Presentación

30 Ago 20 | admin | Clasificado en Sin categoría | Sin Comentarios »


A nombre del  Dr. Edmundo González LLaca y del mío propio Maestra Gabriela Alejo Gutiérrez  les deseamos una Navidad llena  amor y un año  nuevo lleno de bendiciones.

“Que su expresión sea rica en palabras sinceras, optimistas, constructivas, creativas y llenas de amor” (Guardiola, Diana)

Espero con mucho entusiasmo sus artículos para poder compartirlos en el blog y en las redes sociales.

Para cualquier duda o comentario dejo mi correo: gabriela.alejogtz@hotmail.com y cel. 271 180 26 79


TRAS LA VERDAD JOE BIDEN BATEÓ A AMLO

03 Mar 21 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Política | Sin Comentarios »

Este lunes se dio el encuentro a distancia entre los presidentes Joe Biden, de los EUA y AMLO, de México. El incompetente del secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Causaubón, jamás pudo establecer una agenda de trabajo para lograr acuerdos, hecho que literalmente resultaba imposible, dada la falta de ideas de López Obrador, quien se quedó mal acostumbrado con la perversa relación que sostuvo con Donald Trump, quien prácticamente ordenaba a López lo que debía hacer.

Lo más que se le pudo ocurrir al presidente mexicano, fue pedirle a Biden vacunas contra el Covid-19 y un programa para millones de inmigrantes mexicanos, darles empleo temporal en los EUA, cuando allá no hay fuentes de empleo y López destruye los que hay en México.

Para colmo, AMLO solo se ha dedicado a fastidiar a los empresarios norteamericanos y a violar el T-MEC ¿Qué podía ofrecer el gobierno de López Obrador al gobierno de Biden? ¡Nada! Muchos menos después del menosprecio que siempre mostró al triunfo democrático y electoral de Joe.

Biden no tuvo necesidad de dar respuesta a las dos peticiones de López, terceros le respondieron con un rotundo: No. No hay vacunas de sobra para los estadounidenses. Primero los norteamericanos, luego ya se verá. Nada de más “braceros” si no hay empleo ¿Dónde están los empleos que dice López se están creando en México? Biden “bateo feo” a López Obrador.

Ante la total ignorancia que mostró el presidente norteamericano a López Obrador, este solo atinó a recordar la famosa anécdota de Porfirio Díaz, para luego reacomodarla y generar una leve sonrisa en los labios de Joe Biden.

¿Cómo quiere AMLO ganarse la confianza del nuevo presidente norteamericano? No respeta los contratos del T-MEC, no procura las energías limpias, destruye la naturaleza con sus grandes obras, acusa a los texanos por la falta de gas natural, según López, causantes de los cortes de energía eléctrica, la delincuencia organizada y producción de estupefacientes en México, sin control alguno; etcétera ¿Así pretendía conseguir acuerdos con Joe Biden? Lo contrario sucedió con Justin Trudeau, primer ministro canadiense. Con este señor sí hubo acuerdos y declaración conjunta. No hubo declaración conjunta con México, apenas la cancillería lanzó su propia declaración, sin tener el aval norteamericano.

Todo un desastre la reunión diplomática. Apenas si se trató de una “charla de cuates”. Sin trascendencia alguna, sin contenido de fondo. López seguirá mendingando vacunas a los rusos y chinos, mientras la campaña de vacunación en México es un desastre.

Del 23 de diciembre pasado a la fecha, poco más de dos millones de inoculados. Más de 224 millones de inoculados en el mundo. Mientras que los estadounidenses llevan el 17.3 por ciento de inoculados (75 millones) con una población de 328. 2 millones de habitantes; en México no alcanzamos en 1 por ciento (poco más de 2 millones), de 126 millones de mexicanos; en el mapa mundial tenemos menos del uno por ciento de la vacunación completa, que consiste en dos dosis por persona.

México es reconocido como un país en desastre por la enorme cantidad de muertes, infectados y enfermos, bajo una pésima campaña orquestada por la ignorancia del mismo AMLO, en la que priva el desorden; todo por meter el tema de las vacunas como asunto político-electoral. López terminó siendo “bateado” por Biden.


EN DO MAYOR HABLEMOS DE ANDRÉS R.

03 Mar 21 | Jovita Zaragoza Cisneros | Clasificado en Nacional | Sin Comentarios »


¿Usted se imagina a un economista, diplomático, intelectual reconocido promotor de ideas, gran divulgador de la ciencia, violentando a mujeres para someterlas a sus apetencias sexuales y luego humillarlas haciendo alarde de su poder? ¿Puede un varón con estas características ser víctima de su propia soberbia que le lleva a actuar como pedestre acosador?
¿Qué necesidad tendría un hombre como Andrés Roemer Slomianski de violentar a jóvenes mujeres este hombre de mundo, académico destacado, poseedor de vasta cultura, apariencia agradable, solvencia económica, gustos refinados, y con amistades en los más altos niveles de la vida de México? ¿Qué necesidad usar mecanismos tramposos y violentos un hombre con tantos atributos a favor?
Desde una lógica simplista la respuesta es: ninguna necesidad. No, si a todas las cualidades señaladas damos por hecho que ese alto bagaje intelectual tiene por fuerza que haber permeado hacía una parte más profunda, moldeando un espíritu que, por desarrollado y consciente de lo que implica violentar y humillar a los otros, es incapaz de caer en actos indignos y propios de hombres que caminan obedeciendo al impulso del macho que no ha trascendido la parte irracional.
No hay una lógica que explique un comportamiento así. No si nos atenemos al perfil de un hombre que, como Andrés Roemer, parecía estar por encima de esos comportamientos no solamente machistas y vulgares, sino patológicos. Y esto último va más allá de cualquier lógica. Quizá la explicación se encuentre en los laberintos de su infancia y entorno familiar y social cercano, donde se moldeó la personalidad agresora de quien hoy enfrenta señalamientos y acusaciones de sus víctimas, causando el asombro e indignación al saberse que detrás de una fachada de prestigio que le llevaron a ocupar cargos como el de Embajador de México ante la UNESCO, hay en realidad un hombre que usaba su posición de poder para amenazar y violentar a mujeres. Hoy, ante las acusaciones que van en aumento, Andrés Roemer ha sido destituido de su cargo en la Unesco. Y al cierre de esta columna siguen surgiendo testimonios de más mujeres violentadas.
“SOY LA MENOR DE SUS VIOLENCIAS”
El caso de violencia más difundido y mediático y el que, de cierta manera, inspiró a las demás victimas para sacar sus casos a la luz, es el de la bailarina Itzel Schnaas quien además de dar pormenores de lo sucedido a finales de 2019, culmina su testimonio con su lapidaria frase que no necesita mayor explicación: “Soy la menor de sus víctimas”. A partir de ella, hay más voces rompiendo el pasmo vivido y sufrido a manos de Roemer y están creciendo los testimonios y señalamientos de agresiones que datan desde 1990 y las más recientes. La mayoría de las mujeres han dado la cara y sus nombres y apellidos. Mujeres reconocidas y otras no tanto, pero que coinciden en sus relatos en el uso de una misma estrategia de engaño, manipulación, humillación para con todas.

Otro de los casos es el de la periodista Montserrat Ortiz, quien hace dos años, de manera anónima, relatara lo sucedido en la página de Twitter de Periodistas Unidas Mexicanas y que hace unos días decidió hacerlo público. Ella relata que cuando sufrió el abuso trabajaba para ADN40 y Roemer le conocía por una entrevista que ella le hiciera. Fue él quien la contactó después en Facebook para ofrecerle desarrollar proyectos. La citó primero en un lugar abierto, para luego cambiar de opinión y enviarle al chofer para platicar en su oficina – domicilio en la colonia Roma. Lo que vino después con ella resulta humillante. Luego de someterla a la fuerza y bajo amenaza de que si no cedía a sus requerimientos podría hacer que la corrieran, ya que era amigo de Ricardo Salinas Pliego, le dio 7 mil pesos para que la próxima vez que lo viera usara “un vestido caro”.
Uno de los últimos casos de abuso fue dado a conocer este fin de semana por la escritora Teresa Zaga-Cohen. En su artículo titulado “Andrés Roemer me redujo a un par de muslos”, publicado este viernes 26 en el periódico EL País:
“Me encontré a Roemer en la librería El Péndulo del barrio de Polanco en 2018, cuando promovía mi libro. Lo conocía porque es buen amigo de mi tío. ¡Sorpresa! La sobrinita había crecido. Sus ojos se hundieron en mis piernas. Sí, llevaba minifalda. Típico viejo rabo verde que examina de pies a cabeza deteniéndose de forma insoportable en las partes que le placen. Me redujo a un par de muslos…“Qué guapa”, dijo. Siguió repasándome mientras le conté emocionada de mi libro. Lo adquirió y me sentí importante y reconocida. “Vente a trabajar conmigo”, me dijo. El puesto sonó intimidantemente atractivo. Había que hablar detalles y como él saldría de viaje aquella tarde era mi única-gran oportunidad… Me citó en su oficina dentro de su casa, en la Plaza Río de Janeiro. Confieso que no lo dudé, justificando que la amistad con mi tío me mantendría a salvo. Qué ingenua. El largo pasillo en el sótano, la famosa sala/cine/bar, Andrés apareció y cerró la puerta con llave. Tragué saliva porque como mexicana, siento algo de seguridad al identificar las posibles salidas de emergencia. Pero no había una sola ventana.
” “Me excita tanto que seas la sobrina de mi amigo”, me dijo mientras su mano recorría mis piernas hacia el pubis. La frase no era un piropo, Andrés. Yo tenía los aductores trabajados, así que cuando se hincó para abrirme las piernas, presioné con contundencia las rodillas. ¿No es una señal de “no quiero”? Con mis manos, debía arrebatarle el dominio que parecía ganar sobre mis muslos. Era mi fuerza contra la buena voluntad de su insistencia…Estaba asustada, pero aparenté ser la Mujer Maravilla: tenía superpoderes para salir ilesa. Eso me conté para esconder el tormento interno: estaba en enorme peligro. Ya, pero es normal vivir este miedo con los hombres que tienen cierto poder, ¿verdad? Pude respirar cuando salimos del cine y transitamos el pasillo hacia la puerta. Esa noche, el asco se apoderó de mi cuerpo, pero olvidé por completo el desagradable suceso hasta hace unos días…”, concluye el relato de la escritora, no sin antes hacerse una serie de cuestionamientos y preguntas: “ ¿Pero no es eso lo que nos pasa a todas en este país? Sobrellevar como se pueda momentos de nerviosismo, angustia y temor por algo que un hombre de poder ofrece. Parece la distorsionada moneda de cambio…”, concluye.

