El desafío

31 Mar 20 | Augusto Isla | Clasificado en Cultura, Política | Sin Comentarios »

La adversidad nos pone a prueba como seres humanos. Juzga nuestra aptitud para vencerla. Y también sentencia nuestra derrota cuando creemos estar por encima de ella. Cuando no la encaramos. Cuando nuestra soberbia narcisista no la reconoce y actuamos como si nada pasara. Y si es trágico cuando el problema es de los individuos, a mayor abundamiento si se trata de dirigentes políticos, como un irresponsable López Obrador que frente a la pandemia del coronavirus, festina una especie de inmunidad angelical, desoyendo todas las recomendaciones para evitar contagio y ser contagiado. Pues creyendo lo afirmado por su vocero, Hugo López-Gatell, que su fuerza no es de contagio, sino moral, continúa ya sus correrías esparciendo sus humores donde le viene en gana: saludos de mano, besos, abrazos… para mantener en alto su popularidad. O ya en Palacio Nacional, en sus mañaneras irrenunciables, donde, o bien sostiene que el escudo contra la pandemia es la honestidad, o bien exhibe estampas del Sagrado Corazón, no tanto amuletos propios como una mofa de la piedad popular: Perversa diversión de un líder que, pese a su proclama de “Primero los pobres”, acredita inevitablemente su ineptitud, por no decir, su estupidez indignante, su capacidad de mentir, pues se ha atrevido a atribuirse la baja del precio del combustible, que cualquier ciudadano informado sabe que tal depreciación débese a la caída de los precios del petróleo.

Para colmo, en medio de nuestra desgracia, el señor convoca a una consulta en Mexicali para indagar si “la gente”, palabra favorita suya que es todo y nada, aprueba o no la instalación de una fábrica cervecera, la Constellation Brands. Lo prometió en campaña y lo ha cumplido en el peor momento. La consulta no vinculante, resultó, como todas sus consultas, una farsa, pues con solo el 3.5% del padrón, ha dado por ‘bueno’ un ‘no’ que tira por la borda 900 millones de dólares ya invertidos. Esta es su “democracia”, una radiante mentira, un sin sentido que acrecienta la desconfianza de la inversión privada que ya había demostrado la viabilidad hídrica: un capricho más so pretexto de que la empresa despojaría a la comunidad del agua para sobrevivir. Así, el desafío no es solo a la pandemia, sino también a la economía del país en caída libre al abismo.

Se dice que la gloria es un olvido aplazado. ¡Qué poco ha durado la de este señor! Ahora no es más que el sepulturero que cava, incansable, la tumba de la 4T. San Bernardo se preguntaba: “¿Qué es la gloria de este mundo? Sombra que huye, espuma que se deshace, flor que se marchita”.


EN DO MAYOR.

31 Mar 20 | Jovita Zaragoza Cisneros | Clasificado en Nacional, Política | Sin Comentarios »

Ante el asombro y confusión de lo que vimos ayer, no me queda más que jugar un poco con los elementos que el mismo presidente ha dado con sus actitudes y declaraciones. Y, al mismo tiempo, hago votos para que en estos críticos momentos que estamos viviendo por la pandemia, la lucidez acompañe a los oponentes políticos del actual presidente; pero también a los de su partido y sus incondicionales.
Hago votos para que toda lectura e interpretación que se dé al acto que todos presenciamos durante su visita a Badiraguato, sea desde la templanza y honestidad que se requiere para dar respuestas a las interrogantes e inquietudes que están latentes en la sociedad mexicana. ¿Cuál es el verdadero poder en México? ¿Cuáles sus alianzas? ¿Cuál es la profundidad y tamaño?¿Cada presidente que ascienda al poder , lo hace o hará , entonces, como representante de un grupo de narcotraficantes en particular?¿Qué está en juego? ¿Por qué esa enconada y constante confrontación entre Felipe Calderón y el actual presidente? ¿En dónde estamos nosotros, los ciudadanos? ¿Cuándo habremos de salir de esta trampa, este desagrado de ver cómo los grupos de simpatías de cada mandatario en turno disculpan en el suyo, lo que antes señalan en el otro? ¿A dónde nos lleva esta dinámica ya enfermiza de adecuar nuestros valores a conveniencia?

Basta ya de condenar en unos lo que disculpamos en otros. Que sea ya por igual la demanda de transparencia a toda la clase política que tiene las riendas de este país. Que todos los partidos, los actores que están en el centro de donde se toman las decisiones , hagan un alto y unifiquen esfuerzos para que todos los mexicanos, en nuestro pequeña o gran medida, enfrentemos con mesura y actitud digna lo que viene. Basta ya de tanta miseria moral. Basta ya de escudar en las consabidas frases de “amor a México ” burdas ambiciones. De estar instalados en esta distorsión de valores que sigue cobrando vidas sin que nadie haga algo por esta violencia que no descansa, ni en estos tiempos amenazantes por la pandemia. Basta ya de actitudes propias de niños, pero que cobran dimensión patéticas en los adultos.

Y, de manera especial, basta ya señor presidente de estar acusando a los otros de lo que usted bien sabía heredaría. ¿No hizo usted lo posible e imposible para sacarse el premio del tigre? Pues tenga usted la valentía y estatura de aguantar sus arañazos.
Acercarnos a la verdad y, desde ella, enfrentar nuestras carencias éticas y morales como sociedad es lo que nos permitirá crecer como individuos. Solamente así. Desde allí.

EN RIMAS Y VERSOS

Nadie se atreva a dudar de su gran “humanismo”,
No es un robot, es muy sensible y tiene sentimientos
Sus cacareados valores descansan en profundos cimientos
Lo que en él es gran virtud, en los otros es cinismo.

¿Qué parte no hemos entendido de tan prístina figura?
¡Necios! Hoy en el poder está un ser de otro mundo
Todos los otros, sus críticos y adversarios son seres inmundos
que codician su trono y odian sus “bondades”, su “finura”.
(Gulp, Niniane, gulp)

QUE POBRES ESTAMOS… TODOS USTEDES.

El poder en manos de narcisos y soberbios que ocupan importantes cargos públicos como Miguel Barbosa, gobernador de Puebla, hace estragos en la vida de ese Estado. Su desmedido protagonismo y menosprecio al sentido común, habla de la otra enfermedad que padece: su hambre de poder, mismo que ha obtenido a base de artilugios y atropellos. Hoy, desde ese lugar, se concede el permiso para crear narrativas a modo; para vender la falacia como verdad y para jugar sin remordimiento alguno con la ignorancia y candidez de los que otros, los más desprotegidos y más manipulables.

Miguel Barbosa se sabe una ficha necesaria en ese perverso juego de la política. Y sabe, también , que los tiempos de hoy le son favorables, porque entre cínicos e iguales todo es posible. A los “iluminados” todo les es concedido ¿Acaso Dios no dejó caer su ira divina contra aquellos que le “robaron” la elección en 2018?” Abran paso al iluminado, al elegido y que nadie ose robarle protagonismo. Nadie antes que él ose anunciar medidas de prevención contra contagios del coronavirus, porque la vacuna contra eso es “ un plato de mole de guajolote” y nadie fuera de los que él, y solamente él, da permiso, puede hablar del tema. Abran paso a los iluminados, a los elegidos. El ha dicho “ Si ustedes son ricos tienen el riesgo; si ustedes son pobres no. Los pobres estamos inmunes”.
Abran paso, señores. Al poder ha subido un grupo de iluminados.
¡Gulp, Niniane… gulp!

