EL JICOTE “DE CARNICEROS Y RESES”

13 Ago 20 | Edmundo González Llaca | Clasificado en Nacional, Política | Sin Comentarios »

No estoy de acuerdo con la afirmación presidencial de que para ejercer la función pública, la honestidad vale el 90 por ciento y la capacidad el 10 restante. Después de lo que hemos visto de la 4T la afirmación parece una puerta de escape para las metidas de pata. Pero no solamente es una posición personal diferente ante la perspectiva del Presidente, la cuestión es que también así lo consideran la Constitución y varias leyes: la ineptitud, que se traduce en ineficiencia, es un delito porque es una forma de corrupción. En este sentido el próximo gobierno tendrá mucha tela de donde cortar con la cancelación del Nuevo Aeropuerto, donde los acreedores están felices, felices. Ya les pagaron 80 mil millones de pesos y falta que les paguen por sus bonos mil doscientos millones de dólares. Más le vale a la 4T que explique bien la decisión del cambio de sede, pues para el próximo Ejecutivo puede ser un ejemplo de desperdicio de dinero, como actualmente lo es para López Obrador el avión que no tuvo ni Obama. Avión que, por cierto, también ha provocado una cantidad de gastos, resultado de la ignorancia e ineptitud del gobierno en el mercado de aviones.
Con la frase del Presidente, con la cual coincido plenamente, es cuando afirma: “Tenemos que evitar la corrupción, que no nos pase lo que sucedía en gobiernos anteriores”. Por supuesto, el problema es que ya hay asuntos que ameritan una aclaración del Presidente y que tienen semejanzas con la corrupción del anterior sexenio. En la entrega pasada señalamos los casos de la Secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval y su marido, Lord Pataleta, John Ackerman, quienes presentaron una declaración con un patrimonio inmobiliario que no coincide con sus salarios. Otro caso para explicar es la creación de 171 compañías en dos meses, precisamente al cambio de administración y que recibieron de inmediato contratos millonarios. Despiertan muchas sospechas que sólo el 13% de los contratos del gobierno sean por licitación. Tampoco se ha respondido a la denuncia de un diputado de Morena contra Amílcar Sandoval, hermano de la Secretaria de la Función Pública, por utilizar los programas sociales para beneficio personal. Está también sin aclarar la acusación contra la Secretaria de Energía, Rocío Nahle, que adjudicó un contrato por 5 mil millones de pesos, para la Refinería de Dos Bocas, a una empresa que sólo tenía siete días de creada; se dice que hay una relación de compadrazgo de la Secretaria con el empresario beneficiado. No se ha terminado de informar cómo es que el senador Armando Guadiana participa en un contrato millonario para vender carbón a la CFE. Gravísima es la acusación de la senadora Xóchitl Gálvez. El Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, sacó a subasta 49 mil toneladas de acero. Las autoridades adjudicaron la compra al Grupo Gilbert. El proceso estuvo tan mal hecho que siete de los 15 solicitantes presentaron una denuncia ante la Secretaría de la Función Pública. Gilbert no sólo ofertó un menor precio por el acero, sino que también incumplió con la entrega de la carta de “no conflicto de intereses”,
¿Quién será el Señor Kors y Louis Vuitton de este sexenio? Ojalá que el Presidente termine con ese fatal ciclo histórico de que: “Los carniceros de hoy, son las reces del mañana”. En otras palabras, lo mismo de siempre.


TRAS LA VERDAD “¿NARCO ESTADO EL GOBIERNO DE FELIPE CALDERÓN? ¿NARCO ESTADO EL GOBIERNO DE LÓPEZ OBRADOR?”

12 Ago 20 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | Sin Comentarios »

Ante la falta de pruebas que permitan al gobierno de López Obrador, a su inacabada 4T, enderezar formalmente denuncias en contra de aquellos que acusa, lo único que tiene a la mano es su reiterativo discurso del combate a la corrupción, “slogan” que se ha ido desgastando con el paso del tiempo. En la mañanera de ayer lunes, calificó de “narco-Estado al gobierno de Felipe Calderón, sin ofrecer prueba alguna que demuestre la grave acusación, solo su deleznable dicho. El Presidente de la República puede (y debe) ser acusado por difamar, calumniar por medio de infundios para combatir y destruir políticamente a quienes considera sus enemigos, a todo aquel que le estorba en su proyecto personal.

Ayer mismo encontró respuesta inmediata y contundente por parte del mismo Felipe Calderón Hinojosa, titular del supuesto “narco-Estado”. Calderón es el único que no deja ir una “bola” que le lanza el pazguato de López Obrador. Claro y sin tapujos dijo ser perseguido político del Presidente de la República. No le falta razón al ex Presidente de la República. Entre otras cosas dijo el siguiente, comentario que dirigió directamente a López Obrador: “… que de parte del Presidente Andrés Manuel López Obrador hay persecución política contra él; es un hostigamiento político, no se ha cansado de sacar calumnias todos los días, esto no es justicia ni deseos de acabar con la corrupción; ganas de revancha política”. No perdona haberlo sido vencido en las elecciones del 2006, por Calderón.

También agregó, refiriéndose a López: “… que no se debe esperar a una consulta pública para que sea juzgado (refiriéndose a él mismo), eso es un acto arbitrario y palabras de un déspota, se debe aplicar la ley y realizar un juicio”. Calderón dio respuestas categóricas a López, basadas fundamentalmente en materia jurídica, elementos que olvida el Presidente, quien se conduce y agazapa como en los tiempos de la Edad Media, sin reglas legales a las que deba sujetarse. Total, Felipe le dio una tunda legal al Presidente.

López, boquiflojo de siempre, teniendo los micrófonos de la presidencia a su disposición, este martes volvió a arremeter en contra de Felipe Calderón, quien un día anterior le dijo sus verdades, desde los aberrantes saludos de manos a la mamá del “Chapo Guzmán”, hasta la ilegal liberación de Ovidio Guzmán, hijo del “Chapo” (narcotraficantes). Muy molesto, aunque con la cínica sonrisa que lo caracteriza, dio respuesta al ex Presidente Calderón (una vez más), sin pruebas que afiancen sus duchos. Solo declaraciones mediáticas para seguir cautivando a su clientela política, fundamentalmente a los ignorantes y a los “cooptados” por medio de sus programas clientelares denominados sociales; nada que pueda desmentir lo dicho por Felipe Calderón. “Guerra de declaraciones” en las que (momentáneamente) el poder político está de parte del Presidente de la República, quien ilegalmente abusa y explota los micrófonos. Por cierto, nada obliga a los “medios de comunicación” a permanecer diariamente en las conferencias “mañaneras”. Muy interesante sería que nadie asistiera a sus falsas “platicas” y aburridas. Pero no, los contratos de publicidad les obligan a permanecer diariamente frente al Presidente, a estar y escuchar la serie de aberraciones que brotan de la garganta de Andrés López, para luego difundir sus mentiras. Así es la “libertad de expresión”. Otros tienen que desmentirlo.

