UTOPÍA POLÍTICA

20 Oct 19 | Roberto Carbajal | Clasificado en Tiempos políticos en Imágenes | Sin Comentarios »

¿UNA SOCIEDAD DESINFORMADA, O UNA SOCIEDAD APATICA A INFORMARSE? –La importancia de la información sobre diversos temas que a diario vivimos, en la mayoría de los casos, hay un gran vacío, vacío que nos hacen tomar decisiones equivocadas, y que, en lugar de llevarnos a una solución, nos hace más complicada la situación que queremos resolver.
Y esta situación la estamos viendo en el asunto de la otorgación de la concesión en el servicio de agua potable en el Fraccionamiento La Pradera, donde los habitantes, hay quienes llevan 10 años sin pagar el servicio del agua potable, y ahora que la empresa AQUAA3, decidió regularizar dicha prestación y convoca a los habitantes a formalizar su contrato, y así empezar a pagar por el servicio, donde dicha acción, esta apegada a la ley.
Los habitantes, al darse por enterados de las pretensiones de AQUAA3, en lugar de investigar, y preguntar por sus derechos y obligaciones, se fueron por la salida fácil, manifestando una serie de comentarios, descalificando el papel de la empresa, de la autoridad municipal y del mismo gobierno del estado. El desconocimiento o rechazo, no los libra de cumplir una norma que esta establecida en la ley, argumentar que se violan sus derechos al agua, sentirse engañados por ser una empresa particular quien les da el servicio, tampoco es real. Cuando adquirieron una casa, por lógica, se debió buscar información para entender a que tenían derecho y, además, que obligaciones había que cumplir. Cabe mencionar que la empresa AQUAA3, nunca se supo, si busco el diálogo para poner el claro su situación ante los usuarios.
Los usuarios al apostarle al victimismo, para adquirir todo regalado, como una obligación de los gobiernos, no funciona, porque hay usuarios que cumplen con las normas, para tener agua en casa. Dentro de la ignorancia, hay actores políticos que ven un buen terreno de cultivo para sus maniobras políticas, y sin recato abanderan este tipo de situaciones, donde el ciudadano a veces comodino, delega obligaciones a los supuestos salvadores, que, en la mayoría de los casos, terminan enredando más la situación de los confiados colonos, como la declaración del diputado Mauricio Ruiz Olaes, al comentar que el fraccionamiento La Pradera, tiene un pozo, y, por lo tanto, no deben de pagar el servicio. En este tipo de declaraciones la gente debe tener un poco de sentido común, nada es gratis, todo implica un costo. En el caso de la supuesta existencia de un pozo, este requiere de mantenimiento, refacciones, pago en el consumo de luz, etc. Repito, nada es gratis.
Los usuarios han comentado acusaciones al mismo gobernador, de ser socio de la empresa AQUAA3, las descalificaciones están al orden del día, todos son corruptos, ni la prensa escapa, tachada de chayotera. En el tema de la prensa, piensan que en automático se debe de publicar una denuncia, de lo contrario, se le señala de chayotera, vendida, en fin, todos son malos, y los habitantes de La Pradera, son las víctimas.
Pocos razonan en el beneficio que se les dio durante diez años, sin cobro por el servicio, y de las obligaciones que tienen como usuarios. Y lo que no podía faltar, la descalificación al vecino que se atrevió firmar su contrato por el servicio del agua, se le señala de traidor a la causa. Tal parece que la ignorancia, hace creativa la mente de los inconformes, al sugerir la toma de casetas en las principales carreteras, hubo uno que recomendaba, tomar hasta la caseta de Palmillas. El problema que pueda quedar, una vez que se resuelva de quien dará el servicio del agua, ya sea AQUAA3 o la CEA, será el rechazo a los que no mostraron apoyo a la causa, estos, quedarán señalados con la letra escarlata de la traición.
¿EL AGUA ES CARA? -En la próxima colaboración abordaremos este punto. La frase de que, el agua es cara, es muy común escucharla, pero, les dejaremos un dato a reserva de ampliarlo, el agua viaja más de 200 kilómetros antes de llegar a la ciudad de Querétaro.

Y para ser más precisos, abordaremos un caso que desde hace semanas está dando mucho de qué hablar, y este tema es la CONCESIÓN DEL SERVICIO DEL AGUA para la empresa AQUAA3, en el municipio de El Marqués, provocando una serie de opiniones de los involucrados, que nos indican una total ignorancia. Este desconocimiento lo único que está provocando es enredar más el asunto, cada usuario opina según su creencia Un tema que ha sido muy mencionado en esta dos ultimas semanas en el fraccionamiento de La Pradera, donde los usuarios del agua potable rechazan tener el servicio por medio de la empresa AQUAA3, concesión otorgada en sección de Cabildo en el Municipio del Marqués, siendo el alcalde en este momento Mario Calzada, donde el proceso fue en base a la ley, siendo la fecha del 01 de agosto de 2018, el H. Ayuntamiento aprobó la Determinación respecto de la Imposibilidad del Municipio de El Marqués para la Prestación del Servicio Público de Agua Potable

¿EL AGUA ES CARA? -En estos últimos días el tema del agua, es un gran protagonista en los comentarios de los usuarios.


Culiacán ¿crisis por operativo fallido? Adiós Estado de Derecho

20 Oct 19 | Gregorio Morales Avilés | Clasificado en Nacional, Política | Sin Comentarios »

Lo sucedido el jueves pasado en Culiacán, Sinaloa, deja al descubierto varios problemas que tiene la administración de López Obrador, entre ellos, a mi parecer, el más grave es la carencia de un concepto claro de la seguridad nacional. Existe una grave confusión entre lo que es seguridad pública y seguridad nacional, además del “síndrome del 68”, que confunde el ejercicio legítimo de la violencia por parte del estado con la represión.

Desde que Adolfo Aguilar Zinser estuvo al frente de la Consejería Presidencial de Seguridad Nacional, se incluyó a la amenaza del crimen organizado como parte de la seguridad nacional y así quedó consignado en la ley de la materia, tal como queda asentado en el artículo 5, fracción III, sobre las amenazas a la seguridad nacional: “ Actos que impidan a las autoridades actuar contra la delincuencia organizada”. Más claro que el agua, la excusa de que el juez no emitió con rapidez la orden de cateo es absurda, desde su concepción estuvo equivocado ese plan operativo. No se puede iniciar una acción sin contar con todos los elementos de control. Eso es elemental.

Un operativo como el que se planteó para aprehender al hijo del Chapo, no pudo haber sido planeado sólo por un área administrativa de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana o por una comandancia menor del ejército, pues dependía en gran medida de información de inteligencia que debería ser proveída por el área de seguridad nacional que no existe. Este grave error de enfoque se evidenció a tal grado que los responsables no contaban siquiera con información básica que explicara lo sucedido en Culiacán. Una estrategia fallida equivalente a enviar un pelotón para atrapar a una brigada, sin información de inteligencia, ni apoyos de aire, ni de telecomunicaciones. Tan mal planeado estuvo el operativo que dejaron a merced del cartel de delincuentes a las familias de los militares, que hasta ahora los están mudando. Tal vez haya sido esta situación, no la pretendida salvaguarda de la población civil, lo que hizo que se abortara la operación.

Al desaparecer al Cisen (Centro de Investigación y Seguridad Nacional) y pasarlo a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana como Centro Nacional de Inteligencia (CNI), se cometió un grave error pues se dejó a la seguridad nacional sin fuentes seguras de información, sin un área especializada que sustituyera al Cisen. Se redujo la seguridad nacional a seguridad pública, estos son los resultados de esa falta de visión. Es cierto que el ejército tiene su sistema de inteligencia, pero el enfoque doctrinal es exclusivamente militar, no incluye los avances conceptuales de que estaba dotada la doctrina de seguridad nacional del CISEN.

Al preguntársele a Mario Delgado sobre cuál era la idea de la creación del CNI, contestó : “ Tener una Secretaría con otro enfoque, cambiar la estrategia de seguridad y de combate a la delincuencia, que se tenga presente el concepto de protección ciudadana. Se le adscribe el mando de la policía federal, se facultan las actividades de investigación a la Secretaría”, es decir, se le quitan las atribuciones de seguridad nacional y se deja sólo en seguridad pública. El gobierno carece de información necesaria para la seguridad nacional.

No existe en la administración pública actual un esquema de coordinación específico sobre seguridad nacional. El problema es dejar la seguridad nacional en manos de diputados que no tienen la menor idea en qué consiste. Imagínese dejar al frente de la Comisión de Seguridad en el Senado a Félix Salgado Macedonio, una persona que encarna lo más grotesco de la imagen del político dicharachero, ignorante y motorolo.