Al cierre de esta columna, se agregan más testimonios. Como el de la actriz Daniella Gamba, documentado por Joaquín López Dóriga y quien contó su experiencia ocurrida en 2009. Refiere que conoció a Andrés Roemer en la televisora para la que trabajaba y el la abordó para ofrecerle un proyecto laboral. Es decir, la misma dinámica de las anteriores. Cita directa en lo que parece ser su casa- oficina, o en restaurante cafetería , siempre cercano a su guarida; luego la invitación para mostrarles la biblioteca, o desarrollo de proyectos. Una vez allí la transformación. Insinuaciones obscenas, atacar, amenazar, someter.

LA ATERRADORA NORMALIDAD.
¿Dónde hay que buscar las respuestas que den sentido al proceder de un hombre con toda la apariencia de “gentleman” o caballero respetable, ex cónsul en San Francisco, también? ¿Qué puede explicar tal comportamiento de este profesor, funcionario y cofundador del proyecto festival La Ciudad de Las Ideas y temas relacionados con mentes brillantes, explorador de temas complejos como las relaciones y pasiones humanas, o temas psicológicos abordados a través de la dramaturgia en programas televisivos?
¿Qué es lo que podemos concluir sobre actitudes así? ¿En qué sociedades se dan y multiplican con tanta impunidad depredadores? ¿Desde las familias mismas? Sin duda. En los valores sembrados, o en la ausencia de ellos. En lo que se solapa y calla. En lo que se permite y no. En los silencios. En un modelo educativo que privilegia el poder y el tener por sobre el ser. En la ausencia de respeto hacia el o los otros. En el menosprecio profundo a la mujer disimulado con un fervor hipócrita. Es allí y en toda una cultura patriarcal y machista que alberga a personajes que, como él, crecen con grandes carencias emocionales y vacíos que distorsionan su percepción del respeto al otro y terminan dando rienda suelta a sus desvíos, perpetrados desde la muralla de protección que da el poder y en sociedades que normalizan estas acciones.
Muchas interrogantes alrededor de este y otros casos que salen a luz pública. Preguntas que tendremos que hacernos también las mujeres, para asumir nuestra actitud y nuestro constructo femenino frente al poder. Compete a nosotras revisar aquello que ha moldeado gran parte de nuestros valores y nuestra cultura regida por apariencias y por el ensalzamiento de la figura masculina como detentora del poder. Preguntarnos porqué continuamos respondiendo a esquemas introyectados desde nuestra infancia, donde naturalizamos la búsqueda de la mirada masculina que valide nuestras capacidades. Y habría que agregar más preguntas sobre este tema, pero baste lo anterior para aterrizar ya en esta cultura que continúa formando y albergando a individuos depredadores insertados en todas las escalas sociales desenvolviéndose entre los demás con aterradora normalidad.
NOTA AL CALCE.
Mis ojos recorren las imágenes que los periódicos y revistas de sociales del evento matrimonial de Andrés Roemer, efectuado en 2018. Su segunda unión. El de 53 años, ella una joven y bella mujer de 30 años. Profesionista independiente. ¿El lugar?, San Miguel allende, Guanajuato. Es un evento elegante, glamoroso que duró dos días de celebración. Numerosos invitados del extranjero acudieron a la ceremonia de la unión efectuado mediante un ritual “No queríamos nada convencional”. El entonces flamante Embajador de la Buena Voluntad de la Unesco desbordaba felicidad. Alrededor de ¿400 invitados? Eso dice la revista “Clase” de El Universal. 100 mil flores entre rosas, orquídeas, hortensias y tulipanes, un sofisticado menú y demás detalles que dan el toque “chic” en los eventos “nice o cool”. Desde luego que reunida allí la crema y nata de la diplomacia, política, intelectual, empresarial y alta sociedad mexicana.
El evento fue descrito a detalle como “La original boda”. Suspiro fascinada ante las impecables imágenes. ¿Original boda? ¡No… se quedan cortos! ¡Es una boda de ensueño! Suspiro nuevamente: evento de ensueño que esconde realidades de pesadilla.


LOS ALACRANES

28 Feb 21 | Augusto Isla | Clasificado en Política | Sin Comentarios »

En una fotografía aparecen López Obrador y Salgado Macedonio, ambos miran a la cámara en estrecho abrazo; en otra, sonríen viéndose el uno al otro. “Dios los hace y ellos se juntan”. Dos alacranes. Ambos con una larga trayectoria delincuencial: el presidente, presunto homicida de su hermano, incitador a la violencia, vulgar, algo más que un necio autómata, una máquina movida por un resorte (…) que lo hace moverse y dar vueltas siempre al mismo paso y sin detenerse nunca… como diría La Bruyère. Pero no. Es más que un necio: es un desquiciado que emponzoña lo que toca; México es un país envenenado por el odio, el resentimiento de un alma podrida. La destrucción es una ponzoña: un aeropuerto, abandono de los niños con cáncer, clausura de estancias infantiles y albergues de mujeres maltratadas. Un impío. Como todo aquel que pierde la razón.
El otro, el desdichado senador, un patán, acusado de violador por varias mujeres; basta verlo: un monstruo por dentro y por fuera, un monstruo que hoy aspira a gobernar el estado de Guerrero, con la venia del señor de Macuspana, quien cada vez que lo cuestionan, lo defiende con un “ya chole”, harto ya de ser confrontado con su desatino. Porque a decir verdad no ha sido el anodino presidente de Morena, Mario Delgado, quien aprueba la ignominiosa candidatura, sino el tiranuelo tabasqueño, pues no se mueve la hoja de un árbol sin su trastornada voluntad. Comprensible después de todo, dado que la suerte de los guerrerenses nada le importa. Al arácnido narcisista solo le interesa el seguir apoltronado en la silla embrujada, desde donde reparte insultos, calumnias, escupe cada mañana sus berrinches como cuando era niño, el mimado de su madre, acostumbrada a sus mentiras, a sus caprichos, a sus desarreglos emocionales. Pobre mujer aquella que nunca imaginó a su criatura enloquecida ocupando Palacio Nacional.


TRAS LA VERDAD AMLO ODIA A LOS MEXICANOS EMPRENDEDORES Y CAPACES

28 Feb 21 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Política | Sin Comentarios »

Sin un dejo de vergüenza, la que parece no conocer, esta vez el presidente de la República, calificó de “traidores a la patria” a todos los abogados que defienden a los empresarios de la industria eléctrica renovable. No logra entender antes que su caprichosa y truculenta voluntad, está la vigencia del Estado de Derecho. Para defender los derechos de aquellos que consideran fueron violados por las autoridades o por otros particulares, se prepara a los abogados; las universidades preparan a los defensores de la justicia (con sus excepciones). Ya antes había arremetido en contra de los médicos, a quienes acusó de lucrar con la salud. La queja y la ofensa son instrumentos de combate y consolación de López Obrador.

Adelanta la “lluvia” de amparos que promoverán empresarios que se verán afectados con las reformas en materia eléctrica. Una vez más, cual réplica del aeropuerto de Texcoco que mandó destruir el gobierno de López, por el que tuvo que pagar miles de millones de pesos (el gobierno), al rescindir contratos anticipadamente, sin justificación legal alguna. Lo mismo sucederá con los empresarios, locales y extranjeros, una vez que el gobierno, bajo nuevas reglas de un juego inconstitucional, se verán afectadas por la rescisión unilateral de contratos millonarios. Todo por darle preferencia a la CFE, sobre los particulares, regresando a los monopolios del Estado. La defensa jurídica le molesta al presidente, no le agrada que contravengan su perniciosa voluntad que raya en la ilegalidad. Por esa razón llamó a los abogados “traidores a la patria”.

Bajo esa miope visión, el titular del Ejecutivo tendrá que calificar de la misma manera a los contadores públicos de esas mismas empresas, a los médicos que atienden la salud de los dueños de las empresas, a todos aquellos que les venden insumos para que las inversiones se vuelvan productivas y generen empleos. Todos “serían traidores a la patria”. No cabe duda, la enfermedad mental de Andrés López, se agudiza. Nada le acomoda, de todo se queja, todo le sale mal, no respeta el Estado de Derecho. Solo gusta de la fácil lisonja.

Bueno, hasta su campaña de vacunación está siendo un total fracaso, no llegan las vacunas en cantidades suficientes, las distribuye discrecionalmente, ocasiona tumultos, tardan horas con el peligro de incrementar los contagios en los de la tercera edad. En el Estado de México, tuvieron que interrumpir la aplicación de las vacunas debido a la pésima organización, mientras cientos de ancianos esperaban ser inoculados. Todo lo que hace López Obrador, lo realiza mal y de malas, con la mentira por delante.

Millones de abogados se inconformaron en contra de la soez descalificación del primer mandatario, quienes por ejercer la profesión universitaria los calumnió de “traidores a la patria”. Sabe que le lloverán juicios de amparo, controversias constitucionales y más; las indemnizaciones serán multimillonarias. Se lo anticipaba Ildefonso Guajardo, ex secretario de Economía, en el sexenio pasado, la reforma causará enormes problemas económicos a México. Y López Obrador, acostumbrado al caso omiso, envió su “reforma preferente”, sin modificar la Constitución Federal, para cambiar las reglas del juego, ordenando a los legisladores no le cambien ni una “coma”. Hoy será aprobada. Por si fuese poco, será violatoria al T-MEC, que de suyo podría arrastrar problemas con los gobiernos de EUA y Canadá. La ignorancia y el odio de López Obrador son enormes.