De su mórbida, ancha figura y lengua oprobiosa
saltan frases que dan cuenta de su estulticia
y nadie o nada parecen contener su impudicia,
enfermo de poder y soberbia, un tal… ¡qué cosa!

Sin vacilar lanza hoy una declaración alucinante,
dice que el coronavirus solo ataca a los acomodados,
“Nosotros los pobres -asegura- estamos blindados”,
pobre gobernador… pobre, ¡cínico tunante!

BANCO AZTECA Y SALINAS … EL DE ELEKTRA.

Podrá decirse lo que quiera, es libre de autoengañarse,
Pero nunca será filántropo, o siquiera humanista,
lo suyo es ser empresario codicioso y agiotista
y mal patrón que suele con sus empleados ensañarse

Su cartera clientelar la forman los más desprotegidos,
a ellos vende y cobra sangrantes intereses.
Y hoy, preocupado por la posible crisis y sus reveses,
cuida su dinero, logrado a costa de los más jodidos.

QUEDÉMONOS EN CASA.
Valga la coincidencia para el comentario, mitad en serio mitad broma, pero la cuestión es que en este momento pareciera que, en cuanto a política, el coronavirus hace la selección por partidos. Primero fue el de Hidalgo, Omar Fayad del (PRI). Enseguida el de Tabasco, Adán Augusto López, ( MoReNa) . Al cierre de esta columna, ayer por la noche, el gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez, (PAN), anunció haber contraído el virus. ¡Aguas mandatarios del PRD! Haga caso al doctor López Gatell : QUÉDESE EN CASA

#QUEDÉMONOS EN CASA TODOS.

zaragozacisneros.jovita@gmail.com


EL JICOTE ¿UNA TREGUA SIN CRÍTICA?

31 Mar 20 | Edmundo González Llaca | Clasificado en Nacional, Política | Sin Comentarios »

El problema es que el Presidente comete tantos yerros y se involucra en tantas camorras, que se le ha perdido a la crítica todo encanto. Ya no sabe uno si reírse porque está diciendo una ironía o tomarlo en serio cuando en realidad lo que quiere es provocar la risa. Es tal la duda que no se puede uno reír ni con sus chistes. Mis amigos de Morena me decían al principio: “No lo critiques, dale el beneficio de la duda”. Y yo me preguntaba, ¿Que no sería mejor que él, ahora que es Presidente, nos disipe todas nuestras dudas? Luego me pidieron: “No lo critiques está en la curva de aprendizaje”. O no quiere aprender o es de lento aprendizaje, o francamente es una curva más larga que la Pera. Luego me pidieron que no lo criticara, que me uniera y manifestara mi apoyo al cambio de aeropuerto. Pregunté, ¿Unirme en torno a que se puede dejar de cumplir su compromiso con los empresarios de que ellos podrían concluir el aeropuerto de Texcoco? ¿Unirme a que no es para tanto que un Presidente no respete su palabra? ¿O debo unirme a la idea que el cambio se debía a que hubo corrupción en la obra? O preferible, ¿Unirme a que el aeropuerto se cambiaba porque realmente estaba en terrenos fangosos? Para evitar andar culebreando en la unión, mejor defender a la encuesta patito y que la gente fue la que decidió. Cuando vino lo del avión, una comedia del Siglo XVIII con personajes que no se encuentran correteándose entre puertas que se abren y se cierran, me pidieron que me uniera, volví a preguntar. ¿Unirme en torno a la rifa de un avión que no rifa un avión? ¿Unirme a un ahorro que no es un ahorro? ¿Unirme al Presidente en torno a su crítica a la movilización de las mujeres? ¿Unirme a favor de sus huestes reventadores de la manifestación?¿Unirnos a lo que recomiendan sus especialistas que guardemos distancia del prójimo y nos quedemos en la casa? ¿O unirnos a la desobediencia Ejecutivo en la que desafiante hacía todo lo contrario que recomiendan? ¿O unirme ahora a su arrepentimiento? Unirnos para apoyarlo en la cancelación de las obras de la cervecera en Mexicali. Volvemos a lo mismo, unirnos ¿en torno a qué? Y otra vez los motivos son zigzagueantes ¿Unirme porque que es un proyecto anti ecológico? ¿Unirme porque hubo corrupción en la obtención de los permisos? O como con el aeropuerto, mejor unirme torno a la encuesta patito, y que es la gente la que decide. En pocas palabras, unirme a la política presidencial de que cuando los problemas son peliagudos desplaza su responsabilidad a la consulta popular. Así todo es más fácil, López Obrador bien puede decir, como los braveros de barrio: Lo que quieran conmigo lo quieren con la gente. En estos momentos tan graves, ¿Debemos unirnos en su pleito callejero contra el líder de la Coparmex, Gustavo de Hoyos y en su acusación a los conservadores, pues afirma quieren que se contagie? Tregua y unión significan: incondicionalidad y sumisión. Creo que mi problema es de fe. San Agustín decía: “La fe consiste en creer lo que no vemos y la recompensa es ver lo que creemos”. Yo no creo en nada porque nada veo y lo que veo es todo nublado y caótico, mi castigo es no ver en lo que creen los de Morena. Semejante herejía es difícil de superar, chance pudiera tener posibilidades de redención si mis amigos de Morena me consiguen alguna estampita o amuletos de los que carga el Presidente.


TRAS LA VERDAD “DEFINITIVAMENTE, AMLO NO ESTÁ BIEN DE LA CABEZA”

30 Mar 20 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | 1 Comentario »

Mientras el Civd-19, causa estragos en todo el mudo y los jefes de Estado implementan medidas para contrarrestar la furia del coronavirus, entre ellas recomiendan y ordenan a la población que gobierna, “guarden cuarentena en sus hogares” para desaparecer de la vista del virus, López Obrador, en cambio, sigue desoyendo y actuando en contrario a todos, cual esquizofrénico que no alcanza a razonar con cordura, a pesar de las recomendaciones directas, personales y fuertes críticas de la OMS, en su contra que avergonzarían a cualquiera. El Presidente de México, se ha convertido en el hazmerreir de los mandatarios, por aquellos de combatir el virus con estampitas, disuadiendo al Covid-19 con un “fúchila, guácala, detente”. Por si no hubiese sido suficiente, sigue en sus giras públicas esparciendo el virus por doquier; López ya infectó –cómo no infectarlos con tanta maldad- a 2 gobernadores –eso dicen los que saben-, sí, al de Hidalgo, Omar Fayad y de Tabasco, Adán Augusto López, ambos dieron positivo al Covid-19. Cual desaforado volvió a hacer de las suyas López Obrador este fin de semana, visitó Mexicali, Baja California, donde fue vapuleado; también estuvo en Badiraguato, Sinaloa -tierra gobernada por el cartel del Chapo Guzmá- lugar en donde saludó de mano a la madre del Chapo; en este lugar el cínico dijo “hay que estar en nuestras casas”, cuando él se la pasa viajando y contaminando por doquier, advirtió que, había que hacer caso a las recomendaciones de los especialistas, aquello de la “sana distancia”. La semana anterior, de paseo por Yucatán. El Presidente hace lo contrario a lo que pregona, mientras el País se desmorona por sus irrazonables impertinencias.

