Presentación

30 Ago 20 | admin | Clasificado en Sin categoría | Sin Comentarios »


A nombre del  Dr. Edmundo González LLaca y del mío propio Maestra Gabriela Alejo Gutiérrez  les deseamos una Navidad llena  amor y un año  nuevo lleno de bendiciones.

“Que su expresión sea rica en palabras sinceras, optimistas, constructivas, creativas y llenas de amor” (Guardiola, Diana)

Espero con mucho entusiasmo sus artículos para poder compartirlos en el blog y en las redes sociales.

Para cualquier duda o comentario dejo mi correo: gabriela.alejogtz@hotmail.com y cel. 271 180 26 79


TRAS LA VERDAD ¡TRETA PUBLICITARIA DE AMLO LO DE SU CONTAGIO! DESCANSA PARA PONER ORDEN EN LAS CANDIDATURAS DE SU PARTIDO

25 Ene 21 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Política | Sin Comentarios »

Andrés Manuel López Obrador, ha vertido casi 40 mil afirmaciones no verdaderas, según los datos que han recabado empresas que dan seguimiento a las mentiras de Amlo, a las que denominan como “afirmaciones no verdaderas”.

¿Por qué creer entonces que López Obrador, tiene Covid-19? El mismo Presidente, subió a su cuenta de Twitter, el siguiente texto: “Lamento informarles que estoy contagiado de COVID-19. Los síntomas son leves pero ya estoy en tratamiento médico. Como siempre, soy optimista. Saldremos adelante todos. Me representará la Dra. Olga Sánchez Cordero en las mañaneras para informar como lo hacemos todos los días”. Fin del mensaje.

De inmediato los pillos aprovecharon la ocasión del mensaje. El sátrapa de Ricardo Monreal, para iniciar la campaña mediática, dio el primer empujón. De inmediato se subió a las “benditas redes sociales” y publicó en Twitter lo siguiente: “El presidente (arroba)lopezobrador_ informó que se ha contagiado de COVID-19. Su trabajo incansable y su decisión de respetar sin privilegios el plan de vacunación lo situó en la vulnerabilidad de cualquier persona. Admirable. Elevamos oración por su pronta recuperación, Lo necesitamos” ¿Qué le parece amable lector? Cuando la crisis de la pandemia se agudiza por la pésima conducción del combate institucional al coronavirus, López se enferma; cuando se descubren los fraudes cometidos por su gobierno en la inexistente “compra” de vacunas, resulta que se contagia el Presidente. Incluso la responsable del programa de vacunación Miriam Veras Godoy, renunció hace algunos días por vergüenza, aunque se niegue el hecho.

¿Cómo creerle a López Obrador, cuando la mediatización de la mentira de su gobierno se basa en la difusión de hechos falsos? Veamos. En pleno proceso electoral, cuando los bonos de su partido han ido a la baja y él mismo se encuentra desesperado por la caída de su “popularidad”; resulta que se ha contaminado en plena campaña electorera orquestada por el mismo Amlo ¿Casualidad? Sabemos de la perversión del Presidente. Esta puede ser una más de sus jugarretas para recuperar “bonos”. Le urge levantar su popularidad y la causa que se ha inventado, esta sí, le ha “caído como anillo al dedo”. Engañar una vez más a sus ciegos seguidores. Ahí está Ricardo Monreal, de inmediato se subió a la campaña en redes sociales.

No hay que dejarse engañar. Ha sido un estruendoso fracaso el asunto de las vacunas para inmunizar al pueblo de México, contra el Covid-19. No compraron a tiempo vacunas a otros laboratorios; aquellas que adquirieron no llegan y las escasas vacunas que han recibido las autoridades, las han distribuido perversamente, dando preferencia a sus “chivos o siervos de la nación”, dejando a un lado al personal médico y demás del sector salud que están en primera línea combatiendo a la pandemia. Los gestores de Amlo, son inmunizados para que hagan campaña a pie. Cientos de fallecidos del sector salud por falta de insumos. El gobierno ha mostrado su falta de empatía y humanidad ¡que se joda el pueblo!

El Presidente ha seguido haciendo campaña por todo el territorio nacional, nunca usa cubrebocas ni guarda la distancia reglamentaria para evitar contagiarse. Seguramente ya fue inmunizado, no le conviene decirlo, por eso el exceso de confianza en sus constante viajes. Sin lugar a duda que la medida es desesperada, diabólica, puede ser efectiva para ganarse la confianza de aquellos ingenuos que creen en sus mentiras, como dice el zángano de Monreal, quien, ponderando y sobrevaluando a López, refiere a “Su trabajo incansable y su decisión de respetar sin privilegios el plan de vacunación lo situó en la vulnerabilidad de cualquier persona. Admirable. Elevamos oración por su pronta recuperación, Lo necesitamos” ¿Cuál trabajo incansable? Se la pasa en las mañaneras y comiendo “garnachas” en cualquier lugar; ese no es trabajo. El mensaje es eminentemente político, no cumple el rigor de un buen deseo de recuperación de la salud.

Además, Amlo debe levantar una cortina de humo para desviar la atención de los desastres que ha ocasionado con sus torpes decisiones, a quien se le ha criticado desde muchas partes del planeta. Lo han calificado de irresponsable y criminal. Ahora que ya no tiene el respaldo del populista de Donald Trump, es curioso que de pronto se haya contagiado ¡Pobrecito Presidente!

López estaba tan de buen humor cuando subió su Twitt, que anunció la continuidad de las fastidiosas mañaneras. Olga Sánchez las conducirá. Vamos, incluso doña Elena Poniatowska, le dijo a López “ya párele a las mañaneras, provocan hartazgo”. Lo cual significa que dejará descansar al fastidiado público, mientras él se encargará de resolver los cientos de problemas que hay en su partido por la repartición de candidaturas. Mario Delgado ha probado ser incapaz de ello. Todo parece un plan maquiavélico bien programado ¿Quién necesita a López en las mañaneras? ¡Nadie! Así que, ahora comerá sus “garnachas” con sus compañeros de partido, decidiendo las candidaturas.

El plan perverso en camino. Se hace el enfermo. Le hace campaña para que “se salve”. Oran por él. Mientras el nefasto problema de las vacunas les revienta a sus subordinados y el pueblo se olvida por un rato, para orar. Él, en cambio, aprovecha para resolver en lo “oscurito” las candidaturas en las que están hecho un nudo ciego las tribus morenistas; Mario Delgado, el incapaz.

Las mentiras a que nos tiene acostumbrado Andrés Manuel López, hacen que prospere la especulación sobre sus perversos planes. Hará hasta lo imposible por no perder la mayoría en la Cámara de Diputados y el hecho de “contagiarse” es el mejor pretexto y en el mejor momento para echar andar su maquinaria fraudulenta, la que solo él puede manejar.


EN DO MAYOR DE TIN MARÍN DE DO PINGÜE

25 Ene 21 | Jovita Zaragoza Cisneros | Clasificado en Política | Sin Comentarios »

Días de zozobra y noches de sueños interrumpidos por el sonido de las ambulancias. Amaneceres a veces grises, a veces soleados, asoman tras noches de insomnio. El nuevo día se desdobla tímido anunciando incertidumbre. Vendrá acompañado de cifras amontonadas en seis dígitos, mera y tramposa referencia de una tragedia colectiva que nos ha alcanzado de manera directa o indirecta. Zozobra sobre zozobra, dolor sobre dolor al saber de gente querida que ha sufrido pérdidas insoportables de aceptar. Gente querida y/ o conocida, amigos del amigo, cercanos de cercanos, conocidos del conocido se van quedando en el camino. Historias que cimbran y estremecen, que hacemos nuestras y nos llevan a preguntarnos sobre la suerte de nuestros afectos más entrañables y sobre la nuestra.

Porque de eso ha tratado esta pandemia. Saber nuestra suerte sometida a los caprichos de un virus oportunista e impredecible; un depredador que ronda en espera de hospedarse en un cuerpo, multiplicarse en él y causar estragos hasta hacerlo sucumbir o huir derrotado y agazapado buscando otra víctima. ¿En cuál cuerpo? ¿En quién o quiénes? ¿Cuáles son los parámetros que tiene para elegir a sus alojadores? ¿De tin marin de do pingüe? ¿Toma uno …toma dos…toma a la familia entera?
¡Pinche bicho! ¡Maldito virus…! ¡Pero si se cuidó, no salía de casa! ¡Todo era con cubrebocas y sana distancia! ¡Ni siquiera los visitábamos porque temíamos contagiar! ¡¿Cómo? ¿De verdad? Era deportista. Se alimentaba sanamente…!, vienen a mí las diversas expresiones de asombro que he escuchado y yo misma pronunciado al enterarme de casos de contagios con desenlaces fatales. Este sábado me enteré de cinco fallecimientos de conocidos de conocidos de la familia. ¡Cuánto reguero de dolor por todos lados!