No deben extrañarnos los traumas que arrastra desde estudiante el hoy presidente de la República, quien además de realizar una carrera a nivel licenciatura en más de 10 años, nunca ha trabajado en su ramo, mucho menos legal y legítimamente ha generado empleos y riqueza. Nada, siempre parásito, por eso su extremo odio al capitalismo, envidia a quienes tienen lo que él no ha conseguido en sus casi 70 años de vida. Cual sanguijuela ha vivido a expensar de terceros. Por eso la molestia en contra de quienes legal y legítimamente ejercen su profesión de Licenciados en Derecho. Sabe que no podrá ganar los juicios que se le avecinan, pero el empecinamiento y la ignorancia, junto a sus traumas, son más grandes y poco le importa seguir destruyendo la economía de México.

Jamás tanta ignorancia y maldad reunida en la persona de un presidente. López Obrador, llegó a destiempo, debió gobernar en época de Luis Echeverría Álvarez, cuando el gobierno era dueño de compañías refresqueras, de fábricas de bicicletas; un gobierno obeso, ese es el fin de Andrés Manuel López, incorporar en nómina a todos los que se pueda. Al menos en aquel entonces trabajaban; ahora solo obsequia miles de millones de pesos sin producir nada a cambia.

Para colmo, pide al campesino regresar a la hoz y al martillo, sugiere que en el campo se trabaje con pico y pala ¿entenderá lo que dice y a la vez propone? Lo dudo mucho. Hace poco intentó plantar un pequeño árbol él y su esposa y no sabían ni cómo tomar la pala. A los campesinos, sin embargo, les pide regresen al pico y la pala para trabajar sus tierras. Atrás la modernidad de la “guerra industrial” y sus beneficios. Ni sus aliados chinos ni rusos, de corte socialista, utilizan esos viejos y caducos instrumentos de la edad media. Así de rustico y mediocre es el presidente de los mexicanos. “Con este buey nos tocó arar”, dirían los campesinos.


EN DO MAYOR. ¿SE ACUERDA PRESIDENTE… SE ACUEDA?

28 Feb 21 | Jovita Zaragoza Cisneros | Clasificado en Política | Sin Comentarios »

“Presidente @lopezobrador_Se acuerda de cuando en campaña convocó a las feministas y nos dijo que si usted llegaba al poder jamás solaparía a pedófilos, feminicidas y violadores? Que el suyo sería un gobierno para las mujeres o no sería. Se acuerda?”
Contundente el mensaje en Twitter de Lydia Cacho, acompañado del #UnVioladorNoSeraGobernador, en respuesta al “Ya chole” del hombre que funge como presidente del país y está ocupando un Palacio cuyo costo de mantenimiento (me refiero al del lugar, no al de él), no debe ser nada despreciable. Claro, no creo que tenga problemas de liquidez en el pago de ciertos rubros, como por ejemplo el de luz. Sea porque reciba condonación directa del titular de esta institución o porque, siguiendo usos y costumbres de nuestra cultura mexicana, el suministro sea a través de “un diablito”. Vaya usted a saber; pero a estas alturas, con tantos problemas graves que estamos teniendo en el país, eso del costo del mantenimiento (el del palacio no el del presidente) es lo de menos.
Aquí lo preocupante es el ascenso y ya inocultable menosprecio del presidente hacia ciertos temas que enarboló durante su vida de luchador social y, específicamente, en su campaña donde prometió no solapar a pedófilos, feminicidas y violadores y ahora con indiferencia no exenta de cierto cinismo, pretende minimizar y hasta ignorar el tema. Pero bien dicen que el poder no cambia a las personas, solamente se encarga de mostrar su verdadero rostro. Y el actual presidente va mostrando que el suyo es más igual que parecido al de lo que antes fustigó sin concesiones.
Embriagado ahora con los aromas del poder largamente deseado, muestra su verdadero talante. La resaca vendrá después, cuando a la luz de la sobriedad y del resultado de las decisiones que está tomando, o dejando de tomar, regrese al lugar del ciudadano que fue y viva otra vez su mortal condición humana y tenga que hacer balance de sus actos. Claro, si es que se está dispuesto a enfrentar esa realidad y asumir la responsabilidad de aquello que hizo o dejó de hacer por convicción personal, o por limitación humana. Solamente allí, quizá, solamente quizá, pueda dilucidar entre condición y circunstancia.
Por el momento, el presidente, le guste o no, está sujeto al escrutinio público. Y no todos los cuestionamientos o críticas son impulsadas por la oposición o responden a golpeteos políticos y partidistas. Somos miles los ciudadanos que le dimos el beneficio de la duda y a los que ha decepcionado, porque hemos presenciado la manera cómo ha menospreciado esta y otras demandas ciudadanas y, en el caso que nos ocupa hoy, el de la violencia a las mujeres y la impunidad de Félix Salgado Macedonio.
El presidente ya no podrá acallar la indignación ante su humillante respuesta, ni impedir el clamor de las voces femeninas y de la ciudadanía en general repudiando lo que constituye una grave ofensa de quien amparado en la máxima investidura, prometió exactamente lo contrario a lo que está haciendo y defiende por sobre toda ley a su amigo.
Por eso, cobra relevancia el recordatorio de Lydia Cacho y el de todas las mujeres y hombres que se han unido en apoyo al reclamo femenino, repito: sin afanes de golpeteo partidista, aunque el se quiera escudar en ese pretexto. Sabemos bien la historia de lucha de Lydia Cacho contra la pedofilia, feminismo y violencia, temas a los que el presidente parecen no quitarle el sueño porque su preocupación e interés está en las próximas elecciones, ese lugar al que llegan no los mejores en el sentido ético, sino aquellos que saben, entre otras cosas, chiflar y tragar pinole.

SE RECONOCEN POR SUS AROMAS, AUNQUE CAMBIEN DE PERFUME.
“El camino hacia el poder está pavimentado con hipocresía y víctimas”, decía Frank Underwood de “House of Cards. Y Andrés Manuel López Obrador ha sido parte en la construcción de ese camino. Y por eso no puede jugar al inocente y querer vender su pretendida “ingenuidad” o venta de una imagen que actúa solamente por mera buena Fe o intención. Sabe bien donde está parado hoy como presidente. Sabe quienes le rodean. Sabe quién es Félix Salgado Macedonio y – sobre todo- sabe que NO todo el malestar mostrado hasta hoy contra sus acciones responden a meros golpeteos partidistas propios de una contienda electoral en puerta.

Por supuesto que el actual presidente sabe que Félix Salgado Macedonio es lo que han señalado de él sus víctimas. Pero lo pasa por alto porque su mirada e interés están puestos en respaldarlo para la gubernatura. Sabe que ganando ese estado el controvertido guerrerense, tan dado a protagonizar desplantes vulgares y bravuconadas, , Salgado Macedonio le ayudará a reforzar su control absoluto.

“ El toro sin cerca”, como es conocido entre los suyos este político , tiene alianzas fuertes en Guerrero. Es un hombre que ha tenido cargos de poder y ha comprado incondicionalidades. Y el presidente López Obrador sabe que si hay un estado con más rezago en justicia y violencia a la mujer es Guerrero. Sabe que cualquier mujer que levante una denuncia contra algún individuo con el poder o conexión con las instancias legales en Acapulco , o cualquier pueblo o poblado de por allá, además de no prosperar la demanda, la o el demandante se juega hasta la vida. Eso y más lo sabe el presidente. Pero lo respalda y defiende, porque están entrelazados por una amistad llena de añoranzas y complicidades políticas. Ambos conciben la lucha social muy a su modo. Y las derrotas las gritan y hacen el ruidero que consideran necesario muy a su modo también. Desafían toda regla que no les favorece.

Ambos, López Obrador y Salgado Macedonio han caminado juntos en protestas. Como aquella de 1994 cuando realizaron una caminata desde Tabasco a la ciudad de México, bajo el lema de “Éxodo por la democracia” y, más tarde, cuando en 1999 Salgado Macedonio perdió la contienda ante René Juárez Cisneros por la gubernatura de Guerrero, López Obrador viajó a Chilpancingo y mediante un acto simbólico y en pleno corazón de la capital guerrerense lo nombró “gobernador moral”.

A la amistad y respaldo brindados por López Obrador, el guerrerense ha correspondido con incondicionalidad. Este personaje que gusta de llamar la atención y es capaz de actuar montado en una enorme motocicleta adornada con los ornamentos más estrafalarios , también se ha permitido componer de su puño y letra y cantar una cumbia en homenaje a su amigo, el hoy presidente.

Este es, a muy grandes rasgos, apenas un pálido bosquejo de quien ahora pretende contender por tercera ocasión para la gubernatura de Guerrero, un hombre que parece que en la figura caciquil de los Figueroa encontró una inspiración en el comportamiento y formas de conducirse que solo tienen cabida en países donde lo bárbaro está permitido y la cultura del cacicazgo que el pretende continuar. Hay mucho de parecido en ellos. Y eso no es algo para festejar. Al contrario, prácticas como aquellas NO pueden regresar. NO deben regresar. El estado de Guerrero carga en sus espaldas una historia que merece revisarse y ayudar a sus habitantes a salir de ella. Mucho dolor acumulado por tantas vejaciones, saqueos, impunidad es demasiado ya.

NI LAS VEO NI LAS OIGO
En lo anteriormente descrito está una de las razones por las que el actual presidente pretende pasar por alto la justificada indignación femenina, ante las arbitrariedades de quien ahora pretende gobernar ese Estado. En el parecen pesar más el interés político y de amistad que un tema que, en el fondo, no le es importante. Nunca lo ha sido.