Un poco de alivio cuando, por presiones externas, López Obrador, vacilante e impreciso ordenó en una de sus conferencias mañaneras, poner en práctica la segunda fase del coronavirus. Dejó de dar besos y abrazos a sus seguidores, pero no abandona los saludos de mano; si bien dejó de convocar a grandes concentraciones para la entrega de “dinero en mano”, continúa promocionando sus programas sociales. En sus viajes no lo han tratado con algodones, como está acostumbrado; no, lo increpan, lo asedian y López prefiere huir, sus guardias personales, vestidos de civiles –el antiguo Estado Mayor Presidencial, ahora sin uniformes-, le hacen valla y lo protegen de quienes lo hostigan. Mientras esto sucede, Human Rights Watch, ha asegurado que el comportamiento de López Obrador, “era sumamente peligroso que amenaza la salud de los mexicanos”; también reiteró el “desinterés temerario en brindar información veraz sobre la pandemia”. Lo que resulta cierto, no hace caso a las recomendaciones. La Institución calificó de “irresponsable” a López Obrador, por seguir besuqueando y apachurrando con abrazos, pese a las fuertes advertencias sanitarias para combatir al Covid-19. Casi de manera simultánea vendría la amenaza del gobierno de los EUA –solo así hace caso a Trump-, al advertir que cerraría la frontera con Canadá y con México. Bastó con cerrar el paso a los miles de centroamericanos asentados en varias ciudades de los Estados del norte de nuestro país, para que el gobierno de la 4T, pusiera en práctica la segunda fase de la contingencia de la pandemia que crece en México. En la conferencia nocturna de ayer sábado, sin la presencia del Presidente paseador, Marcelo Ebrard, mostró un rostro demacrado y preocupado, al igual que el pelele de su homónimo López-Gatell, Subsecretario de Salud; estos no hayan dónde esconderse por tanta torpeza y necedades de su Jefe inmediato superior. Se hicieron acompañar de los “especialistas” en epidemias, contrariando la orden de la “sana distancia” ¿Para qué hacerlos ir en grupo a una conferencia de prensa? ¡Ah necios! Total, las amenazas surtieron algo de efecto, pero López paseos sigue desatado.

Como todos saben, el Presidente de la República se había burlado de todos, se enseñoreaba lanzando por la borda todas las recomendaciones de la cuarentena para evitar males mayores; seguía promoviendo fiestas y reuniones, besos y abrazos; criticaba a todos los gobernantes que ordenaron a millones de sus habitantes quedarse en casa. Frente las críticas y presiones externas –ignoró a las internas- terminó por acceder con tremenda lentitud, a tomar todas las prácticas que antes desechó y criticó. Apenas en la semana que terminó, el gobierno de la 4T, ordenó –sin medidas de presión- resguardarse en casa para amortiguar contagios masivos a fin de “aplanar la curva” del crecimiento exponencial del Covid-19, vamos, para disminuir los contagios. Manuel López parece no comprender el funcionamiento del razonamiento mental, aplicación práctica de la lógica. Entre más besos y abrazos –como lo proponía el Presidente-, más contagios; luego entonces, la lógica indica que, en ausencia de besos y abrazos ¡no hay transmisión del virus! ¿Tan difícil es comprender la lógica del razonamiento? Por la aberrante y profunda irresponsabilidad personal de López Obrador, se incrementaron los problemas que aquejan al sector salud, empezando por negarles los insumos, lo cual niega –como siempre-, en tanto que médicos y enfermeras de distintos hospitales lo han desmentido saliendo a la calle a protestar por la ausencia de insumos hospitalarios. La negación de la negación.

El Presidente de la República, ordenó abusivos y arbitrarios recortes presupuestales, con el abyecto propósito de seguir inyectando más dinero público a sus mega obsesiones de inviables e improductivos proyectos de obra, por esa razón no le cuadran los números, no alcanza el dinero. De tal suerte que, contrario a los incentivos puestos en marcha por gobiernos locales y extranjeros, Andrés Manuel, dirigente del desorden del gobierno de la 4T, hace lo contrario; anunció que no habrá condonación de impuestos, hay que pagar aunque no se trabaje, aunque cierren las empresas por el peligro de la pandemia; así que, ordenó emitir al SAT –donde ahora es titular Buenrostro, la causante de los desabastos en medicamentos y medicinas, antes responsable de las compras consolidadas- un documento para advertir –amenazar- a los contribuyentes, deben cumplir con sus declaraciones y pagos de impuestos; la pueril y sinvergüenzada argumentación –que no lo es- del Presidente: necesita dinero para la compra de insumos, insumos que requieren los hospitales públicos para hacer frente a la pandemia del coronavirus.

Por supuesto, pregunta obligada para Andrés Manuel López Obrador ¿Dónde quedó el guardadito que admitió del Presidente de la República, qué hizo con los ahorros que tanto presumió? Para los empresarios y demás contribuyentes, regla distinta. Injustificada e inequitativamente pidió hacer el esfuerzo a los empresarios para el pago de salarios a sus trabajadores, aquellos que no irán a trabajar por aquello de la cuarentena y sana distancia. No cabe duda que el Andrés Manuel López aplica un gobierno de izquierda perezoso, mentiroso, incierto e ineficiente. Su rifa del avión que no era avión y que tantas horas de trabajo destinó a promocionar López Obrador, pasó al olvido, eso no lo olvida ni puede perdonar; por eso castiga al “sabio pueblo”, antes amado; López Obrador debió haber tomado y adoptado todas las medidas sanitarias oportunamente, debió demostrar y comportarse como hombre de Estado, preocupado por sus gobernados; pero no, prefirió desperdiciar el tiempo en la venta y promoción de boletos para una fraudulenta rifa, cuya finalidad de las ganancias -desde entonces promocionaba- serían -aseveró- destinadas para la compra de insumos hospitalarios. El Presidente presumió comprar el boleto 0000…

Más preguntas para el Presidente ¿Qué hizo con los 1,500 millones de pesos que le donaron los empresarios? ¿Qué hizo con los 2 mil millones de pesos que le entregó, en mano, el Fiscal General, Alejandro Gertz Manero? 3,500 millones de pesos no presupuestados ¿Dónde quedaron? Definitivamente los números no cuadran señor Presidente, ese dinero debe estar en algún lado ¿Sabrá Santiago Nieto Castillo el destino de ese flujo económico o la ESF? Andrés Manuel, sin lugar a dudas, tiene el dinero y no ha comprado insumos hospitalarios. Los necios hechos desmienten a López. Él quiere más dinero, no habrá perdón para los contribuyentes, es un pretexto lo de los insumos. En tanto que la mayoría de los evasores, comerciantes y empleados informales, quedan a salvo; muchos de ellos reciben “dinero en mano” de los programas “sociales” de Amlo. En síntesis, además de las oficiosas mentiras del Presidente, se rehúsa a decir dónde está ese dinero perdido y a resguardarse, quedarse en “su oficina”, en Palacio Nacional, a cuidar a sus nietos y a su esposa. En contrario, ha preferido seguir con sus contagiosas e improductivas giras todos los fines de semana, seguir criticando a sus inexistentes e irreales pesadillas neoliberales, en lugar de gobernar con eficiencia, eficacia y responsabilidad. El caos institucional es herramienta eficaz de trabajo del gobierno lopista, la confusión es su método de gobierno. El Presidente solo piensa en recaudar para sus inútiles proyectos, por eso no le alcanza el presupuesto; no piensa en el beneficio y prosperidad solidaria de los mexicanos ¡La lógica no le cuadra a López Obrador!