López Obrador seguiría vertiendo más y más especulaciones (mentiras), sin ninguna prueba que lo demuestre, a fin de cuentas, es “politiquería” del Presidente, para seguir desprestigiando a los regímenes pasados. También dijo: “…Llegó a hablarse de un narco-Estado y yo sinceramente, en ese entonces, pensaba que no era correcto clasificar de esa manera al Estado mexicano, pero luego con todo esto que está saliendo a relucir, pues sí, se puede hablar de un narco-Estado. Porque estaba tomado el Gobierno. Quienes tenían a su cargo combatir a la delincuencia estaban al servicio de la delincuencia. Mandaba la delincuencia, tenía una gran influencia la delincuencia, era la que decidía a quién perseguir y a quién proteger”.

¿Habría alguien más cínico que Andrés Manuel López Obrador? No lo Creo. Critica y juzga, según su pobre leal saber y entender, al gobierno de Calderón, pero no deja de denostarlo, descalificarlo, sin prueba alguna; además, las pruebas son en contra del gobierno de López, no de Calderón. Felipe Calderón, sin embargo, desnudó al Presidente López, al mencionar que él (Calderón) no fue a saludar de mano (como lo hizo López) a la mamá del “Chapo Guzmán”, tampoco dejó en libertar al hijo del “Chapo”, a Ovidio Guzmán.

Quienes no conozca la historia ni la realidad de los hechos, fácilmente son influenciables y manipulables por los dichos del López, quien acusa sin sustento alguno. Una vez más Felipe Calderón, dejó en franca evidencia las mentiras que a diario verte Andrés Manuel López Obrador. Los “medios de comunicación”, parecen darle la razón al mitómano del Presidente. Los hechos son lo que cuenta y en este caso el Presidente vuelve a demostrar que sus dichos solo son publicidad mediática, sujeta a cualquier denuncia o acusación en contra del difamador, del calumniador de López Obrador, este sí es un hecho demostrable, indubitable, dado que el gobierno de Andrés López, no tiene, hasta hoy, ninguna prueba para demostrar su aserto y conste que estamos hablando del Presidente de la República.

Lo cierto, lo indubitable: el Presidente de la República es un mitómano. Las pruebas lo demuestran. Felipe Calderón, lo ha retado a que demuestre sus mentiras y López, apenas atina s seguir con sus mentiras (politiquerías), no tiene pruebas que sustenten sus acusaciones, todas las pruebas y acusaciones en contra de Genero Luna, se ventilan en territorio de los Estados Unidos. López Obrador, en cambio, no tiene ni vergüenza.


La pandemia (V)

12 Ago 20 | Augusto Isla | Clasificado en Cultura, Miscelánea | Sin Comentarios »

El cólera, portador del bacilo “Vibrio cholerae”, ha sido, es y será uno de los grandes flagelos de la humanidad. Hipócrates, médico de la Antigüedad, lo observó en el año 400 a.C. La India lo padeció en el siglo XVI de nuestra era. Fue Calcuta el epicentro en 1543. De tres a cinco millones de personas fallecieron entonces. Sus causas son multifactoriales: culturales, económicas, sociales, meteorológicas. Se expande principalmente en áreas consideradas como “subdesarrolladas” y en climas tropicales. Las personas acusan sus efectos en los labios azulados, el rostro amarillento, los intestinos devastados por la diarrea, el vómito, la deshidratación. Los malos hábitos de la alimentación, la descuidada higiene son detonadores eficaces del fenómeno. Como pandemia apareció en el siglo XIX. En 1817 Asia, Turquía y países árabes fueron sus primeros huéspedes, pero siguió su camino a Europa, donde Roberto Kosh descubrió la bacteria en 1884. Dado el comercio activo, ya mundializado, sus horrores se instalaron en el mismo Nueva York en un segundo brote, con un saldo de 10 mil fallecidos; en un tercero, regresó a la India en 1853, en una suerte de turismo perverso, que parece no descansar, pues que vuelve a brotar una y otra vez con su voracidad contagiosa.
Pues ya no son solamente los contactos humanos, sino la suciedad de los suelos los incentivos. Por cierto, México no ha escapado de sus garras. El puerto de Tampico le abrió sus puertas. Y llegó hasta la capital en 1833, donde también hizo estragos: 14 mil habitantes vieron el rostro de la muerte.
La narrativa del cólera es como un cuento sin fin. A los siete brotes registrados, podría sumarse un octavo, según los expertos. ¿Estamos prevenidos? Lo más probable es que no. Las reducciones presupuestales en materia de salud nos hablan no solo de una mezquindad de las políticas públicas, sino de una ignorancia criminal. Los mexicanos somos campo fértil para toda suerte de pandemias. La desatención sanitaria, ligada a una pobreza que se disemina como el fuego en los pastizales durante el estío llamará a la enfermedad y la muerte, que bien podría evitarse si fuésemos más solidarios y generosos.

* * *

Un abrazo virtual a todo el personal de la salud que, en un gesto sacrificial, se esfuerza por salvar nuestras vidas.


EL JICOTE “FRANCISCO DOMÍNGUEZ Y OSORIO CHONG. DE TABERNA”

