla | Clasificado en Nacional, Política | Sin Comentarios »

El progreso es un cambio hacia algo mejor. Aunque relativo, a eso aspiran las sociedades civilizadas. Es un proceso. No sigue una línea recta ni cierta. Pero es ideal en los ámbitos de la libertad, la seguridad, el bienestar individual y colectivo. Largos años han implicado a México poner fin a la “dictadura perfecta” como le llamó Vargas Llosa. Lenta fue la alternancia, la creación de organismos autónomos, un nuevo clima democrático. Gracias a todo esto, el oriundo de Macuspana está ahí, donde está, sentado, por así decirlo, en la silla presidencial embrujada, a despecho de lo que él diga: que fue por la gran ola, pero sin ese devenir histórico, su tozudez se hubiera quedado en la orilla. Pero ahora resulta que él, y nadie más puede garantizar la limpieza de los comicios del próximo año. Por lo tanto, ha declarado que será “el guardián”. Como un ciudadano cualquiera. Pero él no lo es: es el presidente. Y por ende, no le es dado convertirse en juez y parte. ¿Teme perder la mayoría en el Congreso? ¿Desea asegurarse el triunfo para gobernar a sus anchas, sin contrapeso alguno? ¿No hay en el fondo una profunda inseguridad emocional y política, una desconfianza perversa en los árbitros constituidos? ¿No pone al desnudo su talante autoritario con esa pretensión de ser árbitro de los árbitros? ¿No evidencia esa manía de vigilar todo, incluso de ningunear a los millones de ciudadanos que disponen de su tiempo y buena voluntad para atender las casillas electorales? Árbitro de los árbitros, vigilante de los vigilantes. Criatura divina con el don de la ubicuidad. No, esa no es su función. Viejo metiche, diría mi abuela. Lenin decía que en política, a veces se da un paso adelante y dos atrás. La intromisión presidencial no significaría, dos pasos atrás, sino muchos más. Un regreso a la dictadura perfecta, obra de un político caprichoso, de un mal perdedor. Como ha sido siempre el tabasqueño a quien le persigue la funesta sombra de un fraude, el paranoico prejuicio de ser vencido, ese no saber que la democracia es invariablemente una apuesta, una incertidumbre. Y que la libertad, incluida la de votar en un sentido o en otro, es, como diría Jean Paul Sartre, ‘es decir no’. Algo semejante a lo que ya había escrito Nietzsche: “el hombre descubre quién es cuando sabe decir NO”.
* * *
Está bien que cante, con Violeta Parra, ‘gracias a la vida’ que le ha dado tanto. Lo que le negó fueron ‘dos luceros’ para distinguir ‘lo negro del blanco’. Y que también recuerde que después de tanta gratitud, la compositora se suicidó.


TRAS LA VERDAD “SEMANA CRÍTICA POR EL IRRESPONSABLE DE AMLO”

08 Jul 20 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | Sin Comentarios »

López Obrador, cínica y descaradamente vuelve a mentir, se frota las manos esperando embolsarse 200 millones de dólares con el regreso a México, de Emilio Lozoya Austin. El domingo afirmó que los medios de comunicación neoliberales omitieron esas 2 informaciones importantes, lo cual por supuesto es falso. “Pasaron de noche porque no conviene que se difunda a los conservadores”, así confirmó su mentira. Mentira absurda la de López. Esas noticias se comunicaron y se continúan difundiendo; que no le guste cómo se difunden es otra cosa. Seguramente quiere aplausos y reconocimientos, así sería feliz, feliz. Olvida la existencia de derechos humanos consagrados en la Constitución, que dice defender; en la práctica diariamente los violenta; entre ellos, la libertad de escribir y la de publicar, difundir; no puede censurar ni coartar esas garantías, artículos 6 y 7 de la Constitución. Prueba ser un Presidente arbitrario con la insistencia de controlar a los medios de comunicación, al no sujetarse a su voluntad, de ahí la calificación de conservadores, para no ofenderlos -como es su deseo-, palabras del Doctor Urzúa.

López reafirma su actuar de manipulador y hablantín profesional de la información. Aunque abordó varios temas, entre ellos los muertos por Covid-19, no le gustó que comparen las muertes con España, que tiene menos población, así que atacó al Reforma; otra vez, tergiversa según su conveniencia. Recordemos cuando ofreció mejorar el sistema de salud en México, igualarlo al de Canadá o Noruega -que por cierto no llega a los 6 millones de habitantes-; a un año de la promesa el sistema es un desastre, no hay medicinas y atención gratuita ¿Qué ha pasado con su promesa? No solo no cumplió, empeoró el servicio de salud, no hay medicinas, no hay insumos, no hay personal, no hay dinero ¡Todo un fracaso! Rápido olvida el Presidente sus compromisos –mentiras-. También abordó el tema de la recuperación económica y la inseguridad. Dos temas que se han agravado en este gobierno, prefiere ignorar, solo inyecta ánimo, simple ánimo, en los hechos todo un desastre, son terribles, fuera de control.