En este contexto, la decisión de detener el operativo y soltar al hijo del Chapo fue la correcta, pero deja muchos interrogantes y pendientes. Es cierto que se están enviando a Culiacán más de 600 efectivos especializados del Ejército, pero no se ha sabido guardar el sigilo de la respuesta, ni se tiene clara la estrategia a seguir. Eso debió haberse hecho antes, no después de niño ahogado. No sé por qué se enojan cuando Trump les dice que no saben o no pueden contra la delincuencia organizada.

En cuanto al asunto de confundir el uso legítimo de la fuerza pública con represión, es un sentimiento de culpa que cargan los distintos gobiernos a raíz de la masacre del 68. Sin embargo, no todos los gobernantes son Díaz Ordaz ni Echeverría. Es necesario el Estado de Derecho para que exista paz y seguridad pública. Los efectos de esta confusión están a la vista en la vejaciones y atropellos a las fuerzas armadas que son las que deben garantizar que eso no suceda. La garantía del Estado de Derecho no se refiere al conservadurismo, o a fifís, sino a una demanda generalizada de la ciudadanía.

En cuanto al llamado a las mamás o abuelitas de los que infringen la ley, el asunto hay que verlo desde la óptica más amplia de la ética y la educación.

Si un individuo, grupo social o partido político piensa que es posible lograr sus propósitos inmediatos a través de la presión ilegal, sea toma de inmuebles, bloqueo de avenidas o de carreteras, u otro tipo de chantajes, lo que ciertamente les reditúa un beneficio inmediato, basta con generalizar este tipo de conducta, es decir, sostener que una sociedad regida por la coacción y el chantaje es buena y deseable, para percatamos de la incongruencia entre legalidad y chantaje, entre Estado de Derecho y ausencia de la convicción personal de la legalidad.

Esta consideración nos lleva a pensar no sólo en los beneficios inmediatos de una acción, sino también en sus consecuencias para nosotros mismos, para la sociedad en su conjunto, sólo puede ser resultado de un proceso educativo. El imperio de la ley supone la existencia de una cultura política de la legalidad que haga de cada individuo un verdadero ciudadano. Los valores de la sinceridad, la honestidad y la congruencia son la piedra angular de toda construcción democrática.

Las sociedades con una larga tradición democrática han convalidado su experiencia histórica a través de sus instituciones. Las sociedades en transición democrática han tenido que reforzar la defensa del principio de legalidad y han puesto en práctica reformas educativas que motiven la convicción de la responsabilidad individual Kantiana y garanticen la influencia de la “opinión pública”, en los asuntos del Estado.

La vida pública significa responsabilidad ciudadana, supone también libertades civiles, pero el ciudadano libre sólo existe en una sociedad gobernada por el acatamiento de las leyes. Recordemos los planteamientos de Hobbes y Locke. Kant señalaba enfático que las leyes hacen libres a los hombres. Construir la vida pública significa cultivar una forma de convivencia al amparo de los derechos individuales y el respeto a las leyes.

Por el contrario, históricamente, la violencia subversiva jamás ha resuelto algún problema, nunca ha permitido superar ninguna dificultad social objetiva, a lo más que ha llegado, es a llamar la atención sobre determinados problemas o dificultades y ni aún así, como se ha visto el 2 de octubre y en las manifestaciones para los derechos de las mujeres.

Si toda acción política tiene efectos imponderables, si variables complejas desvirtúan, en algún momento, a planes de acción política bien elaborados, tanto más temibles son las secuelas del uso de medios violentos. Las ideologías basadas en la violencia, cuando no el terrorismo, no auguran ningún futuro claro para una sociedad determinada. Estoy hablando del lado de la sociedad, no del gobierno.

La sobrevivencia de grupos armados, en clara violación de la ley, los obliga a desarrollar características internas que se convierten en elementos perturbadores y en gérmenes del fracaso de cualquier propuesta social liberadora. La clandestinidad, el verticalismo, el autoritarismo, la disciplina militar, la necesidad de adoptar falsas personalidades o enfundar la cabeza en pasamontañas, la subordinación de la familia, el desprecio por la persona y sus derechos elementales, los secuestros y otras formas ilícitas de financiamiento, la violencia, no pueden generar una sociedad democrática, instituciones justas y una constitución aceptada por todos. Al gobierno, con el uso de la violencia legal y legítima corresponde garantizar esa sociedad libre y segura.

La acción y concepción de grupos armados y del crimen organizado es diametralmente opuesta a la concepción Kantiana del imperativo categórico cuyas distintas formulaciones coinciden en definir como moralmente prohibida toda interferencia con la libertad individual, la integridad humana y las metas legítimas de los demás.

La defensa de estos derechos nunca se puede vincular a grupos armados o al crimen organizado y menos a un sentimiento de culpa del pasado, que desde luego fue un exceso el abuso de la autoridad, pero ese tipo de regímenes autoritarios no es lo que ahora está vigente en la sociedad mexicana. La confusión sobre el uso de la fuerza legítima ha llevado a utilizar membretes de organizaciones sociales de derechos humanos para la protección de la actividad de grupos armados o del crimen organizado, que se convierte en una interpretación perversa de los conceptos integradores de cualquier definición de los derechos humanos. El planteamiento de la acción armada, al margen de la ley, es contrario al Estado de Derecho.

La legalidad es sólo uno de los componentes de una sociedad bien ordenada. En esta sociedad puede convivir una multiplicidad de doctrinas y visiones del mundo, de sistemas valorativos y normas morales y religiosas, de modelos de justicia social y opciones de distribución de la riqueza o de grupos y organizaciones privadas. Lo único que puede exigirse a esta pluralidad es que sea congruente con su aceptación de las normas legales fundamentales, que las use como mecanismo para su participación en los asuntos políticos y que las conserve como garantía de que las posiciones propias serán respetadas y legalmente tuteladas.

El Estado de Derecho propicia un amplio espacio para la reforma de las instituciones existentes y para la búsqueda de los proyectos sociales legítimos que se sostienen desde la pluralidad de la vida colectiva.

Como efecto de la globalidad hemos podido conocer sobre la represión violenta de manifestantes en Estados Unidos, en Francia o en Hong Kong. No hay intento de negociación de parte de las autoridades, simplemente la fuerza pública dispersa los plantones con gases lacrimógenos, balas de goma y macanas. Decenas han sido arrestados por alterar el orden.

Las autoridades estadounidenses, francesas o chinas actúan de manera similar a como es práctica común en otros países desarrollados de Occidente, con democracias consolidadas, como son Francia, Alemania o Inglaterra. La tolerancia que existe en el Distrito Federal, Oaxaca, Michoacán, Guanajuato, Tamaulipas, Veracruz o Guerrero, ante los actos ilegales, como son los bloqueos de carreteras, o tomas de edificios públicos o privados, no es la regla en el mundo, sino la excepción. Anunciar que se aplica la ley, en otros lugares, no es tomado como amenaza. Sólo se aplica. Eso es Estado de Derecho y seguridad jurídica; la certidumbre de que siempre y para todos es igual la ley.

En una sociedad abierta existen los canales institucionales para que se exprese en completa libertad la opinión pública con respecto al gobierno, pero ninguna sociedad realmente democrática estará dispuesta a que se violen los derechos de los demás. Cuestión de prioridades.


TRAS LA VERDAD “DEJAR HACER, DEJAR PASAR, DOCTRINA CÍNICA DE AMLO”

20 Oct 19 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | Sin Comentarios »

Solo aquello en lo que le viene en gana, el Presidente Andrés Manuel López, pone en práctica la doctrina de los fisiócratas del siglo XVIII “laissez faire, laissez passer”, encabezada por Adam Smith, que significa, “dejar hacer, dejar pasar”. López, deja a un lado el derecho positivo mexicano, menosprecia el cumplimiento de las normas que le imponen obligaciones y se conduce como un verdadero autócrata. Eso hizo el jueves pasado cuando, personal de la policía, en cumplimiento de una orden de aprehensión, lograron la detención de Ovidio Guzmán; el hecho generó serios problemas de seguridad, “normales” en tratándose de uno de los cabecillas más poderosos del negocio de la narcodelincuencia en México y en el mundo ilegal del negocio de estupefacientes ¿Lo ignoraron o lo menospreciaron? El problema se les salió de control y la ciudad de Culiacán, Sinaloa, la convirtieron en un verdadero campo de batalla. Delincuentes con armas de alto poder por doquier. Contrario a lo que pensó Andrés Manuel López, unos años antes, cuando el padre de quien ahora fuera detenido, se fugó de una cárcel de máxima seguridad en el pasado sexenio; el hoy Presidente, a gritos exigía la renuncia de Enrique Peña Nieto, por aquella fuga, advirtiendo que México sería el hazme reír del mundo. En esta ocasión, el hazme reír fue López Obrador; ya al mando del Poder Ejecutivo, voluntariamente ordenó, no se fugó, ordenó dejar en libertad a uno de los delincuentes más buscados; no evadió la justicia; no, estaba detenido y resguardado por la autoridad ejecutiva y el mismo titular del Poder Ejecutivo, desconociendo, violando la ley, ordenó dejar en libertad al delincuente, quien además era reclamado por la justicia estadounidense. Aplicando selectivamente la amnesia, olvidó lo que antes exigía a gritos; en tanto que, hoy, en funciones ejecutivas, ordena, una vez más, violentar la ley contra viento y marea, sin importar lo que la normatividad ordene. Dejar hacer, dejar pasar, doctrina que proponían entonces los fisiócratas, que la sociedad sola se ordena, sin necesidad de la intervención del Estado. Por supuesto esa escuela económica francesa no prosperó, es necesaria la regulación del Estado, para que exista armonía, paz, justicia y prosperidad en una sociedad.