¿Hasta cuándo parará tanta mortandad?, pregunto, mientras desde mi ventana veo al trabajador de recolección de basura. No trae cubrebocas. Ni él ni sus ayudantes traen. Al principio de la pandemia sí llegó a usar. Mal puesta, solamente cubriendo la boca. Hoy, de plano, ya no la usa. ¿Es un desafío parecido a la ruleta rusa? No le toca hasta que le toque. Ojalá y no le toque. Sinceramente deseo que la libre. No es del todo extraño para los vecinos del rumbo. Ya tiene más de diez años viniendo los fines de semana a recoger la basura. Cada vecino le da su propina voluntaria. Nosotros le dejamos los botes afuera de la reja y el dinero a la vista para él. Así lo acordamos con él desde siempre. ¿Les regalamos unas caretas o cubrebocas?, comentamos en casa. Decidimos que no. Mejor dejamos lo triple de lo que siempre le damos, para que se ayude un poco. De por sí en navidad, día de reyes, semana santa, fiesta del santo patrono del pueblo no le va mal con nosotros en cuanto a propina. Sabemos que tiene un sueldo, pero también que estos son precarios y las condiciones laborales son pésimas. Sabemos como estamos construidos en este país. Lamentablemente. Ayer como hoy. Mientras podamos cooperarle con un poco más, lo haremos. En la medida de nuestras posibilidades. No nos pesa. Y es una buena persona.
“¿Y el bicho?”, pregunto para mis adentros al verlo recoger la basura. En mi soliloquio, me respondo: “¡Ah, pues le ha hecho los mandados! Y qué bueno que así sea. Pero ¿qué esperan los científicos para estudiar casos cómo estos? ¿Desarrollo milagrosos de anticuerpos que forman poderosa valla de protección en algunos? ¿de qué se trata esto? ¿Ante qué estamos? ¿Juega el bicho a de tin marin de do pingüe…? ¿A los dados? ¿Altoma uno dos…? ¿serpientes y escaleras con nuestras emociones? ¿Hasta cuándo?”
DE TIN MARIN…EL BICHO LLEGÓ A CASA.
¿Envuelto en la compra del supermercado? ¿Agazapado en dónde el muy cobarde y oportunista? ¿Importa acaso? Lo terrible es que llegó en nuestros seres amados. En nuestra entrañable y amada familia. En tres de sus miembros. Mi hija, esposo y la hija de ambos. Mi amada nieta. Nuestra amada adolescente. La niña nuestra se ha contagiado de ese horrendo virus, robándonos el ánimo, de por sí, alicaído. Apenas está regresando a nosotros la relativa tranquilidad al saber que están saliendo adelante.
Agradecida con el Dios del universo por que así sea, con profundo respeto y mi solidaridad hacia quienes han perdido a seres tan cercanos a causa de la pandemia, comparto el caso de mi familia:
Mi hija inició con síntomas y sospecha de haberlo contraído alrededor del día 10 de enero. Aunque sus molestias físicas apuntaban una respuesta al clima de esos días, ligeros cambios la inquietaron y de inmediato se dio a la búsqueda de orientación. Un doctor, padre de un queridísimo amigo de mi hija y de su esposo, sugirió una serie de ejercicios para respiración y ver de inmediato a una especialista en infectología. Mientras paracetamol. Dos días después vino la confirmación: era Covid. Por fortuna logró consulta con dos infectólogas . Confinamiento, checar oxigenación tres veces al día y, de momento, solamente paracetamol, vitaminas D, C, Zinc. Ánimo y oxigenación estaban muy bien. Leves molestias, cansancio. Dos días después los otros medicamentos: Ivermectina y Azitromicina. No diré dosis, ni días porque cada paciente es diferente y corresponde al médico, únicamente, prescripción y tratamiento. La mejoría que experimentó mi hija con este tratamiento fue considerable, si no es que fundamental.

En todo momento su oxigenación estuvo bien. Salvo en el momento más álgido o pico de los síntomas, bajó a 86. En ese momento la recomendación de la doctora, quien ha dado puntual y atento seguimiento a la enfermedad, vía zoom, sugirió allegarse un tanque de oxígeno a la mano. ¡Dios mío! Temblamos. ¡¿Un tanque de oxígeno?! ¡¿Dónde?! Sabíamos lo que estaba sucediendo con este tema del oxígeno. Las redes sociales llenas de peticiones de préstamo, renta, venta de un tanque para algún familiar grave. El viacrucis de familiares para relleno o conseguir tanques. El asombro, la indignación ante la rapiña y la crueldad de los que están aprovechando este caos nos invadía. Los asaltos, robos de tanques. ¿De qué están hechos los que hacen esto? ¿Qué engendro les impulsa con su fétido aliento a hacer tanto mal? Hay acciones que rebasan toda comprensión o aceptación.
La preocupación fue fugaz. Alguien cercano a la familia del esposo de mi hija había enfrentado el Covid desde meses atrás. Una persona mayor y con diabetes que estuvo internado en un Hospital y que, por fortuna, libró la enfermedad y siguió su tratamiento con oxígeno en casa, por lo que tenían ese tanque casi lleno. De inmediato se lo llevaron a mi hija. El domingo temprano nos dimos todos a la tarea de conseguir las cánulas para adultos, porque no había en las grandes farmacias de los alrededores. En una de las farmacias de Médica Sur encontramos. Por la noche, y a fin de que no hubiera sobresaltos y elevarle la oxigenación, le fue administrado una dosis mínima de oxígeno. Lo más fuerte ya pasó, aunque va rápida su recuperación continúa con intervalo de ayuda.
Pero el martes, su hija, nuestra nieta, empezó con síntomas. Le hicieron la prueba tanto a ella como a mi yerno, quien a principios de enero había acusado fatiga y molestias de gripe leve. A mi nieta de PCR, a mi yerno de anticuerpos. Ambos salieron positivos. Es decir, mi yerno fue el primer contagiado, acusó leves síntomas y, por fortuna, desarrolló anticuerpos ya. Pero reporta dolor de espalda que el sábado le fue diagnosticado como secuela por el padecimiento que, por fortuna, desaparecerá con un corto tratamiento. Mi nieta está también con tratamiento y supervisión. Van evolucionando bien.
En este proceso hemos hecho contacto vía zoom, con mi hija y nieta más pequeña que, con sus altibajos de humor comprensibles para una niña pequeña ha estado cooperativa y junto a su padre guardan la distancia. Y nosotros conteniendo esta mezcla de emociones, de impotencia al no poder acercarnos, no poder hacer nada porque en este momento hacerlo es agravar la situación. Esto es una de las partes más fuertes. ¡Vaya paradoja! Tener que estar alejados porque en ellos va la tranquilidad de no continuar con esta cadena. Saber que no podemos traernos a nuestra pequeña a casa, distraerla, apapacharla, porque – dice la pediatra- lo más seguro es que sea portadora y terminaríamos contagiados.
¡Qué días y qué noches! ¡qué aciagos momentos! Yendo de la angustia a la Fe y Esperanza. Inevitable zozobra ante la amenaza latente de este escurridizo e indescifrable virus. Pienso en nuestros muchachos, yerno, hija y nieta. Tan responsables y amorosos con los abuelos de ambos lados. Con toda la familia. Amorosamente cuidadosos con sus hijas. Caretas, cubrebocas, lavado de manos constantes, sana distancia. Pocas reuniones en esta pequeña familia que somos y siempre en el jardín con distancia de mínimo tres metros. Pero han tenido que salir también a asuntos de trabajo. A hacer el súper para sus hijos. En una de esas. Imposible saber dónde. Y nosotros aquí, impotentes ante esta paradoja, este absurdo, de no acercarnos, sin poder apoyarlos como quisiéramos todos.
Y dentro de tanta desgracia, un poco el alivio al verlos a través de una pantalla. Saber su mejoría. Ya pasará todo, me digo una y otra vez, sintiendo todavía en mí el punzón en el pecho que, por fortuna, cada vez es menos agudo; aunque en las noches todavía me despierta y ahuyenta mi sueño.
Me pregunto cómo aflorará a nuestro cuerpo, el de todos los ciudadanos, lo que estamos viviendo. La angustia provocada por la amenaza constante. Por el dolor que ha acompañado este proceso de renuncias abruptas de seres queridos, de personas conocidas a las que hemos visto sufrir pérdidas. Los padres que han perdido hijos, hijos que han visto partir a su o sus padres. Hermanos a hermanos. Tantas historias. ¿Cómo somatizaremos la sensación de indefensión ante información imprecisa y tropel de malas noticias que nos rodean? ¿Cómo sanaremos los estragos emocionales que nos está dejando esta pandemia?
¿Qué secuelas físicas y emocionales dejará a su paso lo que estamos viviendo? ¿Cómo nos las arreglaremos como individuos, familias y sociedad para levantar entre todos este reguero de dolor?, me he preguntado en estos meses de profundos vaivenes emocionales.
Las respuestas – me digo- vendrán solas y de muchas maneras. Después de todo el impulso natural de la vida es inherente a nuestra naturaleza. Y junto a los momentos de agobio que la vida trae consigo la lucha por vivir se impone. Y, una vez pasado lo peor, habremos de canalizar de manera adecuada lo vivido. Reaprenderemos a vivir con el dolor de las ausencias arrebatadas por el virus. Cada uno sacaremos nuestra propia lección de vida. Los descubrimientos de nuestros temores y los hallazgos de una fortaleza impensada. Los que quedemos tendremos respuestas en los abrazos de los que amamos y están todavía. De los amigos. Ese abrazo silencioso y dulce que dirá más que todas las palabras. O quizá sea un abrazo acompañado de un llanto catártico por el que saldrá suave o torrencialmente la opresión que el dolor o angustia ha petrificado. Sea como sea, mi deseo y esperanza de que esto pase ya es la de todos.
Mientras tanto mi esposo y yo paseamos por casa. Tomamos el café de la mañana. El, callado, va de un lado a otro. Hablamos con nuestra otra hija. Nos conforta saberla bien junto a su esposo. Ambos bien. Entendemos su preocupación por la hermana, sobrinas. Por todos también. Saldremos adelante. No estamos solos. Nos acompaña ese manto de amor de tantos familiares y amigos que nos arropan con sus mensajes y oraciones. Él escucha música y noticias en radio. Yo leo a ratos. Camus me resulta confortante. Me refugio en la poesía que palpo en mi jardín. En los rostros amados. Se me empaña la vista. Entro a las redes un momento. Me distraigo con series de televisión. Medito. No quiero asomarme mucho a FB. No quiero ver los moños negros en los muros de las redes sociales. Espero a que amaine un poco la tormenta de esta vorágine. Pasará y saldremos bien librados, me digo una y otra vez al tiempo que extremamos cuidados. Ya pasará. Ya pasará. YA PASARÁ.
Y, mientras tanto, sin ánimo alguno o dolo por politizar, es imposible no compartir y mencionar la indolencia con la que llevan las autoridades los registros de casos. La no respuesta e irresponsabilidad de los “encargados de atender” los reportes de Covid. Mi hija intentó reportar su caso, pero nunca obtuvo respuesta directa. Una grabación de “quedarse en casa”. Nada más. El profundo menosprecio a las necesidades de orientación que hay. Las falacias de una narrativa a modo y que se estrella con una realidad que nos dice que estamos solos en esta pandemia. La sociedad está, estamos, solos ante un virus COVID que puede ser letal y el virus de la perversión de una administración de salud, cuyos titulares merecerían ser llevados a juicio.