Privilegió 2 asuntos en su mensaje; la extradición de Lozoya, quien quiere, dijo en su manipulado mensaje, conseguir una reducción de la pena si colabora con la justicia, si informa lo que sucedió con el caso de Odebrecht, sobre los sobornos. Aseguró que en México no había sucedido nada por el contubernio, ofreció que Lozoya va a hablar del tema, para purificar la vida pública, la peste más funesta que ha afectado a México: la corrupción. Va a decir qué se hizo con el dinero, como se distribuyó, quiénes recibieron dinero; sobornos que se dieron cuando se da la reforma energética. Pregunta ¿Qué está dispuesto a ofrecer López a Lozoya para que involucre a terceros? Dijo, podemos recuperar algo de lo que se llevaron, 200 millones de dólares que se pagaron de más, van a tener que pagar, a devolver el dinero al gobierno, regresar al pueblo, para devolverle al pueblo lo robado.

Nuevamente metido en asuntos que no son de su competencia. Olvida que la Fiscalía General de la República, no es dependencia a su cargo, aunque tenga bajo su control a Gertz Manero, considerado como el “Fiscal carnal”. Andrés Manuel, un sinvergüenza, que navega con su bandera de honestidad. Ignora el lego en derecho, que Emilio Lozoya será llevado a un juzgado para que sea procesado, ahí será en donde se ventile el proceso penal. Él no tendrá injerencia legal alguna, no podrá hablar con el extraditado. En su caso, hablará con el Fiscal General, quien también tendrá la obligación de ponerlo de inmediato a disposición del juez, autoridad que lo reclama; ante este se llevará la negociación, siempre y cuando no decrete su libertad por falta de elementos para procesar. Vamos, el asunto no resulta tan sencillo y los 200 millones de dólares, asunto de su personal interés –Urzúa afirmó que no tiene dinero López-, no se dará con él; de aceptar responsabilidad, Lozoya tendrá que negociar con la Fiscalía, no con López Obrador. El tramposo del Presidente tuerce el derecho a su antojo y manipula la información, él sí es perverso, doloso, tendencioso y tramposo; López Obrador es el perfecto corrupto por la manera de gobernar. Probablemente en esta semana regrese de España Emilio Lozoya.

El otro tema versó sobre el Fiscal General, referente a los indicios sobre qué pasó con los normalistas desaparecidos de Ayotzinapa. Amlo Siempre embiste en contra de sus enemigos políticos como parte de su sistemático ataque electorero. Dijo, el periodo neoliberal de 36 años fue un pillaje, se estaba convirtiendo en una forma de vida y se veía normal. Mas no refiere que él formo parte de ese periodo de corrupción, más cuando fue Jefe de Gobierno en el DF, robó cuanto pudo y ordenó guardar los expedientes, con base en los vericuetos de la ley. Insistió, estamos limpiando de arriba abajo. Dijo que el Fiscal informó sobre los detenidos, responsables de los 43 desaparecidos ¿Por qué adelanta sentencia si no ha iniciado el proceso? Pero, lamentándose afirmó que en la noche uno de los acusados obtuvo su liberta, una jueza le da la libertad. Imagínense la burla, dijo el Presidente ignorante pero perverso. Siguió con su cuento, en menos de 24 horas la jueza lo deja en libertad; es algo realmente muy grave, un desafío, una afrenta al Estado. Se investiga y se descubre que habían entregado sobornos de millones de pesos para dejar en libertad al responsable; con esa investigación se volvió a detener a uno de los responsables ¿Cómo se enteró López si no es de su competencia, quién le informó? Violó la confidencialidad de los procedimientos penales ¿Vigila, espía, interviene los teléfonos? Siguió con su cuento, dijo que va a ser muy interesante conocer la verdad sobre este asunto que “nos ha dolido mucho” ¡Morboso! Tema penal convertido en político, así lo ha usufructuado desde entonces. Curiosamente olvidó que el sub Secretario Alejandro Encinas, hace meses dijo que él sabía en dónde estaban los 43 desaparecido. Ni ellos se ponen de acuerdo. Reiteró que el asunto tiene que ver con la corrupción y la impunidad que imperaba. Luego trajo una frase: Como decía General Francisco J Mujica, hechos y no palabras ¡Él crea su propia verdad de los hechos!

Tal cual comercial político en tiempos de campaña terminó su mensaje con su repetitivo discurso divisionista de confrontación, dijo, tenemos algo que los conservadores no tienen: es la autoridad moral, aquellos no la tienen; el triunfo de los conservadores es materialmente imposible, vamos a transformar a México, ese es su compromiso. Una vez más ¿Cómo se informa López Obrador si la Fiscalía General es autónoma? ¿Quién le dijo que hubo corrupción para que dejaran en libertad al “Mochomo”? Por cierto, el inculpado promovió amparo por el arraigo que le impidió recobrar su libertad. Todo indica que el Presidente, además de mitómano, viola diversas normas que lo hacen un delincuente frecuente.

Por eso no prospera la seguridad pública, para él es un tema político; y la impartición de justicia, otro tanto. Sin embargo, con todo y sus mentiras, Andrés Manuel López Obrador, podría ir a la cárcel por la muerte de los 136 delincuentes que robaban gasolina en Tlahuelilpan, no dio la orden de impedir el robo, más bien dio la orden de no intervenir, lo que devino en la explosión y consecuente muerte masiva. Pero, no se puede pensar mal, él es inocente. López Obrador, sí puede manipular la información, la tergiversa, la deforma. De los 136 muertos, el Fiscal guardó silencio, protegió al delincuente de López Obrador. Ese es el sello de gobernar que identifica a plenitud al delincuente que comete excesos con el poder presidencial, abusa y acusa a sus enemigos de todos sus fracasos, inventa y crea historias.