11 Ago 20 | Edmundo González Llaca | Clasificado en Nacional, Política | Sin Comentarios »

La abuela de Teodoro Roosevelt pertenecía a la élite rica y aristócrata de la sociedad norteamericana. En una ocasión le preguntó a su nieto adolescente a qué se dedicaría cuando fuera ya mayor. Su nieto, que después sería Presidente de Estados Unidos, le respondió: “Me voy a dedicar a la política”. La abuela, con un tono de escándalo, le preguntó: “¿Te vas a dedicar a la política?”. Teodoro le ratificó: “Sí, me voy a dedicar a la política, pero explícame el motivo de tu sorpresa”. La abuela le respondió; “Qué eso de la política ¿no es un asunto de taberna?”.
En las redes sociales vuelve a circular la grabación de los entonces senadores del PAN, Carlos Mendoza de Baja California y después candidato y hoy gobernador por su estado, que conversa con Francisco Domínguez. Nuestro gobernador reconoce que ya vio al Señor Kors, que ahora sabemos, es Osorio Chong; y que era ni más ni menos que el Secretario de Gobernación de Peña Nieto. Domínguez afirma que Osorio le pagaría seis millones de pesos por mes, hasta el fin de la campaña, un total 30 millones de pesos. Además del lenguaje que utilizan los dos gobernadores, vulgar y más propio de franeleros, el diálogo provoca indignación moral y hasta náusea física. Un secretario de un gobierno priísta da recursos espléndidos, que por supuesto no sacó de su cartera, a dos candidatos contrarios a su partido para que ganen las elecciones. ¡Qué bonita familia!
El gobernador viola la Constitución y todas las reglas electorales: transgrede las obligaciones del financiamiento de las campañas; recibe una aportación de procedencia ilícita; obviamente no registra el regalito, rebasa los topes de campaña, rompe la equidad de la contienda. Al pervertir la designación de los gobernantes aceptada por la sociedad, Francisco Domínguez pierde la legitimidad de su triunfo; dilapida su representatividad, pues las elecciones son procesos para encontrar personas como son los ciudadanos, nadie puede sentirse representado por alguien que hace trampa. Transgrede todos los principios democráticos, sólo mencionemos uno: la racionalidad. No son los mejores argumentos ni las mejores propuestas las que han logrado convencer a los electores, es la fuerza del dinero. Por supuesto que viola la ética de la responsabilidad, no es capaz de someter su ambición de poder a la obediencia del marco jurídico. Ante tantas transgresiones a las normas y a la decencia. Me pesa escribirlo, pero Francisco Domínguez deja de ser un político y una persona paradigmática para el pueblo. Sus valores, sus acciones, sus fines no son una brújula para los ciudadanos, lo único que luce esplendente es la ambición de poder sin respeto ni escrúpulos.
Todo lo triste y doloroso que es esta realidad no nos impide seguir haciendo sugerencias, con todo respeto, al Señor Gobernador. Quizá todas las propuestas son tan idealistas y románticas, que deben tener como fondo a un trío yucateco; 1) Renunciar, aunque bien sabemos que esta palabra no está en su diccionario. 2) Dar la cara y responder a las acusaciones. Salvar la dignidad. 3) Al haber perdido toda autoridad moral, ser especialmente cuidadoso para no intervenir en el proceso electoral tan complejo que se avecina. Es necesario que todos hagamos algo para que la política, en México y en Querétaro, deje de ser un asunto de taberna.


EN DO MAYOR

10 Ago 20 | Jovita Zaragoza Cisneros | Clasificado en Nacional, Política | Sin Comentarios »

Para ti no habrá ya sol,
para ti no habrá ya noche,
para ti no habrá ya muerte,
para ti no habrá ya dolor,
para ti no habrá calor,
ni sed, ni hambre, ni frío,
ni enfermedades, ni familia.
Nada podrá atemorizarte.
Todo habrá concluido para ti, excepto una cosa:
el cumplimiento de tu deber.
En el puesto que se te designe, ahí quedarás,
para la defensa de tu nación, de tu pueblo,
de tu raza, de tus costumbres y de tu religión.
¿Juras cumplir con el mandato divino?
(Atendiendo el protocolo tradicional, con estas palabras los capitanes yaquis otorgan la investidura a los nuevos oficiales quienes, bajando la cabeza, responden: ¡Ehui! (sí)