Andrés López, sin embargo, aplica esa teoría cuando así conviene a sus intereses ¡Deja hacer, deja pasar! Abrió de manera impune y cínica (también pertenece a esa escuela el Presidente) la puerta a la impunidad, una vez más; esta vez, para favorecer a los cárteles mexicanos. Apertura la nueva era lopista para negociar con el Estado: por medio de la fuerza. Lo había hecho unos días antes con estudiantes de una de las Escuelas Normales, en el Estado de México, a quienes les otorgó todo lo que solicitaron mediante el chantaje de la fuerza, secuestrando y robando, esa fue la manera de coercionar al gobierno de la Cuarta Transformación. Va más allá López Obrador, también pone en práctica el cinismo en sus acciones de gobierno, es irónico, sarcástico y burlón. Peligrosa su inestabilidad emocional para gobernar, sus decisiones las toma más por medio de impulsos, caprichosamente basado en su escaso conocimiento de la gobernanza, diría nula experiencia. La decisión del titular del Poder Ejecutivo, confirmó que en su gobierno, una de las maneras más efectivas para negociar, es la fuerza, la presión, el delito, el cohecho, la amenaza, la violencia; método efectivo que ha dado buenos resultado a los delincuentes, son abiertamente tolerados y aceptados por el Presidente de la República, “también son pueblo”, dice Andrés Manuel. Los mexicanos buenos, al menos 70 millones de ellos, en total desventaja con senda manera de gobernar. Todo aquel que se somete a la ley, debe atenerse a las consecuencias de la misma. Aquellos delincuentes que presionan al gobierno, le imponen condiciones, no se subordinan a la ley y obtienen lo que quieren.

Abiertamente el gobierno de López Obrador, ha proscrito los acuerdos basados en la armonía de la ley, en la imposición del Estado de Derecho, para mutar a doctrinas añejas que no tuvieron éxito. Peligroso para la estabilidad social, política, económica y el Estado de Derecho, que deja de aplicar la justicia. Es claro que, rompiendo las reglas legales, el Presidente de la República, ha preferido dejar hacer, dejar pasar y cínicamente no molestar a la delincuencia para no tener problemas en su gobierno, dejando sola a la sociedad a merced de la delincuencia. Por eso su “doctrina” de no más masacres, no más guerras: que la sociedad se defienda como pueda. El gobierno lopista está hecho para otras cosas más tranquilas; está presto para detener al evasor fiscal, para presionar al contribuyente, para gastar el dinero del erario en caprichos, para apoderarse del Poder Judicial, para someter al imperio de la ley a sus enemigos políticos ¿A los delincuentes? A esos no los incomoden, son pueblo que no debe ser molestado y si acaso la autoridad los detiene, que los suelten, sea por capricho, por medio de leyes de amnistía u órdenes directas del Presidente. Esta política de sobre tolerancia la entienden bien los delincuentes de los cárteles, por eso trabajan impunemente, son aliados del gobierno de López Obrador. El Presidente bien lo sabe, no hay quien lo pare, no hay autoridad superior que lo detenga, no existe oposición política suficientemente fuerte para sancionarlo; actúa bajo el manto protector de la impunidad, nunca antes visto. La historia lo registra y la historia lo sancionará, hoy nadie puede hacerlo. La arbitrariedad se enseñorea y López Obrador, lo reconoce; mas tergiversa la realidad para aparentar que actúa bajo el imperio de la ley y en casos extraordinarios, pone de pretexto a la sociedad como bien superior a proteger, así justifica sus arbitrariedades, su incapacidad, así elude su responsabilidad y prueba su ineptitud para gobernar ¿Quién puede detener al procaz Presidente? Parece que nadie ¡El Presidente lleva a México a la desgracia! Las pruebas no mienten.

Héctor Parra Rodríguez


El Guasón y el Cobrador, metamorfosis

19 Oct 19 | Julio Figueroa | Clasificado en Cultura, Nacional | Sin Comentarios »

Todas las cosas nos condicionan, nos marcan, que no es lo mismo que determinar.

Las circunstancias se acumulan y nos condicionan por todos lados, pero no necesariamente nos determinan.

¿Qué es lo que determina nuestros pasos (buenos y malos) en la vida?

He ahí la cuestión, el misterio, la duda, la interrogación.

Sobre todo los tres elementos del destino: el azar, la fatalidad y la libertad.

En el mundo violento e indolente en que vivimos, y además imprevisible, no sabemos bien a bien cuál será nuestra reacción en el momento decisivo de un acontecimiento personal.

Tal vez lloremos llenos de miedo e impotencia o explotemos y nos transformemos llenos de furia. El pánico y la parálisis o el combate. La depresión o la guerra.

–Así es la vida, dice la canción.

Y luego viene algo más extraño todavía.

Los sucesos inesperados que provocan nuestros actos.

El extraño poder que se levanta en cadena a partir de una acción bien meditada o una simple reacción y cuyas intenciones eran otras.

Un acto de defensa, un momento de furia, una acción ruda frente a los malvados, digamos, y luego sucede lo inesperado.

–Así es la vida, repite el estribillo de la canción.

Lo cierto es que de pronto o poco a poco, a lo largo de la película de la vida, el Guasón del cuento se transforma en el violento Cobrador de la historia. No es un hombre malo; reacciona a los golpes de la vida.

No sé si así funcionan las cosas pero suele suceder.

Las diferencias entre el Guasón y el Cobrador son claras pero las fronteras se mueven y se pierden en el transcurso de la vida.

El Guasón quiere ser reconocido, ser visible, tal vez aplaudido y admirado, como todos, quiere el aprecio de los otros, como él admira y reconoce a esos otros.

El Cobrador tiene la conciencia de que todo lo que le falta y tienen los otros, se lo deben; y se lo va a cobrar a la mala, sea como sea.

El Guasón es un resentido familiar, contra sus padres que no tiene; a la única que mata conscientemente y por odio es a su madre, quien le mintió.

El Cobrador es un rencoroso social cuyo odio y resentimiento se dirige a toda la sociedad; todos le deben algo.

El Guasón puede provocarnos un momento de risa, piedad y ternura, empatía. El Cobrador es un cabrón que nos da miedo; tiene razón y su razón es subversiva, escandalosa. El Guasón es un payaso que nos hace reír y llorar, porque él mismo llora y ríe; no sabe lo que sucede ni lo que hace. El Cobrador es un intelectual, escribe poesía y probablemente leyó al Che, a Neruda y a Marx; su violencia fría desata los peores instintos.

En fin. (El cine de Hollywood nos ha dado varios superhéroes y malvados, entre ellos Superman, Batman y el Guasón. Los cineastas latinoamericanos nos deben “El Cobrador” de Fonseca, entre otros; no vale la película que anda por ahí).

El Guasón es un enfermo que sabe que está enfermo, y se empieza a curar cuando comienza a ser él y saca y vive su violencia, su hambre de ser visto y reconocido.

El Cobrador es un enfermo social del sistema, que no sabe que está enfermo, sólo sabe con razón que el sistema le debe todo, y quiere cobrar.

El Guasón quiere que su muerte valga más que su vida, porque su vida no ha valido un cacahuate. El Cobrador quiere comerse la vida a puños antes de que llegue su puñetera muerte.

–¿Así funciona el mundo? No lo sé.

Hasta la mitad de la película, me dije, no escribas nada sobre lo que todos están escribiendo, bien o mal. Sólo mira la magia del cine. Hacia el final cambié de opinión; debo escribir sobre lo que nadie va a escribir.