Falta otro tema delicado de la semana, el viaje a los EUA del ignorante, del neófito de López Obrador, para cumplir el capricho del Presidente norteamericano. Va con el objetivo –obligación sumisa- de fortalecer la campaña política de reelección del ultra neoliberal de Donald Trump. En casa –México-, Andrés Manuel López, fustiga a los neoliberales; fuera de ella, apoya al nefasto neoliberal estadounidense. Así de contradictorio y perverso el Presidente López, significa un contrasentido, una paradoja su manera de gobernar, igual que entonces lo hizo Antonio López de Santa Anna: traidores a la patria.


EL JICOTE “A DOS AÑOS. LA CORRUPCIÓN”

07 Jul 20 | Edmundo González Llaca | Clasificado en Nacional, Política | Sin Comentarios »

No hay duda de que uno de los grandes motivos de los treinta millones de ciudadanos que votaron por López Obrador fue su compromiso de combatir la corrupción y acabar con la impunidad. Personalmente, aunque no voté por él, me entusiasmaba que en foros públicos reconociera que su bandera la había tomado en un libro que escribí sobre el tema. Hace algunos días, en el superficial ejercicio de autoevaluación que hizo el Presidente, reconoció como uno de sus aciertos el combate contra la corrupción. No lo rebato, pero su política de anti corrupción es vario pinta y muy alejada de su promesa de que la acabaría. ¿Qué podemos decir al respecto?
En primer lugar la oferta electoral de “Ciudadanizar y otorgar autonomía total de los órganos de combate a la corrupción”, es una media verdad. Nadie puede considerar que la Secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Saldoval sea independiente. La controladora, además de que no se cansa de pregonarlo, es una reconocida militante de Morena desde hace tiempo, subordinada y porrista del Presidente. No obstante, la Secretaria convocó a la ciudadanía a que ingresemos al “Sistema de Ciudadanos Alertadores”, para ante las autoridades denunciar a los corruptos. De la misma forma que le ocurrió al Presidente Fox, después de que creó Instituto de Acceso a la Información y Transparencia, la primera solicitud de información que se recibió fue en su contra. ¿La recuerdan? Fue por la compra de unas toallas para los Pinos eran con precio de tapices turcos. La primera denuncia que acató la convocatoria de Eréndira Sandoval fue contra ella y su marido John Ackerman.
Carlos Loret de Mola acusó públicamente a la pareja de ser dueños de seis propiedades, cinco de ellas en el lapso de nueve años y pagadas de contado. En esos años los dos eran investigadores y en ese momento en la UNAM el salario más alto era de 28 mil pesos mensuales. Caso también muy parecido al del sexenio pasado en el que la esposa del Presidente, con su salario de artista de telenovelas, se compró una mansión multimillonaria.
La sexta propiedad fue un regalo del Gobierno del Distrito Federal en 2007. Al regalo sólo le faltó el moño, el gobierno de Ebrard les perdonó hasta el pago de los derechos de inscripción. La pareja tiene patrimonio inmobiliario que ronda por los sesenta millones de pesos, una cantidad que en el mercado es cinco veces superior a la que reportaron en su declaración de bienes,
De ser cierta la acusación la pareja viola la Ley de Responsabilidades y el Código de Ética, creado éste último por la misma Eréndira Sandoval. En este Código se sostiene que las declaraciones patrimoniales de los funcionarios deberán presentarse con completa veracidad y transparencia. John Ackerman ha prometido demandar a Loret de Mola, pero hasta el momento no lo ha hecho. López Obrador prometió que auditaría los bienes inmobiliarios en Estados Unidos de mexicanos provenientes de la política, por cierto, donde se puede encontrar al Secretario de Comunicaciones y a la Secretaria de Gobernación, pero que no vaya tan lejos, que empiece aquí, auditando los bienes inmobiliarios de la responsable de combatir la corrupción. Lo haría, como él pregona: barriendo las escaleras desde arriba.


EN DO MAYOR “PALACIO DE AZÚCAR Y LIMÓN”

06 Jul 20 | Jovita Zaragoza Cisneros | Clasificado en Nacional, Política | Sin Comentarios »

¿Qué afanes movieron sus pasos para llegar a la cumbre?
¿Qué tomó y ofreció a cambio para obtener la corona?
¿qué vasallos le rodean en su reino de lisonja y borona?
¿duerme usted tranquilo y en paz en ese trono de lumbre?

¿Se encomienda a algún santo poco antes de dormir?
¿o no hace falta que lo haga porque usted es santidad?
¿Me concede, presidente, permiso de decirle una obviedad?
Está usted equivocado y mucho más hay que añadir.

Sea responsable, no use su trono de azúcar para vituperios,
Deje tantas imposturas y de lo serio no se deslinde,
que para repartir hostias y loas basta el padre Solalinde.

Ignoro si el presidente, Andrés Manuel López Obrador, alguna vez duda sobre los pasos que da. Si se detiene, aunque sea por instantes, a escuchar otros sonidos que no sean los del eco de su propia voz y de aquellas que le reafirman lo que él quiere escuchar, mientras deambula por los vetustos pasillos de su palacio de azúcar y limón. Me pregunto si al final del día, pasado el efecto de las vorágines del poder, un presidente u cualquier poderoso, se atreve a quitar el vaho al espejo que distorsiona la imagen y sea capaz de enfrentar un rostro y cuerpo expuesto en su condición terrena.