COMO VEO DOY BIDEN Y LOS ENGAÑOS DEL PODER

24 Ene 21 | Carlos Ricalde | Clasificado en Política | Sin Comentarios »

Querido Lector, la ocasión invita a hacer un comentario sobre nuestro nuevo Presidente Joe Biden, perdón, quise decir el nuevo Presidente de nuestros primos. ¿Somos familia? Bueno, sí, tengo un montón de primos en el otro lado, unos colados, otros legales y hasta algunos nacidos ahí. Probablemente a Ud. le pase lo mismo y así, de a poquito, iremos recuperando el territorio que amablemente les vendimos. Fue una ganga.

Biden me cayó bien. Su discurso de posesión, tranquilo, sencillo, sin dramatismo ni aspavientos, mesurado y sin grandes promesas. Algo aplatanado como corresponde a su edad, lo cual es plausible, además de un grato contraste contra el atarantado que lo precedió y que creía que su país era como manejar un Ferrari sin frenos. El eje del mensaje de Biden a la Nación y al mundo por supuesto, fue la unidad fraccionada de los estadounidenses. Y uno se pregunta, ¿cuál unidad? ¿Qué se les perdió? Si desde siempre han sido un pueblo dividido al que los une ya sea la fuerza (Guerra Civil de 1861 a 1865) o ya sea la conveniencia para defender y ampliar sus intereses. Así que, debido a sus profundas divisiones (intereses) asesinaron a 4 de sus Presidentes, Lincoln, Garfield, McKinley y a los Kennedy y, con tamaño antecedente, ¿armaron un escándalo por la chamuscada al Capitolio? Parece broma.

Y después de la citada Guerra Civil o Guerra de Secesión como también se le conoce, los cambios de mando presidencial, sin excepción, han sido unos años para los rojos, otros años para los azules (también se apodan demócratas o republicanos y liberales o conservadores y, el colmo, ¡hay quienes consideran a los demócratas una corriente de izquierda!) y así hasta ahora y les ha funcionado muy bien. Este intercambio del poder entre intereses opuestos, es como una válvula de escape en una olla expres. Sin embargo, si esto no es una división casi por mitades del país, entonces hay que modificar el significado de dicha palabra en el diccionario. De paso agréguele al caldo del divisionismo que USA es un país multiracial, con personas de la más variada gama de religiones, costumbres y necesidades. Entonces, ¿dónde está la unidad que dicen fracturada? Puro cuento, si algo los une son los intereses económicos. Quizás por eso dicen que los Estados Unidos no tienen amigos, solo intereses. Pues bien, alineando como siempre del lado de los mal pensados, hay que mencionar dos posibles razones de su buen funcionamiento como país “unido” y civilizado, metódico desempeño que ha servido para extenderlo a muchos otros países como el ejemplo democrático más acabado. En la misma olla hay latinos, blancos, negros y chinos, pero separaditos, que nadie se equivoque porque unidos no están, ni cuando cierran filas para atacar a otro país. Muy claro lo dijo Biden en la toma de posesión: “guiaremos, no solo con el ejemplo de nuestro poder, sino con el poder de nuestro ejemplo”. ¿Quiere usted mayor advertencia? Aunque se pintan lindos, ejemplares y poderosos, suavecito, suavecito, pero Biden nos la dejó ir, la advertencia, obviamente.

Una de esas dos posibles razones que aventuramos, para ejercer sin mayor contratiempo la división bipartidista que presumen (México tiene 10 partidos y todos tienen mesada nivel top junior), es que ambos partidos, con sus matices de enfoque, defienden lo mismo, el negocio y la hegemonía comercial y financiera. Son bandos políticos que sirven a un poder económico dividido únicamente o casi, por la diferencia de sus intereses y del enfoque para resolverlos; no son partidos que se forjaron por diferencias ideológicas como los de Europa o por emulación los de América Latina. No señor. La otra razón, que equilibra sus divisiones de siempre y sus diferencias de ocasión, puede ser la existencia de un poder supremo, no visible a simple vista, que mete orden cuando considera que las cosas se pueden salir de control. Así, decidieron por ejemplo, quitar a los Kennedy del camino o cerrarle el paso a Hillary Clinton (Tuvo casi 3 millones más de votos que Trump, pero le aplicaron la cuenta del Colegio Electoral donde solo obtuvo 234 sufragios contra 304 del copete naranja. Si les conviene vale más el voto del Colegio que el voto del pueblo. Que cinismo) o sacar a Trump a patadas de la Casa Blanca, lugar donde se confeccionan los planes más negros, mediante un voto diferenciador emitido vía correo postal, sistema en el que ya ni los que coleccionan estampillas cree. Bueno, yo tampoco y a los gobiernos gringos no les creo nada. ¿Y usted?