Para quienes conocen el carácter férreo Yaqui, consideran que la reciente visita del actual presidente de México a estas tierras, donde fue a prometer lo inviable, le traerá problemas serios. Sobre ello, el Sonorense Ángel Verdugo, economista liberal y ex dirigente político en su juventud, cuestiona la respuesta del presidente López Obrador a las peticiones que un integrante Yaqui hiciera . Demandas que – señala- datan desde 1740, cuando eran otras las condiciones y contexto del país. Sobre la promesa que hiciera López Obrador de crear una comisión para solucionar los problemas que aquejan a esa región, Verdugo trae a colación una frase del ex presidente Adolfo López Mateos, quien solía decir durante su administración: “CUANDO QUIERO QUE UN PROBLEMA NO SE RESUELVA, FORMO UNA COMISIÓN ”. En realidad el mensaje que hay detrás de eso es: “esa cosa va a seguir igual”.
Luego de cuestionar la forma cómo el presidente dijo sí a todo lo planteado, advierte: “Lo siento por esos Yaquis ilusos que piensan que, ahora sí, serán atendidas sus demandas. Y no, no va a suceder absolutamente nada”. Añade Verdugo lo que otros analistas también han señalado como preocupante, por las implicaciones que tendría en los varios programas y decisiones que este gobierno ha dicho que realizará, y que no son viables de llevar a cabo . “ Y no lo son – dice Verdugo- porque no obstante que se carece de recursos a un nivel peligroso en este gobierno, prometió o dijo que si, a muchos planteamientos que los Yaquis han hecho una , una y otra vez. Las veces anteriores que ha habido recursos se los han concedido, y en poco tiempo ya están otra vez pidiendo lo mismo. Y esta vez el presidente dijo que sí, a sabiendas de que no hay recursos y de que es imposible satisfacer las demandas planteadas”
El encendido discurso del presidente, en su reciente visita del 6 de agosto, da la razón a los diversos analistas que coinciden en este punto señalado por Verdugo. Aquí un fragmento del discurso del presidente: “ Nosotros no les vamos a traicionar, no les vamos a fallar, vamos a cumplir todos los compromisos; y no sólo es por ustedes, es justicia histórica, es hacerle justicia al pueblo… Estoy pidiendo que ofrezcan disculpas los gobiernos extranjeros que invadieron México y que cometieron actos vandálicos de exterminio y de represión. Esto va a ser el motivo de la conmemoración de los 200 años de independencia, el año próximo. Vamos a pedir que ofrezcan disculpas esos gobiernos, pero también el Gobierno de México va a ofrecer disculpas a los pueblos yaquis; y no es nada más un homenaje, no es nada más, como dije, palabras, ya para el año próximo tenemos que tener bien avanzado el programa de justicia y yo voy a estar viniendo para ver cómo se va avanzando”.
PUEBLO RECIO, DE FÉRREA VOLUNTAD.
Estemos de acuerdo o no del todo con los cuestionamientos de quienes coinciden en advertir lo inviable de sus promesas, cabe recordar que no es la primera vez que AMLO visita estas tierras, siempre llevando en su recorrido promesas que se diluyen en el aire o que se resecan bajo las inclemencias de un clima como el de esa región. Y es ese punto el que lleva a advertir tener cuidado y no menospreciar la bravura de los Yaqui, quienes a lo largo de su vida han resistido embates brutales de diversa índole. Es proverbial el celo que han tenido para preservar una identidad que se niega a sucumbir ante los compromisos que, de manera engañosa, los diversos gobiernos han incumplido.
Los programas establecidos por gobiernos anteriores no alcanzan para los requerimientos de aquellas tierras. Los bravos Yaquis conocen el taimado actuar de quienes se acercan a ellos prometiendo lo que, saben, no cumplirán. Son ellos los más fieles al canto de sus ancestros y se encargan de mantener latente tradiciones que los conectan con su origen. Guardan en su memoria afrentas, despojos y atropellos de gobiernos que han favorecido a explotadores de sus tierras y ríos. Están dolidos. Y resisten hasta donde pueden. Y quienes conocen las entrañas de la cultura Yaqui apuestan por su resistencia, golpeada ahora también por una pandemia que les ha alcanzado.
Sobre esto último, Mario Luna Romero, miembro de la autoridad tradicional del pueblo de Vícam, uno de los ocho pueblos de la tribu, habló en entrevista realizada el pasado mes de Julio por los reporteros de La Jornada, Gloria Muñoz Ramírez y Gerardo Magallón: “La falta de seguridad laboral y sanitaria es un factor importante en el contagio, asegura la autoridad yaqui, pues, por ejemplo, “cuando en una maquiladora detectan a una persona con temperatura alta o un cuadro de gripa, no la atienden, la devuelven a su casa, la ponen en cuarentena de 10 a 15 días y la empresa se desentiende. Es un problema recurrente. Muchas de las personas que se han enfermado y muerto, es porque vino alguien que estuvo trabajando de fuera y contagió a una persona mayor o más débil físicamente”. El gobierno “nos ha dejado solos”, lamenta. El centro de salud de la comunidad no está entre las prioridades institucionales, por lo que “tenemos que luchar y rascarnos con nuestras propias uñas”. Y mientras tanto, los gobiernos federal y estatal “se aprovechan de la inmovilidad de la sociedad civil para imponer y replantear algunos megaproyectos, como el trasvase de aguas de nuestro Río Yaqui a la ciudad de Hermosillo, con el acueducto Independencia”, obra de gobiernos federales anteriores que “está siendo retomado por la administración de Morena”.
Entre los varios escritos y estudios cercanos a las entrañas de esta cultura Yaqui, están los de la doctora en Antropología, Raquel Padilla Ramos, originaria de Sonora y profesora investigadora del Centro INAH Sonora. En entrevista, realizada en junio de 2019 por el antropólogo Rafael Ortega, del Centro INAH Chihuahua, en el marco del Festival de las Tres Culturas de ciudad Cuauhtémoc, al cual fue invitada para ofrecer la conferencia titulada “Territorio y autonomía Yaqui”.
Antes de compartir parte de la entrevista y estudio de la antropóloga Raquel Padilla Ramos, permítame el lector un paréntesis a manera de homenaje a su memoria y para recordarles que Padilla Ramos murió a manos de su pareja sentimental a principios de noviembre de ese año del 2019. Queda su gran legado intelectual, su compromiso de lucha con la nación Yaqui. La también doctora en Etnología por la Universidad de Hamburgo e integrante del Sistema Nacional de Investigadores, deja documentados su investigación sobre los derechos territoriales y culturales de los pueblos, así como en un amplio número de publicaciones científicas y de divulgación. Documentó a fondo la lucha de los pueblos indígenas y de los Yaqui, con los que estuvo siempre a su lado, acompañando y defendiendo sus causas. Al momento de su muerte coordinaba “Patrimonio indígena y misional del noroeste de México”, y estaba implementando la creación de una Red de Historiadores en Apoyo a las luchas indígenas del noroeste de México.
Justo ese año había sido nombrada corresponsal nacional de la Academia de Historia Mexicana. “Su trayectoria académica trascendió hacia otros países a los que fue invitada para realizar estancias sabáticas, como en la Universidad Flinders, en Australia Meridional; la Universidad de Texas, en Austin, y la estancia académica en la Universidad de Salamanca, España, becada por la Fundación Carolina”, recordaron en homenaje a su memoria .
Aquí un fragmento de la entrevista a Padilla Ramos quien sabía el fondo la historia, proceso de esa región.
(Rafael Ortega) R.O.- ¿Cómo es la forma de gobierno Yaqui?
R.P.- Para que tú puedas reconocer un gobierno yaqui como auténtico tiene que haber varios elementos, uno de ellos por ejemplo, es que haya sido consagrado en la iglesia, que haya sido elegido por consenso, que tenga las varas (bastones) de mando, las cuales se pasan de un gobierno a otro, y sobre todo que tenga el respaldo de la tropa[4]. Ya son pocos los gobiernos que conjuntan este tipo de elementos, entonces van surgiendo otros duales, que reclaman legitimidad por tener respaldo de la tropa, pero no tienen las varas por ejemplo, entonces es bien difícil identificar una sola cabeza organizacional porque encontramos dos estructuras de gobierno civil en un mismo pueblo y se han tenido que legitimar las dos al menos en aras del entendimiento con representantes del Estado, sin embargo, habría que hacer un estudio más profundo para saber cuál es el origen de esto y cómo es que los yaquis han aprendido a convivir con el llamado dualismo. Yo creo que viene o puede venir desde el período de la posrevolución, cuando se fueron reasentando los yaquis deportados como prisioneros de guerra o por leva, y reocupando (y hasta refundando geográficamente) los pueblos. Pero creo que esto se volvió más palpable durante el sexenio de gobierno estatal de Manlio Fabio Beltrones, él tuvo agentes que operaban directamente en la tribu y los dividió de una manera terrible… Los yaquis siempre han tenido, como todos los grupos indígenas, divisiones internas por broncas, pugnas, intereses y otras contradicciones, pero ya bajo este gobierno empezamos a ver las autoridades duales como algo más marcado, aunque también han sabido cerrar filas ante problemas más grandes como lo del acueducto. Por otro lado, hay que considerar que a partir de que aparecen los gobiernos duales de una manera más evidente, el Estado lo ha capitalizado pues es una ventaja para el gobierno estatal o federal entablar negociaciones a conveniencia, o sea si lo hacen con una de estas autoridades que están en oposición y luego hay diferencias, se van con la otra, entonces ha sido muy difícil ahora la organización civil, militar y religiosa en bloque con estas autoridades duales. Por otro lado, los yaquis también han sabido sacar provecho de esto, pues les permite desconocer pactos con el gobierno que no les convinieron”.

Quede allí como un asomo a esta cultura y los abordajes de un problema latente y sobre el que – advierten quienes conocen- muy vivo.

zaragozacisneros.jovita@gmail.com

.


TRAS LA VERDAD “AMLO ENGAÑA A LOS MÁS POBRES CON LA FELICIDAD “

10 Ago 20 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | Sin Comentarios »

El Presidente de la República, desdeña el crecimiento económico y por ende desprecia el resultado del PIB. En cambio, vende la idea a los más desamparados haciéndoles creer que la riqueza material no importa, que el bienestar económico es secundario; entre tanto, que la felicidad es lo más importante, así que no importa la pobreza material si se es rico en felicidad, aunque esa gente feliz no tenga para un plato de lentejas en la mesa comer.

López Obrador, actúa más como “pastor” de su iglesia, pretendiendo generar riqueza “espiritual. No actúa como gobernante en cumplimiento de sus obligaciones materiales establecidas en la Constitución, obligado a luchar por el mejoramiento material de sus gobernados (para eso son los impuestos que recaba), como lo hace todo gobierno democrático responsable, con los pies en la tierra. López prefiere pensar en otro reino inexistente (mientras él vive como rey), solo por evadir su delicada responsabilidad como gobernante, así oculta el rotundo fracaso de sus políticas populistas.