Político como es por todos los costados, Andrés Manuel López Obrador disimuló bien su talante conservador y machista y usó el tema del feminismo y violencia a las mujeres como agenda política para ganar votos. Nada más. Luego, con ese simplismo que lo caracteriza, pretendió vender su imagen de “plural” integrando al gabinete a mujeres que de manera indigna se someten a su voluntad del silencio. Algunas de ellas, como Claudia Sheinbaum, salían a marchas cuando eran oposición. Se desgarraban las vestiduras esgrimiendo su bandera de grandes luchadoras. Y hoy, de feministas o de izquierda tienen lo que su jefe de Palacio de ingenuo. Y véalas hoy en puestos públicos, meros adornos, solapando y compartiendo complicidades. La mayoría de ellas en su oprobioso silencio y acomodadas en ese teatro de burdo montaje.
Por lo anteriormente señalado y porque el presidente está ensoberbecido con su triunfo de la presidencia y tiene especial interés en recuperar a Guerrero, ni nos ve ni nos escucha. Y, sin embargo, las cosas no le están saliendo cómo el quisiera y eso lo tiene molesto. El fuego amigo está adentro de su mismo partido. Y hasta en su mismo gabinete. Los rumores de que hay graves pugnas internas de los diferentes grupos han trascendido ya al exterior. Y una de esas pugnas tienen que ver con los hermanos, Amílcar Sandoval Salazar E Irma Eréndira Sandoval Salazar y, desde luego, John Ackerman. Al respecto, el periodista Raymundo Riva Palacio escribe en Eje Central: “ Amílcar Salazar, cuya familia, encabezada políticamente por su hermana Irma Eréndira Sandoval, secretaria de la Función Pública, cayó de la gracia presidencial tras revelarse sus múltiples propiedades, cuyo valor no corresponden a sus ingresos. No acusó a la familia Sandoval de corrupta –el Presidente tiene un enorme respeto por su finado abuelo, el respetado comunista Pablo Sandoval–, pero congeló a la secretaria, cuya permanencia en el cargo está en el aire, y a su familia…” (Fin)
Es decir, los hermanos Sandoval- Ackerman se quisieron pasar de listos. Quizá eso explica en mucho también el silencio de John Ackerman. ¿No lo han notado muy “prudentito”? El, tan dado a enojarse ante cualquier disenso y dar saltos como chivo en cristalería y amenazar con hacerse el harakiri en defensa de la llamada “cuarta transformación”, anda muy callado.

Pero esos son asuntos internos. Así ha sido siempre en todas las administraciones. Sabemos que es un espacio en el que se agitan las pasiones, se agazapan y disfrazan las traiciones, se hacen alianzas, se mueven piezas a conveniencia; pero las ambiciones y disputas por el poder entre los grupos los tienen que resolver ellos. Los ciudadanos no tenemos porque estar en medio de sus mezquinos intereses y peleas. Estamos cansados ya de ser usados como botín electoral. Lo nuestro es exigir resultados. No queremos, no nos merecemos ya tanto menosprecio e impunidad. No nos merecemos esas respuestas desdeñosas del presidente y que, además, pretenda darnos la puntilla final premiando con la gubernatura a un personaje como Félix Salgado Macedonio.
EN DO MAYOR.
JZC.


COMO VEO DOY ¿QUÉ PASA? ¡QUE LA VACUNA NO ALCANZA!

28 Feb 21 | Carlos Ricalde | Clasificado en Política | Sin Comentarios »

Entre el miedo y la esperanza aflora la entraña: de unos, en el valor y la ética; de otros, en la transa y el agandalle.
____________________________________________

Apreciado Lector y amigo, lo que hoy le cuento es un tema delicado porque se cruzan diferentes concepciones sobre los aspectos éticos y emocionales, respecto a cómo debe reaccionar una persona cuando se siente amenazada. También es un tema que puede sonar a chismes, pero como proviene de fuentes diversas y confiables, no debe desestimarse, ya que dejarlo crecer es responsabilidad de todos. Se trata de las irregularidades que están ocurriendo en torno al programa de vacunar a la brevedad posible, al menos al 70% de la población, empezando, en primerísimo lugar, por los miles de héroes que están en primera línea combatiendo a la Pandemia del Coronavirus-19, a los sobrevivientes de la tercera edad (grupo en el que aún me encuentro) y a los alejados de la “civilizacion” que habitan en pueblos, selvas y montañas. Algo más de 12 millones de personas.

Resulta que ante la escasez de las vacunas, se han disparado las molestias y reclamos de varios sectores de la ciudadanía, aparentemente sin considerar que este hecho es por demás comprensible, pues aún disponiendo del dinero necesario para comprarlas, resulta obvio que la capacidad de producción es muy limitada en proporción a una demanda imprevisible que de inicio abarca a ¡7,800 millones de personas!, es decir, a toda la humanidad. Esta circunstancia o Pandemia, hace apenas un año era sencillamente impensable. Por si fuera poco solo 5 países están en condiciones de producirla y otros 5, sus socios de siempre, participan de distinta manera en su producción. Finalmente, considere usted que la población de esos primeros 5 países es de unos ¡2,000 millones de habitantes! y que por ello llevará muchos meses vacunar a todos sus ciudadanos. Sin embargo, dichos países no pueden evitar e ignorar a los otros 5,800 millones de habitantes distribuidos en la faz de la Tierra, debido a que si no los vacunan seguirán siendo una fuente real de contagio. De aquí es que dichos países están obligados a abastecer, aunque sea en poca y paulatina medida, a los cerca de 190 países restantes. De aquí también es que se debe entender la escasez de vacunas en nuestro país, mantener el orden y tener paciencia. Los ya vacunados no se confíen, mantengan sana distancia.

A consecuencia también de la escasez del antivirus, se han generado otros desórdenes. Quizás lo principal es que empiece a aflorar el karma mexicano del “Me Vale Madres” y sálvese el que pueda. O dicho de manera elegante, como se expresan en mi barrio: “el que tiene más saliva traga más pinole”. Así, me han contado de personas que en auto, motos, camionetas de redila o patín del diablo, se han trasladado a pueblos vecinos al Estado donde vivo, para ser vacunados. Argumentan que en esos pequeños pueblos hay sobrantes de vacunas, que no se pueden regresar ni conservar y así ayudan a su aplicación. Digamos que es un buen argumento ante una inadecuada planeación o respuesta de los habitantes de esos pueblos. Nada para objetar.

Pero qué pensaría usted, crítico Lector, según me cuentan, de esos ciudadanos con alto poder económico que montan a sus familiares y amigos en vehículos tipo Suburban con chofer incluido, que arriban en caravana de 2 o 3 al puesto de vacunación del pueblito en turno y enfilan a sus ocupantes en silla de ruedas (supongo que para dramatizar el acto) a fin de recibir el pinchazo de Aztra, Pfizer o Sputnik. O qué idea le viene al contarle de personas que me quieren y se preocupan por mi salud y me dicen: “voy a recorrer desde las 5 am, los pueblos cercanos y no tan cercanos, donde se ha esparcido la voz de que están aplicando la vacuna. Apenas encuentre una posibilidad, te hablo para que me alcances”. Posiblemente Ud., Lector amigo, de golpe quede como yo, entre el agradecimiento y la culpa de ocupar un lugar que no le corresponde. Mi siguiente reacción fue agradecer la invitación y rechazarla inventando un compromiso impostergable. Bueno, hay quien presume en televisión que ha ido a Miami a aplicarse las dos tomas. Clasifíquelo Ud.

Bien se sabe que el rumor corre más rápido que un sismo. A 3 o 4 días de que empezó el asalto pueblerino, los que salen a cazar vacunas se pasan el día recorriendo pueblos sin lograr su propósito, pues es tanta la afluencia de cazadores que ya parecen ferias con campamentos incluidos. Bueno, pues otra más. Me han llegado comentarios de que hay personas que ofrecen dinero en montos de 15 o 20 mil pesos a quien le consiga la vacuna, hecho hasta ahora que ha sido impulsado, en unos, por el miedo dada su situación de morbilidad o avanzada edad; en otros, por la necesidad imperiosa de salir a la calle y atender sus fuentes de ingreso. En este punto asoma lo más grave. Dicho en corto, brota la piratería, el fraude, surgen los vivales que con total impunidad aseguran tener la vacuna, de la marca que el Cliente prefiera, que son legítimas porque son las que se “pierden” en el desembarque o en la distribución o se “echan a perder”. En realidad es mentira, lo que al parecer venden es agua destilada o son inyecciones de aire como en Ecatepec, según se dijo en los noticieros televisivos. Muestras de cobre saltan por todos lados.

Tomando en cuenta el cóctel de manifestaciones de algunos ciudadanos, donde se mezcla el miedo, el agandalle y la tranza, entre otros explosivos ingredientes, que en estos casos superan a la ética, solidaridad y espíritu de sacrificio, bueno sería realizar ajustes al Programa Nacional de Vacunación contra el Covid-19. Por ejemplo, seguir con la vacuna a los médicos, enfermeras y personal de apoyo sanitario, pero también al personal que recolecta la basura y todo tipo de desperdicio; ponernos a los de la tercera edad confinados en nuestra casa, con ayuda económica y médica del gobierno a quienes lo necesiten; dar prioridad sobre las regiones rurales a las zonas urbanas y dentro de ellas a las zonas marginales; a cambio, el saldo de los recursos disponibles, aplicarlos en todas las personas que, independientemente de su edad, tengan necesidad y justificación de salir a la calle. Tal vez tengamos que vivir con extremos cuidados y conveniente paciencia por los próximos tres años, pero valdrá la pena sin con ello logramos mantener a flote la economía y el empleo y, sobre todo, la felicidad de los que vienen atrás de nosotros, nuestros hijos y nietos. A que sí.

RENDIJAS

Estamos en guerra, aún de baja intensidad, pero agravada por un enemigo invisible. Apoyemos pues el programa de vacunación del gobierno, el que sea, pero en esto que no haya confrontación entre mexicanos, porque el enemigo es otro.

Solo para recordar, una pequeña estrofa dedicada al enemigo, al Covid:

Más si osare un extraño enemigo
Profanar con su planta tu suelo,
Piensa ¡oh Patria querida! que el cielo
Un soldado en cada hijo te dio.

Quiérase o no, el programa de vacunación va a tener un impacto directo en las próximas elecciones. Habrán votos de premio o de castigo. Según el resultado, ¿Que no?

pibihua2009@gmail.com
Febrero 28 del 2021


COMO VEO DOY ¡YA CHOLE CON LAS MAÑANERAS!