Joaquín Phoenix encarna muy bien al antihéroe convertido en héroe por la sociedad de resentidos, que son millones. El Guasón no quiere cambiar el mundo ni incendiarlo, sólo desea ser visto y admirado, como todos. Pero no es “un hombre irracional” (¿recuerdan su película con Emma Stone y dirigida por Woody Allen?, es tiempo de volverla a ver), que trata de acomodar su masturbación teórica y verbal a la compleja y violenta y horrible vida real, como haría el Cobrador. Esa es su diferencia.

El Guasón devuelve los golpes; el Cobrador golpea desde el principio.

Trump y Obrador. Creo que el primero conoce más y explota en su provecho los instintos primarios de la sociedad resentida de su país y del mundo; mientras el segundo pretende ignorar la sociedad explosiva (llena de malandros y cobradores) sobre la que está gobernando.

La transformación del Guasón es colectiva y social; el Cobrador trae la inyección de la violencia en su cerebro: –¡Me deben todo! ¡No pago nada! ¡Estoy harto de pagar! ¡Ahora soy yo el que cobra!

Odio los comerciales y los cortos aturdidores del cine; regresé a casa en el camión escribiendo mis primeras impresiones en mi cabeza.

–Al sociólogo José Woldenberg, ¿conoce los cuentos de “El Cobrador” y “Feliz Año Nuevo” de Rubem Fonseca?

–Al titiritero Hernando Lozada, lo contrario del Guasón y del Cobrador. ¿Qué es lo contrario?

Qro. Qro., Presidentes, México,

octubre de 2019.

POSDATA entre AMIGOS / Entre HL y JF

–¿Qué es lo contrario del Guasón y del Cobrador?

–La acumulación de cuitas, amarguras, rabias, impotencias, frustraciones, fracasos, traiciones, robos, dolores, golpes, abandonos, basura, miedo, hambre, ignorancia, cobardía, heridas… Etc. Supongo. La bomba enferma que nunca explota.

–¡La bomba que nunca explota! Que sí explota con el Guasón y el Cobrador, cada uno a su manera, ¡y es terrible!

–A veces las palabras escritas son atole y no despiertan la dichosa libido. Como dices tú: lo siento. En cambio las imágenes…

–¡Escribir y leer con nervio y con brío!

–Es un pedo en este mundo de angustia y hambre para que a uno se le ponga duro y eyaculador el puto deseo. ¿Qué más quisiera yo? Que todo fuera… ¡Arder!

–¿Ya viste la película?

–Ya vi al hermoso y verdaderamente humano y encarnado cabrón vengador del Guasón.

–¿Por qué no explotan en la sociedad los No Guasones ni Cobradores?

–Sí explotan, contra ellos mismos, se enferman, se suicidan, enloquecen.

–¿Habrá otra forma de irrumpir en la sociedad violenta e indolente?

—-Bien, gracias. // juliofime@hotmail.com


Carta del Palabrero a don Nadie.

19 Oct 19 | Julio Figueroa | Clasificado en Cultura, Nacional | Sin Comentarios »

–Escribo después de ver y comentar la película que todos vemos y comentamos estos días. Gracias por su atención.

–El truco del guerrero es aceptar que ya está muerto. ( Sidi , p. 108).

–Trabajos forzados en libertad.

Creo que todos deseamos ser vistos y reconocidos, quizá admirados y aplaudidos, de ser posible, pero… muy pocos nos ven y ni siquiera somos chiflados. Somos don Nadie.

Aquí empieza la lucha chiquita de la existencia en el mundo en que vivimos (ególatra, violento e indolente), y consiste en saber resistir ser poco visibles todos los días, ser anónimos sobrevivientes, y pese a todo, tratar de ser felices con nosotros mismos haciendo bien lo que sabemos y podemos hacer, por poco que sea.

Sencillamente vivir de nuestro propio asombro y reconocimiento de estar vivos, sabiendo que habremos de morir, pero antes…

No es fácil, porque todos queremos ser vistos y apreciados, como nosotros vemos y admiramos a otros, así sea a la distancia.

Ser un dichoso don Nadie con hambre de vivir y hacer vivir a otros, si es posible.

En corto, a la distancia, en secreto, discreta y modestamente.

Religarse con el trabajo que hacemos.

Y amén.

–¿Y la gloria y el dinero? –Pregunta don Nadie.

Si para alguna vez somos, somos para después de muertos, pero la vida es ahora y nunca más. Unos viven para la gloria y el futuro y otros el día a día.

¿El camino del Guasón o del Cobrador? ¿De Eróstrato o del Chapo Guzmán? ¿El camino del guerrero silencioso o de don Nadie escandaloso?

No sé, cada quien su camino, largo y sinuoso y a ratos dichoso y difícil, como todos los caminos de todos: túyoélnosotros y los otros todos que nosotros somos, con sus diferencias y sus coincidencias, sus banderas, triunfos y derrotas.

Amén, pero antes… resistir religados por lo que hacemos, sin esperar ni aplausos ni chiflidos. Amén.

ENCUENTRO y maravilla de las palabras / ¡Oh otredad!

–Al llegar a mi casa, y precisamente en el momento de abrir la puerta, me vi salir. Intrigado, decidí seguirme. El desconocido -escribo con reflexión esta palabra- descendió las escaleras del edificio, cruzó la puerta y salió a la calle. Quise alcanzarlo, pero él apresuraba su marcha exactamente con el mismo ritmo con que yo aceleraba la mía, de modo que la distancia que nos separaba permanecía inalterable.

(…)

–Me sentí solo, expulsado del mundo de los hombres… En el camino, tuve esta duda que todavía me desvela: ¿y si no fuera él, sino yo…?

–Comienzo y recomienzo. Y no avanzo. Cuando llego a las letras fatales, la pluma retrocede…

–¡Agua, agua al fin, palabra del hombre para el hombre!

(Octavio Paz, ¿Águila o sol?, México, FCE, Col. Tezontle, 1951; Col. Popular, 1973, 1975…, pp. 76 y 79, 7 y 114).


TRAS LA VERDAD “GOLPE DE ESTADO VIRTUAL DEL NARCO¡TRAICIÓN A LA PARIA Y DELITO GRAVE!”

19 Oct 19 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | Sin Comentarios »

Por segunda ocasión, en una semana, cuando el Presidente de la República, pierde en tiempo en inútiles ceremonias que solo sirven para promoción política, la delincuencia doblega al Estado por medio de la fuerza de las armas. La primera se dio en el Estado de Michoacán; cuando López Obrador presumía el “punto de inflexión” de la caída de los delitos de homicidio, en esos momentos emboscaron a elementos de seguridad pública y masacraron a 14 policías, más los heridos. El Presidente hacía gala de no más masacres, no más violencia, “no al combate del fuego con fuego”. Se impuso la delincuencia organizada de esa zona., hoy lloran 14 familias por la pérdida de sus familiares.

El Presidente pronto olvida las afrentas al Estado, desprecia las muertes de los empleados de gobierno que asesinan en el cumplimiento del deber, protegiendo a la sociedad, mas insiste vehementemente que su gobierno no actuará con violencia, en contra de los violentos, sin importar los daños que causen. Otra afrenta y más grave. Cuando con júbilo festejaba López Obrador el inicio de la construcción de su aeropuerto, en tierras del Estado de México; en esos momentos, en el Municipio de Culiacán, Sinaloa, “con sigilo”, el Ejército, la Marina y la Guardia Nacional, operaban la detención del hijo del Chapo Guzmán, Ovidio, acción autorizada por el mismo Presidente de la República. Por cierto, Ovidio también es reclamado por los EUA, para someterlo a la justicia norteamericana. Durante el discurso presidencial, apenas había fustigado a los “conservadores” en su ceremonia de inauguración, los culpaba del retraso en la construcción de la obra, en su alocución presumía haberlos vencido judicialmente (con trampas); terminado la ceremonia de la vanidad, de inmediato se trasladó al sur del país en sus vuelos “comerciales”; en esos momentos se daba la fallida operación de detención, originando tremenda balacera, quema de vehículos, bloqueo de calles y avenidas, asesinatos por armas de fuego, en tanto los sinaloenses se refugiaban en todas partes; a lo lejos se divisaban los incendios, desde el mar también se apreciaban las columnas de humo, parecía zona de guerra, escenas dantescas. Los integrantes de la banda del Ovidio, pronto se organizaron y cercaron a todas las fuerzas armadas, los refuerzos delincuenciales llegaron pronto, mientras que las fuerzas del Estado se vieron superadas en todos los sentidos, desde la estrategia para el combate, hasta en armamento. En unas cuantas horas el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, fue vejado y humillado, vencido por la delincuencia, a grado tal que, por orden Presidencial tuvieron que liberar al detenido, dejaron ir a Ovidio Guzmán. Circunstancial o no, en el momento de la refriega escapaban reos de la cárcel de ese municipio, hicieron un gran boquete en una de las paredes por donde se fugaban los presos; abrieron otro frente de distracción. Entregada la plaza, rendido el gobierno de la Cuarta Transformación, Ovidio se fue de inmediato y nadie supo que camino tomó.