Andrés Manuel, inició la semana con más de sus mentiras que difunde por medio de las redes sociales y hacen eco de ellas los medios de comunicación tradicionales. Este domingo aseguró que ante la pandemia ha estado actuando con responsabilidad y profesionalismo, cuando México acumuló 52 mil 6 muertos, más 476 mil infectados. Los terribles resultados no pueden ser ocultados. El número de muertos e infectados no significa otra cosa que exceso de irresponsabilidad y falta de profesionalismo. Esos resultados catastróficos no hacen feliz a nadie, mucho menos a los pobres.

Más mentiras. Aseguró que ha destinado 35 mil millones de pesos, a la “emergencia sanitaria”. Los muertos, familiares, hospitales y personal médico han dado cuenta de la falta o escases de medicamentos e insumos en los hospitales a cargo del gobierno federal. Además, aseguró sin prueba alguna que respalde su dicho, que su gobierno contrató a más de 50 mil trabajadores de la salud, cuando lo que existe es una queja generalizada del personal por hacerlos trabajar turnos dobles y pagarles con “bonos Covid”, cuando es responsabilidad legal pagar al doble los tiempos extras. Si eso fuese verdad, salta la pregunta ¿Para qué contrataron médicos cubanos si hay más de 50 mil nuevas plazas en el sector salud? Los hechos desmienten lo aseverado por Andrés López y los trabajadores lo confirman: Miente el Presidente.

¿A dónde han ido a parar los miles de millones de pesos de los recortes al presupuesto federal? Sí, ¿Dónde está ese dinero? Desde los descuentos salariales a la alta burocracia, hasta los recortes del 75% al gasto corriente; incluso la venta de computadoras para ahorrar ¿Y los dineros recibidos ilegalmente de la Fiscalía o de la venta de “cachitos” de su rifa, incluso por la venta millonaria de los tamales a empresarios? Solo falacias del Presidente. No puede probar sus dichos, es información mediática, nada que respalde la veracidad de sus declaraciones, en cambio se confirman sus mentiras. De las fantasías del Presidente surge la pregunta ¿De dónde saldrán los 60 mil millones de pesos para la compra de medicinas que dijo adquirirá el gobierno por medio de la ONU? ¿Dinero de los fideicomisos? Al respecto me di a la tarea de preguntar, solo a 3 personas (al azar) que trabajan en hospitales Covid y la respuesta fue la misma ¡Nosotros hemos comprado nuestro equipo de protección! ¡El gobierno nos da insumos de tercera que hacen peligrar nuestras vidas! ¡No hay personal nuevo en el hospital! ¿Eso hace felices a los trabajadores de la salud? Por el contrario, la molestia es muy grande en contra del gobierno de Andrés Manuel ¿Qué hace con el presupuesto público el Presidente? Seguramente lo desvía para sus obras multimillonarias mientras miles de mexicanos encuentran la muerte por falta de atención en hospitales o por falta de medicamentos.

Mentiras que distinguen al Presidente López. También dijo este día: “Es triste todo lo que está sucediendo, han perdido la vida más de 50 mil personas, nos duele mucho, lo digo de manera sincera, pero hemos actuado con responsabilidad, con profesionalismo, no se ha quedado nadie sin atención médica, no se han rebasado las capacidades hospitalarias, porque venimos trabajando; desde que inició la pandemia hemos venido trabajando para que todos sean atendidos y lo vamos a seguir haciendo”. Mentira tras mentira. Todo México ha visto en medios de comunicación televisivos y en redes sociales, la gran cantidad de enfermos de Covid-19, que no encuentran lugar en hospitales, que han muerto en la calle en la espera de atención médica. Conforme avanza el tiempo, las mentiras del Presidente son más evidentes, contrastan con sus falsos discursos. Este día se evidenció con una emoción de dolor que dijo sentir, cuando “guardó un minuto de silencio” en Palacio Nacional, por la muerte de más de 50 mil mexicanos ¿Usted le cree? No solo resultó mitómano el Presidente, también se evidencia como practicante de mal actor.

Para concluir sus primeras mentiras de la semana, López aseguró que su gobierno trabaja todos los días y que ese es el mejor homenaje que puede rendir a los fallecidos por covid-19. Además, reafirmó su compromiso de mejorar el Sistema de Salud Pública, de modo que haya camas, ventiladores, equipos, médicos generales, especialistas y enfermeras para garantizar el derecho del pueblo a la salud, como lo establece ya el artículo cuarto constitucional ¿Hay o no hay lo que dijo que había? Vaya trabalenguas del Presidente. Y así continuará su conducta contumaz (delincuencial) después de 20 meses de gobierno y 18 años de campaña pertinaz en levantar falsos. Por eso le resulta más fácil a López Obrador, promover campañas de felicidad para mantener tranquilos a los pobres, que empeñarse en hacer un buen gobierno material y no espiritual, que arroje mejores oportunidades y estadios de vida para todos.


EL JICOTE “TEDIO. EL PEOR ENEMIGO III”

07 Ago 20 | Edmundo González Llaca | Clasificado en Cultura, Nacional | 3 Comentarios »

La consecuencia más clara del enclaustramiento ha sido que la humanidad se ha visto obligada a reflexionar sobre su vida cotidiana, principalmente observar sin miramientos lo que se realiza para ganarse la vida. El trabajo no ha sido solamente un medio para que el ser humano sea libre de todo tipo de ataduras de la naturaleza y del ambiente, sino que también, se supone, debe ser un medio para el desarrollo integral de las facultades físicas y mentales del trabajador. Ya sea por estar inmerso en el sistema capitalista, esencialmente competitivo, el trabajo se ha reducido mayoritariamente a un medio de subsistencia. En el mejor de los casos, trabajar para tener la posibilidad de acceder a los tesoros que están al final del arco iris capitalista: el confort, las diversiones y el consumo.
El problema es que el virus vino a hacer añicos estos placebos. No se ha podido ir normalmente a los centros comerciales, donde más de una familia se pasaba su tiempo, comprando y recorriendo aparadores. Los espectáculos y las diversiones están prácticamente inexistentes. Personalmente en los sábados por la noche, sin box, braceaba dificultosamente para salir del tedio. Algunos han optado por el alcohol y los más radicales en la fuga del tiempo muerto, por las drogas. Pues tedio y transgresión van de la mano.
El enclaustramiento ha permitido contrastar los equilibrios personales, acordes al metabolismo, con los que se someten al ritmo del crecimiento material de la empresa, a los horarios que impone la ganancia, a los larguísimos viajes para llegar a los centros de trabajo. La verdad es que descubrir un tiempo en el que cada quien ha hecho lo que se le da la gana, ha sido sentirse como Adán en el paraíso antes de comer la manzana.
En la peor de la crisis de vacío, más de uno ha considerado que si bien el trabajo que realiza no desarrolla su potencial, cuando menos es algo entretenido. Otros más, sin embargo, han puesto a consideración si vale la pena el cheque quincenal por toda la frustración que se padece en el trabajo. Toda esta circunstancia ha hecho que en las redes sociales haya cada vez más memes de los que se resisten al regreso de la rutina. ¿Qué hacer para tener un trabajo en el que se extraiga la realización y la alegría de vivir? El tedio puede ser la matriz que conduzca a esta reflexión.
Reconozco que lo que diré a continuación no tiene como base una investigación seria y sistemática, ni resultado de exhaustivas encuestas, pero si López-Gatell se la pasa diciendo mentiras a nivel nacional, que no pueda yo especular con mis observaciones personales. Creo que el tedio invade hoy más a los queretanos que a los “dendenantes”, ¿La causa? Creo que es la pérdida de tradiciones, en el tedio nos quedamos en el vacío, sin asideros, anteriormente teníamos una serie de fiestas, que eran de todos, sin ninguna distinción. El sentido de la vida tenía una brújula, uno se refugiaba en la alegría comunitaria o en el misticismo personal. La queretanidad era el mejor escudo contra el enemigo del tedio.