21 Feb 21 | Carlos Ricalde | Clasificado en Política | Sin Comentarios »

Sería bueno cambiar las Mañaneras por Domingueras o Sabatinas. Eso le daría al Presidente tiempo para seleccionar, meditar y fundamentar sus declaraciones.

———————————————–

Apreciado y amable Lector, comparto con usted una pregunta que me hago frecuentemente y que también la voy replicando con familiares, amigos, conocidos y desconocidos y es esta: ¿Quién escucha las mañaneras?. ¡Nadie! Ni los ciudadanos comunes y corrientes que apoyan al Presidente y menos con el horario tan impropio en que se transmite a la comunidad. A esa hora unos estamos conciliando el sueño, otros se preparan para el trabajo o escuela y unos más, dando traspiés, apenas van llegando a casa. Que sufrido, ¿no?

¿Quién ve las mañaneras? Exageré al afirmar que nadie, solo porque yo nunca la he visto ni las personas a las que he preguntado en mi encuesta personal. Claro, algunas personas las ven, porque las mañaneras son una especie de conferencia de prensa sin tema específico que solo las bendicen los reporteros, los cazanoticias y los informantes de las personas, líderes intelectuales y políticos de oposición, con el propósito de obtener material para sonarle con todo al Presidente y a sus incondicionales colaboradores. Yo sé de las mañaneras y no mucha gente más, por los noticieros que solo pasan un pedacito de todo lo que ahí se dice y, desde luego, el cachito que les convenga. No habrá quien le explique al Presidente que tanta exposición improvisada para mantener informado al pueblo, no solo no lo informa, ¿si no que lo confunde con las reviradas que le asesta la oposición? Ya chole.

La mayor cantidad de “memes” que he visto y que atacan al Presidente, se estructuran a partir de sus declaraciones espontáneas en las mañaneras. Aquí pueden distinguirse al menos dos aspectos fundamentales, uno, que en México existe quizás la mayor libertad de expresión del mundo, al grado de que cualquier ciudadano le puede decir al Presidente, públicamente, lo que piensa de él y la mayor parte de las veces de manera soez y burlona; dos, que el país sigue en la etapa apache de la democracia pero que se consolida el voto como el argumento esencial para dirimir las diferencias. La prueba está en que por dónde se mire, el Estado, el INE, la oposición y la ciudadanía de boca en boca o por las redes sociales, está pidiendo el voto, unos por quien sea, menos Morena y otros para refrendar el empeño en transformar al país. Por otra parte, la mayoría de los mexicanos queremos, en buen plan, que nuestra nación no se transforme en un Frankenstein. Chole con el monstrito.

También se observa en los informativos de la noche, mediante las encuestas de opinión que difunden, que la popularidad del Presidente se mantiene en alto nivel. Sin duda esto se debe al efecto de la publicidad negativa. Es decir, si la poca gente que ve a través de los medios el tiroteo entre la Presidencia y la oposición, percibe que ésta última es injusta y ardida en sus denuncias contra el primero, por más verdad que contengan, si fuera el caso, y así más procurarán defenderlo. El camino para ganar el voto mayoritario por la oposición, no está en el intento por demoler al gobierno actual magnificando sus fallas o distorsionando sus aciertos, si no en construir un programa político-económico diferente y creíble. ¿Será que les gana la ceguera electoral?

Señor Presidente, quisiera ayudar, a usted y a nuestro país, y por eso escribo que ya es hora de aprovechar el tiempo y la lucidez de las mañanas para pensar y resolver los problemas que nos abruman, dejar de proveer a los medios y al ocio en las redes sociales, de material para la crítica fácil y que tomen a chunga lo que se diga en las Mañaneras, de exhibir a los Secretarios de Estado como párvulos en un festival de fin de curso, de auto exhibirse como abuelito caprichoso (me reflejo en usted, pero yo estoy en mi casa) que se niega a poner el cubre bocas y que se empeña en defender a la luz de la mañana algo socialmente indefendible como al denunciado Felix Salgado Macedonio y, entre otras ocurrencias, a veces simpáticas a veces no, entrarle también a la chunga con expresiones fuera de lugar como la chole. Modifique el formato y entre tanto, ¡Ya Chole con las Mañaneras!

RENDIJAS

Un amigo oftalmólogo me contó de un sabio persa: ¡Veneno es todo lo que tienes en demasía! ¿Lo diría por las mañaneras?

¿Por qué las cervezas no tienen los rombos de Salubridad que alertan sobre los excesos? ¿Será por ser artículo de primera necesidad?

Aumentan los iInsultos y reclamos del respetable, debidos a la falta de vacunas, noticia exaltada por algunos medios, ¿Creerán que dónde las producen ya vacunaron a todos? Es pregunta.


TRAS LA VERDAD CAÓTICA CAMPAÑA DE VACUNACIÓN Y SIN ENEGÍA ELÉCTRICA

16 Feb 21 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Política | Sin Comentarios »

Una vez más se empeña en gobierno federal en demostrar su incapacidad e indolencia en unos de los momentos más terribles de la humanidad: la pandemia del coronavirus. Mientras que en otros países el proceso de vacunación es sencillo y rápido, como en los EUA, basta formarse para que le apliquen la vacuna en contra del Coivd-19, en México se pide a los mexicanos que aporten fotocopias de documentos del INE y del CURP ¿Para qué necesitan el documento específico para votar en las elecciones constitucionales? Con Joe Biden ya se queja de la cercanía con los EUA, lo que nunca expresó con el sátrapa de Donald Trump. Incongruencia presidencial.

No llegan las vacunas a tiempo a los lugares destinados para la inoculación. Después de horas de espera, la entrega de la documentación a los “siervos de la nación”. Sufriendo las personas de la tercera edad la larga espera; las que, por cierto, están siendo vacunados a en cámara lenta. De suerte tal, que los más de 15 millones de adultos mayores tardarán varios meses en ser inmunizados, mientras las personas infectadas y fallecidas continúan en aumento.

Como AMLO tiene salida para todo, ahora impondrá una queja ante el Consejo de Seguridad de la ONU, por el “acaparamiento de las vacunas” ¿Dónde quedaron las supuestas compras millonarias que hizo su gobierno? ¡Más mentiras! Los EUA acapararon vacunas para inmunizar a su población hasta por cuatro ocasiones, por eso la capacidad de aplicar 3 millones de dosis diarias y sobrarán vacunas. López, en cambio, todo lo resuelve con discursos y promesas. Razones de sobra tienen para no querer mostrar los contratos con los laboratorios sobre la cantidad de vacunas compradas y donadas, algo esconden. Eso sí, ya anuncia la vacuna mexicana llamada “Patria” ¿De dónde tanta perversa imaginación y contradicción?

Comenté en mi pasada Columna, que el presidente escogió a las poblaciones más alejadas, por pobres, en donde no hay manera de conseguir la documentación que solicitan los “servidores de la nación” ¿Por qué entonces empezar por los de la tercera edad en donde no alcanza la epidemia, precisamente por alejadas de los centros urbanos? La conclusión, por simple deducción es sencilla, allá sí pueden manipular la ignorancia a placer y en etapa electoral resulta muy lucrativa políticamente. López Obrador, siempre pensando en su beneficio, no en el beneficio de los mexicanos.

Armas cientos de equipos de “trabajo” para la inmunización, lo que encarece la campaña. Médicos, enfermeras, “siervos de la nación”, personal del ejército, personal de la guardia nacional. Solo les faltó incluir a los bomberos. Ese enorme aparato burocrático, que tanto criticó López, asemejándolo a un “elefante”, ahora son los equipos formados por el acérrimo juicio de aquello que continúa repitiendo; él sí puede replicar con singular cinismo, realizar lo que decía odiar: crear su propio elefante reumático. Genera más problemas en lugar de resolverlos. Así es Andrés López.

Por si no fuese suficiente con el desorden que tienen con la campaña de vacunación, medio país se queda sin energía eléctrica. Una más de tantas, el presidente acusa a las administraciones pasadas por comprar gas a los EUA, quien ha dejado de suministrar por las enormes nevadas en el Estado de Texas. No alude, sin embargo, a la cancelación de contratos y reforma eléctrica para que la CFE sea la empresa monopólica en la generación de energía, eliminando la creación de energías limpias a cargo de empresas privadas. No ha invertido en la extracción de gas, todo el capital lo ha aplicado a sus refinerías, su tren, su aeropuerto y sus “ninis”. El mejor presidente para quejarse de todo.

Ese es el problema de fondo. La CFE a cargo del incompetente de Manuel Bartlet Díaz, se queda sin energía para abastecer las necesidades que demanda nuestro país, cancelando la producción de energías limpias, supuestamente porque producían en demasía y había que pagar excedentes; estos problemas son una prueba irrefutable de que la Comisión Federal de Electricidad no se da abasto y perjudica a México, por la tozudez presidencial. Miles de empresas (grandes, medianas y pequeñas) se quedan sin energía para trabajar, la pérdida es multimillonaria.

Así que, la inconsecuencia irremediable de la ineptitud son los recortes de energía eléctrica y, claro, culpar al pasado de todo, mientras su ineptitud es manifiesta para gobernar. Entretanto, el caos organizado por el gobierno federal y su “elefante reumático” entorpecen la campaña de vacunación y medio país se queda sin energía eléctrica.


EN DO MAYOR EL “HÉROE” DE LA PELÍCULA

16 Feb 21 | Jovita Zaragoza Cisneros | Clasificado en Política | Sin Comentarios »

Durante la gubernatura Marinista (2005-2011) se respiraba un ambiente de prometedora bonanza inmobiliaria en el Estado de Puebla, impulsada durante el gobierno de Manuel Bartlett Díaz (1993-1999) y en cuyo periodo Mario Marín Torres se había desempeñado como su secretario de gobierno.

Los Poblanos se decían orgullosos del desarrollo y crecimiento económico de su estado. Fraccionamientos residenciales, habitacionales, vías de comunicación bien planeadas. Construcción de moteles brotaban a lo largo y ancho del Estado; bares y antros buenos, regulares y mala muerte dirigidos mayormente a su público consumidor: los jóvenes. Era vox populi que muchos de esos negocios pertenecían a Mario Marín Torres. Eso se decía. Y agregaban también en voz muy baja y con disimulo, y no cierto temor, que no todos los negocios eran de él, que en realidad el solamente fungía como uno de los prestanombres de Bartlett, el artífice de la construcción de la plaza Angelópolis y sus alrededores, una zona convertida ya en comercial y residencial y de gran plusvalía, inaugurada en 1998, un año antes de que Bartlett Díaz terminara su gubernatura.