Ante el “desorden institucional” en el ámbito de la seguridad, el Secretario del ramo se trasladó de inmediato a Culiacán, así como los Secretarios de la Defensa y Marina; mientras López Obrador, sin poder movilizarse, su equipo de trabajo le buscaba el vuelo más inmediato para regresar a la capital de la República, en tanto que la Secretaria de Gobernación, también se encontraba de gira por el sur del país. Todos los burócratas “fuera de base”, así que los delincuentes los “apalearon, les dieron vergonzosa paliza”. En absoluto descontrol, lo único que atinó a ordenar el Presidente de la República, fue la liberación del detenido, sobre quien pesaba orden de aprehensión. La estrategia de detención fue una pésima jugada. En pleno día, en lugar público y con la familia se encontraba Ovidio, así que los operadores de la orden pusieron en real peligro la vida de muchas personas, todo por carecer de estrategas. Los novatos en seguridad pública y cumplimiento de órdenes de aprehensión, improvisaron, volvieron a perder; la vergonzosa falla costó la entrega de la plaza, se rindieron, el Estado doblegado por el crimen organizado, de rodillas cedió a la presión de la violencia y cobardemente cedió López Obrador, escudándose en la justificación de no derramar más sangre, así que dio la orden de entregar al detenido. En México, bajo el gobierno de la Cuarta Transformación, se repite la historia de Colombia, de los años 80as con Pablo Escobar, el terrorista que llegó a dominar la política en su país, también controlaba a las fuerzas armadas y policiales, al igual que dominaba al poderoso cartel de Medellín ¿Alguna semejanza?

Lo ordenando por el Presidente de la República, al haber liberado al delincuente que era reclamado por la autoridad judicial, suma otro delito de tantos que ha cometido Andrés Manuel López Obrador, en los casi 11 meses de gobierno. No existe excusa legal para la acción de autoridad que ordenó ejecutar; tampoco existe causa excluyente de responsabilidad, pretender justificar que dejaron en libertad a un delincuente, a razón de evitar males mayores, no hay prescripción legal que lo ampare, se debe considerar como coparticipe del delincuente; bien o mal, habían detenido a Ovidio, el cual fue dejado en libertad por orden presidencial, ese acto indudablemente que es un delito, López Obrador, no puede seguir bajo el manto protector del fuero constitucional; López Obrador, ha cometido traición a la patria y delito grave. Las dos únicas excepciones previstas en la Constitución, por las que procede incoar procedimiento en contra del Presidente de la República. El Fiscal General, Alejandro Gertz Manero, tiene expedita la acción de la justicia para iniciar carpeta de investigación y solicitar a la Cámara de Diputados el juicio de procedencia por delito en contra de Andrés Manuel López Obrador, ejercitar acción penal en su contra para ser sometido al imperio de la ley. La confesión presidencial pública, constituye prueba plena para demostrar la culpabilidad del Presidente de la República. Ya basta de tantos abusos y atropellos a la Constitución de Andrés Manuel López Obrador, quien, en el extremo del incumplimiento intencional de la ley, ordenó entregar la plaza a la delincuencia organizada, esta, a su vez, doblegó al Presidente, al gobierno de la República; ese acto voluntario es y se llama alta traición.

Héctor Parra Rodríguez


EL JICOTE “FRANCISCO DOMÍNGUEZ. DE INFORMES Y CUENTOS” (6)

18 Oct 19 | Edmundo González Llaca | Clasificado en Política, Querétaro | Sin Comentarios »

Decía Shakespeare: “La vida son antecedentes”. En la política los antecedentes son fundamentales, por ello, recuperar la memoria es una de las responsabilidades más importantes de la crítica, y gracias a los instrumentos electrónicos ya no hay necesidad de echarse un clavado en las hemerotecas para encontrar, revivir el pasado y cotejarlo con el presente. Resulta conmovedora y desconcertante la defensa que hace el Señor Gobernador Francisco Domínguez cuando dice que ya cumplió con su promesa de campaña en relación con el transporte, le recordamos: “El transporte público será gratuito para personas mayores, discapacitadas y estudiantes”. Ante la convocatoria de UAQ y otras comunidades estudiantiles para la realización de una marcha, el Gobernador calificó la marcha de: “muy rara”. No, lo raro es que el Gobernador considere la gratuidad como el pago de dos pesos. Eso no es raro es toda una revolución del lenguaje y de la lógica. Otro tema. En el discurso de toma de protesta el Gobernador anunció: “Abriremos la microfinanciera Mujer Queretana, las queretanas luchonas, guerreras, saben que cuentan conmigo”. Al respecto no hay noticias sobre el cumplimiento de esta promesa. También en el discurso de toma de protesta el Gobernador ofreció arrancar el programa: “Médico en tu Colonia”. Viniendo de un gobernador el ofrecimiento se entiende que será en todo el Estado. Apenas en agosto de este año el Municipio de Querétaro arrancó oficialmente el programa: “Médico en tu calle”. Del resto de los municipios nada se sabe aún. Tardoncito pero el Gobernador tiene tiempo para cumplir su promesa. Es de lamentarse que en los informes se manipulen estadísticas, se digan mentiras, se omita información, pero resulta de pena ajena que se exhiba una ignorancia absoluta. Con énfasis y hasta en tono bravucón, Francisco Domínguez en su informe dijo: “No importa lo que se decida en la federación, no me importa lo que diga una mayoría, aquí en Querétaro no vamos a permitir la legalización de las drogas”. El Gobernador no parece saber que el tema de las drogas, estupefacientes, diversos tipos de sustancias químicas son del ámbito federal; de la Secretaría de Salud, concretamente. Salvo que el Gobernador convoque a separarnos de la Federación y nos convierta en la “Hermana República de Querétaro”, no podremos más que acatar lo que legisle la Cámara de Diputados. Recordé cuando López Obrador, por medio de un memorándum, abrogó la reforma educativa y normas constitucionales sobre la cuestión. Se afirma que el poder le nubla la vista a cualquiera, pero ¿Cómo es posible que, ya no una nube negra sino todo un eclipse, propicie que los gobernantes olviden que su mandato está sometido a la Constitución? Me imagino que el Gobernador y el Presidente consideran que el voto que les ha favorecido les ha dado, no el poder legal, sino una especie de varita mágica y con un “ting”, que en ocasiones provoca estrellitas en la atmósfera, piensan que se debe cumplir su voluntad y ocurrencias. En fin, la afirmación del gobernador de que no le importa lo que diga la federación y que no permitirá la legalización de las drogas, se llama: demagogia. ¿Qué es demagogia? Gabriel Zaid nos ayuda con la definición: “Demagogia es el homenaje del cinismo al poder de la verdad”.


TRAS LA VERDAD “¿DEMOCRACIA PARTICIPATIVA PARA CONSTRUIR UN AEROPUERTO?”

17 Oct 19 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | Sin Comentarios »

¡La decisión del aeropuerto la atribuye la a democracia participativa! Largo, largo, tedioso el discurso de “inauguración” de las obras del aeropuerto de Santa Lucía. Lo confirmó el Presidente con su discurso, simplemente se trata de un asunto político. Descalificó a cuanto pudo para justificar su capricho. Por cierto, los juicios de amparo aun no terminan, no han dictado las sentencias de fondo y el Presidente da por hecho que son asunto concluido, alguien debiera asesorarlo para que no cometiera semejantes torpezas de apreciación jurídica, López Obrador concluyen en verdaderos abusos de poder. Lo que se resolvieron en los Tribunales Colegiados, en los 7 juicios de amparo en los que los jueces habían concedido la suspensión definitiva; simplemente revocaron las suspensiones, propiamente levantaron las suspensiones, no han resuelto el fondo del asunto de los juicios. Lo dicho por el Presidente, adelanta lo que resolverán en las sentencias los jueces, por lo cual, todo hace suponer que las “sacudidas” al Poder Judicial de la semana, tuvieron un destinatario inequívoco, “apretar las tuercas” para que las organizaciones civiles #NoMasDerroches, perdieran los juicios. Eso se llama amenazas y corrupción presidencial, no hay lugar a dudas, deduciendo lo dicho por el mismo Presidente de la República; él ya adelantó el sentido de las sentencias, solo basta escuchar su discurso que duró poco más de una hora. Se confirmó que el interés de la construcción de la obra del aeropuerto, no es precisamente comercial, tampoco económico, mucho menos de seguridad, es de carácter político, basta escuchar el pernicioso discurso de López Obrador.