Héctor Parra Rodríguez


UTOPÍA POLÍTICA

29 Mar 20 | Roberto Carbajal | Clasificado en Tiempos políticos en Imágenes | Sin Comentarios »


Por El Vigilante Urbano.
LA DESINFORMACIÓN, LA OTRA PANDEMIA -El Coronavirus, es una enfermedad que, teniendo buen cuidado, los problemas serían menores. Quienes serán presa de este problema, son las personas que su sistema inmunológico no está bien. El Coronavirus, nos vino a poner en evidencia en el cuidado de nuestro cuerpo, muchos no saben comer adecuadamente y como consecuencia sus defensas están en la desgracia. La pandemia de la desinformación completa el cuadro fatal, que en muchas personas está provocando pánico, pero este miedo no sólo queda en ellos, también lo transmiten a todas las personas que les rodean. La ignorancia sobre temas de salud, son un gran escenario de cultivo de miedos, y estamos viendo casos muy lamentables, donde surge una buena pregunta, ¿Dónde está el sentido común? Muchas personas se lanzaron en compras de pánico, provocando un desabasto de papel sanitario, el carrito del super, la mayor mercancía que ahí se llevaba, ¡era papel de baño! Estaban ausentes los principales productos alimenticios, pan, leche, aceite, granos, etc.
La desinformación en muchos medios, electrónicos, digitales y escritos, han actuado de manera irresponsable, olvidando la gran tarea de informar de manera veraz y oportuna. Esta crisis de salud, nos debe servir de lección para aprovechar mejor nuestro tiempo libre, para informarnos en temas generales de la salud, y sacudir esa mala costumbre de la mala alimentación, en algunos casos, ¡es pésima! Documentarnos en el tema de las pandemias, como es el proceso, para que no nos tomen con los dedos en la puerta.
Dentro de la información, hay quienes ya no saben que pensar sobre este virus, hay datos que han coincidido en varias columnas políticas, que esto es un conflicto entre las grandes potencias, y que han llegado a una guerra bacteriológica, si, suena descabellado, pero ya tiene tiempo que se utiliza los virus, como estrategia, para minar al enemigo. Los señalados son China y Estados Unidos, quienes se disputan el liderazgo para ser la primera potencia económica en el mundo, de la toma y daca en los aranceles, han pasado a la guerra sucia, no les importa cuantas víctimas inocentes puedan caer, y empresas enfilando rumbo a la quiebra, lo que importa es detener al poderío chino.
Habrá que insistir, debemos cambiar muchos de nuestros hábitos, y documentarnos sobre el tema, para que no nos sorprendan con ocurrencias, de que podemos comernos a besos a cuantos nos encontremos, y dejar las tonterías de las “milagrosas estampitas” o amuletos, o que nuestra honestidad será nuestro gran escudo. El conocimiento también nos dará malicia política, y así veremos como una estupidez, lo dicho por el “flamante gobernador” del estado de Puebla Miguel Barbosa, “El Coronavirus, a quienes enfermará, será a los ricos, nosotros los pobres somos inmunes al contagio”
OPERATIVOS DE PREVENSIÓN EN MERCADO PUBLICOS -En mis recorridos por el principal mercado de esta capital, me dio por entrevistar al personal que cumple con la función de invitar a los usuarios del mercado, a extender las manos para la aplicación de una dosis del desinfectante. La respuesta fue, que más o menos de 100 personas, ochenta aceptan de buena manera la aplicación, los otros veinte, lo rechazan. Quienes no aceptan, algunos simplemente se van de largo, ignorando la solicitud, otros reaccionan de mala manera, lanzando vituperios como; no me eches esa chingadera. Se entiende, que muchas personas no creen en esta emergencia de salud, pero no son las maneras.
EL CENSO DE POBLACIÓN Y VIVIENDA 2020 -El personal que recorre las viviendas para lograr los objetivos del censo, en muchas de las vistas, el trato que reciben, no es el de una persona civilizada, las ignoran, les cambian los horarios de cita, o de plano las mandan al diablo. Estas reacciones, se dan todos los niveles socio económicos, pero afortunadamente también hay buenos ciudadanos, que, con buen trato, dan los datos solicitados. Nos vemos en la próxima colaboración, con la esperanza que la pandemia, tenga menos vigor, que vaya cuesta abajo.


La fiesta y la contingencia

28 Mar 20 | Julio Figueroa | Clasificado en Cultura, Queretanidad | 3 Comentarios »

No se trata sólo de repartir dinero; la idea de fondo es tratar con dignidad a nuestros viejos y que ellos sientan y recuperen la dignidad y la alegría de estar vivos.

El gobierno del actual Estado mexicano piensa en nuestros viejos como personas y les ofrece un modesto pero vital aliento de vida.

Los viejos no son tan sólo una cifra estadística, un número, un dato; son vidas vividas a lo largo de 68, 70, 80 años.

En una población tremendamente desigual, injusta y pobre, ¿por qué no ofrecerles un poco de bienestar económico a nuestros adultos mayores?

Los viejos son nuestra memoria de la vida y el trabajo, la familia y el tiempo, los sabores y sinsabores en la tierra, las vicisitudes vitales.

Un aliento de vida en la vejez es un aliento de dignidad.

Yo aplaudo sin reservas este apoyo directo a los adultos mayores, a los discapacitados, a los jóvenes, a los estudiantes.

Ni Peña ni Calderón movieron al México desigual y jodido, empobrecido.
El México real y profundo sí se mueve con Obrador, para bien o para mal, y trata de empujarlo hacia adelante. Nada fácil.
Nos guste o no, López Obrador sí mueve a México, ¿hacia dónde?
¿AMLO y su gobierno llevarán al país a un buen puerto de abrigo al final de su sexenio, 2024, o lo dejará colgado en el puente, tendido en el llano en llamas, crispado y enfrentado entre sí al fin del camino?
No lo sé.

Durante varias horas me tocó ver el operativo del pago de la pensión para el bienestar de los adultos mayores, en la escuela del CETIS 142 en el municipio de Tequisquiapan, Querétaro. Doble pago esta vez por la contingencia de salud nacional y mundial.
Un buen operativo desarrollado por una veintena de jóvenes y mujeres maduras al servicio de una noble causa social. Un servicio bien coordinado, ágil, eficiente, lleno de buenas atenciones, desde la puerta de entrada del CETIS, el largo recorrido entre árboles y sombras y sillas de la escuela, hasta las mesas de pago, con gel en las manos, distancia entre las personas y tapabocas, con un trato digno hacia nuestros queridos viejos, cansados, trabajados, con problemas, penas y alegrías como todo el mundo.
En el primer día de los cuatro que durará el operativo de entrega del apoyo económico fueron atendidos, bien atendidos, unas 500 personas.
Por la pensión doble de dos bimestres, marzo-abril y mayo-junio, cada uno recibió 5,240 pesos.
Durante horas yo vi los cuerpos endurecidos y los rostros contentos, silenciosos o platicadores, dignos, de nuestros hermosos viejos mexicanos.
El operativo fue casi una fiesta. No una pachanga. La fiesta del apoyo, el bienestar y la dignidad de los adultos mayores que han vivido todo lo que se vive en el mundo, alegrías y penas, satisfacciones y tristezas.
Y de pronto la contingencia, hacia las 3 de la tarde.
Un hombre de 81 años, con el apoyo recibido en la bolsa, camina hacia la salida del CETIS 142, y de pronto dice que le falta el aire, que no puede respirar, lo sientan en una sombra sus familiares que lo acompañan, sería el sol, la hipertensión, la alegría del bienestar, la enfermedad crónica que padecía, el destino… le viene un infarto y fallece. En cuestión de minutos llegó una ambulancia y los paramédicos le brindaron los primeros auxilios, bombearon el pecho, el corazón, hicieron todo lo posible y nada se pudo hacer, el hombre quedó tendido en el suelo bajo la sombra verde de los árboles, rumbo a la salida que ya no alcanzó, o más bien se fue por otra salida: la del fin de la vida, con su apoyo y la solidaridad en la bolsa. Amén.
Era la última hora del operativo para el bienestar, y naturalmente dejó un aire de tristeza y de luto.
–Tras el goce va la pena, dice el poeta.