El centro Comercial Angelópolis, aunque agradable con sus grandes espacios abiertos, no representaba gran cosa para quien estuviera ya habituado y familiarizado con las grandes plazas comerciales que hay en una gran urbe como CDMX. Y Angelópolis era una versión del Perisur o cualquier otra construida por la firma Sordo Madaleno; pero fue un “gancho” clave para detonar la plusvalía de la zona. Era habitual ver paseando y de compras allí a señoras ostentando su status con joyas, ropa de marca, seguidas por su chofer o hasta guardaespaldas. ¿A quién importaba que ese Centro Comercial y sus alrededores hubieran sido construidas en las 1081 hectáreas expropiadas durante el gobierno de Manuel Bartlett Diaz, so pretexto de “causa de utilidad pública” y bajo argumento de planificación regional, para ofrecerlas luego a la inversión pública y privada y promotores inmobiliarios elegidos a modo? Tenían presente, sí, (y lo decían en voz baja) que “esas tierras se terminaron vendiendo en un dineral a los fraccionadores del lugar” y que él, Bartlett Díaz había sido el artífice de todo eso que se estaba traduciendo en inversión y desarrollo para un estado cuyos habitantes oscilaban en el puritanismo hipócrita y el coqueteo con la modernidad.

Mario Marín Torres, de estirpe priista y quien venía desempeñando puestos de cierta relevancia en el Estado, arribó en 2005 a la gubernatura, el puesto más alto a nivel estatal y desde donde se pueden mover números y arcas a capricho y a favor. Incluso, se llegaba a jugar con la fantasía de que sería impulsado por su partido (obviamente el PRI) como candidato a presidente de la República. Tenía el perfil que tanto nos gusta escuchar a los mexicanos: un hombre de origen humilde, abogado de profesión, político experimentado en varios puestos claves de la administración priista y bien colocado con grupos económicos y políticos de poder. Así que no era tan descabellada la idea de que fuera lanzado al máximo cargo del país. Hasta que a mediados de su gobierno se dio a conocer aquella grabación que evidenció su miseria moral y la de sus cómplices y quedaría tatuado para siempre el mote de “Gober Precioso”.

¿Cómo olvidar aquella conversación, dada a conocer en febrero del 2006, entre Kamel Nacif (hoy prófugo de la justicia mexicana, y refugiado en Líbano)
MM: Quiúbole, Kamel.
KN: Mi gober precioso.
MM: Mi héroe, chingao.
KN: No, tú eres el héroe de esta película, papá.

ESPEJOS EMPAÑADOS.
En 2008 que llegué a vivir a Puebla, habían pasado ya dos años de que saliera al público la conversación entre Kamel Nacif y el “Gober precioso”. El escándalo había levantado polvareda en México y en el ámbito internacional fue comentado y repudiado. Sin embargo, cuando yo sacaba a colación el tema con algunas personas de allá y hacía algunas observaciones con respecto a que a la sociedad poblana parecía no importarles que Mario Marín continuara en su cargo de gobernador, parecía incomodarles. Me cambiaban el tema.

Lo sabían pederasta y que, junto a él, muchos más insertados en el gobierno. Pero había una suerte de evasión o negación a hablar de ello. Como una vergüenza contenida o cierta reserva o temor de que lo que se dijera llegara a alguien cercano al gobernador. Y es que – enseguida supe- el control del gobierno Marinista era tal, que tenían orejas por todos lados llevándole información. Así, la sociedad poblana, compleja como la que más, prefería voltear la mirada hacia otro lado.

Contradictoria en su mentalidad, la sociedad poblana me pareció una fiel representante de nuestra cultura mexicana detenida en el tiempo. Mario Marín Torres es un fiel retrato del soslayo, la taimadez, la cerrazón, el puritanismo, el oportunismo. La manera de mentir mirando a los ojos y sin que se moviera un ápice sus miradas, lo vi en Puebla y lo vimos en aquella exposición que hicieran en televisión de Mario Marín Torres que, impávido al ser cuestionado, no supo qué contestar.

En su momento hablé con algunas personas sobre hechos que ocurrían en Puebla y de los que la prensa local poco hablaba. Uno era el maltrato a la mujer y el otro, el alto porcentaje de suicidios en niños y jóvenes de 13 a 16 años y cuyos registros en números no coincidían con la realidad. Había órdenes de maquillar los datos.

SU HIJO, UN “MIRREY”.
Al concluir su periodo gubernamental, Mario Marín trataba de pasar inadvertido. Se movía discreto, cuidadoso de no remover los recuerdos de aquello que, en su momento, llenó espacios noticiosos por la cloaca que se destapó. Algunos ingenuos le hacían ya “retirado” de la política, cuando en realidad nunca se fue. Solo andaba agazapado, pero atento al negocio inmobiliario y poniendo a salvo su fortuna que, según diera a conocer el sitio puebl@media.com , su hijo, Mario Marín García, se encargó de resguardar haciendo inversiones millonarias en toda Europa.

“Mario Marín García fue uno de los grandes e innumerables beneficiarios del sexenio de su padre, quien sirvió como prestanombres y accionista de negocios inmobiliarios, de Taxis Aéreos, Gasolineras e inversiones en el mercado de valores”, dice el sitio. “Hoy disfruta una vida por demás glamorosa, rodeado de enormes lujos y comodidades”. Agregaba datos del lugar de residencia del primogénito de Marín Torres: “Marín García estaría en Wels, la segunda ciudad de Austria Alta”
En esa pequeña población de menos de 60 mil habitantes el hijo tenía sus inversiones.
Abundaba al respecto: “Una pequeña prueba de la magnitud del saqueo al erario poblano es el chalet en donde actualmente pasa una buena parte de su tiempo, el cual fue adquirido por Mario Marín García, a un costo de 5 millones de dólares. El chalet se ubica en una de las regiones más exclusivas del mundo, considerada refugio de príncipes, reyes, magnates y estrellas de Hollywood; que disfrutan del clima alpino propio de la Europa Central. El paisaje lo complementan castillos y palacios. Ahí el jet set internacional acude a esquiar a las montañas austriacas”.

¿EL DINERO MATA CARITA?
Todo indicó que hay mucho de verdad en esta frase popular. Desde ese lugar austriaco de ensueño, vistiendo ropa cara, dinero, codeándose con otros mirreyes, el primogénito del “Gober precioso” conquistó a una europea, esas de estereotipos de belleza austriaca. “¿Conquistó?” ¿Por qué no? Lo mexicano o “folklórico” gusta por allá. Dicen.
El noviazgo cuajó. El sábado 28 de septiembre del 2013, la Catedral Poblana fue escenario de una fastuosa boda entre Mario Marín García y Nadja Ludne. La ceremonia fue oficiada por el mismito arzobispo Víctor Sánchez Espinosa y contó con traductora al alemán. Los orgullosos padres del novio, vistiendo un jaqué negro (o lo que conocemos en términos coloquiales como “traje de pingüino), chaleco gris, camisa blanca y corbata roja, y su esposa con un vestido liso en color morado y una chalina negra. Luego, la lujosa fiesta.

Más tarde, “el Gober precioso”, volvió a hacerse visible, y hasta sonriente y participativo en una marcha en apoyo a Blanca Alcalá, candidata del PRI para la gubernatura de Puebla en las elecciones locales para el periodo 2017-2018). Blanca Alcalá había sido señalada por la periodista Lydia Cacho de estar vinculada a su secuestro y tortura en 2005 y como protectora de pederastas. Lydia Cacho afirmaba que la candidata en cuestión fue parte de los 17 funcionarios estatales involucrados en la red Succar Kuri. Alcalá, originaria de Tlaxcala, fue presidenta municipal de Puebla (2008-2011) en los tiempos que Mario Marín fuera gobernador.

Apostando a la débil y frágil memoria de un país con una ciudadanía que, como en la fábula de la rana y del agua hirviendo, nos fuimos acostumbrando a nadar en la ignominia, Mario Marín Torres, poco a poco fue saliendo más a su vida social, sabedor de que su capital político ya estaba “quemado”, continuó caminando confiado en las posiciones estratégicas y alianzas que sus pupilos, jóvenes formados en su gobierno, ocupan ahora.
“…Muchos de los políticos que apadrinó o que formaron parte de su gobierno están ahora en posiciones estratégicas no sólo en su partido, el PRI, sino en el gobierno estatal, así como en Morena y en las fuerzas políticas aliadas de éste: Encuentro Solidario, Redes Sociales Progresistas, Nueva Alianza y Fuerza por México”, señala la revista Proceso.

Una de las últimas apariciones públicas de Mario Marín Torres fue en marzo del 2019, apadrinando la candidatura de Alberto Jiménez Merino a la gubernatura del Estado. Según medios locales, no solo acudió a su toma de protesta donde le aplaudieron, sino que, cual “rockstar” de la farándula los asistentes al acto pedían tomarse fotos con él. No imaginaba que al mes siguiente se giraría una orden de aprehensión en su contra, y en la del todavía prófugo Kamel Nacif Borge. Y el resto, lo de la captura del “Gober precioso”, lo sabemos ya. Y una de las preguntas que afloran es ¿por cuánto tiempo? Después de todo los cuadros conformados en la política y en la actual administración comparten las raíces de un mismo árbol ¿No es así? Pregúntesele al presidente. Yo no me atrevo. Y por una sencilla razón: no quiero verme sometida a la tortura de escucharle decir una y otra vez lo mismo durante dos horas. “No somos lo mismo…eso si calienta… estamos en otros tiempos…” Y luego, ya sabe usted, al estilo Fidel Castro, o Hugo Chávez, la arenga contra un pasado que está más vivo que nunca en su gobierno y hacía el que nos está llevando. Por más que el lo niegue y lo disfrace.
EN DO MAYOR.
JZC.