Y hago la pregunta porque el actual presidente no cesa en su afán de quejarse de los otros, al tiempo que magnifica virtudes y logros que, a los ojos de nosotros, los simples mortales, no nos han concedido ser revelados. ¿Será porque somos impuros y mortales pecadores y esos logros que él tanto cita solamente pueden ser visibles ante los virtuosos que le rodean?

¿Exagero cuando digo que el presidente de este país es una versión pirata del antiguo PRI? ¿No le parece que el presidente a veces parece más sacerdote y el padre Solalinde un político? O, acaso forme parte usted de los ingenuos que creen que este es un gobierno de izquierda. Si es así estimado lector, tenemos que revisar la lente de nuestra mirada. Usted la suya, yo la mía, Porque lo que esta servidora ve con asombro es a una “izquierda” cuyos hechos los devela de inocultable derecha. No enumeraré los hechos que sostienen mi apreciación. No incurriré en la falta de respeto de tratar al lector como un menor de edad. Allí están los pasos y acuerdos que este gobierno ha hecho con alas conservadoras y empresarios de rancias ideas y no precisamente respetable historia. Al lector le toca analizar sin apasionamientos y ubicarlos para no estar haciendo el juego a inventos fantasiosos, o peor aún, falaces de quienes insisten en hacernos creer lo que ellos dicen ser. Lo he dicho e insistiré en ello las veces que sean necesarias: no es asunto de Fe tomar como verdadero lo que el presidente y su séquito, que funge como eco de sus mandatos y voluntades, dicen ser.

Porque no hay país que avance en su búsqueda de justicia y equilibrio, si una ciudadanía no es capaz de unirse para exigir transparencia a quienes detentan el poder. Ni ayuda a la construcción el silencio que se guarda ante los excesos de un poder (en cualquiera de los campos donde se presenten estos excesos). Tampoco la cómoda omisión que se hace ante evidentes transgresiones a la justicia y dignidad humana. No es sano creer a ciegas en quienes ostentan una pureza, mientras se ha sido parte de la podredumbre. Ni ayuda proferir sentencias, quejas, retórica vana; ni alardear de buena voluntad como parte de la solución de los males que aquejan al país. Y, desde luego, que no podemos construirnos como individuos y sociedad si optamos por resguardarnos en cuatro paredes para ponernos a salvo, mientras a nuestro alrededor todo se derrumba.

De todo lo anterior hemos tenido ya bastante. Y así nos ha ido. Hoy necesitamos asumir una participación conjunta en todas las decisiones de la vida pública. Es una responsabilidad que tenemos como ciudadanos. Asumir una crítica responsable que señale los excesos del poder, exhiba las mentiras que nos quieren vender como verdades. Es nuestro deber observar a cada gobierno en turno. No permitir más falacias. Tener claro que el hecho de un ominoso ayer, no quiere decir aceptar lo que nos ofrezcan hoy quienes están en el poder y formaron parte de ese ayer. No podemos perder de vista que son parte de un sistema del que ellos – insisto – abrevaron también.

No estoy lejos de la verdad cuando hablo de la administración actual como una versión pirata del PRI. Es de llamar la atención el encono constante del actual presidente hacia los gobiernos panistas. Claro, los “arrepentidos” de pertenecer a ese partido y que han emigrado, son recibidos en Morena con los brazos abiertos. Allí los ungen de palabras salvadoras y quedan absueltos de todo el pasado. No importa que sean el extremo del conservadurismo y otras cosas non gratas, personajes como Manuel Espino son bien recibidos en Morena, sobre todo si se unen al bando contra Felipe Calderón. Desde su nuevo partido, Espino se encuentra ya listo para contender – se dice – por su tierra Duranguense. De allí es este personaje. De la tierra de alacranes venenosos. Muy muy venenosos. Y desde que entró a MoReNa el veneno se esfumó. Sólo queda el alacrán. Veremos con el tiempo a quién pica.

Pero, decía, lector: ¿no llama la atención que, al momento de asumir la presidencia, AMLO no menciona ya al gobierno salinista, ni peñista, como los enemigos del país. ¿Será que el papel de AMLO es la de fungir como el pivote de la olla de presión, cuya función es dejar salir el vapor acumulado? Acaso se prepare el regreso del viejo PRI. ¿No ve a los personajes que andan rondando en el escenario político? ¿Reconoció al Sonorense de bigotito, uno de los alumnos más doctos de la rancia política priista y que hoy aparece en escena?

“LA POLITICA ES EL ARTE DE SERVIRSE DE LOS HOMBRES HACIÉNDOLES CREER QUE SE LES SIRVE A ELLOS. (Luis Dumour).

El presidente y los suyos avanzan en su proyecto de control absoluto. Bajo pretextos de austeridad, de ver por los más desprotegidos, otorgan mayores presupuestos a los representantes de estados donde quieren arrebatar el control. Tienen prisa. Las elecciones están a la puerta y desde la posición máxima de poder echan a andar los mecanismos que saben bien usar para preparar el terreno y llegar ellos a ofrecerse como opción salvadora.

Los juegos por el poder y control total están ya en marcha. En el tablero social de los enconos y divisiones avanza la ignorancia. Gana la malicia disfrazada de buena voluntad y de victimismo.