Nos guste o nos disguste, el país se mueve, ¿hacia dónde?
Contingencia: lo que puede suceder y lo que puede no suceder.
Por ahí me crucé con el doctor GHR y nos saludamos fraternalmente; político de academia y terracería, con ideas y acciones, de decir y hacer.

Q, Presidentes, viernes 27-III-2020.
juliofime@hotmail.com


Una nueva cultura genérica en tiempos de aislamiento mundial.

28 Mar 20 | Edgar Herrera | Clasificado en Autores, Cultura | Sin Comentarios »


En un artículo anterior mencionamos la necesidad de construir una cultura genérica, tal como la concebía Marcela Lagarde en su texto Identidad sexual y derechos humanos. En estas difíciles condiciones de aislamiento mundial, que impactan directamente en la vida y la salud mental de los niños, los adultos mayores y las mujeres, resulta crucial intentar descifrar la actualidad del mundo desde la perspectiva feminista de esta cultura genérica.
Los tres principios de esta nueva cultura de género (solidaridad, sororidad y mismidad) se abren paso en diferentes latitudes del planeta y en grados distintos. No obstante, nos referiremos brevemente a la situación del país del sol naciente como guía de nuestras primeras reflexiones.
En el Japón, uno de los primeros países afectados por el Coronavirus, se resiste el embate biológico gracias a su formidable sistema de salud que se traduce en la no aplicación de una contingencia nacional; su industria y su mercado internos siguen prácticamente activos, influyendo poderosamente en el elevamiento de un espíritu nacional que nada tiene que ver con nuestra triste política moral, fomentada por la Cuarta Transformación. La apreciación y la resignificación de la vida humana y su armoniosa relación con la naturaleza, son resultado de una generosa concesión del gobierno nipón para permitir la libre circulación de sus habitantes ante el espectáculo ofrecido por sus famosos cerezos de flor.
Japón constituye uno de los referentes socioculturales más prominentes para investigar las necesidades, carencias, limitaciones y fortalezas de América Latina y el Caribe para generar una cultura democrática de género. Intentaremos delinear algunas ideas, aclarando que este artículo no agotará sus múltiples aristas de análisis.
¿Cómo podemos siquiera pensar la solidaridad entre hombres y mujeres cuando el 80 por ciento del personal médico en la región está constituido por mujeres, que refleja la extensión de los roles de género de aquéllas para el cuidado de las personas dependientes? Esta realidad arroja también luces sobre la vulnerabilidad de las mujeres ante el Coronavirus, especialmente para las mexicanas cuyo país ocupa el primer lugar de brecha salarial en el continente y, actualmente, en constante amenaza para profundizar los recortes salariales y elevar los despidos.
La feminización del sector laboral médico, que se precariza con la desigualdad salarial, es también acompañada por el peligro que implica el aislamiento de las mujeres y su retorno a los hogares, no solo para reproducir su rol de género para las actividades domésticas y del cuidado de los hijos y adultos mayores, sino que también revela la cuestión de la violencia ejercida por los esposos. De acuerdo a datos del INEGI en 2018, 4 de cada 10 feminicidios ocurren en el hogar en manos de sus parejas, mientras que 6 de cada 10 mujeres han sufrido violencia intrafamiliar.
Las mujeres, los niños y los adultos mayores son víctimas de esta pandemia silenciosa llamada machismo. Colectivos feministas y organismos internacionales han advertido de un aumento de la tasa de violencia en los hogares como resultado de un aislamiento permanente que reproduzca las tensiones psicológicas y económicas del confinamiento, la falta de apoyos y recursos del exterior y el corte abrupto de la movilidad como signo de la autonomía de las mujeres.
Naturalmente que nosotros, como hombres que hemos normalizado la violencia machista y que nos hemos autoviolentado de múltiples formas, tenemos una gigantesca responsabilidad de crear ambientes seguros y equitativos entre los sexos, visibilizando, durante el proceso, otras diversidades humanas con sus respectivas necesidades y temporalidades, como son la infancia, la vejez, los homosexuales, las lesbianas, etcétera.
Mientras que algunos Estados (Argentina, Italia, España, Chile, Israel) han militarizado su dominio autoritario, esto mediante el aislamiento y la asignación de la política de salud pública en manos de la policía y el ejército, otros Estados demuestran el fracaso y la ficción de su supuesta hegemonía mundial, como el territorio estadounidense que se ha convertido en el epicentro de la pandemia; Cuba, país víctima de un bloqueo que ha durado más de medio siglo, demuestra uno de los más elocuentes ejemplos de solidaridad internacional no con un pueblo hermano sino con la humanidad entera. Es la victoria de David sobre Goliat traducida en el campo de la medicina social.
Lo anterior es suficiente para demostrar que esa cultura de género, replicada en la solidaridad cubana, en la sororidad de los colectivos mexicanos y en la mismidad japonesa, necesita prosperar a escala mundial. La pandemia ha revelado las condiciones mundiales en que el machismo sigue matando a hombres y mujeres, ha quitado el velo de las condiciones internacionales, necesarias, para nacionalizar los servicios médicos privados (el caso de Irlanda) y acceder a una mayor justicia social y de salud pública como derechos humanos, constantemente mercantilizados en la era neoliberal.
En otras palabras, podemos apreciar estos tiempos de aislamiento como el ensayo mundial para crear y acelerar las condiciones de una nueva cultura de género, sin que medie una guerra para su victoria, pero sin ignorar la violencia que han practicado los ejércitos del mundo para pisotear cualquier intento democrático emanado de los pueblos y de sus más profundas necesidades y aspiraciones.
Marcela Lagarde consideraba la solidaridad, la sororidad y la mismidad no solo como puntos de partida sino también como fines, como metodologías políticas y valores nuevos orientadores de nuestras vidas colectivas e individuales.
Para las y los colaboradores de Diálogo Queretano, la lectura de Identidad de género y derechos humanos, y haciendo un esfuerzo honesto por intentar traducir las tendencias y contradicciones del planeta entero desde esta cultura de género, podría resultarles estimulante para aumentar su moral en tiempos de confinamiento depresivo. En lugar de reposar la mirada triste en la filosa guadaña de la parca, habría que ganarnos el derecho a una vida digna al reposar nuestras cabezas en libros alentadores, en lecturas que construyan utopías de largo alcance y transformen sus hogares en saludables laboratorios mentales para estos tiempos convulsos. Es nuestra pequeña contribución de solidaridad en el más sincero y puro sentido de la palabra.
Edgar Herrera


TRAS LA VERDAD “MÁS NEGRO EL PANORAMA FINANCIERO EN MÉXICO”

27 Mar 20 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | Sin Comentarios »

Andrés Manuel López sigue ignorando las reglas del mundo financiero. Pmpone su criterio a cotracorriente en perjuicio del patrimonio de los mexicanos. Esta semana que está por terminar, las calificadoras internacionales pronostican un negro panorama para México, francamente está en peligro de car en “banca rota”. JP Morgan, pronostica que caerá el crecimiento un 7% a lo largo del año. Para el primer trimestre, dice, acumulará el 4%. Mientras que el gobierno de la 4T, contrario a todos sus pronósticos ha pronosticado un crecimiento de, al menos, el 1% ¿De dónde o cómo, si todas las señales que emite el gobierno son negativas? Por si lo anterior no fuese suficiente, el “sano distanciamiento social”, a causa del Covid-19, aliado destructor de López, vino a complicar las cosas, la economía se cae en pedazos a cusa de la errática política del gobierno lopista –no golpista-.