QUIERO DENUNCIAR. RETÉN SANITARIO ¡JA!¡JA!

15 Feb 21 | Edmundo González Llaca | Clasificado en Nacional, Política | Sin Comentarios »

Edmundo González Llaca
Metros antes de llegar a la caseta de Palmillas, viniendo de México, hay una veintena de personas que detienen el tránsito y canalizan a los automóviles a varios carriles, provocando cuellos de botella por todos lados. Semanas antes había sido víctima de ese congestionamiento y el peligro consiguiente. La rutina es detenerse, de inmediato una enfermera saca la pistola para tomar la temperatura del conductor, al mismo tiempo que explica que se trata de un retén sanitario. Con estos antecedentes me detuve y al llegar con la enfermera, sin darle tiempo de nada, le dije que había traído el brazo fuera de la ventanilla del coche, por lo tanto, lo más probable, es que por el sol tuviera una temperatura superior, le sugerí que mejor me la midiera en el cuello. Me respondió que ya no estaban tomando la temperatura, que de lo que se trataba ahora era que le diera mi nombre para apuntarlo. Para probar su dicho me enseñó una carpeta y la pluma que traía en una mano. Le respondí que no entendía qué tenía que ver mi nombre con la medida sanitaria. Comentó sin más: – “Entonces si no quiere dar su nombre, tendrá que hablar con el doctor”. Sin darme tiempo a hablar me apresuró a avanzar y cambiar de carril. Metros más adelante me detuvo una persona uniformada que estaba acompañada por otras personas. De inmediato me espetó: “Entonces Usted no quiere dar su nombre”. Le respondí: “No me niego a dar mi nombre si me explica qué relación tiene mi nombre con la protección de la salud”. Agregué irónico: “Si me llamo ¿Policarpo soy un riesgo sanitario? ¿No lo es si me llamo Edmundo?”. Mi humor le cayó como patada en el estómago, en tono molesto e impaciente agregó: “Lo que queremos saber es si Usted se dirige a Querétaro a realizar una actividad esencial o qué va a hacer”. Otras personas que formaban parte del grupo que detenía el tránsito se aproximó a la ventanilla, echándome montón. Al ver que había varios automóviles cerca del mío, pensé que había muchos testigos y que no me podían agredir. Si hubiera estado en una bodega abandonada, yo amarrado a una silla y ellos con tehuacán y chile piquín en las manos, les hubiera confesado de todo, hasta que maté a Kennedy. Momentáneamente envalentonado, le respondí: “¿Quién califica si voy a una actividad esencial? Por ejemplo, si el Señor Gobernador me invita a una carne asada. ¿Es una actividad esencial o de recreo? Si el partido Morena me invita a un bailongo ¿Es una actividad esencial o de puro vacilón?”. Otro de los que acompañaban al “Doctor”, subiendo el tono de voz y acercando su cara a la ventanilla me dijo francamente agresivo: “Entonces no quiere cooperar con la autoridad. Ahora nos va a tener que decir dónde vive”. Un tanto intimidado y poniendo cara seria e impertérrita como Benito Juárez, le respondí: “Por supuesto que quiero cooperar con la autoridad, sólo pido una explicación, si fueran tan amables de decirme ¿Qué tiene qué ver con la salud de los queretanos la colonia donde vivo? ¿Si vivo en Peñuelitas el bajo, ya no me dejan entrar a Querétaro porque soy un riesgo a la salud? ¿Si vivo en el Campestre sanitizo con mi sola presencia?”. Las otras personas del grupo se empujaban para meter prácticamente meter su cabeza al interior del coche. Todos con miradas de puñales. Empecé a sentir que una gota de sudor frío me resbalaba por la columna de puro miedo. Alguien intervino en tono conciliador: “Mire mi amigo, es nuestro trabajo, díganos su nombre, profesión y su domicilio. Vea para atrás. Está Usted organizando un congestionamiento de tránsito”. Diría Borges: “Detesto todo tipo de violencia, más la del Estado. Soy héroe civil”. Respiré profundo y respondí ya también en tono pacífico: “Me llamo Edmundo González Llaca”. Una mujer que cargaba una libreta apuntó me nombre y lo dijo en voz alta. Al que llamaban “Doctor” me preguntó: “¿Usted es el que escribe en Plaza de Armas y hace un comentario en Radio Universidad?”. Como un relámpago me surgió el padrón con los nombres de los que he criticado, al mismo tiempo que pensaba, si hay algún simpatizante de alguno de ellos, estaba perdido. Tímidamente asentí con la cabeza. El Doctor intervino: “Lo hubiera dicho desde el principio que es González Llaca. Pásele”. Ya avanzando lentamente todavía me gritó: “Y ya regrese a escribir y a comentar. Se le extraña”. Mi ego en forma automática desplegó su cola de pavo real y casi se me quitó el mal sabor de boca.
Ahora les quiero preguntar a las autoridades del gobierno del Estado ¿Qué objeto tiene organizar ese congestionamiento de tránsito, que no deja de ser peligroso para los automovilistas? Toda una parafernalia y ni siquiera toman ya la temperatura de los automovilistas, la que creo es la real medida de prevención sanitaria. ¿Es una forma de justificar una nómina? ¿Es el gusto queretano por el chisme de averiguar quién entra al Estado y dónde vive? ¿Utilizan los nombres y direcciones para las elecciones?
No se´. Tengo otra hipótesis. Maquiavelo decía: “Gobernar es hacer creer”. Las autoridades nos quieren hacer creer que cuidan de nuestra salud, que están preocupados por ella. Falso, el gobierno podría utilizar a esas mismas personas, que son aproximadamente una veintena, en al menos en dos turnos, para dar orientación sobre el virus en los lugares de más incidencia del virus. Pero eso no tiene la espectacularidad de parar a todos los automovilistas, sin importar el riesgo y la pérdida de tiempo. El mayor pecado de las políticas del poder público es: la simulación. Que no se resuelvan los problemas pero que parezca que los queremos resolver. Discípulos adelantados de Maquiavelo.


UTOPÍA POLÍTICA

14 Feb 21 | Roberto Carbajal | Clasificado en Economía | Sin Comentarios »

Por El Vigilante Urbano
MUCHAS INMOBILIARIAS SIGUEN AFECTANDO A LOS COMPRADORES DE VIVIENDAS. -Las graves omisiones de las constructoras siguen vigentes sin que las autoridades y el mismo Congreso del Estado hagan leyes para ir corrigiendo estas lamentables fechorías, como los es la entrega recepción de los fraccionamientos al ayuntamiento. Cabe mencionar que la administración de Luis Bernardo Nava, ya envió una iniciativa de ley para agilizar este proceso de entrega recepción, pero la pregunta es… ¿cuánto tardarán los diputados en aprobar dicha iniciativa? ¿Quizá, el pretexto de las ya próximas elecciones, está, la manden a la congeladora…?
Otro punto que está provocando serios problemas a los compradores de casas habitación, es el del agua, y para dar a entender la dimensión de este problema, nos iremos al caso que vive el fraccionamiento Residencial Caletto, ubicado en la zona de Juriquilla, a un lado de una universidad privada, donde la constructora que inicio este proyecto habitacional en ese momento tenía el nombre de PLAN CASA S.A. DE C.V., pero esta empresa para ir eludiendo sus responsabilidades cambia de nombre a determinado tiempo. Dentro de los cambios de la ley en estos asuntos habitacionales, la empresa para resolver el servicio del agua, debe entregar la infraestructura hidráulica a la Comisión Estatal del Agua CEA, y si esta, es aprobada por la CEA, enseguida toma la responsabilidad de instalar las tomas individuales para que cada vivienda tenga el servicio del vital líquido, y pague de acuerdo a su consumo.
Durante más de 10 años, la constructora nada hace para resolver tal omisión, al grado de cambiar su domicilio al estado de San Luis Potosí, donde sigue haciendo la misma fechoría, en perjuicio de los nuevos compradores. La constructora mientras no haga la entrega de la infraestructura hidráulica, debería pagar el agua, así lo establece un documento firmado ante la CEA, donde se compromete a solventar dicho servicio. Pero ante la omisión del pago por parte la empresa, son los colonos del fraccionamiento quienes pagan para evitar el corte del servicio, cada mes, el pago total es de $57,000 que se divide entre los habitantes del fraccionamiento, y de esto, ya van 3 años, donde los colonos han pagado más de 2 millones, y lo irónico del caso, el documento que ampara dicho pago, está a nombre de la constructora.
Tenemos informes de que la “constructora”, ya está tramitando un nuevo cambio de nombre, en su escondite en San Luis Potosí. A pesar de sus operaciones el estado potosino, sigue en Querétaro operando nuevos fraccionamientos, y el representante legal, el abogado LUIS DAVILA, que periódicamente debe venir a esta capital, para firmar la entrega de escrituras. Pero este abogado no da la cara, poniendo entre dicho su ética como un defensor del estado de derecho. Sera interesante saber que opinan las autoridades de vecino estado, cuando les demos a conocer los mafiosos antecedentes de esta camaleónica empresa que cambia de color según le acomoden sus perversas operaciones inmobiliarias, en el estado de Querétaro.
El colmo del cinismo es que una representante para la venta de casas, vive aquí, en Residencial Caletto, además sabemos que, en la zona de Zibatá, también hay proyectos con el sello, de lo que un día se llamó PLAN CASA.
Y una vez más volteamos a ver la negligencia del congreso, ¿hasta cuando pondrán una hasta aquí a este tipo de trampas inmobiliarias? ¿Resulta muy complicado presionar a este tipo de empresas, para que cumplan sus responsabilidades? ¿Será que algunas firmas inmobiliarias tienen propietarios con mucho peso político y por eso, no las pueden tocar?


EN DO MAYOR ENTRE PUROS Y PURIFICADORES

14 Feb 21 | Jovita Zaragoza Cisneros | Clasificado en Política | Sin Comentarios »

Lo primero que me pasó por la mente al saber sobre la aprehensión del ex “gober precioso”, Mario Marín Torres, fue en que la diplomacia mexicana tuviera la gentileza de notificar a los más de 190 países donde era buscado, que ya no se preocuparan más. Que avisaran que las arduas indagatorias de la justicia mexicana por fin dieron resultado. Fue todo un operativo, ya que el fugitivo de la justicia después de casi dos años de andar sufriendo penurias por la implacable persecución, fue sorprendido tomando su buena dosis directa de vitamina “D” en Acapulco, en una casa, propiedad de su hermana.