RENDIJAS

Muchas personas se preguntan: ¿cómo le irá a México con el Presidente Biden? Pues como siempre, primero sus intereses y después … también sus intereses.

Trump no dividió al pueblo estadounidense, siempre ha estado dividido, a lo sumo, sólo calentó esa división.

Ahora es bueno recordar la reflexión de Porfirio Díaz: “Pobre México, tan lejos de Dios y tan cerca de los Estados Unidos”. Más vale.


EL ESPEJO (I)

17 Ene 21 | Augusto Isla | Clasificado en Política | Sin Comentarios »

En 1979, viajé con una amiga a Toronto. La acompañé a saludar a su madre, una española exiliada. Todo me fue difícil, comenzando con una larga estancia en el aeropuerto donde los agentes aduanales nos retuvieron por un supuesto tráfico de personas. Canadá había endurecido su política migratoria y a esos hombres les pareció que el propósito de mi amiga era introducirme como un inmigrante con intenciones laborales. Tras una acalorada discusión, nos abrieron el paso. Mil disculpas me pidió por tan incómodo trance. Pero lo peor vino después: el clima era insoportable dadas las crueles temperaturas de aquel invierno. Recuerdo que una tarde me sugirió salir a caminar por el elegante barrio judío. Empezó a nevar. El frío nos quemaba el rostro. Cómo regresar al cálido departamento de su madre. ¿Un autobús? Ni soñarlo. Me vino a la mente Siberia y la capacidad del ser humano para sobrevivir en tan adversas condiciones para la vida.
Finalmente, volvimos a nacer en una cafetería donde reinaba el silencio de un grupo de viejos solitarios. Fue el preámbulo de una cena de navidad que compartimos con la hermana de mi amiga y sus compañeros docentes de la Universidad de Kent. De pronto, uno de ellos me preguntó si yo era judío, con tal énfasis como dando por hecho que lo era. Respondí que sí para evitar un alegato innecesario y porque no se me da el antisemitismo ni de lejos. Algo en mi apariencia lo indujo a esa intuición. Si me viese ahora lo aseguraría. Me he reparado para acudir lo menos posible a la ‘estética’ como le llaman y menguar el riesgo del contagio.
Después de haber visto varios documentales sobre los Campos de Concentración Nazis y observado a los sobrevivientes con la piel descarnada, adherida a los huesos, los ojos hundidos, con apenas un soplo de vida, sí que lo parezco. Me veo en el espejo. Y viejo vulnerable que soy agradezco la luz de cada mañana, recordando aquel “principio de privación relativa”. Pues que ni la pandemia ni el trágico gobierno encabezado por un impío e inepto como el del falso redentor, pueden compararse con aquel episodio que exterminó a seis millones de seres humanos.
¿Alguna vez Hitler se vio en el espejo de su infinita crueldad? ¿Alguna vez se ha mirado en él, espejo digo, el de Macuspana para tomar nota de su mendacidad desenfrenada y buscar un diván dónde sacudir la conciencia? ¿Alguna vez sus secuaces habrán abierto los ojos ante el espejo para vislumbrar el engaño o han caído en el más hondo abismo de ceguera e, invidentes ya sin remedio, seguirán adorando a ese ídolo de barro? ¿O continúan, incrédulos, retando a la muerte? Muerte por contagio. Muerte por irresponsabilidad.


TRAS LA VERDAD CIENFUEGOS, ESPECTÁCULO MEDIÁTICO DE AMLO

17 Ene 21 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Política | Sin Comentarios »

¿Acaso las autoridades norteamericanas les importa en este momento el asunto Cienfuegos? Claro que no. Ellos están preocupados y ocupados con la toma de posesión de Joe Biden y los desórdenesocasionados por el neohitleriano del presiente Donald Trump, quien se resistió hasta el final a dejar el poder, no sin antes incendiar a su país en el odio ¡Están en alerta roja!

En tanto, en México López Obrador y su Fiscalía General de la República, reviven el asunto del exsecretario de la Defensa nacional, Salvador Cienfuegos, detenido en octubre pasado en los EUA, por supuestos delitos que son perseguidos y castigados en ese país. La Fiscalía de López, aprovechando que aquellos se encuentran distraídos, decidió cerrar, por lo pronto, el asunto Cienfuegos, dando carpetazo con el no ejercicio de la acción penal por falta de elementos.

Cuando los norteamericanos deciden regresar el detenido, por voluntad propia (no creo que, por presiones de López), “condicionaron” al mismo Amlo para que le siguiera proceso penal en México, por los delitos que se le antojaran, pero que lo procesara. Total, López es un ignorante de la ley. Tres meses después de la detención de Cienfuegos, la Fiscalía de López, decide emitir un acuerdo, que no es sentencia, como muchos han difundido, determinando que no hay elementos de prueba suficientes para iniciar un proceso penal en su contra, radicar proceso y solicitar orden de aprehensión a la autoridad judicial. Las pruebas estadounidenses seguramente no fueron avaladas, mucho menos sirvieron por ser nulas de pleno derecho, por haber sido obtenidas en contra de los principios constitucionales de la legislación mexicana. Nunca hubo orden de juez competente para intervenir conversaciones telefónicas, de suyo fue una violación a los derechos humanos de Cienfuegos, lo que no existe en los EUA. Por lo cual son nulas.

A la llegada de Cienfuegos a México, no hubo orden de aprehensión, no había investigación en su contra, no había nada. Por eso no ingresó a prisión y se fue directo a casa, si acaso con la advertencia de: te estamos investigando, eh.

Mientras en México las cosas empeoran en todos los sentidos, López y su Fiscalía, sacan a la luz el tema de Cienfuegos y los medios de comunicación se vuelcan en información, desinformación y entrevistas ¡Todos entretenidos! Logra su propósito, desviar la atención de los 138 mil, 999 fallecidos por la pandemia a la que menospreciaron y no supieron cómo contener; la intención, que los mexicanos se olviden por unos momentos de la existencia de más de un millón, 590 mil infectados por Covid-19, así como de la saturación de enfermos en agonía en hospitales que siguen careciendo de los elementos hospitalarios suficientes y de calidad para salvar a los infectados. Entre la repartición de la ridícula cantidad de vacunas y el asunto Cienfuegos, los problemas se acrecientan.

Evitamos señalar muchos otros grandes problemas en los que ha sumido Amlo a los mexicanos, mientras dilapida el presupuesto público en caprichos, son temas de otro análisis.

Los medios de información llenaron sus espacios por la “información jurídica” que era evidente, al menos para los que saben algo de derecho penal; pero, López, más su ineficiente y nefasto equipo gustan de entretener a la ignorancia ¡La Fiscalía absuelve a Cienfuegos! ¿Cómo? La Fiscalía no absuelve, simplemente analiza y niega la solicitud de orden de aprehensión, no absuelve, simplemente no pide el ejercicio de la acción penal a la autoridad judicial por falta de pruebas. Así de simple. El asunto podría volver, no es investigación resuelta, mucho menos causa estado.

Este asunto lo comentamos desde la detención del General Salvador Cienfuegos. No era viable seguir el proceso penal en México, por la serie de violaciones a los derechos humanos que cometieron los norteamericanos en agravio del General, derechos que no suelen respetar los estadounidenses. Ellos no están subordinados a la CIDH, como sí lo está México y, según López, él respeta los derechos humanos de los delincuentes, razón evidente por la que no iba a proceder el juicio en contra del General. Debe respeto a los militares.

Además, López tiene un gran compromiso con las Fuerzas Armadas de México. Por lo tanto, su Fiscalía no podía ni debía seguir investigando a uno de sus principales elementos, al exsecretario de la Defensa Nacional. Pero, sin embargo, el asunto tenía que llegar a una definición legal, seguir o no seguir el proceso en contra de Cienfuegos. De tal suerte que Amlo, quiso aprovechar el momento de distracción de los norteamericanos, mientras que a los mexicanos los entretiene con información evidente. Todos se regresan y se vuelcan en el tema ya resuelto. Cuando llegó a México Cienfuegos, regresó libre, sin investigación ni proceso en su contra, tampoco orden de aprehensión sobre sus hombros. Simple.