Al menos 12 instituciones financieras han pronosticado un negro panorama para México en este año. Todas en decrecimiento económico. Veamos. JP Morgan, menos 7%; Bank of América, menos 4.5%; Scotianbank, menos 5.8%; Grupo de Economistas y Asociados, menos 5%; BBVA, menos 4.5; Goldman Sachs, menos 1.5%; Santander, menos 2.0%; Barclays, menos el 2%; Citybanamex, menos 2.6%; Banorte, menos 3.5%; Moodys, menos 3.7%; y Credit Suisse, menos 4.0% ¡Nadie apuesta al crecimiento económico en México!

Dos son los enormes factores que afectarán el crecimiento económico en México. El principal deterioro y más dañino, son las políticas económicas, erráticas, inciertas e ilegales del Presidente de la República. López Obrador, presume de la inyección de miles de millones de pesos al fortalecimiento de la infraestructura nacional; lo que no comenta, que más de 60% de ese presupuesto lo inyecta a Pemex y la CFE, la otra parte para distribuirlo en un territorio de 2 millones de kilómetros cuadrados. Le apuesta a dos empresas acostumbradas a perder dinero, siguen consumiendo sin control el presupuesto; Pemex perdió la nada despreciable cantidad de 346 mil, 135 millones de pesos -El Economista-, dinero del pueblo tirado a la basura; por eso bajan las calificaciones para este año. Mientras que la CFE, perdía 37 mil 800 millones de pesos, de enero a septiembre pasado –Forbes-. Mientras que Andrés Manuel, sigue inyectando más dinero público a las paraestatales, además a sus “proyectos” de crecimiento como la refinería de Dos Bocas y su trenecito.

Por si lo anterior no fuese suficiente, las políticas ilegales del Presidente de la República, ordenan cancelar inversión extranjera de la empresa trasnacional Constellation Brands, hasta por mil 400 millones de pesos; todo en base a una consulta inconstitucional ¿Qué empresario se atreve a invertir con tal incertidumbre jurídica? Esas políticas depredadoras desalientan cualquier pretensión de inversión de particulares, sea local o internacional. No respeta el marco legal. Cuando la empresa tenía más de 50% de avance en su construcción la suspenden. Ahora tendrán que arreglárselas con el mismo Presidente de la República, con el voluntarioso todo poderoso. Tal cual hizo con la ilegal suspensión de la obra de lo que sería uno de los mejores aeropuertos del mundo, el internacional de Texcoco. Además canceló la posibilidad de 400 empleos directos con la cervecera. Desde el otro lado del continente americano, el periódico inglés, el Financial Times, criticó el ilegal golpe; y los empresarios mexicanos por medio de Gustavo de Hoyos, dirigente nacional de la -Coparmex- criticaron la aberrante medida del Presidente, viola todos los derechos empresariales, generan incertidumbre total. Por su parte, Juan Francisco Torres Landa, abogado comercial y socio de Hogan Lovells consideró que “estamos a punto de ver lo inimaginable en términos de una crisis económica, legal e institucional… Una bala en el cerebro sería menos dañina que lo que están haciendo” ¿Sembrando confianza en el empresariado?

De un padrón electoral que ronda en los 800 mil empadronados, apenas asistieron 27, 937 electores, apoyó el cierren de la empresa el 2% de los empadronados; esto lo informó la Subsecretaria de Gobernación, Diana Álvarez. Apenas días antes López había invitado a un selecto grupo de empresarios a festejar la “tamaliza”, hecha para sus “invitados especiales”, los empresarios, para que le obsequiaran, sin más, 2 mil millones de pesos para la compra de insumos hospitalarios que el mismo Presidente ordenó los recortes. Por cierto, este día viernes López advirtió que no hay suspensión de pago de impuestos, dijo, el dinero lo necesita para insumos hospitalarios ¡Se convirtió en el fondo sin fondo! Estas son unas de tantas razones del decrecimiento en la creación del empleo, como nunca antes, según reportó el IMSS, la cifra más baja en los últimos 10 años fue en el 2019, con apenas 342 mil 77 empleos, sin duda alguna hablamos de una recesión económica. Todo se concatena, nada es al azar en materia económica.

Mal y de malas. Como caso de excepción la asociación nacional de banqueros, determinan sumar esfuerzos para ayudar a los cuentahabientes, deudores de la banca, otorgan periodos de gracia para los pagos sin intereses, suspensión temporal de pagos. Curiosamente el rapaz de Ricardo Salinas Pliego, dueño de múltiples empresas y del Banco Azteca, criticó las medidas adoptadas por el gobierno federal respecto del “sano distanciamiento social”; propuso que salgan a la calle a trabajar y a los clientes de su Banco Azteca, los invita a hacer pagos por adelantado ¡Sin vergüenza! Vaya cinismo, empresario que ha incrementado su patrimonio con el gobierno de López Obrador. El Presidente de la República, en cambio, en su mañanera les puso “tache” a los banqueros, advirtiéndoles que no habrá más “fobaproas” ¿No que eran sus aliados los banqueros, a quienes abrió el bolsillo para que prestaran miles de millones a instancia presidencial? Esa es la errática política de Andrés Manuel López Obrador, quiebra la economía nacional sin mayor remordimiento.

A su incansable lucha depredadora de la economía nacional, se sumó un inesperado aliado presidencial: el Covid-19. A quien pronto culpará -en poco tiempo- como el responsable de todos sus fracasos, junto a los conservadores que no se le escapan. Por la toma de decisiones tardías en las decisiones sanitarias por parte de Andrés Manuel López, por no gastar en el sector salud, promovió una política contraria a la recomendada, impulsando el “sano acercamiento de beso y abrazo”, criticado mundialmente, puso a México y a los mexicanos en vergüenza ¿Ahora entienden el por qué del negro panorama financiero? ¡Y nosotros encerrados! No cabe duda, habremos de cuidar mucho más las finanzas personales. López Obrador pretende empobrecer a los mexicanos. Los pobres son su plataforma electoral. Por eso no suspende ni otorga concesiones a trabajadores, mucho menos a empresarios, en el pago de impuestos, a diferencia de lo que sucede en otros países. Necesita el los impuestos para pagar a los millones de becarios, dinero en mano que le garantiza voto seguro ¡Política clientelar! Esa es la prioridad de López Obrador. Ahora sumemos el desliz del peso frente al dólar, al decremento en el precio del petróleo, a la rebaja de las multimillonarias remesas y cierre de empresas ¡Panorama diabólicamente desolador!