Hace tiempo ya que he venido mostrando mi critica abierta a los diversos partidos políticos y sus principales operadores. Señalé en su momento a un AMLO en su papel de opositor y hablé sobre su gestión en el gobierno de la ciudad. Desde entonces, ocupando un cargo con ese grado de responsabilidad, dejó ver su talante voluntarista y caprichoso, propio de quien no es capaz de conciliar diferencias con los demás. Varias cosas quedaron pendientes de transparentar porque no le dio la gana hacerlo. Si bien es cierto que se enfrentó a embates de grupos de opositores, tan feroces como él lo fue y sigue siendo ahora en su papel de presidente, señalé que en ese espacio AMLO se dedicó a hacer base clientelar para su manejo político. No creo ciudadanía, ni se preocupó por hacerlos conscientes de sus derechos y deberes. Lo vimos en campaña: “ustedes agarren” solía decir sin empacho alguno y total irresponsabilidad.

El enorme hueco formado por los gobiernos anteriores, omisos y complacientes con la corrupción, fue aprovechado por este hombre tozudo que arribó al poder con un plan preconcebido de tomar el control absoluto en sus manos. No tuvo empacho en ofrendarse como solución de los males que aquejan al país y construyó esperanzas sin límites en una clase desprotegida y olvidada en diversas regiones del país.

Pero, también desde entonces mostró su menosprecio hacia las instituciones, sin importarle la función que cumplen al ser fundadas con un marco para aplicar la legalidad y dar contención a la tentación de un poder absoluto. Nadie negamos que la mayoría de esas instituciones fueron en parte pervertidas y, sobre todo en los últimos años su avance corruptor fue mayor. Pero eso no quiere decir que tuvieran que desaparecerse. Hablé de limpieza muy a fondo. “Sacar el polvo de los rincones donde se esconden los arácnidos anidando a sus `aracniditos`. Fumigar todo. Pero no derrumbarlas”. Esto último es mero pretexto suyo para instaurar su control e inscribir su nombre en un cambio que sigue construyendo con su narrativa simple y falaz.

AMLO escupe hoy a la democracia. Escupe todo lo que él no acepta en su papel totalitarista. El presidente como muchos de los políticos anteriores, usa a conveniencia cada una de sus letras que forman la palabra D E M O C R A C I A. En el fondo cuida que no madure y controla su crecimiento para que no logre un esplendor que no esté bajo su control. Porque los políticos o “lideres” como él y de países como el nuestro, necesitan mantener a la población en la pequeñez y en la indignidad de la dádiva, para desde allí erigirse salvadores. Dividir, marcar agenda, victimizarse, quejarse, magnificar los errores de los otros, exaltar las virtudes propias inexistentes. ¡Vaya tiempos!

EPILOGO.

¿Arribará algún día a la máxima dirección del país un dirigente que tenga presente que eso de la política es un arte que requiere de una lucidez y templanza, alejadas de mezquindades y caprichos personales? ¿Alguien que tenga claro que la política es, al fin y al cabo, el arte de dar sutiles giros o quiebres no contemplados, pero necesarios para salvaguardar a la tripulación que corre a su cargo? ¿Alguien capaz de unificar y no enturbiar más las aguas, para luego manipularlas a conveniencia?

Por lo menos yo, estimado lector, tengo el sueño de que un día eso suceda.

zaragozacisneros.jovita@gmail.com


TRAS LA VERDAD “LA MENTIRA MÉTODO SISTEMÁTICO DE AMLO”

06 Jul 20 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | Sin Comentarios »

18 años en campaña de mentiras logró que sus seguidores, ahora fanáticos dieran por ciertas las falsedades de Andrés Manuel López Obrador, a grado tal que las defienden sin razón alguna. Así llegó a la Presidencia de la República, después de traicionar a priistas y perredistas; todo su proyecto de gobierno al que llama nuevo régimen, está sustentado en una montaña de mentiras que giran a su alrededor y mediáticamente las maneja magistralmente. Ahora utiliza el poder del Estado, para consolidar ese régimen de mentiras. No hay quien lo haga desistir, a pesar del incumplimiento a las promesas que no cumplirá. Todo lo contrario, evidencia la falsedad de sus promesas. Su infalible método es la repetición de las mismas mentiras, taladrar aquellos cerebros débiles e impreparados para manipularlos; los más inteligentes se unen a su cauda de mentiras para obtener los beneficios que les otorga el poder. Dijo Urzúa que este gobierno –López Obrador- “ha mostrado una frialdad como ninguno, ante los problemas que aquejan a México”. Castiga a la formalidad y no apoya a los empresarios, mientras la informalidad continúa a todo galope.

Así logró convencer a millones de incautos que confiaron en sus promesas y ahora los controla por medio de dádivas, un ejército que ha utilizado y seguirá utilizando para su causa, sabe y se aprovecha de las bondades del sistema democrático, político y jurídico, que antes consideraba funesto y corrupto. Ya en el poder, poco a poco mina ese sistema para consolidad su poder, no es su prioridad el progreso de México, su prioridad es aumentar sus facultades y prolongar su estancia en el poder. Por esa razón atenta contra todo lo que signifique competencia, aquello que le reste facultades legales, instancias que generen controles legales que le impidan su arbitraria, abusiva e ilegal actuación, esa es su prioridad.