EL JICOTE “CORRUPCIÓN Y TAPABOCAS”

06 Ago 20 | Edmundo González Llaca | Clasificado en Nacional, Política | Sin Comentarios »

Buena parte de los excesos de la 4T es por una oposición tibia, sancochada; sin consistencia, vigor ni fuerza. Tímida y desorientada como un perro en misa. Era para que cada día, después de cada mañanera, hicieran un ajuste de cuentas con la realidad, esa misma que con tanto desparpajo e impunidad manipula el Presidente. Las contadas críticas que hace la oposición podrían iniciarse con: “Señor Presidente, disculpe las molestias que esta observación le pueda ocasionar”. Es una oposición que irradia culpa, consciente de que si se pasan un poquito les pueden encontrar un expediente.
Si para López Obrador su prioridad sobre las muertes y las desgracias nacionales es el avión, los panistas no andan lejos en la simplicidad de sus preocupaciones. Sus diputados interpusieron un amparo para presionar al Presidente a usar tapabocas, López Obrador les respondió desafiante: “Me pondré tapabocas cuando no haya corrupción”. La oposición tiene dos escenarios magníficos para responder al Presidente: el juicio, si así se le puede llamar a la farsa que se ha hecho con Lozoya, y esta burlona declaración presidencial. La línea sería: Señor Presidente, aunque no sabemos cuál es la relación lógica que hay entre el uso del tapabocas y la honradez pública, con mucho gusto colaboramos a combatir la corrupción, Avanzaríamos en la posibilidad de que Usted usara el tapabocas, algo recomendado por los especialistas si aclara los siguientes casos de posible corrupción:
1.- A Irma Eréndira Sandoval, Secretaria de la Función Pública y a su esposo, Lord Pataleta, John Ackerman, de acuerdo con la conocida metáfora, les encuentran más propiedades que al nopal. Tienen un patrimonio inmobiliario que ronda por los sesenta millones de pesos, una cantidad que en el mercado es cinco veces superior a la que reportaron en su declaración de bienes,
2.- Entre noviembre de 2018 y diciembre de 2019 se crearon 171 compañías, recibieron transferencias económicas en un monto legal 366 millones de pesos por parte de 92 dependencias del gobierno, 561 contratos y siete de cada diez fueron adjudicados directamente. La asociación Quinto Elemento Lab. detectó registros públicos de México, de Estados Unidos y Panamá. Sólo el 13 % de los contratos fue con el método de licitación.
3.- El diputado de Morena, Rubén Cayetano, denunció ante la Función Pública al delegado de la Secretaría de Bienestar en Guerrero, Pablo Amílcar Sandoval de utilizar los programas sociales para promoción personal. Les pide a los beneficiarios grabarse su nombre. Curiosamente su hermana, Irma Eréndira Sandoval, la Secretaria de la Función Pública, ella escribió un libro: “Corrupción y Transparencia”, donde denuncia los conflictos de intereses y el clientelismo que: “Distorsionan decisiones que deberían orientarse al beneficio del interés público”. Sostiene la Secretaria: “La legitimidad de las autoridades que combaten la corrupción está en relación con su compromiso con la apertura”.
La Secretaria no está muy comprometida con la transparencia, pues no ha dicho nada respecto a los asuntos en los que está involucrada. Colofón: El Presidente seguirá sin usar tapabocas.


TRAS LA VERDAD “¡CUMPLAN CON LA RESPONSABILIDAD QUE LES TOCA! ADVIERTE EL GENERAL A LAS AUTORIDADES CIVILES”

05 Ago 20 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | Sin Comentarios »

El General Comandante de la Secretaría de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval González, durante la conferencia mañanera de este día, advirtió a las autoridades tanto del ámbito de la procuración de justicia, como de la impartición, lo siguiente: “Yo quisiera aprovechar también para mencionar a las autoridades de procuración de justicia, a los jueces, tanto de nivel estatal como federal, que cumplan con la responsabilidad que les toca en estos momentos”. “Recomendación relacionada con la detención de El Marro”, José Antonio Yepez Ortiz. El General, fuera de sus atribuciondes, metido en política, solo eso nos faltaba.

Se me vio a la mente dos eventos en los que la estrategia del mismo General, dio al traste y no cumplió con la responsabilidad que le tocaba en aquellos dos trágicos momentos. El primero, sucedido en enero de 2019, en el Municipio de Trahuelilpan, Hidalgo, cuando fallecieron 137 personas por el descarado robo de gasolina, frente a los elementos del Ejército Mexicano. El otro, en el momento en que ejecutaban la detención de Ovidio Guzmán, en el Municipio de Culiacán, Sinaloa. Me pregunto ¿Cumplió con su responsabilidad en ese momento el General Secretario? Claro que no cumplió ¿Por qué ahora pide a las autoridades civiles que cumplan con su responsabilidad? López lo induce.

No encuentro congruencia en las tácticas tanto disuasivas como de combate por parte de elementos del Ejército, al mando del General Cresencio Sandoval. En Tlahuelilpan, enero de 2019, apenas un pequeño grupo de soldados hicieron frente al pueblo “huachicolero”, cuando robaban gasolina; luego llegaron 400 elementos más como refuerzo, tampoco hicieron nada, solo observaron desde lejos el evento del robo masivo de gasolina. Así lo describió el mismo General en una conferencia mañanera, ante el Presidente de la República. La inacción trajo como consecuencia la muerte de 137 personas. Hasta hoy, no hay responsable de la muerte masiva; el gobierno federal omitió cumplir con su obligación de garantizar la seguridad pública, lo que acarrea responsabilidad penal. Después trascendió que la orden de López Obrador, fue la de no intervenir, so pretexto de evitar un enfrentamiento con los huachicoleros. El personal del Ejército estuvo inactivo. Después de la explosión que causó la muerte de huachicoleros, hasta entonces intervinieron los soldados, no se sabe si López lo ordenó o fue acción inmediata en ayuda de la población, aplicando el Plan DNIII.