Héctor Parra Rodríguez


EL JICOTE “DIALOGANDO CON LA MUERTE” II y último

27 Mar 20 | Edmundo González Llaca | Clasificado en Autores, Cultura | Sin Comentarios »

Lo que más me aterra al llegar al final de la vida es todo el proceso burocrático previo, es decir, la agonía. Salvo un bendito infarto o un maldito chofer de combi, que nos aceleren el cambio a otra zona postal, La muerte llegará -tal vez- tarareando: “poco a poco, me voy acercando a ti”. Y es ahí donde me quiero ver.
Decía Sócrates que filosofar es aprender a morir. Ojalá me dé tiempo de echarle filosofía, pero no soy muy optimista. Pienso que, como cualquier mosco que es perseguido en un cuarto, me aferraré a la vida. Espero no alcanzar niveles de ignominia. Me he jurado a mi mismo que no gritaré, no me arrastraré, no chillaré suplicando tiempos extras. ¿Qué voy hacer?
No sé por qué pero, insisto, estoy seguro que veré a la muerte física y concretamente. La veré acercarse, dulce y suave como una tentación. Se sentará a mi lado. Yo le diré: “Perdone Señorita, pero los carbohidratos siempre son necesarios” Sin verme exclamará: “Cuando me llevo de este mundo a los sangrones, me da más gusto mi tarea”.
Me haré el desentendido para no entrar en discusión sobre su falsa opinión, pero la veré duramente a los ojos. Perdón, a sus huecos. Sentiré un poco de escalofrío al perderme en su negrura. Ella dirá con un tono irónico: “¿No me reconoces?” “Ya basta, soy la muerte y vengo por ti”. ¡Ay Nanita!
Nos quedaremos un momento callados. Ella reflexionará en voz alta: “El problema de los seres humanos es que piensan que la muerte es la negación de la vida. Nada de eso. Al vivir morimos y al morir vivimos. Si la humanidad supiera lo que le espera en el más allá, todos se pegarían un tiro al llegar al uso de razón. No es gran cosa, pero es mejor que aquí, simplemente porque uno está más solo y sin tantos fantasmas”.
Tomará con firmeza su guadaña y verá su reloj de arena, del que caerán unos granos apenas imperceptibles. Escucharé su voz metálica: “Ya es hora”. Le diré con un aire de suficiencia: “Tu tecnología está muy pasada de moda, creo que traes tu reloj adelantado”. “No, -responderá-, antes de venir por ti puse mi hora con el celular”. Sentiré un poco de miedo. Insistiré: “Déjame terminar de hacer el amor; déjame que me acabe esta copa; déjame concluir esta discusión; déjame decir unas últimas palabras para la historia”.
Ella suspirará desesperada: “Me choca venir por los queretanos, se echan unos rollos interminables.”. La muerte me dará un beso, sentiré el frío de su vacío. Suavemente me subirá en sus hombros.. En brevísimos instantes contemplaré nuestra esfera azul flotando en el espacio. Volveré los ojos hacia arriba, hacia el lugar que me espera (obviamente, dada mi bondad, una suite en el cielo). Quedaré maravillado. La muerte me preguntará: “¿En qué piensas?” Girando una y varias veces la cabeza hacia arriba y hacia abajo, como buscando comparar los lugares, le contestaré: “Pienso Muerte que, después de todo, tienes razón. La “rola” de la vida… no es para tanto”.


EL JICOTE “DIALOGANDO CON LA MUERTE” I

26 Mar 20 | Edmundo González Llaca | Clasificado en Autores, Cultura | Sin Comentarios »

Cada quien tiene su estrategia para exorcizar sus miedos, en mi caso me imagino dialogar en mi último momento con la muerte. Lo tendré al final de una divertida comida con los cuates. Ya en los digestivos sentiré una leve molestia en el pecho, me diré como siempre, no es nada por qué preocuparse. El perfil de mis amigos se hará borroso y sus voces las oiré lejanas; un poco de sudor frío y un adormecimiento en el brazo derecho, harán que me recargue en la silla para que la incomodidad pase.
De pronto, la veré a Ella, ceremoniosamente sentada al lado mío. Intentaré ligármela: “Perdone Señorita ¿No cree Usted que se ha excedido un poco con su dieta?”. Ella se mostrará solemne como agente de tránsito a punto de pedir mis documentos “¿No me reconoces?”. Me preguntará. Displicente le contestaré: “Sí, aunque no de cuerpo entero, como ahora. De niño, la vi en las banderas de los piratas y en pomitos que decían “Veneno”. Ya de grande en los letreros de los cables de alta tensión. Puede denunciarme por acoso, pero es más atractiva personalmente”.
“Basta de sangronadas, -me interrumpirá- vengo por ti, prepárate a morir”. No perderé la calma y la barreré con la mirada. “Me disculpa -le diré- la muerte que venga por mi, será elegante, estará vestida como la muerte de Posadas, con sombrero, pieles, joyas. Usted francamente se ve muy naca”. “Bueno -intentará disculparse- lo cierto es que antes me vestía así, pero me asaltaron en un uber y ahora ando más modesta”.
Para distraerla le pediré: “Me permite su guadaña”. “No, la última vez que la presté a un mexicano se echó a correr”. “Pues francamente se ve artesanía muy chafa -le comentaré para provocarla- ¿La compraste en Sanborns?” “¿Por qué dices eso?” Contestará molesta. “Simplemente -le responderé- ni siquiera trae inscrito un letrerito, algo así como, “Ahí guárdamela”. “Te equivocas”. –Dirá- Volteará la guadaña y se leerá: “The End”.
“¡Qué bárbara! -le recriminaré- “Eso está muy gringo”. “Cuestiones de la globalización, así todo mundo entiende que ya se le acabó la película”. Ya más zacatón le rogaré: “¿Puedo dejar un mensaje a la afición mexicana?”. Mejor apresúrate, pues están a punto de traer la cuenta de la comida y puedes morir con un rictus de dolor que se te va a ver horrible en el féretro”.
Resignado aceptaré. Preguntará: “¿Listo?” “Listo”. Diré con voz firme. Una profunda punzada ¡Zas! Un telón que se baja, una luz que se apaga; todo negro, el ala de un cuervo que me cubre; ruidos y murmullos que se pierden. Otra vez la claridad, volaré sobre su espalda, tomado de sus clavículas. “Estás fría”. Diré. “La elegancia es fría”. Responderá. Veré sus cabellos escasos en su nuca. Le diré romántico: “Muerte, tú, yo, el silencio, la soledad”. “Ya Edmundo, que no traigo condones”. “Te has vuelto amargada”. “No lo niego reconocerá- el neoliberalismo me ha cargado el trabajo”. Finalmente dirá: “¿Verdad que fueron inútiles tantas depresiones por el temor a morirte? Y no por hablar mal de la competencia, “pero no vale la pena tanto atribulo por esta pendeja vida “


TRAS LA VERDAD “AMLO Y SUS CONSTANTES MENTIRAS”

24 Mar 20 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | Sin Comentarios »

Para nadie es desconocido que la principal política de Estado promovida e impulsada por Andrés Manuel López Obrador, ha sido la mentira y/o verdades no demostrables. Muchas pruebas lo demuestran. Por lo tanto, nada de lo que afirma necesariamente es verdad. Una de las últimas escandalosas y absurdas mentiras del Presidente fue afirmar que gracias a él, bajó el precio de los combustibles. Solo sus “androides” creen sus mentiras; otros más por empecinados por no reconocer su equivocación, al haber votado por López; sin pasar por alto aquellos quienes simplemente llevan la contraria por estar en contra del PAN o del PRI, no hay otra razón justificable para creer en las mentiras de Andrés Manuel.