Hasta ahora se ha salido con la suya el Presidente de la República, hoy inició el simbólico “banderazo” para la construcción del aeropuerto del capricho, de Santa Lucía, que llevará por nombre “General Felipe Ángeles”. Sin que nadie pueda oponerse a sus mentiras (comentarios), López Obrador dijo una retahíla de argumentos que, él sabe no son ciertos. Sus argumentos son mentira, como acostumbra hacerlo de forma cotidiana. Dijo que su aeropuerto saldrá más barato que el de Texcoco, en ese lugar se hunde el suelo (falso); que ese aeropuerto hubiera llegado al billón de pesos, ni pagando todo lo que se erogaron saldría más barato; habrá un ahorro de 120 mil millones de pesos, solo él puede saberlo y manejar las cifras a su antojo, no hay pruebas que sustenten su dicho; que, con el de Texcoco se iban a cancelar tres pistas (dos de el Benito Juárez y la de Toluca) y solo tendría dos pistas, vaya torpeza de apreciación y mentira; con el de Santa Lucía funcionarán todas las 3 pistas, más dos de Sta. Lucía, (la torpeza andando, habrá 5 pistas, todas distantes por kilómetros entre ellas, serán tres aeropuertos).

Que el de Texcoco se iba a terminar hasta el 2024, en cambio, el de Santa Lucía, se terminará en dos años y medio, con dos pistas, lo estará inaugurando en abril de 2022. En la ceremonia del “júbilo”, pidió al General Vallejo que se inaugure el 21 de marzo de 2022, para ser más preciso; advirtió el Presidente, seguro que cumplirá con el compromiso, con eso de que se interpusieron los amparos, se retrasó; además contará con un sistema metropolitano de comunicación; habrá dos pistas civiles y una militar (las civiles fueron consideradas como de alta seguridad, por eso revocaron las suspensiones definitivas, la trampa surtió sus efectos); además, siguió diciendo, se contará con el aeropuerto de Toluca, para poder ayudar mucho a satisfacer la demanda de pasajeros (sic). En su alocución, reconoció a Javier Jiménez Espriú, todo su trabajo. El aeropuerto de Toluca también se integra al sistema, habrá más trasportación aérea. La pista de Toluca, dos del aeropuerto de Benito Juárez y tres de Santa Lucía, serán 6 pistas. Lo importante es tener la capacidad ejecutiva, que tiene en la Secretaría de la Defensa Nacional, institución de instituciones, también la Secretaría de Marina, trabajan las fuerzas en forma conjunta, por eso se va a convertir en realidad ese ideal, tenemos capacidad operarita, los ingenieros del ejército son una garantía por su profesionalismos, por su eficiencia, por su vocación de trabajo, por su disciplina, esto nos da la confianza de que vamos a cumplir en tiempo y en forma (lisonjas y lisonjas); con el presupuesto que está estimado para el aeropuerto, 75 mil millones de pesos, de la construcción, hablé de 180 mil millones por todo lo que se ha gastado, por pagar los bonos, pero el aeropuerto significa una inversión de alrededor (primero dijo 75 mil, después alrededor de, en realidad no sabe) de 75 mil millones de pesos; siguió diciendo, ya tenemos el presupuesto, nunca se va a detener la obra por falta de presupuesto; muy importante el apoyo de las fuerzas armadas, muy importante (no entiendo la reiteración); luego dijo, la forma es fondo ¿A qué se refirió? El aeropuerto llevará el nombre del General Felipe Ángeles, quien está cumpliendo 100 años de su fusilamiento (continuó con el discurso político), de lo que consideramos fue un crimen a un general profesional, un general de mucha honra, de mucho prestigio, posiblemente, estoy pensando en vos alta, refirió, el general con más humanismo que se haya tenido en la historia de nuestro país, Felipe Ángeles, es un reconocimiento a este gran General, por cierto hidalguense, muy cerca del aeropuerto de Santa Lucía, este es su homenaje, además de recordarlo con afecto y cariño, es para nosotros muy importante este acto, vamos a estar pendientes para que no se detenga esta obra (por eso presionó a los Ministros de la SCJN). Después enfocaría sus baterías a los “conservadores”. Agregó, es importante decir, que enfrentamos una especie de sabotaje legal, por que se interpusieron 149 amparos, nunca había sucedido una cosa parecida en lo que corresponde a una obra pública y se cumplió legalmente con todo el procedimiento hasta que el día de ayer la “autoridad le permitió iniciar la obra” (la autoridad judicial no permitió nada, solo revocó la suspensión definitiva, el Presidente tergiversa una vez más, el sentido de las palabras), como había un grupo interesado en que no se llevara a cabo la obra, no los ve como enemigos, no tiene enemigos (refiriéndose a él mismo), tiene adversarios, siempre ha sido así, en la historia de México, del mundo, siempre ha habido dos grande agrupamientos, los liberales y conservadores (por eso su discurso fue político y no el simple banderazo de inicio de la obra), ahora los conservadores no estarán contentos, qué es el conservadurismo, el mantener las cosas como estaban, mantener el “statu quo”, conservar privilegios, eso se ha enfrentado siempre en la historia, sobre todo en el periodo de la reforma, los conservadores no querían las reformas, se atrevieron, incluso, ir al extranjero por un príncipe para que gobernara México, pero, los liberales representados por Juárez, restauró la república y se alejó el sistema monárquico y se afianzó la independencia, se logró la segunda independencia de México; y machacaba, siempre ha habido conservadores, no los ve como enemigos, son adversarios a vencer, con argumentos, con la razón, con el derecho, nada por la fuerza, todo con la razón y el derecho (seguramente se mordió la lengua), por eso se tuvo que considerar la obra como de seguridad nacional (la trampa legal) para poder aligerar el proceso legal, pero ya pasó este proceso legal (falso, aun no concluye) y ahora puedo informarle a todos los mexicanos, la obra que se construye en una instalación militar, se debe considerar como obra de seguridad nacional (reitera la mentira el Presidente); pero, van a tener toda la información transparente, se va a manejar toda la información con transparencia, a partir de hoy se lo informo el General Crescencio y a Vallejo, se va a difundir toda la información del aeropuerto, transparencia completa, no ocultar absolutamente anda, todos los ciudadanos le van a dar seguimiento a la obra ¿No que es de seguridad nacional? Lo que es considerado como de seguridad nacional no puede difundirse, su propia naturaleza lo impide. Por eso la mentira cae por sí sola y el Presidente lo confiesa. Será una prueba para el colectivo de #NoMasDerrochez, el mismo Presidente la evidenció.

López Obrador, continuó con su discurso de triunfo de “los liberales en contra de los conservadores”. Agradezco a los servidores públicos que han participado en el proyecto, para adquirir terrenos adicionales para el aeropuerto, para la construcción de comercios, hoteles, para el derecho de vía, al gobernador del Estado de México, le ayudó mucho (a López) para la regularización de la tenencia de la tierra, ha contado con el apoyo de muchas autoridades municipales, estatales y federal, asimismo contando con el apoyo, el respaldo de los ciudadanos, quienes nos están avalando (Qué?), saben que no les vamos a fallar, no vamos a traicionar la confianza que han depositado en el nuevo gobierno, se va a convertir en una realidad la cuarta transformación, agradecer a los medios de comunicación (a los que controla por supuesto) por ser cada vez más profesionales, cercanos a la sociedad, distantes al poder político y económico, con apego siempre a la verdad, muchas gracias a todos; hoy es un día histórico ¡Que viva el nuevo aeropuerto de Santa Lucía! ¡Y que viva el general Felipe Ángeles; viva México, viva México, vida México! La ceremonia de la “auto adulación y mentira” duró poco más de una hora. El Presidente Andrés López Obrador, crea sus propias historias que se confrontan con la realidad, crea sus fantasmas, arma fantasías como medida para tergiversar la realidad de los hechos. La historia registrará a López Obrador, como uno de los presidentes con enormes capacidades de ficción, con creativa imaginación que raya en fabulas, con todo y moralejas, crea, inventa como escritor de novela.

Héctor Parra Rodríguez


Desde mi Hamaca. Revocación, Consultas y Facturas.

17 Oct 19 | Carlos Ricalde | Clasificado en Nacional, Política | Sin Comentarios »

Adormilado por el vaivén de la hamaca y la brisa refrescante, alcance a oír más que ver, via televisión, el anuncio de que bajo un lema impecable pero difícil de creer, “el pueblo da, el pueblo quita”, el Senado de la República aprobó la Ley de Revocación de Mandato, aplicable al Presidente de la República y a los Gobernadores de los Estados. De inmediato se produjo una oleada en contra de dicha Ley, originada por una parte de la opinión pública, la que se opone a toda acción del gobierno, señalando, primero, su retroactividad Constitucional, ya que será aplicable al gobierno actual que fue elegido por 5 años y 10 meses y, después, porque es un acto propagandístico, un ensayo de poder para reelegir al actual Presidente.