La DEA, sin embargo, se “incomoda, se molesta” por la decisión de la Fiscalía de Amlo. Sí, por no ejercitar acción penal en contra de Salvador Cienfuegos ¿Cómo seguirle proceso sin pruebas? No hay pruebas delincuenciales en su contra. Y, supuestamente la DEA amenaza con volver a iniciar proceso penal en contra de Cienfuegos en territorio norteamericano. Bueno, allá ellos, podrán hacer lo que quieran. En territorio mexicano no hay nada en contra del General, por lo tanto, dice la Constitución, es inocente.

Conclusión. Todas las pruebas obtenidas en territorio estadounidense en contra del General son nulas en México, no sirven. Y la Fiscalía de López, no tienen nada en contra del General, o sea, en contra de las Fuerzas Armadas de México.

Y, por supuesto, no existe la menor intención de López, de molestar al Ejército, su aliado principal. Por lo tanto, no deja de ser otro teatro lopista, mientras los norteamericanos están hechos un nudo marino, para resolver los delitos cometidos por Donald Trump, a quien no quieren enjuiciar en la Cámara de Senadores, a pesar de ser un verdadero delincuente. Así están las cosas.


COMO VEO DOY. NO ESTAMOS EN GUERRA

17 Ene 21 | Carlos Ricalde | Clasificado en Uncategorized | Sin Comentarios »

Síntesis: Cerrar negocios para guardar a las personas en su casa y frenar el covid, suena lógico y correcto, pero no funciona.
__________________________________________

Muy apreciado Lector, dicen que la población mundial es como de 7,700 millones. La verdad nadie lo sabe y muy pocos harán cuentas de cuantos tacos se necesitan para darnos de comer a todos tres veces al día, pero alguna autoridad debe ponerse muy estricta con el uso del condón y, al que no lo porte en la cartera, se le debe multar igual que al que no trae licencia de manejar. Si no se frena la expansión humana, acabaremos siendo antropófagos mucho más de lo que ya somos. Hoy en día, cinco países en el mundo, que son los adelantados en la investigación y fabricación de la vacuna contra el Covid-19, agrupan cerca de un cuarto de la población mundial: China tiene el 18%, Estados Unidos el 4%, Rusia el 2%, Alemania el 1.1% y el Reino Unido el 0.8%, en total, este grupo reune un poco más de 2000 millones de habitantes, claro, China tiene 1,400 millones y los otros cuatro se reparten 600 millones. ¿Por qué le digo esto? Porque las cuentas no son claras, los cinco países mencionados, por obvia razón deberían vacunar primero a sus 2000 millones de compatriotas y después a los 5,700 millones regados por el mundo. Pero no, según noticias del día, también estarán vacunado al mismo tiempo en México y muchas partes del planeta. ¿Tanto ha avanzado la tecnología que se ha elaborado una vacuna en tiempo récord y que cinco países le hayan dado al blanco al mismo tiempo y además dispongan de una increíble capacidad de producción? Raro, porque el año pasado ni soñaban con un mercado así de gigantesco. ¡Qué me caiga un rayo por mal pensado, si esto no huele más a negocio y propaganda política, que a amor al prójimo! Bueno, olvidemos el rayo.

Por otra parte, percibo el tufito del negocio y de la propaganda política a través del miedo que se infunde mediante la ofensiva de declaraciones, en la que cada país trata de posicionar su vacuna como la mejor. Por ejemplo, el grupo occidental señala que las vacunas China y Rusa están aún en etapa experimental por lo que no son seguras ni confiables. Sin embargo, apegándose a la Ley de los Grandes Números, se observa que mientras en Estados Unidos las defunciones por causa del Covid-19 son lamentablemente las más altas del mundo, en China y Rusia la pandemia está casi controlada. Así las cosas, parece que los occidentales retrasarán la aceptación de las vacunas orientales por una cuestión política y de negocios, lo cual es natural ya que los laboratorios son privados y de algo tienen que vivir, mientras que los orientales tratarán de introducir su vacuna a bajo precio para ganar la voluntad de los pueblos y gobiernos que resulten beneficiados con ello. Hay tormenta y no se hincan.

Por último, quisiera comentar con usted, amable Lector, que circulan por diversos medios, mensajes que invitan a la población a que no debe quejarse por el mal año que se está pasando, porque equivale a estar en guerra y nadie, en tal condición, buscaría salir a la calle en vez de esconderse en casa, ni exigiría abrir su negocio porque cerrado pierde dinero, ni se preocuparía porque los niños se quedan sin escuela, en fin, que no es correcto comportarse como si nada pasara y la pandemia fuera algo sin mayor importancia. A este tipo de mensajes, hay que corresponder diciéndoles decididamente que la situación, en efecto, es muy grave, pero que ¡NO ESTAMOS EN GUERRA! Estamos en peligro, sí, y por eso los gobiernos de todo el mundo enfrentan la difícil disyuntiva de tomar una decisión trascendental: la de obligar a la gente a permanecer en su casa (así quizás en dos meses se acabaría el covid) o mantener abiertas las fuentes de trabajo. En ambos casos la decisión trae terribles consecuencias. La mayor parte de la gente no tiene recursos ni para comer, así que no se quedará en casa; abrir las fuentes de trabajo es como dar luz verde al covid y continuar con los contagios y los dolorosos fallecimientos. Esta segunda opción, con un programa estricto de sanitización y distancia y con la esperanza de una vacuna eficaz, parece ser la más viable, la que permita ganarse la vida y reducir al mínimo los decesos. Así que, ábranse los negocios y aceptemos la vacuna, la que sea, la que nos toque, sobre todo, si no se tiene la opción de elegir. ¡Y no deje de cuidarse!

Rendijas

A Gatell le falló el cálculo de muertes por un 430%. R. Riva Palacio dice que eso es un fracaso. Puede ser, pero, ¿qué se puede predecir ante la pobreza o la irresponsabilidad de muchos mexicanos?

Los Siervos de la Nación, comenta Manuel Díaz, aplicarán las vacunas y da la pista para plantear la siguiente pregunta: ¿serán más eficaces que la red de hospitales públicos y privados para aplicarla? Si van de casa en casa y evitan con ello las aglomeraciones, puede que sí.


UTOPÍA POLÍTICA

13 Ene 21 | Roberto Carbajal | Clasificado en Política | Sin Comentarios »

Por El Vigilante Urbano

INICIO LA MADRE DE TODAS ELECCIONES 2021 -A los suspirantes de cada partido, por fin les llego la hora de cristalizar el codiciado sueño de una candidatura, pero en este manipulador camino, a muchos se les frustro el sueño, y en donde si es patético, fue en MORENA, donde la famosa, y tristemente célebre “encuesta” rompió muchas aspiraciones. Ese manejo preferencial disfrazado de encuesta, está provocando un desgaste que, seguramente tendrá fatales efectos en las urnas el próximo 6 de junio.
Pero vayamos por partes con el partido de morenistas, en varios estados la inconformidad esta creciendo al ver que el dedazo fue descarado, donde a pesar de los malos antecedentes de algunos suspirantes, fueron ungidos. El caso de más escándalo, es nada menos que el senador con licencia Félix Salgado Macedonio, sobre quien pesa una demanda de violación, cuando él, fue director de la Jornada en su edición para el estado de Guerrero. Varias columnas políticas, han hecho la reseña de este escandaloso asunto, dando una serie de pormenores que hacen visualizar, la clase de ruin y cobarde personaje.
Este caso, pondrá en más aprietos a Morena en el renglón de sus candidatos, si le quitan la candidatura a Salgado Macedonio, en los estados, donde hay inconformes, también exigirán la misma medicina. Como es el caso de Michoacán, donde el bendecido por el dedo de palacio nacional, fue el alcalde de Morelia, Raúl Morón, quien le quita la oportunidad al perseverante Cristóbal Arias, quien amenaza con irse con otro partido. Raúl Morón, tiene un antecedente curioso, al ganar el municipio de Morelia en 2018, se negaba pagarle al operador electoral de su campaña, Morón, alegaba, que él había ganado por el efecto AMLO. Hoy, tendrá que luchar contra el defecto AMLO, y ahora sí, pagar al operador.
El estado de Querétaro, también es otro expediente más del rechazo a la encuesta, donde muchos apostaban por el senador Gilberto Herrera como el ganador de la candidatura, pero, se llevaron la sorpresa del resultado de la “encuesta”, saliendo como “ganadora” la magistrada en retiro, Celia Maya. Este nombramiento provoco una serie de descalificaciones de varios dirigentes de Morena, como el mismo Balderas Puga, y el que no midió sus palabras fue el exrepresentante ante el IEEQ, Norman F. Pearl, tachando a la Magistrada como una candidata perdedora. También hubo manifestaciones contra Celia Maya, en la misma ciudad de México en las oficinas centrales de Morena.
De momento, tal parece que las aguas queretanas vuelven en su cauce, pero recordemos que, cuando hay calma chicha, cuidado, algo se está tramando. Se habla de la operación cicatriz, pero en la práctica, quien sabe si esto, se pueda cicatrizar. Recordemos que, en política, esto es pura simulación, y las patadas seguirán bajo la mesa.
LA GUERRA SUCIA, ESTA LISTA PARA AFECTAR A LOS FAVORITOS. -Esta estrategia nunca falta, es el deporte favorito, y nadie escapa, no importa que, en algunos casos, sea un perverso invento, el punto es crear la duda sobre el señalado. Tampoco es casual que AMLO, diga desde el pulpito de palacio nacional, que se agilicen las denuncias de las ocurrencias de Emilio Lozoya, el famoso testigo colaborador, quien desde que llego de España, nadie sabe donde está. En las declaraciones de Lozoya, salpica a varios personajes, que van en las candidaturas de estas próximas elecciones.
¿EL PAN, CON MENOS PROBLEMAS EN SUS CANDIDATURAS? -Por el momento tal parece que así es, Querétaro, va con Mauricio Kuri, quien habrá que tener un buen equipo de campaña, al paso de los días veremos cuantos personajes para este equipo electoral es real, y que algunos mencionados, fueron una pésima broma. Esta elección será muy especial por la pandemia, donde la estrategia será importante, donde se necesitarán verdaderos expertos, y no oportunistas que, en manejo de campañas, son unos simples merolicos en un tianguis dominical.