El 17 octubre de 2019, un “piquete” de soldados, junto con “personal civil” de la Guardia Nacional, cumplían con la orden de aprehensión emitida por autoridad judicial, a petición de un homólogo estadounidense ¿En contra de quién era esa orden? ¡De Ovidio Guzmán López! Hijo del “Chapo Guzmán”. Los sucesos se desarrollaron en el Municipio de Culiacán, Sinaloa. Cuando habían ejecutado la orden judicial, inicia lo que podría denominarse una “guerra de guerrillas”. Docenas de delincuentes salieron a las calles a defender a su “comandante Ovidio”; mataron, amagaron, amenazaron, causaron innumerables daños, quemaron vehículos, detuvieron a personal del Ejército; los delincuentes usaron armamento de uso exclusivo de las fuerzas armadas; esos delincuentes pusieron contra la pared a las autoridades federales. El mismo detenido, Ovidio, tuvo que dar la orden de detener los ataques que se suscitaban por toda la ciudad. A cambio, dejaron en libertad al detenido. Una vez más incumplieron con la responsabilidad que emana de las normas legales que les impone la obligación de guardar el orden, de asegurar la existencia de la seguridad pública; tuvieron que ceder ante el empuje de la delincuencia, mejor organizada en esos momentos ¿Cuál fue la estrategia que obligó a entregar la plaza a la delincuencia? Las autoridades nunca dijeron la cantidad de elementos de la fuerza pública civil y del Ejército, que intervinieron en la acción que resultó una vergüenza internacional.

Ayer lunes, 3 de agosto, el Ejército se adjudicó la detención de “El Marro”, habiendo utilizado mil elementos para la aprehensión del peligroso delincuente ¡Mil elementos del Ejército Mexicano! Sin contar el número de la fuerza civil. Así lo reconoció el mismo General Cresencio Saldoval González. Esta vez, cual político en acción, al menos de buena manera, dijo a las autoridades civiles en conferencia de prensa: “Yo quisiera aprovechar también para mencionar a las autoridades de procuración de justicia, a los jueces, tanto de nivel estatal como federal, que cumplan con la responsabilidad que les toca en estos momentos”. Vaya que no siempre es la misma respuesta en las acciones para combatir a la delincuencia. En unas incumplen con su responsabilidad, en otras ceden ante la presión delincuencial y en otras, exigen a las autoridades civiles “cumplan con su responsabilidad”. Y todo por culpa del Presidente de la República, quien arbitrariamente utiliza a las fuerzas armadas a su antojo, a tal grado que en los trae desde albañiles hasta ingenieros en la construcción de obra pública.

Las autoridades no están para exigirse entre sí, que cumplan con lo que la ley les mandata, según su ámbito de competencia. Las autoridades, todas, están para cumplir cabalmente, cada una de sus obligaciones, con las atribuciones emanadas de las normas jurídicas; esa es su responsabilidad, no es arbitraria ni facultativa a capricho. Nada de estarse enviando mensajes. Para esto está la sociedad, obligada a exigir a cada una de ellas se apliquen y cumplan cabalmente con las responsabilidades que protestaron cumplir y hacer cumplir, empezando por el desobediente y tozudo Presidente de la República.

Deseable no vuelva a repetir el Genera Comandante del Ejército Mexicano, el vergonzoso acto que le ordenó Andrés Manuel López, de lanzar advertencia a las autoridades civiles, para que cumplan; no está entre las facultades de la milicia, las autoridades solo deben hacer aquello que les faculta la ley, nada más. Es oportuno advertir que el Ejército no debe intervenir en asuntos políticos, tampoco en temas de la competencia civil, de suyo es peligroso para la democracia.


La pandemia (IV)

05 Ago 20 | Augusto Isla | Clasificado en Cultura | Sin Comentarios »

La primera epidemia que sufrió la población asentada en nuestro territorio fue la viruela que apareció en 1530. En una primera versión, se pensó que un esclavo negro del expedicionario Pánfilo de Narváez fue quien contagió a la población nativa. Pero investigaciones posteriores revelaron que, en realidad, fueron los propios nativos que regresaban de viaje a la península ibérica, por supuesto bajo el mando de los conquistadores. Como haya sido, las consecuencias fueron trágicas. El virus “Anthoponic” diezmó la población en 90%. 25 millones fallecieron por causa del contagio. La viruela producía sus efectos por el simple estornudo cercano a la víctima. Para un pueblo exento de estos males, la vulnerabilidad era muy alta. Todo era asombro: ¿cómo el mero contacto salival podía ser tan mortífero? Es de imaginarse la desesperación de quienes se ocupaban de la salud comunitaria. No había paliativo alguno, ni menos medicamento que menguara los efectos virales que se manifestaban con fiebre y sarpullido causante de prurito. Hoy podemos decir, sin hipérbole, que nuestro pueblo ha pagado muy cara su relación con otros. Recordemos que no solo ha sido la viruela, erradicada hasta 1980, sino también la sífilis que nos han traído, como “regalo” perverso los marineros venidos de otros lares. Por solo mencionar ésta.

Pero cabe una aclaración: la presencia de la viruela data de 3 mil años antes de nuestra era. La India y Egipto están en sus orígenes. Bien lo saben los historiadores que registran la muerte de los mismos faraones. Pues, como ya lo he dicho en otras columnas, a nadie perdonan estas plagas, menos aún a quienes las desafían, considerándose inmunes a ellas porque así lo sentencia el poder aunque sea insignificante y pasajero. Como la vida.

* * *

Mi reconocimiento y solidaridad con el personal de salud que hoy ofrenda vocación y vida para salvar la de otros, desconocidos quizás, pero seres humanos al fin que por accidente o, incluso por ignorancia e irresponsabilidad, dejan de respirar víctimas de una actualidad aterradora.


TRAS LA VERDAD “¿AMLO PAGA SUS ENCUESTAS? ¡NO SON CONFIABLES LOS DATOS DE LAS ENCUESTAS!”

04 Ago 20 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | Sin Comentarios »

Muestra estadística. Es un subgrupo o subconjunto representativo de la población, seleccionada por algún método de muestreo. La muestra siempre es una parte de la población. Recién leí el resultado de una estadística publicada este día, en la que la popularidad de Amlo, teóricamente supera el 50% de la población. Al calce de las cifras de las estadísticas, “con letras chiquitas”, encontré que la muestra de esa encuesta se basó en 820 personas, distribuidas en las 32 entidades de la República Mexicana; 25.525 personas por Estado ¿Es confiable la muestra estadística del medio periodístico que da a conocer los resultados con una raquítica muestra estadística? De un universo probable de 90 millones de personas inscritas en el Registro Nacional de Electores, la muestra estadística significó el 0.0000091111%. Las preguntas fueron hechas vía telefónica por medio de celulares y teléfonos fijos ¿Confías entonces en el resultado de la (s) encuesta (s)?