Una vez más su amigo y ex Secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, lo desnuda; Urzúa no es ningún conservador, ni medio de comunicación neoliberal, tampoco de sus antagonistas políticos; no, se trata de su amigo que colaboró con él cuando fue gobernador de DF, después en el gabinete de la Presidencia de la República, al que renunció por vergüenza, dado que otros metían mano en asuntos de su competencia con total desconocimiento; así lo denunció. El Doctor Urzúa, aliado de Andrés Manuel López, volvió a describir solo una pequeña parte del cómo es en realidad el Presidente, manipulador y autoritario. Molesto López Obrador, con el resultado de la entrevista que realizó un reportero del diario El País, medio de comunicación al que había criticado de forma ácida, por señalar algunas de las arbitrariedades que comete a diario quien fuera por 2 ocasiones jefe de Urzúa. Entrevista que replicaron los medios de comunicación nacional, algo que incomodó sobremanera al grupo de “chavistas” mexicanos.

Carlos Urzúa, no hace más que precisar y reiterar que el problema económico de México, ya venía antes de la pandemia, pero se hundió con el Covid-19, cayó en una espiral, sentenciando que “no hay dinero en las arcas”. Califica a Amlo como político “setentero”, por lo tanto populista. A fin de cuentas, es un priista de los “setentas”. También calificó a la economía mexicana de muy neoliberal, somos una economía abierta y con el T-MEC, seguiremos igual. Asienta que López utiliza la palabra neoliberal como un insulto, para no decir malas palabras.

El ex Secretario de Hacienda describe al Presidente de la República de autoritario. Y lo ha demostrado en infinidad de ocasiones con sus actos absurdos como la cancelación de la obra del aeropuerto de Texcoco, enterró poco más de 100 mil millones de peso del erario; quitó empleos a miles de trabajadores y eliminó a muchos empresarios mexicanos. Esa acción negativa, ahuyentó las inversiones nacionales y extranjeras, generó la desconfianza. Hizo decrecer la inversión; en el año 2018 fue del 22.4% del PIB, para el 2019 bajó a 20.2%, significando miles de millones de pesos; cayó la inversión privada –por desconfianza- y la pública porque ya no tienen dinero, además, está cayendo la recaudación. Y, si se quiere crecer se debe llegar al menos al 25% del PIB. Sin embargo, el Presidente vendió la idea de la existencia de un nido de corrupción en esa construcción, que nunca lo demostró y la ilusoria idea de la desaparición de un lago que ya no existía. Ahí nació la desconfianza del inversionista. Mentira, tras mentira, esa es la real política de López Obrador, quien utiliza un discurso “polarizante y maniqueo”, es algo que no entiendo, dijo Carlos Urzúa.

México es uno de los países de Latinoamérica que recauda menos, el dinero no alcanza; de ahí que se esté dando un enfrentamiento entre los gobernadores y el gobierno federal, por la lucha de los impuestos. 12 gobernadores formalmente pugnan por el cambio de reglas en lo referente a las participaciones federales –repartición del dinero que se recauda-. Los gobernadores formaron el primer grupo para ello este fin de semana. Sumado al gasto irresponsable del Presidente de la República, éste se queda con la mayor parte para sus programas políticos, dejando huérfanos a Estados y Municipios. Por si ello no fuese suficiente, Amlo se está terminando todos los fondos de contingencia que le heredaron los gobiernos neoliberales, dinero que solo alcanzará para unos meses, dijo Urzúa, considerando que se esperan grandes problemas. También criticó la defensa irracional de Pemex y la CFE, en agravio de las energías limpias y la nula extracción de gas natural, en lugar de ello le apuesta a la extracción del petróleo. Al fin político “setentero”. Por eso el apoyo al perverso de Manuel Bartlet Díaz.

Terribles pero ciertas las palabras del Dr. Carlos Urzúa, cuando mencionó: “Creo que la situación va a ser más dramática de lo que la gente piensa”; “creo que él se ha confundido”. Conclusión, considero que Amlo no está confundido, está en su ruta trazada, perjudicar a quien más tiene, en supuesto beneficio de quienes menos tienen, política polarizante; utilizar a los beneficiarios de sus programas “sociales”, para sumar votos y volver a ganar las elecciones del 2021, sin importale en lo más mínimo, perjudicar a la mayoría. Con mentiras cotidianas, bien sabe López Obrador, cuál es el trazo de su ruta. Sin embargo, no todo está escrito, la decisión estará en manos de esa mayoría a la que hoy perjudica y descalifica; en la medida en que esa mayoría logre la unidad, el proyecto de Andrés Manuel, no crecerá ¡Más de 60 millones de mexicanos no lo apoyaron!


TRAS LA VERDAD ¿CAERÁ EL FISCAL GENERAL? PRONTO CAYÓ GERTZ MANERO

02 Jul 20 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | Sin Comentarios »

Primero el “fiasco legal” ocurrido en Guanajuato, por la detención y casi inmediata liberación de un grupo de delincuentes, entre ellos la mamá del “Marro”. Alejandro Gertz Manejo, Fiscal General expedito acusó de ineptas a las autoridades locales, amenazando con investigar al Fiscal de Guanajuato, Carlos Zamaripa. Apenas llegaba la amenaza a Zamarripa, otro juez dejaba en libertad al “Mochomo”, esta vez el “fiasco” fue de la Fiscalía General de la República, gracias a la ineptitud del Fiscal Gertz Manero ¿Quién investigará al Fiscal General por su ineptitud? Digo, la ley no distingue, si van a investigar a Zamarripa, también deberán hacerlo en contra de Gertz. Una de las características de la ley, es la generalidad. Aunque el “Mochomo” siguió en la cárcel, se debió a otros hechos delictivos. Este fiasco se le relaciona con los 43 normalistas asesinaos. Ahora la torpeza fue del político Alejandro Gertz. López Obrador, siempre metido en todos los problemas en sus mañaneras, no pasó por alto criticar a la jueza que dejó en libertad a los aliados del “Marro”. El ignorante en materia jurídica dando erróneas y tergiversadas opiniones, pero como es el Presidente, de todo presume saber, de todo opina.