No solo miente, también destruye. El fin de semana –lo adelantamos- ordenó la inconstitucional e ilegal consulta popular para cancelar la construcción de una obra multimillonaria que se levanta –ba- en el Estado de Baja California, municipio de Mexicali. Empresa trasnacional que había obtenido todos los permisos para la construcción y puesta en marcha la nueva empresa cervecera. Ninguna norma legal avala los abusos permitidos por los gobiernos emanados de Morena; en el caso, Mexicali, Baja California y la federación, son gobernadas por el mismo partido. Un puñado de “rijosos” acudieron a votar en la consulta “patito”, que no alcanzó ni el 5% de los empadronados; el resultado previamente manipulado, sirvió de “base arbitraria”, no legal, para ordenar la suspensión de la obra y puesta en funcionamiento de la empresa. La Secretaría de Gobernación, avaló y apadrinó el ilegal proceso. No solo perjudica a la empresa, la que seguramente demandará -al menos- para ser indemnizada por los gobiernos arbitrarios, no hay ingresos fiscales ni empleos; el Tratado de Libre Comercio, continúa vigente, basta la violación de este instrumento para obligar a indemnizar a la trasnacional ¿De dónde saldrá el dinero para la indemnización? Del presupuesto federal, más deudas que pagar, se sumará a la construcción de la obra del aeropuerto clausurado. Así de burdas son las mentiras del Presidente ¿Por qué creer entonces que resolverá el problema de la pandemia del coronavirus?

Esta mañana de martes, anunció que oficialmente México ya entró en la II fase del protocolo para la atención del problema de salud que afectará a millones de mexicanos. Varios gobiernos de los Estados, se adelantaron ante la lentitud e irresponsabilidad de López Obrador, iniciaron una semana antes las políticas de distanciamiento social y apoyos; mientras López no atinaba qué hacer, solo a decir que no había problema, que eran exagerados los gobiernos de otros países. Somos la vergüenza mundial por las torpezas de López, quien combate la pandemia con una “estampita”; también sugiere dejar vicios como el cigarro, no tomar alcohol, parece sacerdote en homilía. La OMS urgió la semana pasada al gobierno federal, para que iniciara las acciones en contra del coronavirus. Vencido el plazo ante el ataque de la pandemia, el Presidente anunció todo lo que el gobierno federal hará para atajar la virulenta enfermedad del Covid-19. Según palabras del Presidente, México está sobrado para el combate. Dijo que trasladará millones de pesos a los gobiernos de los Estados y municipios; que hay suficientes hospitales y otros están en proceso de ser terminados en su construcción; que hay médicos, insumos y medicamentos de sobra para la atención ¡Mentiras! Con la ayuda del Ejército y la Marina, el virus será vencido, aseguró. El pueblo seguirá funcionando como si la pandemia no existiera, sobre todo habrá apoyo para los pobres –más mentiras-; y los empresarios que paguen los salarios a los mayores de edad sin ir a trabajar ¿Después de lo hecho en Mexicali? Presumió el apoyo de Carlos Slim -su ariete de la buena suerte-, quien pagará sin ir a laborar. Adelantó que mañana emitirá un decreto presidencial para ayuda a empresarios ¿Y el gobierno en qué apoya? ¡En nada! No hay suspensión de pagos por servicios públicos, tampoco otra ayuda para quienes sí trabajan, si arriesgan, sí invierten.

Todo lo dicho y comprometido por Andrés Manuel López Obrador, no es demostrable, solo palabras. Lo cierto que el gobierno federal no tiene dinero; las inversiones están por los suelos; no hay crecimiento en el empleo; la bolsa mexicana de valores perdiendo; el peso devaluado, ha rebasado los 25 pesos por dólar; el petróleo por debajo de los 20 pesos; las organizaciones empresariales molestas con el gobierno lopista que solo pide y no da nada. Con esta incuestionable realidad ¿Cómo creer en lo que promete el Presidente? Los “troles” simplemente piden apoyo a ciegas para López, simplemente porque así lo “decreta”.

Se gobierna con hechos ciertos, con buenos resultados, no con promesas y López lleva más de un año abusando de las promesas o echa culpas a terceros de sus torpezas; tampoco se gobierna con una política de Estado que daña la economía de millones de mexicanos -hoy aumentó el precio de las tortillas, alimento de primera necesidad-; las mentiras de Andrés Manuel quedan probadas, son demostrables, no así sus dichos. Por un lado argumenta apoyar a los empresarios para que inviertan, les ofrece seguridad jurídica, luego los invita para pedirles regalen 2 mil millones de pesos, luego el golpe, les cancela todos sus derechos y los sujeta a consultas populares que carecen de validez constitucional, lo hizo con particulares, ahora fue una empresa cervecera. Miles de Pimes cerrarán ante la falta de apoyos del gobierno, prevén pérdidas multimillonarias ¡Amlo privilegia sus mentiras; destruye a la nación! Por si lo anterior no fuese suficiente, los delitos continúan azotando a la sociedad mexicana; han aumentado los feminicidios en este gobierno, asesinan diariamente a 3 mujeres; homicidios y secuestros se mantienen incontrolables. La delincuencia organizada imbatible. Conclusión. Andrés Manuel López Obrador, ha institucionalizado la mentira como parte esencial de las políticas de Estado de la 4T.

Héctor Parra Rodríguez


Los antecedentes (I)

24 Mar 20 | Augusto Isla | Clasificado en Cultura, Internacional | Sin Comentarios »

Leonardo Da Vinci decía que “quien piensa poco se equivoca mucho”. ¿Los millones de mexicanos que votaron por el tabasqueño razonaron su decisión? ¿Cayeron en la cuenta de a quién le entregaban su voluntad? ¿Fue la razón o la víscera lo que trazó el destino de un país? Si como afirmaba Shakespeare, “la memoria es el centinela del espíritu”, ¿por qué no considerar que el espíritu se ausentó en aquel instante en que las urnas se pusieron a nuestra disposición? Los antecedentes de López Obrador son más bien sombríos. En 1996, el entonces joven nacido en Macuspana tomó por asalto y bloqueó más de cincuenta pozos petroleros e incitó a la violencia, so pretexto de defender a las comunidades afectadas por la empresa paraestatal. Aquellos doce días que duró su ‘lucha social’ significaron pérdidas por 54 millones de pesos. Pero, a pesar de esa acción delictiva, nunca fue juzgado. Lo que sucedió después parece indicar que su interés era otro: el poder. Así que contendió por la gubernatura de Tabasco y sufrió su primer revés. Su segunda gran derrota, años después, ocurrió cuando, después de haber gobernado la ciudad de México, fue vencido nuevamente. Entonces se apoderó de la avenida Reforma. Esta vez las pérdidas fueron para la iniciativa privada. Mas el hombre no abandonó su empeño de ser el mandamás. Y lo logró en 2018 arropado por un movimiento, Morena, mitad echeverriano por aquello del “cuarto movimiento”, mitad delamadridista con su “regeneración moral de la sociedad”.
Ebrio de triunfo, ha dedicado su tiempo, no tanto a gobernar como un buen estadista, como a blandir su espada contra el pasado inmediato, contra esa plaga de ‘conservadores’ y ‘neoliberales’ corruptos. Convertido en un verdadero Homo loquens, madrugador trivial que, entre sermones y devastaciones institucionales, consume su tiempo dadivoso. Pues que para repartir dones es un genio, lo mismo que para nutrirse de la sangre de las masas a la voz de “Primero los pobres”. El tabasqueño, en sus desenfrenadas correrías, da y vampiriza. Sin importarle si la economía camina o duerme, si los recursos se agotan. Es el rostro del populismo.
* * *
Sufragio efectivo, no reelección. Respeto a la división de poderes y a los ciudadanos. Sí a la vida y a la libertad de expresión. Sí a la solidaridad con la marcha de Javier Sicilia y los Le Barón, sí a las protestas de las víctimas del desabasto de medicamentos.