Se dice que una encuesta es realmente valiosa cuando es representativa y por tanto confiable. Uno de los factores para lograr esto es el tamaño de la muestra, encontrar a nuestra población ideal puede resultar verdaderamente difícil. Una muestra es una selección de los encuestados elegidos que representan a la población total ¿829 personas fue una muestra representativa y confiable? La ciencia de la estadística nos confirma que el tamaño de la muestra es una porción significativa de la población que cumple con las características de la investigación. El definir el tamaño de la muestra, antes de comenzar una investigación, entre otras cosas, es un principio estadístico que nos ayuda a evitar el sesgo en la interpretación de los resultados obtenidos ¿Hay sesgo en el resultado de la estadística que siempre favorece a López? ¡Claro que hay sesgo! El sesgo es político. Las muestras utilizadas son la evidencia plena de la manipulación en favor de Andrés Manuel.

Luego entonces, el tamaño de la muestra de una encuesta es muy importante para poder realizar una investigación de manera correcta, profesional y seria, por lo que hay que tener en cuenta los objetivos y las circunstancias en que se desarrolle la investigación. Una muestra demasiado pequeña puede no proporcionar o arrojar información confiable. ¿Entonces de qué tamaño debe ser una muestra? Sin duda depende de qué tan exactos necesites que sean los datos obtenidos en tu encuesta, qué tan cercanos quieres que sean a los de la población total. Aquí la enorme incógnita que esconden las casas encuestadoras. Sin duda que los resultados siguen siendo favorables políticamente al Presidente de la República. Sin embargo, todo indica que esos resultados que arroja (n) la (s) encuesta (s) publicada este día, eminentemente son sesgados en favor de López, la muestra es risible. La forma de hacer política del Presidente sigue siendo mediática, de ahí la importancia para él de proyectar una aceptación ciudadana a pesar de sus erróneas políticas en todos los ámbitos, lo contrario sería su muerte política.

Por eso la pregunta inicial ¿Amlo paga las encuestas para ocultar la verdad? El comportamiento de López Obrador, da la certeza de ser el autor de los sesgos en los resultados favorables de la (s) encuesta (s), cuando con un simple sondeo se obtiene un resultado totalmente distinto: reprobatorio. La mayor parte de la población reprueba las nefastas políticas divisionistas y destructoras del Presidente de la República. Claro, a fuerza de ser objetivos, habría que diferenciar a todos aquellos que son beneficiarios de los programas sociales, esa masa de necesitados recibe dinero del gobierno sin hacer absolutamente nada a cambio; “becas” al por mayor, sin reglas que permitan su medición, mucho menos la evaluación. Esa política obsequiosa que ha conformado la gran masa clientelar, regularmente desinformada e ignorante, es la que requiere Amlo para las votaciones del año próximo. Este universo de personas seguramente sí aprueba las políticas de López, el resto de la población, la que trabaja, la que paga impuestos (la mayoría), rechaza tajantemente los actos destructivos del gobierno federal. En síntesis, el 0.0000091111% del universo de 90 millones de posibles votantes no es una muestra confiable ni representativa de la supuesta aprobación mayoritaria de las políticas depredadoras del Presidente. Todo indica que Andrés Manuel López, es quien paga las encuestas.


EL JICOTE “FRANCISCO DOMÍNGUEZ. EL SILENCIO III Y ÚLTIMO”

04 Ago 20 | Edmundo González Llaca | Clasificado en Nacional, Política | Sin Comentarios »

Todos deseamos que le vaya bien al Presidente para que le vaya bien a México, es obvio que también todos queremos que le vaya bien al señor gobernador Francisco Domínguez para que le vaya bien a Querétaro. He considerado que su silencio ante las menciones que ha hecho Emilio Lozoya de recibir dinero para apoyar la Reforma Energética, tiene una validez legal pero es un barniz vergonzoso que pretende cubrir una falta grave a la ética y a su responsabilidad política.
Lo menos que puede hacer como panista y como dirigente principal de los gobernadores, es manifestar, pero ya, y también en el juicio, su adhesión a la campaña que ha lanzado el PAN: “Tú le crees a Lozoya”. El texto lo califica como un delincuente que ha mentido y lo seguirá haciendo para salvarse y salvar a su familia, a la que involucró. “No quiere la justicia sino utilizar a Lozoya para dañar la imagen de la oposición con fines electorales”.
Algunos amigos panistas consideran que Francisco Domínguez hizo y hace bien en guardar silencio, aducen que la información no ha tenido suficiente difusión, responderlo le daría un nuevo impulso. Por supuesto que la noticia ha tenido amplia publicidad, todos los medios de comunicación lo han señalado, es de uno de los nombres que prometía Lozoya y con los que mercadea su apapacho judicial. La noticia ha penetrado a todos los estratos sociales y estos tiempos de encierro son propiciatorios para que los queretanos, que algo sabemos del chisme, lo difundan.
Otra posibilidad, es que Lozoya tenga algún video u otra prueba que lo comprometa. Mi sugerencia al Señor Gobernador es, como lo ha venido sostenido la dirigencia del PAN y buena parte de los editorialistas, destacar las características nefastas del acusado, la condición de desesperación con madre y esposa en prisión, y hermana en fuga; la franca incondicionalidad para decir lo que le ordenan. Otra forma de respuesta a la aceptación que haga el Gobernador de que, efectivamente, se recibió el dinero, sería desmenuzar la circunstancia en la que se aceptó, lo que tiene de exageración y la combinación de mala fe en la que incurre Lozoya.
Lo ideal es que la refutación del gobernador sea clara y concluyente. ¿Cómo lo haría? Como parte implicada solicitar, exigir, a las autoridades que la audiencia en la que se ventile su acusación sea pública. Las razones por lo que hasta ahora no se han hecho, son ridículas, cuando se trata de un asunto de interés nacional. El gobernador debe rechazar cualquier excepción para no hacer las audiencias públicas, en virtud de que daña su dignidad y honorabilidad ante los queretanos. Lo más probable es que esté soñando, el gobernador, como toda la clase política, cuando están involucrados en un escándalo, apuestan al olvido. Recordemos que no fue capaz de ofrecer una disculpa cuando imprudentemente organizó una parrillada en plena pandemia. Aspiro a que Francisco Domínguez llegue fuerte y con autoridad a unas elecciones que se observan muy complicadas. El silencio no le ayuda en nada. La sociedad reconoce más a quien da la cara.