El Fiscal General se molestó por las declaraciones de Sophía Huett López, Comisionada de la Unidad de Análisis y Estrategia para la Seguridad Ciudadana del Sistema Estatal de Seguridad, en Guanajuato. Sophía se atrevió a culpar a la Fiscalía General, no a Gertz, por la falta de apoyo al no brindarles el apoyo por tratarse de actos de la competencia federal. Preventivamente intervinieron los guanajuatenses. Por la falta de ayuda del Ministerio Público federal, se generó una investigación e integración deficiente de la carpeta de investigación. En el caso del “Mochomo”, la misma Fiscalía General de la República, elementó deficientemente su carpeta, por eso el juez federal decretó la libertad del presunto delincuente. La “campana” lo salvó, otra carpeta evitó que se fuera José Ángel Casarrubias Salgado, el “Mochomo”.

Después de haberse perdido por varios meses el Fiscal General, 4 meses para ser exacto, aparece Alejandro Gertz Manero, con la espada desenvainada. Desde que “regaló” un cheque al Presidente de la República, en audiencia mañanera, se desapareció del tablero político. Por cierto, jamás informó cómo le hizo para que empresarios constructores devolvieran 2 mil millones de pesos, propiedad del Infonavit, dinero de los trabajadores. El Fiscal debió regresarlo a la institución y no ir a regalar el dinero a López Obrador. Eminentemente fue un acto político que roza la comisión de un delito ¿Fue extorsión la que realizó el Fiscal? ¿Fue buena voluntad de los empresarios devolver el dinero de los ahorros de los trabajadores? El Fiscal violó cualquier procedimiento penal. Ninguna norma jurídica autoriza a Gertz, a entregar dinero al Presidente producto de una investigación ¿Qué pasó con ese dinero? Habría que investigar al Fiscal. Y no mencionamos el conflicto que tiene con el Fiscal de la UIF, de la Secretaría de Hacienda, a este lo califica de incapaz en materia penal, en tanto que Santiago Nieto Castillo, guarda prudente silencio.

Decía ayer que Alejandro Gertz Manero, Fiscal General de la República, colabora como articulista en una revista impresa y electrónica de circulación nacional, mencioné un párrafo de su “calumnia”, llamada “En Defensa Propia”; el Fiscal es parcial, rencoroso y tendencioso, no debiera ser el representante del Ministerio Público. En esta ocasión comparto otro párrafo, en el cual deja huella de su fetidez política: “De igual modo, firmaron tratados internacionales que permitieron a grandes sectores de la producción automotriz convertirse en ínsulas maquiladoras, oligopólicas e intocables, libres de impuestos y del control fiscal, en un régimen de excepción injusto y esencialmente contradictorio a los principios de un verdadero libre comercio para todos y sin privilegios. Asimismo, quebrantaron una encomiable tradición cardenista y moralizante del país, llenando nuestro territorio de casinos y casas de juego que explotan y exaccionan a la población local y, en especial, a viudas y jubilados”. Además resultó moralista. Siendo el titular de la acción penal ¿Qué le impide actuar en contra de todos los delincuentes que califica de corruptos? Igual de hablantín que López Obrador.

A 2 años de las pasadas elecciones en las que gracias al sistema democrático que con esfuerzo han construido los mexicanos y al respeto al Estado de Derecho, Andrés Manuel López Obrador, ganó esa elección ¿Algo que festejar a esta fecha? Nada que festejar y mucho que lamentar; López pretende destruir nuestro sistema democrático electoral. Será tema para abordar en otro artículo: el Presidente de la República, hunda al país.


EL JICOTE “TOMENTOSO REGRESO”