De muy diversas voces y con el respaldo de amplios sectores de la sociedad, se ha venido escuchando desde hace varios sexenios, la conveniencia de revocar el mandato otorgado a los gobernantes que evidencian un mal desempeño, de estimular la participación ciudadana mediante consultas directas y referéndum público, implantar un sistema de transparencia y rendición de cuentas en la administración pública, tribunales que imparten una justicia expedita con independencia del poder político, reformas a la operatividad y transparencia financiera de los Partidos, independencia de los medios y otros propósitos más cuyo fin es perfeccionar la democracia en México, bueno, incluso se ha discutido la conveniencia de instaurar un régimen parlamentario. Obviamente a los gobiernos en turno y a los partidos políticos, dichos temas no son convenientes a sus intereses y por tanto no solo no los promueven sí no, como ahora, se oponen a que se avance en ellos y se implementen.

Se ha perdido la confianza en los gobernantes, legisladores y jueces y se dice que ahora será peor porque se vulnera la certeza de que, pase lo que pase y “aiga sido como aiga sido”, el gobernante terminaba su mandato sexenal, cosa que, con la nueva Ley, genera la incertidumbre de si a medio camino continuará gobernando o se irá a su casa o a la finca de nombre popular y que, para conservar la chamba, el Presidente o el Gobernador serán cautos al extremo y timoratos en las circunstancias donde deben tomarse las decisiones duras y no precisamente populares a las que el puesto obliga.

No es consuelo ni tampoco el gran ejemplo, pero en los Estados Unidos el mandato presidencial es de cuatro años; el último año el Presidente divide su tiempo entre gobernar y estar en campaña buscando la reelección, hecho que, en la práctica, equivale a una revocación de mandato o a una ratificación de que siga gobernando, situación que no le impide tomar decisiones trascendentes como las intervenciones en Vietnam, Irak o Siria ni al empresariado estadounidense ahogarse en la incertidumbre. En fin, se avanza en lo que se quería y se critica que esta Ley que permite destituir al gobernante, se aplique en este mismo gobierno, acto que debería juzgarse ético y valiente y no denostarse de soberbio y reeleccionista. Habrán otras acciones e iniciativas de gobierno que con razón y oportunidad se critiquen y rechacen pero no ésta, que además, si llegara a darse, será organizada por el INE.

Finalmente, Carlos Slim reconoció en público, que el asunto de las facturas falsas es escandaloso al tiempo que los máximos organismos empresariales se inconforman con la Ley correspondiente y manifiestan que buscarán amparo en contra de su aplicación. Argumentos encontrará el empresariado, no todos los empresarios por supuesto, para justificar su mortificación, sin embargo ninguno de esos podrá atenuar que en el fondo están defendiendo un negocio negro (evasión fiscal) que se estima en ¡350 mil millones de pesos! Imagine usted, apreciado Lector, lo que podría hacerse socialmente con tan descomunal cifra que se escabulle cada año. Quizás podrían construirse unas 700 mil casas de medio millón de pesos cada una que darían un buen techo a casi 3 millones de personas cada año. ¿Podría ser? Cruda realidad que empuja a quienes han hecho de la transa y la evasión fiscal, un modo de vida muy rentable que defenderán con toda la fuerza que sus recursos les permitan. Lex dura, sed lex.

RENDIJAS

    1. Si se erradica la evasión fiscal, se suspende la condonación de impuestos, se eficienta el gasto público y se acaba con la corrupción, mordidas y moches, tendremos, sin duda, un mejor país.
    2. No renuncies a tus sueños, … ¡se pueden volver realidad! Eso dicen.

pibihua2009@gmail.com

Octubre 17, 2019


EL JICOTE “FRANCISCO DOMÍNGUEZ. DE INFORMES Y CUENTOS” (5)

17 Oct 19 | Edmundo González Llaca | Clasificado en Política, Querétaro | Sin Comentarios »

La seguridad es la primera responsabilidad del Estado y no hay nada que legitime más a un gobierno que mantener la paz social. Los ciudadanos necesitan estar libres de violencia para ser, para realizarse, para convivir; para defender su integridad física y su patrimonio. La seguridad implica la impartición de justicia y la lucha contra el crimen. El señor gobernador Francisco Domínguez en su primer informe se enfocó a la administración de justicia, dijo: “Implementaremos un nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio Adversarial y Oral, fijaremos transformaciones profundas hacia un mejor porvenir”. En los siguientes informes el Gobernador no le da continuidad al tema, señalando por ejemplo, las metas, lo realizado y los resultados obtenidos, lo que dificulta la evaluación. En julio pasado El Financiero cita el análisis del GLAC (El GLAC es un Corporativo privado de seguimiento en Seguridad, Tecnología y gestión de riesgos) y sostiene que las entidades con mayor número de carpetas de investigación por agentes del Ministerio Público, destacan: Baja California, Nuevo León, Querétaro, Jalisco y el Estado de México. Es la falta de Ministerios Públicos lo que dificulta la atención y seguimiento a las denuncias. El pasado 4 de octubre Plaza de Armas publicó una entrevista que Sergio A. Venegas Alarcón le hizo al Presidente del Tribunal Superior de Justicia de Querétaro, Antonio Ortega, quien reconoció que sigue habiendo rezagos y la necesidad de que el Poder Judicial crezca al ritmo de Querétaro, pues ha habido un aumento de diez por ciento en todos los asuntos. El “mejor porvenir de la administración de justicia” que prometió el Gobernador Francisco Domínguez es todavía un compromiso incumplido. Por lo que se refiere a la seguridad el Gobernador ha desbordado optimismo, ha dicho: somos el Estado con el mayor descenso en el número de víctimas del delito; Querétaro es el tercer Estado con menor percepción de inseguridad; Querétaro se ubica entre las 10 entidades con la mejor calificación nacional. Hay otros datos, Semáforo Delictivo, una organización civil que lleva más de 25 años trabajando en el tema, afirma que Querétaro está en rojo, es decir, rebasa la media nacional en homicidios, en accidentes de tránsito: extorsión; narcomenudeo, robo a negocios, lesiones; violación, violencia familiar. En consumo de drogas, también en comparación con el promedio nacional, en Querétaro se duplicó porcentualmente en marihuana, alcohol y tabaco. El de marihuana es de 1.2% a nivel nacional y en Querétaro de 2.1% en el mes de agosto de 2019. El optimismo oficial adquiere visos de esquizofrenia si se cotejan los informes con una noticia todavía calientita (El Universal. 14 de octubre de 2019. A 10 Nación). El Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, afirma: “Las entidades con mayor tasa de delitos por cada 100 mil habitantes son: Colima, Aguascalientes, Baja California, Querétaro, arriba de la Ciudad de México”. Falso de toda falsedad que el Gobierno maquille las cifras sobre los delitos, por supuesto que no, imposible. No las maquilla, ni les da una manita de gato, son irreconocibles, auténticamente el gobierno les aplica una cirugía mayor a su imaginación y conveniencia. Han perdido toda credibilidad.


TRAS LA VERDAD “ANDRÉS MANUIEL LÓPEZ OBRADOR: ¡NO MÁS MASACRES!”

15 Oct 19 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | Sin Comentarios »

Apenas el día de ayer festejaba Alfonso Durazo, Secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, su punto de inflexión hacia la baja, en los delitos dolosos de homicidio; antes lo había hecho el mismo Presidente de la República, al asegurar que no habría más masacres en su gobierno. Cuando el festejo, en el Estado de Michoacán, Municipio de Aguililla, se estaba llevando a cabo la masacre en contra de 14 policías a manos de la delincuencia organizada. Lastimosamente la realidad contradice todo lo que las autoridades federales anuncian. Más clara y fría (cínica) sobre el doloroso evento, la torpe Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, minimizó el evento donde fueron asesinados los policías que cumplían con su deber, comentando, sin el menor asomo de sorpresa, que eso pasa todos los días en el país, refiriéndose a varios Estados en donde la violencia no cede. Así de dispares las formas de ver y comentar lo que a diario acontece en la vida nacional. Unos pretendiendo resolver los problemas delincuenciales con discursos, mientras que los otros, minimizan la virulencia con que actúan los delincuentes, ejerciendo impunemente la violencia.