Julio Scherer García y la disputa por la opinión pública

13 Ene 21 | Julio Figueroa | Clasificado en Cultura | 1 Comentario »

Palabreo en el sexto aniversario luctuoso de Julio Scherer García (1926-2015). Tras releer aquí y allá su prosa punzocortante, bien afilada, lista para cortar, sin florituras. No juega con las palabras. Bisturí de corte fino y preciso, roca de golpe seco. También sabe exponer sus faltas, sus caídas, sin atenuantes. No se esconde tras las palabras, es visible su humana humanidad. Su amor incondicional por los suyos y sus amigos. Sus querencias y sus dolencias.

Tampoco confunde el reportaje del periodista con las memorias del hombre. La mirada de pajarraco carnicero con el yo agradecido. El testigo de su tiempo y el testigo de su vida. La terca memoria (2007), Vivir (2012), Estos años (1995), Los presidentes (1986), Cárceles (1998), La Reina del Pacífico (2008).

Escultor de prosa golpe tras golpe, palabra tras palabra. Sabe guardar y acumular silencio y estallar en una palabra, una línea. Sin humedades. Fajador y estilista. Amoroso sin ataduras cuando tiene que ser.

Pero esta vez y aquí no se trata del periodista, el reportero y el memorioso, sino de la disputa de la opinión pública en tiempos del patriarca del sexenio y la Sagrada Familia de la 4T. La pelea de varios medios de nuestro tiempo, entre ellos Proceso.

El imperio de la opinión pública no reside en la casa del poder, sino en las calles y plazas públicas de la sociedad abierta.

El presidente en turno puede representar más o menos la voluntad popular, pero no la opinión pública de las mejores cabezas y conciencias de la ciudadanía: escritores, intelectuales y periodistas, entre otros, artistas, científicos, activistas sociales, líderes civiles, etc.

La narrativa real, verdadera y compleja de la res pública no es monopolio del púlpito del poder instalado en Palacio Nacional, por más que lo dispute y pretenda el patriarca del poder. No, las múltiples narrativas vitales y que en verdad cuentan, están fuera y frente al monopolio del verbo del poder actual.

Si bien en tiempos del Excélsior de Scherer García y en la primera década de Proceso los críticos punzantes del poder podían contarse con los dedos de una mano, hoy por fortuna no alcanzan los dedos de ambas manos para nombrarlos en los diferentes y variados medios de opinión nacionales y locales.

¿Cuál es la función central de la opinión pública? No por cierto agradar al poder ni alabarlo, sino cuestionarlo, revisarlo, vigilarlo, dudar de lo que dice y hace, exigir cuentas transparentes, levantar acta ciudadana.

Ejercer la mirada crítica en libertad a partir de la información y el conocimiento disponibles. Decir lo que no se dice desde el poder. Poner un poco de luz en las recámaras oscuras de los poderosos, como hizo Scherer García en sus libros.

Si el presidente Benito Juárez fue confrontado, cuestionado y criticado por las mejores plumas de su tiempo, ¿por qué no habría de serlo el presidente Andrés Manuel López Obrador?

Naturalmente en nombre de la libertad, la crítica democrática, la diferencia ciudadana, la justicia, la igualdad, los derechos humanos, la diversidad sexual, valores todos que frecuentemente chocan entre sí. ¿Cómo no habrían de chocar democráticamente frente al poder?

La narrativa real del estado que guarda el país no se hace en Palacio Nacional; vive y palpita en la plaza pública.

Finalmente pienso que López Obrador necesita enemigos identificados para pelear y sostenerse entre sus simpatizantes; es un buen luchador, pero no es un buen constructor ni un restaurador de la democracia.

Sobrado, le hacen falta dos tres contrapares. Si no los encuentra ahora, lo serán la historia y el tiempo. La crítica y la muerte tarde o temprano nos emparejan a todos y nos ponen en nuestro sitio. Las estampas bonitas se rompen, el río de palabras se seca, los dioses cambian, sólo quedan las experiencias vividas, la actitud y los hechos bien hechos.

La única salvación en el mundo es la vida de los otros aunque sean adversarios.


COMO VEO DOY. USA EN LLAMAS

10 Ene 21 | Carlos Ricalde | Clasificado en Internacional, Política | Sin Comentarios »

Síntesis: El asalto al Capitolio quizás solo sea una chamuscada, pero puede ser principio de un profundo cambio al sistema democrático.
___________________________________________

La tensión social en los Estados Unidos sigue aumentando. El país adalid de la democracia exhibe las debilidades del sistema. Nadie ha dicho, apreciado Lector, que la democracia sea una tertulia de amigos cuya imagen representativa sea un cuadro como el de la Ultima Cena. Es más bien una olla de grillos de la especie denominada congresistas o diputados o “representantes” del Pueblo, que se dicen y se maldicen, se descalifican y se pegan con todo buscando que prevalezcan sus intereses, no la razón, y a falta de ésta, llegan a un acuerdo “civilizado” mediante el mecanismo de mayoría, convirtiendo el resultado en Ley. Tan simple, tan complejo.

La democracia hasta ahora es una chulada para los que detentan el poder. Permite alianzas, acuerdos y alternancia en el mando. Se convoca al pueblo para que cada cierto tiempo decida quién quiere que le apriete el cuello, si los azules o los rojos. Da igual porque los gobernantes elegidos gobiernan para una minoría. Pasadas las elecciones se olvidan del electorado. Obviamente hay algunos atenuantes como los programas sociales que buscan compensar el desempleo y las carencias populares y, de paso, sembrar simpatías para asegurar votos en los siguientes comicios. Cuando estos programas de contención social resultan insuficientes, la desesperación ciudadana se desborda y la reprensión del Estado aparece. Y los heridos y los muertos también.

Son pocos los Presidentes de los Estados Unidos que han pasado la vergüenza o la muina de perder una reelección, pero prácticamente todas han sido consecuencia de una crisis económica. Trump no es la excepción. Termina su mandato con una tasa de desempleo total cercana al 7% y para menores de 25 años de casi un 11%. A mediados del año pasado, la actividad económica se contrajo un 31.7%, lo cual representa la mayor reducción del crecimiento económico de que se tenga registro en la mayor economía del mundo. La brecha entre ricos y pobres creció el año pasado en Estados Unidos a su nivel más alto en más de 50 años. Estas cifras avalan la no reelección de Trump, sin embargo parecen no corresponder a la sensación de gravedad que se tiene, si se compara con el Presidente Hoover y la crisis de 1929. Cito textual a continuación:

“Cuando Herbert Hoover llegó a la presidencia en 1928, no sabía lo que se le venía encima. Durante la campaña había dicho que EE. UU. estaba “más cerca del triunfo final sobre la pobreza que nunca antes en la historia de un país”. Fue como si esas declaraciones hubieran tentado al destino: no llevaba ni un año en la Casa Blanca cuando el crac del 29 destrozó la economía estadounidense y envió a millones a la pobreza. Hoover vio multiplicarse por ocho la tasa de paro y la renta de las familias descendió un 40%. (Carlos Hernández, La Vanguardia, 15/12/2020).