02 Jul 20 | Edmundo González Llaca | Clasificado en Cultura, Internacional, Nacional | Sin Comentarios »

La pandemia permitió que el tiempo libre prolongado, privilegio de la clase económicamente poderosa, fuera ahora compartido por la masa trabajadora. A todos, ricos, clase medieros y pobres, nos abrió los ojos de que la existencia, hasta ahora organizada con el señuelo de elevar el nivel de vida, el más haber, debe organizarse para cuidar el género de vida, el mejor ser, es más, simplemente la prioridad es conservar el ser.
Si bien en cada clase social el encierro fue aprovechado de diversas maneras, en general los primeros días se dedicaron al descanso, pero posteriormente, nos encontramos ante un tiempo en el que podíamos hacer lo que se nos diera la gana. El cotejo de esa nueva circunstancia de libertad y tranquilidad con nuestra rutina diaria del pasado fue una reflexión insoslayable. El primer choque con la realidad fue el tiempo prolongado de convivencia con el círculo familiar y el descubrimiento de un mundo, para algunos prácticamente desconocido, de las jornadas domésticas. Mi sondeo no es muy científico y sistemático que digamos, es por los correos y memes de las redes sociales, y mi conclusión es que hubo un buen número de crisis familiares. Creo que todos descubrimos por qué se llamaba a la familia la “célula de la sociedad”, pues era el centro de las relaciones sociales de todo tipo, para mí la más impresionante es la educación. El trajín de la vida diaria actual impide que sea la familia el principal centro educador, antes, a lo más, se compartía con los amigos de los hijos la educación, que se resumía: “Dime con quién andas y te diré quién eres”. Ahora ya no educan solamente los padres, los amigos, la televisión, el internet, también los celulares, las aplicaciones, las series, los videojuegos.
Un buen número de familias se separaron, pero hubo también algunas que revaloraron la convivencia familiar como un lugar para el desarrollo personal y el equilibrio emotivo. De una cosa estoy seguro, ya no es posible mantener la división tajante en las tareas domésticas; no es posible que los padres abdiquen su responsabilidad principal de educadores; no es posible dejar la familia como un asunto de fin de semana. Este cambio, que digo cambio, esta revolución, hará surgir otra crisis, la familia mexicana es esencialmente autocrática, el reclamo y la responsabilidad de estar más tiempo en casa, la puede convertir en una pequeña prisión, es necesario una nueva adaptación. Corresponderá a los padres hacer del hogar un lugar de un nuevo reencuentro y también de autonomía. Lo que exigirá reeducar a los padres, para que sean capaces de forjar de la familia un centro de interés para todos, donde por medio del diálogo se concilien los gustos, los géneros, las edades, las vocaciones.
El nuevo equilibrio al interior de los hogares, que ha propiciado la cuarentena, puede ser una oportunidad para convertir a la familia en una pequeña escuela de la democracia, que puede ser la base de la democratización del país. No seamos tampoco muy optimistas, simplemente estemos conscientes, que la extensión de la permanencia en la casa, auspiciará la posibilidad de platicar consigo mismo y con los otros, de conciliar y chocar, de replantear las nuevas tareas y responsabilidades, puede llevar al fortalecimiento de la unidad o a la desintegración familiar.


Oración por México

01 Jul 20 | Julio Figueroa | Clasificado en Nacional, Política | Sin Comentarios »

1
Como Él no es como los otros, como Él es puro y bueno, como Él es un águila y una serpiente en el nopal, como Él ya es historia, mito y leyenda… Él sí puede tener encuentros, tratos y pactos con los diablos y malvados, y seguir siendo el mismo de siempre: puro y virgen. Él es Él. Con Él comienza el mundo, con Él acaba. Es el Adán de la política nacional. Es el indiscutible patriarca del sexenio. El nuevo transformador y fundador del México 2020, y por los siglos de los siglos que siguen. Es el peleador y el benefactor. El santo del Bien contra los demonios del Mal. Gracias por todos los favores recibidos, sin merecerlos. Amén.

2
Poner todo en el enemigo identificado (el neoliberalismo, el comunismo, el imperialismo yanqui, la revolución socialista… el PRIAN, AMLO… los protestantes, los católicos, los judíos, los musulmanes, los blancos, los negros…), parece que nos justifica y nos exime de nuestras propias faltas, y nos hace los buenos. El enemigo identificado es el cordero del diablo que se lleva todas las faltas, habidas y por haber. Pero no es así. Somos o podemos ser tan malvados y diabólicos como esos otros que señalamos, pero con menos poder, sin poder.

3
Ojo por ojo, diente por diente, cuerpo por cuerpo, alma por alma, tortura por tortura, venganza por venganza, cerdo por cerdo… Y así acabamos, en nombre del Bien, reproduciendo todo el Mal que condenamos. Repartiendo el maná envenenado rumbo a la Tierra Prometida y la sociedad perfecta.

Q, 1-VII-2020.

–Voto de silencio. Pies descalzos. Solo en casa. Nadie con quién hablar. Perder el sonido de la propia voz. El timbre de voz de los otros. Todo sucede en mi cabeza, que no es el mundo, sólo mi mundo. Democracia descalza.

NOTAS de JULIO 2020

1
–Ningún presidente en la historia de México ha sido tan atacado como Andrés Manuel López Obrador, cuestionado y vilipendiado desde que era jefe de gobierno de la ciudad de México, entonces Distrito Federal, 2000-2005.
–Ningún presidente como AMLO tan peleonero y hablador desde el poder, día tras día, dividiendo al país en blanco y negro, ellos los buenos y los otros los malos. ¿Qué dirán la historia y la literatura?

2
Madero, hombre rico, quien encabezó una revolución, quiso ser democrático y lo mataron.
Obrador, hombre de pueblo, quien llegó al poder por la democracia, quiere hacer una revolución…

3
Casi todos los hombres del poder ven la realidad que quieren ver, no la realidad que otros ven. Pocos se atreven a ver las cosas que contradicen sus ideas y sus datos.

4
Frente al crimen organizado del narco que disputa y quiere todo el poder en libertad, ¿cómo convocar y logar un pacto de unidad de Estado entre todos los poderes federales y estatales, los partidos políticos, los empresarios y la sociedad abierta en su conjunto con los ciudadanos de todos los colores y bandos? ¡¿Es posible en estos tiempos tan polarizados desde el poder presidencial?! Calderón y Peña no podían convocar a este pacto de unidad. Fox pudo hacerlo y no lo hizo. Obrador puede hacerlo y no lo hace, al contrario, divide más y más al país. Su soberbia es más grande que su humildad.

5
No desbocarse. Ni revolución ni democracia. Nada. Más tiempo perdido, más energía social desperdiciada y más problemas acumulados. Puede ser el saldo. Querer hacer tanto y acabar haciendo nada. Democracia descalza y revolución de abrazos y mentadas.

6
Obrador, el presidente más mediático en la historia de México.