Más imprecisiones de la “constitucionalista” Olga Sánchez Cordero, al afirmar que el asunto sería investigado por la Secretaría de Seguridad, con el apoyo del gobierno del Estado ¿La Secretaría con atribuciones de investigación? ¡Por favor! Ya cometido el delito por el crimen organizado, el área responsable queda a cargo de la Fiscalía General de la República, responsable de la persecución de los delitos y delincuentes. No puede ser posible semejante confusión de funciones por parte de la Secretaria de Gobernación. Por eso andan tan mal en la atención al combate a la delincuencia, no saben a quién corresponde qué atribución en el ejercicio de sus funciones legales. En tanto que Alejandro Gertz Manero, Fiscal General de la República, confirma que no hace nada si no lo instruye el Presidente de la República, cuando se supone (constitucionalmente), su función es autónoma. El Fiscal “carnal”, solo espera instrucciones, no actúa, tampoco informa de los logros de la Fiscalía si no es invitado a las conferencias mañaneras.

Ayer, la delincuencia organizada, una vez más, dio muestras de su poderío delincuencial; los gobiernos, a su vez, mostraron la incapacidad para hacer frente a los agresivos ataques a manos de la delincuencia. En poco tiempo, un grupo de “guerrilleros” (esos a quien aplaude y perdona el gobierno pacifista de la 4T) diezmaron a las fuerzas en cargadas de la seguridad pública, que se encontraban en el cumplimiento de su deber. En el momento en que los policías fueron emboscados y cobardemente acribillados, solicitaban el auxilio de más fuerzas policiales, de sus compañeros de batalla, fuerzas armadas que nunca llegaron a tiempo en su auxilio; literalmente los dejaron morir, la masacre siguió su curso hasta que los delincuentes se cansaron y se fueron para perderse en la zona caliente de Michoacán. Mucho tiempo después de los sangrientos hechos, por fin hicieron su aparición fuerzas federales y todo un “ejército”, se arremolinó en el lugar de los hechos, el morbo se apoderó de ellos, cadáveres regados por todos lados, la mayoría de los cuerpos fueron destruidos por armas de alto poder; poco después empezaron a “peinar” la zona, en la búsqueda infructuosa no lograron ninguna detención. Los delincuentes solo dejaron las huellas de la masacre, las pruebas de lo que son capaces de hacer a las fuerzas responsables del orden. Por eso la población regularmente cede a la coerción de los delincuentes, al darse cuenta que la autoridad es incapaz de combatirlos, por eso el crecimiento de la inseguridad, aunque en el discurso el Presidente diga lo contrario. Los hechos son la verdad histórica, esa verdad que López Obrador se resiste a reconocer y su nefasto equipo de incompetentes no puede atender; prefieren empezar de “cero” en todo. Sus cifras de quiebre, de inflexión en la baja delincuencial son por demás falsas, siempre el pésimo maquillaje que deja ver las imperfecciones. Ayer fue una vergüenza, mientras rendían un informe de mentira, en Michoacán masacraban a 14 policías ¡Inconcebible! Pretendiendo enjuagar su incompetencia, prefieren echar culpas al pasado. Alfonzo Durazo, Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, orgullosamente afirmaba en conferencia mañanera en Palacio Nacional, lugar en donde se encontraba reunido el “gabinete de seguridad”, por supuesto descuidando todos su delicada responsabilidad, todo por engrosar la fila de invitados con cara de palo; decía Durazo que antes (sexenio de Peña) se cometían más delitos que ahora en el gobierno de la 4T ¡Gobierno de cínicos!

Hasta el cansancio ha quedado demostrado que la delincuencia no cederá a los insulsos llamados del Presidente de la República y este parece no agotarse en su pretensión, insiste en no utilizar la fuerza del Estado, para combatir a la delincuencia, fuerza pública que está debidamente legitimada por la Constitución y leyes secundarias; para López Obrador, es más redituable políticamente las masacres a las fuerzas del orden, que cumplir con la responsabilidad de restablecer el orden. Al Presidente, pareciera poco importarle la pérdida de la vida de los elementos policiales, antepone su prioridad: no lastimar al delincuente, por temor a que sean vulnerados, violados los derechos humanos de los transgresores de la ley. En cambio, los delincuentes, saben bien de la torpeza presidencial y del exceso de tolerancia que les ofrece López Obrador para delinquir (licencia para matar); por eso la delincuencia ha aumentado su capacidad de destrucción, conscientes de que, si llegan a ser detenidos tienen más probabilidades de lograr la libertad, que cualquier policía que ose lastimarlos. Una “guerra” desigual propiciada y tolerada desde la Presidencia de la República; López Obrador, más parece aliado de los delincuentes que de las fuerzas del orden. Los hechos lo confirman, solo es cuestión de analizar la política gubernamental del gobierno de la 4T, para combatir la criminalidad, queda probada la incapacidad para ello.

Los experimentos del “pacifista” de López Obrador, cobran vidas, generan daños irreparables a las familias de los occisos ¡Las masacres continúan! A pesar de los engañosos y vacíos discursos del titular del Poder Ejecutivo y su Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana. La ruta trazada por Andrés Manuel López Obrador, para combatir a la delincuencia, inequívocamente es equivocada, nefasta, la peor que pudo escoger; las cosas seguirán empeorando hasta en tanto no entienda el Presidente, que a los delincuentes se les combate con la fuerza del Estado, no con insulsos discursos.

Héctor Parra Rodríguez


EL JICOTE “FRANCISCO DOMÍNGUEZ. DE INFORMES Y CUENTOS” (4)

15 Oct 19 | Edmundo González Llaca | Clasificado en Política, Querétaro | Sin Comentarios »

Existe en la política del Señor Gobernador Francisco Domínguez hacia la Universidad Autónoma de Querétaro un mensaje híbrido, rajado, entre azul y buenas noches. El desteñido apoyo creo que tiene como trasfondo dos cuestiones: la primera fue su fallido intento de intervenir en la elección interna de Rector. En su segundo informe juró y perjuró: “Como universitario que soy, respeto su vida interna y su proceso de sucesión. Lo mismo he instruido a mis colaboradores”. Pues durante el proceso de auscultación que le dio el triunfo a Teresa García Gasca, el Consejo Universitario denunció irregularidades y la intromisión de funcionarios públicos de la administración estatal “para movilizar a la comunidad universitaria en esta jornada de votación”. No se supo que Francisco Domínguez, después de esta acusación, haya abierto una investigación o sancionado a algún funcionario desobediente. La segunda cuestión para que el Gobernador mantenga esta relación mezquina y cuenta chiles con la UAQ, es que sigue viendo a la universidad como una escuelita en la que se imparten clases y se realiza investigación, no concibe a una universidad como un espacio apartidista pero esencialmente político; una instancia moral que se compromete en las grandes causas nacionales. A sus rectores los observa como prefectos de escuela, guardaditos en su cubículo, que sólo se dirigen a la sociedad para advertirlos del peligro del colesterol alto. La llevó mal con Gilberto Herrera Ruiz, a quien acusó de ser un irresponsable por llamar a la comunidad estudiantil a marchar por un presupuesto justo. También la ha llevado mal con la rectora García Gasca, cuando ella hizo un llamado a atender la violencia de género, en una mescolanza de regaño y clasesita de competencias constituciones, dijo; “Ella es la Rectora, activar una alerta en esta materia es competencia de la Secretaría de Gobernación”. Ciertamente ha dado recursos históricos a la Universidad, pero no de acuerdo con sus requerimientos. El subsidio actual de la federación no le alcanza ni para la nómina. La Rectora García Gasca dijo que la UAQ necesita que el gobierno estatal y el federal autoricen un presupuesto peso a peso, pero el Gobernador se defendió aduciendo que no puede compensar el déficit del presupuesto federal para la UAQ, pues no existe una Ley de Coordinación fiscal 50 y 50. Mentira, de las 21 universidades públicas que existen en Querétaro, 19 de ellas reciben el “peso a peso”, Lo preocupante es que ante la decisión de un grupo de universidades de realizar un paro por presupuesto, el presidente López Obrador respondió engolando la voz: “Yo no acepto chantajes”. La desgracia es que la cerrazón estatal tendría el aval presidencial. El gobernador se precia: “Fui educado en la Verdad y en el Honor”. Pues el lema no le caló en su política, no ha sido muy verdadero al entrometerse y a pesar de ello negarlo en los asuntos internos de la UAQ, y resguardar su negativa de apoyo económico en argumentos jurídicos artificiosos. Y por lo que se refiere al “honor”, decía el Quijote: “Por el honor se debe aventurar la vida”. Al Gobernador no se le exige semejante sacrificio, simplemente apoyar presupuestalmente a una institución a la que le debe su formación profesional y de la que depende en forma importante el crecimiento y progreso de Querétaro.