Sin embargo, si se mira al Presidente Trump como efecto de la crisis y no de su causa, se abren otras posibilidades de análisis sobre el futuro de la democracia. La ultima gran crisis de los Estados Unidos estalló en 2007-2008, como consecuencia de la “burbuja inmobiliaria”. De esa fecha al 2020, los bancos centrales de los países hegemónicos, EE.UU., Unión Europea, Reino Unido y Japón, emitieron por arte de magia, una masa monetaria equivalente a 40 billones de dólares (Antonio Martins, OpenDemocracy, 12/12/2020). Esta inmensa masa de recursos se usó para salvar de la quiebra a los bancos y corporaciones más grandes, comprando deuda perdida. Mas tarde, para cerrar la pinza del rescate, inyectaron emisiones masivas de dinero para los tenedores de bonos públicos, es decir, en su mayoría para el nivel más alto de la pirámide de ingresos. Como se sabe, a esta política de rescate financiero, siguió la implementación de programas de austeridad que agudizaron las carencias de los trabajadores. La nota alta la dio el Presidente Obama incorporando al seguro de salud a personas que no podían pagarlo, pequeña compensación a la que Trump batalló para eliminarlas sin haberlo logrado. Se repartió mucho dinero al que tenía y se retiró a programas como el Acuerdo de París o se ignoró la posibilidad de establecer una renta básica universal, tema que ya hemos comentado en anteriores entregas.

El Presidente Trump llegó por la crisis económica y social. No pudo con el paquete y por lo mismo se va. Deja un tumor crecido cuyas raíces descompuestas (desempleo, empresas quebradas, extrema concentración de la riqueza, fortalecimiento de la oligarquía financiera, deterioro de las relaciones exteriores, violencia racial y golpeo a los inmigrantes, entre otros conflictos) amenazan con colapsar al país más poderoso de ka tierra y establecer un nuevo orden mundial. ¿Podrá el Presidente Baiden liderar ese nuevo orden? Moneda al aire.

RENDIJAS

Cuando sienta que le abruma el desaliento, piense en Nancy Pelosi y siga trabajando. ¡Es un gran ejemplo de lucha y fortaleza!

Ahora resulta que FB y Tweet deciden a nivel mundial quien puede hablar y quién no de acuerdo a su unilateral criterio. Bloquearon a Trump.

AMLO se enfrentará al refrendo de su mandato y se ratifica o se va … a su rancho.

¡Trump tiene 75 millones de votos a favor! Pero ningún viento puede ayudar a quien no sabe adónde va. Eso dicen.


LA AFRENTA

05 Ene 21 | Augusto Isla | Clasificado en Nacional, Política | Sin Comentarios »

Con motivo de la designación de Delfina Gómez como Secretaria de Educación por parte del tabasqueño, Héctor de Mauleón volvió a publicar la reseña de un convivio de la afortunada maestra en aquellos días en que ésta contendía para la gubernatura del Edomex. A la pregunta de que si ella había ‘pedido’ un diezmo a sus empleados siendo la munícipe de Texcoco, reconoció que sí, pero matizó que solo habían sido cuatrocientos los extorsionados o aportadores voluntarios, como ella aseveró, aunque después se descubrió que fueron más de mil. Detrás de semejante corruptela estaba el impoluto Higinio Martínez, un cacique regional quien a fin de cuentas seguía los pasos del ahora mandamás cuando era jefe de gobierno del entonces Distrito Federal que hacía exactamente con sus empleados. Gran escuela la de la “honestidad valiente”. Puedo colegir entonces que la designación no ha sido un tributo a la excelencia de la profesora. Ojalá hubiese sido por eso, pues nada tengo contra los docentes de la educación básica. Pero en el caso de esta encumbrada profesora, todo evidencia que se trató de otro capricho del efímero todopoderoso, de una provocación ignominiosa. Como si los mexicanos desconociéramos quiénes han ocupado ese alto encargo: José Vasconcelos, Narciso Bassols, Jaime Torres Bodet, Agustín Yáñez… Pero como el de Macuspana aspira a ser diferente, nos da ese regalo como para probar ese patético “aquí mando yo”.
¿Qué hará esa pobre mujer para llevar las riendas de la educación nacional? El ridículo, pues ni conciencia tiene de la complejidad de la encomienda que ha aceptado sin pudor alguno, ignorante de su ignorancia, pero sí entonada como ‘nadien’ para servir a una administración errática. Será leal a carta cabal, o mejor dicho, servil, que es lo importante para el dictador en ciernes, ufano de su triunfo en el 2018, pero en el fondo de todo, frustrado por una pandemia atroz que no aflige al mandamás. ¡Una perla más en su collar de despropósitos! ¡Ya ni pena me dan los giros perversos de sus determinaciones! Es tan predecible.
Solo me duele la mortandad de mis paisanos que se expande incontroladamente, mientras el tiranuelo se pasea los fines de semana predicando el evangelio, comprando votos porque como mercader se pinta solo y ofreciendo lo que jamás podrá cumplir, pues los recursos se agotan a la par que la paciencia proverbial de los mexicanos. Solo espero que en el 2021, la mayoría de los sufragantes pongan el dedo en la llaga de las afrentas de este ‘soñador’ desventurado.


TRAS LA VERDAD CUIDADO, ESTAMOS EN PERIODO DE PRECAMPAÑAS AMLO CALIFICA DE “NACO” AL PODER DEL PUEBLO

05 Ene 21 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | Sin Comentarios »

¿Pueden los candidatos únicos hacer campaña? ¡No! Las leyes electorales lo prohíben. Cuando un partido político abre a precampañas las candidaturas, los aspirantes solo pueden hacer campaña con la militancia de su partido. Aunque siempre buscan la manera de burlar la norma, como aquellos mensajes en los medios de comunicación masiva, cuando advierten que “la propaganda va dirigida a los militantes de tal o cual partido”. Se burlan. Saben que la publicidad la ven (algunos la observan) y escuchan (otros solo la oyen) millones de personas.

Así son los políticos, proclives a transgredir la norma, caminan sobe el filo de la navaja. Recuerdo que, en el bello Estado de Querétaro, un aspirante mandó poner en espectaculares un mensaje navideño, en el que aparecía él y su familia. Una vez que fue candidato, lo multaron por adelantarse a los tiempos. La exposición mediática es la que se prohíbe, para evitar, según esto, que se viole la equidad en los tiempos de no exposición mediática. Que exista “piso parejo”, no generar ventajas o desventajas en pro o en contra de unos u otros.

Morena, por medio de sus “ladinas encuestas”, ha dado oportunidad a que los medios de comunicación difundan a los “elegidos” y estos gocen de la exposición mediática. Mario Delgado, invita a periodistas de distintos medios de comunicación, quienes, ni tardos ni perezosos, difunden, mediatizan las imágenes de los “únicos precandidatos”; incluso se dan en lujo de difundir los datos curriculares y otra información de los aspirantes. El ejercicio de la libertad de publicar no puede coartarse, así que los morenos aprovechan los vacíos, mientras que sus opositores andan en la búsqueda de sus candidatos: procesalmente, son tiempos de “precampañas”.

Ahora bien, el TEPJF ha dejado en claro que, los precandidatos únicos que sean designados de modo directo no deben hacer precampaña, ya que obtienen la candidatura automáticamente, en tanto, que permitir actos o propaganda en la fase de precampaña de candidatos electos en forma directa o de precandidatos únicos, sería inequitativo para los precandidatos de los demás partidos que sí deben someterse a un proceso democrático de selección interna y obtener el voto necesario para ser postulados como candidatos; el precandidato podría generar una difusión o proyección de su imagen previamente a la fase de campaña (Acción de inconstitucionalidad 85/2009) ¿Así o más claro? Mario Delgado convoca a conferencias de prensa para informar de sus candidatos, los que de inmediato son “expuestos en los medios de comunicación” ¿Habilidad? No. Eso se llama ser tramposos.