Y le confieso a usted, gentil lector, que otra cosa que me pasó por la mente y me inquietó un poco, fue que en las prisas por darnos un poco de “detente” a través de un oportuno golpe mediático, en estos momentos en que las cosas están tan delicadas por el comprensible enojo y reclamos ante el mal manejo de la pandemia y el uso político que se la ha dado a la vacunación, confundieran a Mario Marín con Félix Salgado Macedonio. ¡Oiga usted! no se enoje conmigo por lo que digo, la confusión era factible. Ambos son parecidos y el ex gobernador estaba en el terruño de Salgado Macedonio. Hasta llegué a pensar que, tal vez, este último al saber que andaba por allá Mario Marín, aprovechó para pedirle algunos “consejitos” que aplicar ahora que sea gobernador de Guerrero. Y, créame, tan solo pensar en esa posibilidad me dio terror. Aunque…concluí de inmediato que ni uno necesita al otro, ni el otro al uno; cada cual son un costal de mañas, ¿o debo decir costal de peligrosas y nauseabundas patologías? Entre iguales se entienden con la pura mirada. ¡Ufff!

Temiendo la confusión y decidida a comprobar que no nos dieran gato por liebre, seguí atenta la nota e hice acercamiento en la pantalla y, además, también mi lupa de aumento para asegurarme que el aprehendido fuera Marín Torres. Y sí, es él. Y no iba en short de baño, le dio tiempo de vestirse con un pantalón de mezclilla, playera tipo polo y unos tenis color gris.
Y por si hiciera falta aclaración, que no se mal entienda que me preocupa la suerte de ninguno de esos dos personajes. No. Lo que me preocupó fue que, en la posible confusión, una vez al presentar a Salgado Macedonio a las autoridades, estas, atónitas exclamaran: “¡Pero señores, este no es Mario Marín Torres! Este es “Don” Félix Salgado Macedonio y él ya fue exculpado y hasta palomita tiene!” Y todo quedara en un: “usted perdone la confusión …”. Por eso mi preocupación. Ya ve usted que las confusiones suelen suceder. Pero doy Fe y suscribo que si fue el ex “gober precioso” el apresado. Así que, hasta ahí, todo bien.

Ya una vez tranquila ante esa certeza, pensé en hacer lo posible para colarme en las mañaneras y decirle a doña Olga Sánchez Cordero que ya que andaban en esas por el puerto Acapulqueño, pues hubieran detenido a Salgado Macedonio, también. Con las acusaciones que hay sobre él, para que nos hacemos. De una vez, como en la hora feliz: dos por uno.
Por supuesto que este último pensamiento lo deseché enojada conmigo de inmediato. Tan grandota y tan ingenua. ¡¿Dónde cabe semejante ocurrencia?! No es tan fácil. Somos país de leyes y reglas institucionales que hay que seguir y, ante todo, respetar. Además, ya no son los tiempos de antes, ¡vaya despiste el mío! Se me olvidó que el pensamiento mágico casi casi ya fue patentado patrimonio del partido del presidente. En MoReNa ocurren milagros i n i m a g i n a b l e s ! Todo el que se acerque a solicitar formar parte de su militancia, tiene asegurada su purificación. Duerme impuro y amanece purificado. Y algunos, incluso, a punto de la beatificación. Allí les basta el mantra de cerrar los ojos y elevar la mente para decretar: “nosomos iguales… nosomosiguales… nosomosiguales…”, ¡Y listo!

Pero… ¡momento!: hay reglas no habladas para quienes quieran pertenecer a ese partido, o que parece serlo. Una de ellas es tener incondicionalidad absoluta. Incluso sumisión. Por ende, nada, pero nadita de criticar al presidente. Defender con apasionada fiereza el proyecto de transformación, mismo que solo conoce el círculo más cercano a él; pero que todos aplauden con devoción porque es bueno para todos y con eso basta. Es decir, Fe absoluta. Porque si y porque sí. Y si una vez estando dentro se le ocurre diferir en cualquier punto sustancial y se atreve a hacer un llamado a la reflexión, se le acaba el aura de protección y todos los pecados que cometiera antes vuelven al insurrecto. ¿El castigo? Insultos, improperios, denuestos, acusaciones de ser neoliberal, traidor, hipócrita. Y los más férreos y obcecados defensores, se encargarán de propalar que su crítica obedece a puro ardor porque esperaba que le dieran “moche” o un cargo y, en virtud de no conseguirlo, sale criticando a tan transparente legión de seres cuasi celestiales, cuyo pecado más grande es servir a la nación.

Así que ya sabe, si usted estando dentro se arrepiente y quiere salir de allí, hágalo en silencio. O dé las gracias por la oportunidad y dígales que no se siente merecedor de tan alto honor porque ha tenido pensamientos propios. Salga sin prisas y -sobre todo – sin enojo, porque este último es mal consejero y no vaya a ser que le dé por decir: “sontodosiguales…sontodosiguales…sontodos iguales” En todo caso disfrácelo un poquito diciendo: que iguales somos todos ustedes. ¡Y listo!

¿CONTRAJO O NO EL COVID?
(EL QUE ENTENDIÓ, ENTENDIÓ)
Tengo una amiga con la que suelo platicar muy de vez en cuando de literatura y astrología. Es excelente lectora de autores que no son fáciles de interpretar y suele meterse a fondo en su obra. Tiene también otra particularidad: es una aguda observadora de la naturaleza humana y las motivaciones que llevan a los seres humanos a buscar el poder y lo que son capaces de hacer para conseguirlo y, o, mantenerse en él. Siendo yo también una apasionada de este último tema, no siempre hemos coincidido en nuestras respectivas apreciaciones. Pero en el respeto a nuestras divergencias está la riqueza de nuestra amistad, precisamente.

Por ejemplo, en el caso de Donald Trump, coincidimos mucho en las conclusiones sobre su personalidad. Pero, confieso, que ella fue mucho más allá y vio cosas en él y en las que yo no reparé y me asombró ver la precisión con la que se adelantó a describir su carácter violento. Ella lo seguía en twitter, televisión. Llegó a decir que se estaba obsesionando con el estudio de esa personalidad. Terminó aplicando para si misma la trillada frase de “lo que te choca te checa” y agregó: “Creo que tendré que ir a una terapia para ver porque me causa tanto rechazo este hombre”. Por supuesto que yo se lo tomaba a broma.

A mediados de octubre, tuvimos una conversación que en el transcurso se volvió un poco incómoda. Por primera vez incómoda. Salió el tema de la salud de Trump. Ella no creyó que lo hubiera contraído. Era – en sus palabras- un ardid de Trump. Un montaje para manipular las elecciones por venir.
Discutimos sobre el tema. Concedí que Trump tenía esas características por ella descritas, pero que en eso de su enfermedad si le creía. No era descabellado que hubiera contraído el virus ¿Acaso no solía andar sin mascarilla?
–¡Tres días le duró el bicho! ¡Es un hombre de más de 7O años y come puras hamburguesas y coca cola, tiene altos factores en contra como para recuperarse de esa manera!
–De acuerdo contigo. Tampoco hace ejercicio. Y es un güero insípido con cuerpo de pan mal horneado y bofo!–, dije divertida.
— ¡Oye no te burles! ¡Ve a todas las víctimas que el Covid ha cobrado! Se ha llevado a gente relativamente joven y deportista. Y los que se han recuperado han hablado de los síntomas y secuelas de las que tardan hasta un par de meses en recuperarse, y eso si bien les va. Porque el proceso de recuperación total es más largo–, respondió enojada al ver que yo salía con mis chistes simplones.
—Pero tiene todo un aparato médico a su alrededor. Le dieron bombas de medicamentos para sacarlo adelante y estricta supervisión—objeté.
Con tono molesto, ella insistió:
— No banalicemos como Trump el tema de este virus. Él no se enfermó de eso. Fue plan con maña y solamente los bobos le creen a ese mentiroso compulsivo. A mi no me causa gracia alguna.
Ya no quise perderme en esta, por vez primera, aireada e inútil discusión con ella. Me disculpé argumentando que estaba muuuy ocupada y colgué. Luego, cuando vino más adelante las reacciones de Trump que todos vimos, le di la absoluta razón a ella. Su deshonestidad al no reconocer los resultados de la elección, su manera tan cínica de mentir. Posiblemente tuviera razón en que todo fuera un ardid de Trump. Y entendí también que su enojo se debiera a que los tiempos que estamos viviendo por el encierro y la incertidumbre nos tienen con las emociones a flor de piel.

Desde que tuvo lugar esta conversación telefónica, no había tenido otra más. Apenas algún intercambio de mensajes por WhatsApp con buenos deseos para nuestras familias en Navidad e inicio de año nuevo. Comentarios sobre las últimas lecturas, o series de televisión o películas. Y nada más.

Ayer domingo, mi amiga me habló por teléfono para disculparse por su exabrupto. Le cambié el tema y hablamos de lo entusiasmada que estoy leyendo la obra de Clarice Lispector. Y, por supuesto que no me tomé en serio eso de “solamente los bobos le creen”. Y divertida e inspirada en lo que dijera, escribí esto que le envié por mensaje.

Cuando aquel presidente informó sobre su COVID,
no todos le creyeron tal información
a ese hombre que no perdía nunca la ocasión
de hacer de todo acto un montaje, un ardid.

Allí pasó lo del cuento de Pedro y el Lobo,
al constante mentiroso todo se le revierte,
cuando la verdad con mentira la pervierte
solo termina por creerle el más ingenuo o…muy bobo.

Después de todo, estimado lector, los tiempos no están para perdernos en discusiones estériles. ¿Cómo saber quién tiene razón? ¿Ella? ¿Yo? ¡ Bah!, hay cosas más importantes que eso. La amistad y respeto en la comunicación, por ejemplo.
EN DO MAYOR.
JZC.