Como el anterior criterio del Tribunal electoral, existen más. Aquí otro para ilustrar a la oposición que, timorata guarda silencio, no sé si por ignorancia o están a la espera de interponer recursos legales; o bien, no quieren desgastarse dada la ambigüedad de los criterios de los magistrados del TEPJF, que suelen aplicar razonamientos tan laxos que cualquiera escapa a la acción de la justicia. Así las cosas, este criterio dice: “Los precandidatos únicos no pueden realizar actos de precampaña que trasciendan a la ciudadanía para posicionarlos políticamente (SUP-JRC-169/2011 y SUP-JRC-309/2011)”.

Ahora bien, no confundir con el derecho de la libertad de expresión, asociación o reunión de que gozan todos los mexicanos, de tal suerte que también los precandidatos pueden hacer libremente de esos derechos. Se trata pues, de Derechos Humanos inviolables. Pero, esos derechos están condicionados en una contienda electoral. Bien dice el TEPJF, que: “los “precandidatos únicos” pueden ejercer sus derechos de expresión, reunión y asociación, siempre que observen las prohibiciones, como abstenerse de realizar un llamado directo y explícito al voto, a favor de sí mismo o de su partido o coalición en elecciones constitucionales (SUP-RAP-3/2012, SUPJRC-309/2011, SUP-JDC-1007/2010, SUP-JRC-169/2011). Un criterio jurídico claro que no requiere de mayor explicación.

Veamos un criterio más del TEPJF, que dice: “Los “precandidatos únicos”, a diferencia de los demás precandidatos, no tienen derecho a que su imagen y nombre aparezcan en los spots de los partidos políticos en los tiempos de radio y televisión administrados por el IFE, porque ello podría generar una ventaja indebida (SUP-RAP-3/2012, SUP-JRC309/2011, SUP-JDC-1007/2010, SUP-JRC-169/2011)”. Todos los partidos políticos, hoy día, tienen especialistas en Derecho Electoral, bien saben de estos criterios; pero no todos los “precandidatos” están dispuesto a acatar lo establecido por la ley y los criterios del Tribunal electoral. Muchas candidaturas se han quedado en el camino por incumplir con las normas.

Son tiempos de precampañas dentro del perentorio proceso electoral. Falta mucho para el arranque de las campañas, que solo duran 60 días. Así que, a cuidarse y no engolosinarse por ser “candidatos únicos” de su o sus partidos políticos, o bien de Coaliciones Electorales. Las y los adelantados podrían perder la candidatura por violentar los tiempos y las normas.

Tranquilos todos. Y mientras se concatenan los actos procesales en materia electoral, López Obrador, entretiene al pueblo “naco” con sus ocurrencias de filosofía populachera “barata”. La mañana de este lunes, en conferencia mañanera, el Presidente de la República, encontró una de sus palabras coloquiales, por cierto de naturaleza ofensiva que denigra, ofende y discrimina; vamos, viola derecho humano. El susodicho buscó otro epíteto para sus seguidores, a los que llama “pueblo”; a ese “pueblo” lo calificó, lo estigmatizó de “naco”; el poder de los “nacos”.

Ahora resulta que el Presidente “naco”, cree que todos son como él; en el vulgo, “naco” es considerado como persona ignorante, grosera, inculta; para Andrés Manuel, esas personas son los dueños del poder, dado que los “nacos” son el pueblo, dijo López, y el poder dimana del pueblo. Así su silogismo. Sin embargo, habría que tener cuidado con sus definiciones, si su pretensión es agitar a su masa de “nacos”, a todos aquellos que se identifican con él, para lanzarlos a cometer actos de violencia durante la jornada electoral. Total, es el pueblo y el pueblo manda.

Su razonamiento es peligroso, incita a la violencia. Al “naco” se le considera agresivo, violento. ¡Cuidado señor Presidente! Así se la pasó entreteniendo a los “oidores” de las pusilánimes conferencias.

Conclusión, hoy días nos gobiernan los “nacos”, acorde con la apreciación del ignorante e inculto Presidente de la República. Urge que el “naco” pierda las elecciones del próximo 6 de julio. Hace tiempo el mismo López Obrador, calificó de “mascotas” al pueblo que “mantiene” con el dinero de los programas sociales ¿A dónde vamos a parar con este Presidente?


Como Veo Doy 2021, ¿Año Nuevo?

03 Ene 21 | Carlos Ricalde | Clasificado en Cultura | Sin Comentarios »

Sintesis: Un festejo de esperanza y hermandad se ha venido transformando en un ¡tremendo reventon!
___________________________________________

Querido y amable Lector, quizás convenga usted conmigo en que hay muchos tópicos en la vida que celebramos de manera rutinaria, unas veces anheladas, otras enseñadas. Digamos que muchas cosas las hacemos por costumbre y es bien sabido que la costumbre hace Ley y si no se cumple con ella, uno se vuelve rebelde o subversivo o inadaptado, por decir algo tenue y no usar las correspondientes palabras escabrosas. En mi caso toda la vida, que ya empata con la Cuenta Larga del calendario maya, he sabido y algunas veces celebrado, el advenimiento del ¡Año Nuevo en la Noche Vieja del año previo! Y, sabe que, nunca hasta esta ocasión me había preguntado qué se celebra, quienes lo celebran y porqué. ¿Lento? ¡Lentísimo!

Me di entonces a la tarea de investigar y, descontando el motivo más sencillo, pero quizás el más importante de comer uvas, bailar y brindar por la esperanza, al lado de la familia y de los amigos que más se quiere y que es un acto que une a millones de personas en todo el mundo, encontré que el 31 de diciembre es el último día del calendario gregoriano, que consta de 365 días más uno adicional en año bisiesto como ocurrió en 2020. Este calendario se llama así por el Papa Gregorio XIII quien promovió una reforma para introducirlo en ¡el año de 1582! y que rige hasta hoy en el mundo occidental, Esta acción emanada de la Iglesia Católica, sustituyó, ni más ni menos, al calendario juliano del Emperador Julio Cesar que data del año 46 a.C. Sacando sumas y restas, encontramos que el calendario juliano se aplicó durante 1628 años y el gregoriano, que es más exacto con el ajuste del año bisiesto, lleva apenas 438 años. Año de pandemia y con un día más. El colmo.

El caso es que el cambio de calendario para el ámbito occidental, se hizo racionalmente porque es más preciso que el juliano, pero desde el punto de vista astronómico no ocurre nada especial el 31 de diciembre como para establecer un parteaguas y decir que en ese día la Tierra completa un periplo en relación al Sol y que al día siguiente, el 1 de enero, se inicia otro. En la práctica cualquier día del año puede considerarse, convencionalmente, como el último y el siguiente el primero. ¿Cuando se convirtió en motivo de pachanga y se llenó de fetiches y de exóticos y ridículos rituales, a veces, como el calzón rojo para el amor y el amarillo para el dinero? ¿Desde cuándo un festejo que nace con un halo religioso se va convirtiendo en un acto pagano? No estoy juzgando acción o persona alguna, solo son preguntas porque observo que el Dios Baco es adorado en Nochebuena. Para mis preguntas delanto una posible respuesta: en mi pueblo, cuando niño, los pobres no sabíamos de tal festejo y cuando joven lo empezamos a escuchar, pero se trataba solamente de ir a Misa de Gallo y nada de comer 12 uvas, una por campanada, porque en un clima tropical no existían uvas, pero ni en foto. Bueno, tal vez exagero, porque algunas familias ricas se las ingeniaban para poner uvas en la mesa. Infiero, por lo tanto, que la borrachera, perdón, el festejo en grande cada vez por más capas de la población de un Año Nuevo, es tan reciente como los últimos 50 años y el 2021 no tendrá nada de nuevo, será copia del 2020. Ojalá me equivoque.

RENDIJAS

Unos dicen que en 2020 aprendimos a valorar lo que tenemos. Otros prefieren haber seguido sin aprender tal enseñanza y seguir abrazando al familiar que perdieron.

La vacuna que no es vacuna, es una especie de multiplicador de defensas contra el covid-19. Y eso es mejor que nada.

Como siguen los contagios, ya en las redes solo desean, cuando mucho, feliz quincena. Pero yo le deseo a usted, amable Lector, ¡Feliz Año!